NO ME JUDAS SATANAS TOUR. Entrevistas a César Martín

+11
Starsailor
bigsubi
dementpraecox
modes garcia
atabal
DumDumBoy
Sugerio
Sutter Cane
atila
Spirit 76
Adso
15 participantes

Ir abajo

NO ME JUDAS SATANAS TOUR. Entrevistas a César Martín Empty NO ME JUDAS SATANAS TOUR. Entrevistas a César Martín

Mensaje por Adso Miér 27 Ene 2021 - 15:48

Voy a ir recopilando las entrevistas que le han hecho a César Martín con motivo del libro de NO ME JUDAS.
Primero las de JOAN PLANES en la RAZON (7 partes):

NO ME JUDAS SATANAS TOUR. Entrevistas a César Martín Peewee10

Entrevista a César Martín, el director de la revista musical Popular 1 (I): “ Me gustaría juntar a Concha Velasco y Varg Vikernes”

Por Joan Planes

Popular 1 es la revista de música más veterana de Europa, y en todo el mundo le supera únicamente el Rolling Stone americano. Fundada en 1973, es una publicación única y que destila pasión y entretenimiento infinitos, al igual que la mayoría de artistas que aparecen en sus páginas.

La faceta que la diferencia de cualquier otra publicación musical y no musical es crear un mundo propio en el que, además de centenares de iconos rockeros de todas las épocas, conviven las estrellas del cine, del cómic, de la literatura y de la Cultura en general, además de una larga serie de personajes únicos en su especie. Difícil de explicar para los que aún no estén en este mundo, pero fascinante y adictivo para los que lo están.

Con sus dotes tan especiales de comunicador, César Martín lleva los mandos de la revista desde 1990. Él es el autor de No Me Judas Satanás, seguramente la sección más querida por los lectores, y que muestra a la perfección el mundo propio del que hablábamos. Ha compilado algunos de los artículos en un primer libro, y en 2021 saldrá un segundo volumen que promete ser apasionante.
La entrevista se realiza en el estudio de la revista, y empieza a ritmo de “Search And Destroy” y “Gimme Danger” del disco “Raw Power” de The Stooges.

- Los textos para la sección No me Judas Satanás tienen que ser temas que te vuelven loco.

- “El No Me Judas siempre ha sido el reflejo de mis obsesiones, y ahí entran desde el Hollywood clásico hasta Houdini, Lenny Bruce, desviaciones sexuales, Roy Orbison o Twisted Sister. A lo largo de los años, he podido escribir en la sección sobre porno, Heavy Metal, cine de Serie B, satanismo, comedia, modificaciones corporales, serial killers, Hip Hop, Soul, Funk, Rock 50′s... Es la excusa perfecta para desempolvar todos los discos de una de mis bandas favoritas y escucharlos de nuevo o para profundizar en asuntos bizarros que me interesan. Para mí, el Popu siempre ha sido como si de crío te regalan la juguetería más espectacular del mundo. He pasado todos estos años jugando. Esto no se asemeja, ni de lejos, a un trabajo. Conocer a tus héroes personales, viajar, asistir a conciertos que te cambian la vida, responder cartas de lectores durante décadas o escribir el No Me Judas no es un trabajo, es un absoluto privilegio, y estoy agradecido por ello. Décadas después, supuestamente ya debería estar quemado, pero esto sigue siendo espectacularmente excitante. ¡Nuestra portada del Popu de diciembre de 2020 ha sido Ace Frehley y la de enero de 2021 es N.W.A.! No podría sentirme más feliz con la revista. Y encima toda esta locura del libro ha sido un subidón tremendo. Desde que lo anuncié en septiembre, esto ha sido un viaje muy intenso. Nos hemos quedado sin ejemplares varias veces ya, hemos irritado a los lectores que han tardado en recibirlo, pero luego se han sentido felices cuando les ha llegado y me lo han comunicado. A otros aún no les ha llegado aún, pero lo recibirán muy pronto, porque ya casi nos hemos puesto al día. Se sigue vendiendo a diario. La gente compra de golpe 5 o 6 ejemplares... Y el asunto de los pedidos internacionales es directamente surrealista, el libro ya está en Mexico, en la Patagonia, en Chile, en USA... y los lectores me envían fotos del libro en escenarios muy lejanos. Estoy disfrutando mucho el proceso. Todo esto ha sido tan sorprendente para mí como para los fans de la sección, porque no estaba previsto que yo publicase ningún libro en 2020. Ha sucedido a causa de los meses de confinamiento y de la maldita pandemia. En lugar de agobiarme por el Horror que nos ha tocado vivir este año, preferí ser productivo. Lo he hecho justo como siempre quise hacerlo: sin intermediarios. Esto es una guerrilla de un solo hombre. No hay editorial, no hay presiones de nadie. El que quiera esta mierda, me tiene que escribir a una dirección de e-mail (popular1book@gmail.com) y yo se la proporciono. Es todo muy inusual, algunos lectores me escriben bastante descolocados, no es el cauce normal para comprar algo, pero evidentemente el No Me Judas no es un libro normal, así que todo tiene sentido. Sería absurdo pensar que algo como esto estaría disponible en librerías o se podría leer en un kindle. Esto es un libro subterráneo, igual que la propia sección. Está dirigido a los lectores de la revista. Mucha gente que no lee el Popu, se ha enterado de la existencia del libro por las entrevistas que he dado últimamente y me lo han comprado, lo cual me parece genial, pero yo lo he publicado para los lectores del Popu. Como ya sabes, el precio es muy barato, sólo 20 euros por 400 páginas tremendamente intensas. Y a pesar de ello, hay lectores que no pueden pagar esos 20 euros por la situación de mierda que estamos viviendo ahora, así que les reservo el libro y pueden pedirlo más adelante. Como ya he contado en otras entrevistas, yo creo que la cultura no debería ser elitista, tendría que estar al alcance de cualquiera. ¡Al diablo con la cajas de CD’s de 70 euros y los pases Golden Circle en conciertos! Todo eso es ofensivo”.

- ¿A que hora prefieres escribir? y cuando escribes, haces más cosas?

“Mi franja horaria favorita para escribir es la noche, claro. Un poco de bourbon, una buena banda sonora a base de Billie Holiday, John Coltrane, Thelonious Monk, Dizzy Gillespie, Miles Davis, Charlie Parker... y toda una noche por delante. Eso es el cielo en la Tierra para mí. Sin tener que ver a nadie, escribiendo hasta poco antes de que salga el sol. Puede parecer un cliché, pero es cuando yo disfruto más escribiendo. En mis años más locos, terminaba un No Me Judas a las 8.00h. de la mañana, lo maquetábamos a las 9.00h. y me arrepentía a las 16.00h., cuando ya habíamos entregado a imprenta, no había vuelta atrás, y había soltado alguna cutrada típica mía que luego sería un problema. Lo de arrepentirme es algo relativo, claro... en realidad no me arrepiento de nada, pero muchas veces te sientes estúpido durante un par de minutos por algo que has escrito, y simplemente pasas página y sigues con tu vida. Lo mismo ha sucedido muchas veces con el Correo o el Apéndice. No son textos meditados con calma, son explosiones de adrenalina, que en ocasiones terminan siendo un problema. Pero está bien así. No desearía hacerlo de ninguna otra manera.

- Entonces no te gusta planificar nada.

- No me gusta planificar nada. La nueva portada de N.W.A., sin ir más lejos, surgió en una charla con Alberto Díaz cuando ya teníamos medio número hecho. No había nada que me convenciese como portada, la idea del Hip Hop estaba ahí desde hacía tiempo, y dijimos: “¡Hagámoslo!”. El día de la entrega de este número, yo todavía estaba escribiendo reseñas de Eazy-E, MC Ren, 3rd Bass, MC Lyte, Tone Loc... y haciendo temblar las paredes de mi casa con sus discos. ¡Y me encanta cómo ha quedado!, si lo hubiésemos meditado más, no habría salido tan bien. Ese reportaje ha sido pura pasión. Alberto, David Guerra y yo hemos pasado un par de semanas poseídos, escuchando de nuevo todos esos discos enormes de Public Enemy, Beastie Boys, Run-DMC, Ice Cube... Ha sido muy excitante, por lo inesperado y por lo fantástico que es poder explayarte a gusto escribiendo sobre tus héroes. Hacía mucho que no escuchaba a Grandmaster Flash & The Furious Five, y durante esas semanas me he sentido como si regresase al New York de los 80′s. Ni recuerdo la cantidad de veces que he escuchado sus temas “The Message” y “New York, New York” en estas últimas semanas. ¡Empezaba cada día con esas dos canciones! Sé que el reportaje de portada de este número no gustará a los lectores más clásicos, pero no importa, ahí tienen a muchos otros grupos que quizá sean más afines a sus gustos... o no. Están Soul Asylum, The Dead Daisies, Accept, Dave Ellefson, The Baboon Show, Andy Garcia hablando del reestreno de “El Padrino III”, Dream Theater, las votaciones del año... El reportaje del Hip Hop es algo que teníamos pendiente y por fin es una realidad. Yo empecé a escuchar Hip Hop en los 80′s, así que es un género que ha estado presente en mi vida durante muchos años. Cada vez que viajaba a New York o Los Angeles en aquellos años, mis compras de vinilos se repartían a partes iguales entre Rap y Hard Rock. Regresaba a España cargado de vinilos de Eazy-E, Boogie Down Productions, Eric B. & Rakim, L.L. Cool J... y también de Jetboy, L.A. Guns, Faster Pussycat, Rock City Angels, Mötley Crüe, etc”.

- ¿ Qué NMJ tienen más éxito?

- Los No Me Judas más populares probablemente son los de Errol Flynn, Houdini, Howard Hughes, Guns N’Roses, De Niro/Scorsese, Allman Brothers, Frank Sinatra... Un NMJ del que siempre me habla la gente es el de desviaciones sexuales: el tío pereciendo contra el Volksvagen con la polla dura, el otro intimando con delfines... Es uno de los grandes favoritos, sin duda. Hubo quien descubrió el Rock sureño con el NMJ de Allman Brothers, otros empezaron a escuchar Country gracias al NMJ de Hank Williams, muchos se interesaron por Errol Flynn a raíz de los dos NMJ que le dediqué... Hasta ese momento, probablemente pensaron que un astro cinematográfico que interesaba a sus abuelas, no tenía nada que ver con ellos... hasta que conocieron sus aventuras fuera de los platós cinematográficos. Lo mismo sucedió con Sinatra: muchos le veían como un cantante melódico de otra era, y de pronto se sintieron fascinados por sus conexiones con la Mafia, y a la larga terminaron explorando su espectacular discografía. El mundo de la música es muy sectario, y a veces es difícil que alguien que solo escucha Rock clásico o Heavy Metal, termine interesándose por Sinatra. Pero la música está por encima de las etiquetas, y es fantástico poder combinar Heavy Metal, crooners, Soul y tantos otros géneros más. Esa es una de las cosas que caracterizan a nuestra revista: en un mismo número podemos hablar de Sinatra, Burzum, Thin Lizzy y Eazy-E. Un tipo de una compañía de discos me dijo una vez que nunca pondría publicidad en nuestra revista, porque no comprendía nuestra línea. No entendía esa mezcla de personajes y estilos. Me lo tomé como un elogio”.

- ¿Cuales son tus favoritos?

“Los dos de Errol Flynn, los dos de Lenny Bruce, los de Joan Crawford y Bette Davis, los de Houdini, Frances Farmer, Bogart, Brando, Bruce Lee... son algunos de mis favoritos. También fue fascinante escribir sobre Howard Hughes, y quizá repita en el futuro, porque en aquel NMJ sólo pude arañar la superficie. La historia de Howard daría para cubrir varios Popus. Muchos lectores descubrieron su existencia con ese NMJ y están fascinados con él desde entonces. Recuerdo que hace veinte años, cuando conocí a Billy Gibbons de ZZ Top, fue interesante comprobar su pasión por todo lo relacionado con Howard Hughes. Le pregunté por él, porque sabía que le interesaba, y sonrió sorprendido y dijo: “¡Mi héroe!”. Y así me siento yo, he estado indagando en la extraña vida de Hughes durante décadas. Incluso tuve oportunidad de colarme hace veintipico años en sus míticos cuarteles generales, en Los Angeles. No ha habido otro personaje como Howard en la Historia. Es totalmente único. Y evidentemente es carne de No Me Judas. Admiro tanto a Howard Hughes, que fue muy decepcionante ver a DiCaprio en el film de Scorsese “El aviador”. No digo que sea una película terrible, pero no creo que DiCaprio fuese el actor adecuado para semejante papel. Es curiosa la carrera de DiCaprio. Me gustaron mucho sus primeros films, odié sus blockbusters de unos años, como el del barco ese, y posteriormente me he reconciliado con su cine. Ahora está rodando muy buenos films”.

- ¿Te gustaría escribir algún tema español?

- Mis gustos cinematográficos, musicales y literarios tiran siempre hacia USA e Inglaterra, pero ¡claro que hay personajes interesantes en España que encajarían en el No Me Judas! La opción más lógica sería Paul Naschy, pero también encajarían Fernando Fernán Gómez, Jose Luis López Vázquez y muchos otros. “La cabina” es uno de los films que más me perturbó de niño. Ves eso cuando tienes seis años y ya no eres el mismo. No tengo ningún prejuicio contra España. Hay muchos personajes españoles que me gustaría entrevistar para el Popu. Hace un par de años intenté entrevistar... ¡a Concha Velasco! Fue el verano que Guns N’Roses tocaron en el Download de Madrid. Yo estaba allí para ver a los Guns y para hacer Anti-Karaoke. Cerramos la primera noche del festival haciendo Anti-Karaoke para miles de personas en uno de esos escenarios gigantescos, lo cual fue bastante surrealista, y mi idea era conocer a Concha al día siguiente y entrevistarla. Mike Kennedy me dio su número de teléfono y contacté con ella, pero no fue posible. Esto le parecerá chocante a muchos lectores, pero la vida de una mujer como Concha Velasco da para una entrevista increíble. Vivió a fondo el cine español en tiempos de Franco y tuvo infinidad de experiencias muy intensas. Da igual que quien leyese esa entrevista no tenga interés en su cine o sus canciones, a mí lo que me atrae es la persona y sus experiencias. Mi madre hizo cine de muy joven y me ha contado muchas historias de terror de esos rodajes. ¡Bertha llegó a rodar con Álvaro de la Luna! ¡El mítico Algarrobo! Eran tiempos muy chungos, espectacularmente machistas, y Bertha por ejemplo tenía que encerrarse en la habitación de su hotel al terminar cada jornada de rodaje. Ni siquiera podía ir a cenar con el equipo, porque no se sentía segura. Alvaro de la Luna fue un caballero con ella, pero el resto del equipo no era fiable. De ese tipo de cosas me gustaría charlar con Concha. Y tal vez no suceda nunca, pero era una buena idea.

- ¿De que directores de cine harías uno?. Hasta ahora solo ha aparecido Martin Scorsese?

- El director más interesante para un No Me Judas evidentemente sería Kubrick. Un personaje absolutamente único y un genio sin igual. Pero podría citarte a muchos otros: Billy Wilder, Hitchcock, John Huston, John Ford... La lista es larguísima. En cada caso, la filmografía de cada uno es igual de interesante que su propia vida”.

- El cine te gusta tanto como la música. ¿Cuales son tus directores favoritos?

“Mi directores favoritos son los que he citado, y muchos otros: Scorsese, Coppola, David Lean, Sergio Leone, David Lynch... De niño, estaba obsesionado con Hitchcock. Me marcaron mucho films como “La ventana indiscreta”, “La soga”, “Con la muerte en los talones”, “Vértigo”, “Los pájaros”, “Psicosis”... Pero de pronto vi “Taxi Driver” y mi vida dio un vuelco. Descubrí a Scorsese, y pasó a ser mi favorito. Yo era un niño cuando se estrenó, pero recuerdo la noche que mis padres llegaron a casa, tras verla, y Bertha me describió algunas de sus secuencias. Tardaría bastante tiempo en verla por fin, pero cuando finalmente sucedió, yo ya la había visionado dentro de mi cabeza. Había imaginado algunas de esas secuencias mil veces, con la información que me dio mi madre. Aunque evidentemente, lo que me esperaba era aún mucho más chocante. Cuando Travis Bickle entra en tu vida, lo trastoca todo para siempre. Es un film que aún me impresiona mucho a día de hoy. No puedo ver una secuencia aislada, siempre he de disfrutar la película completa de principio a fin”.

- Otros temas que veo son el hip-hop y el black metal, con sus historias tan oscuras.

- Deberíamos haber hablado mucho más de Black Metal en el pasado, porque encaja totalmente en el Popu, pero yo no estaba metido en ese rollo en los 90′s, y había pocos redactores interesados en ello. Algunos sí que escuchaban Black Metal, pero nunca propusieron un artículo en profundidad. Y por suerte, años después sí que terminamos escribiendo sobre todo ello, e incluso le dedicamos la portada al amigo Gaahl. Durante dos minutos, estuve a un paso de entrevistar a Varg Vikernes, por cierto. Esperé a la semana que salió de prisión para contactar con su manager, le propuse una entrevista para portada y me dijo que se lo comentaría a Varg. Pero al cabo de pocos días tuvo un nuevo follón con la prensa y decidió no dar ninguna entrevista más. Una lástima. Estaría bien juntar algún día a Varg Vikernes y Concha Velasco. (Risas) A mí me parece tan interesante el Black Metal como el Hip Hop. Son géneros que horrorizan a algunos seguidores del Rock clásico, pero ambos han sido muy importantes. Y en los dos casos, es igual de interesante la música como el trasfondo humano y social.

- Es evidente que ha habido una evolución en la sección. A finales de los 80 todo era hard rock y con una extensión de una página. El No Me Judas se ha ido ampliando en contenido y longitud, hasta 8 páginas. ¿Es el reflejo de cada momento?.

- Cuando empecé a escribir, yo era un teenager metalhead descerebrado y simplemente me apetecía compartir mi pasión por el Rock. Inicialmente, el No Me Judas era una sección con una extensión mucho más breve, sólo 1 página de texto. Fue a principios de los 90′s cuando decidí que fuese temática, y se convirtió en algo mucho más estimulante para mí. Cada mes podía escribir a fondo sobre una banda, una estrella de cine o cualquier asunto bizarro. Cada etapa del NMJ, evidentemente refleja mis obsesiones del momento.

- Llegaron los años 90, y más tarde las entrevistas a estrellas de Hollywood.

- En los 90′s tuve oportunidad de viajar mucho. En la primera mitad de la década, como ya sabes, la escena rockera nos dio muchas alegrías y fue increíble ver a todas aquellas bandas en su mejor momento... Soundgarden, Blind Melon, White Zombie, Pantera, Jane’s Addiction, Guns N’Roses, Black Crowes, Faith No More, Monster Magnet, L7, Redd Kross, Afghan Whigs, Pearl Jam, Tool, Rage Against The Machine, Babes in Toyland... Luego vino una etapa diferente para mí, en la que me importó más vivir aventuras que asistir a conciertos, y un punto de inflexión fue el viaje en el que cruzamos USA de una costa a otra en furgoneta, y al que dedicamos un número especial del Popu. Aquello, evidentemente, fue más impactante que cualquier concierto, y de pronto quería más. Fue una de esas experiencias que te cambian la vida, pero también hubo mucho drama, no fue todo de color de rosa, aunque siempre recordaré con cariño ese viaje y los amigos con los que pude compartirlo. El planteamiento fue perfecto: vivir aventuras a lo largo de 40 días y cruzar toda América, pero al regresar a España me di cuenta de que no habíamos tenido oportunidad de conocer a nadie realmente. Estuvimos todo el tiempo en constante movimiento, como es lógico, y visitamos lugares increíbles, pero tuvimos más relación con los muertos que con los vivos, porque a menudo visitamos las tumbas de nuestros héroes caídos. Les presentamos nuestros respetos en sus respectivas tumbas a Shannon Hoon, Elvis Presley, Buddy Holly, Errol Flynn y tantos otros. Sin embargo, decidí que en el futuro debería esforzarme por relacionarme más con los vivos que con los muertos. Es, como dicen los ingleses, un “mindfuck” pensar que conocí a Shannon Hoon cuando Blind Melon telonearon a G N’R y pocos años después terminé escuchando “Soup” en su tumba... Muy extraño todo. Y por desgracia, jamás llegué a tener una verdadera conversación con él. Menuda estupidez haber coincidido con Shannon en el backstage de un macro-concierto, y no haberme esforzado por conocerle, más allá de un breve intercambio de palabras. Nos cruzamos, le saludé y le pedí que posase para nosotros con el libro de Aleister Crowley que llevaba en sus manos, pero mi prioridad ese día eran los conciertos... grave error. Y volvió a suceder lo mismo en la siguiente gira, cuando vi a Blind Melon presentando “Soup” en Reading Festival, coincidí con Shannon en la zona de backstage, y ni siquiera intenté entrevistarle. En fin, mi lista de oportunidades perdidas daría para llenar varios libros. Era igual de importante, o más incluso, conocer a Shannon en profundidad que verle en concierto. De todo esto me di cuenta al cabo de un tiempo, y lo corregí en futuros viajes. Tras otro viaje bastante épico de veinte días a California, con Francisco Aliaga y Sergio Martos, en el que tuvimos oportunidad de ver en directo a muchos de nuestros héroes, desde Tom Petty & The Heartbreakers y Black Crowes con Jimmy Page, hasta The Cramps, Danzig, Harry Connick Jr. o Brian Wilson, cambié el chip por completo, y me dediqué en los siguientes años únicamente a conocer gente especial. Hice un viaje absolutamente increíble con Oriol Sibila a Los Angeles en el año 2000, y en el plazo de unos diez días conocimos a Mamie Van Doren, Raven De La Croix, Kitten Natividad, Texas Terri, David Roach de Junkyard, Taime Downe de Faster Pussycat,que fue lo menos memorable, y también conocimos a Danny Nordahl, un poco más presentable, Forrest Ackerman, visitamos a Donita Sparks en su casa... Fue todo muy cinematográfico. Ahí fue cuando me di cuenta de que eso era lo que yo estaba buscando desde hacía tiempo, y en los siguientes años hice muchos viajes yo solo, siempre a Los Angeles, y conseguí hacerme con un grupo de amigos en aquellas tierras. Dormía en casa de la gente a la que entrevistaba cuando me quedaba sin dinero, o en el suelo de las casas de algunos de mis nuevos amigos. Y fue en esos años cuando pude conocer en persona y entrevistar a The Cramps, Elvira, Mary Woronov, June Wilkinson, Mink Stole, Liz Renay, Jeanne Carmen, Pamela Des Barres, Eddie Nichols, Sally Kirkland, Share y Bam de Dogs D’Amour, Slymenstra Hymen, Corey Parks, Marilyn Chambers... Viví muchas aventuras con todos ellos. Hubo drama, diversión, locura, peleas, inicios de amistades que llegan hasta el día de hoy, etc. Cuando sea posible, me gustaría plasmar todo ello en otro libro, porque evidentemente hay muchas anécdotas que jamás llegué a contar en el Popu. No lo contaré absolutamente todo, porque hay que respetar la intimidad de tus amigos y de personas a las que admiras, pero hay muchas historias que se pueden contar y que son muy novelescas.

Hasta aquí la primera de una larga serie de partes de la entrevista.

https://www.larazon.es/cataluna/20201227/t7jvazbbhvfbjlbjyhgq7xxjtu.html


Última edición por Adso el Miér 27 Ene 2021 - 16:57, editado 1 vez
Adso
Adso

Mensajes : 31745
Fecha de inscripción : 03/12/2013

Volver arriba Ir abajo

NO ME JUDAS SATANAS TOUR. Entrevistas a César Martín Empty Re: NO ME JUDAS SATANAS TOUR. Entrevistas a César Martín

Mensaje por Spirit 76 Miér 27 Ene 2021 - 15:50

Bien hecho, Adso, he disfrutado mucho las de Joan, eran muy Apéndice 90's.
Spirit 76
Spirit 76

Mensajes : 3315
Fecha de inscripción : 26/06/2008

Volver arriba Ir abajo

NO ME JUDAS SATANAS TOUR. Entrevistas a César Martín Empty Re: NO ME JUDAS SATANAS TOUR. Entrevistas a César Martín

Mensaje por Adso Miér 27 Ene 2021 - 15:54

NO ME JUDAS SATANAS TOUR. Entrevistas a César Martín RZWED6R4B5HCHCWQFPKDCLO7PI

Entrevista a César Martín, el director de la revista musical Popular 1 (II): “Prefiero a Miley Cyrus que a los grupos indies españoles”

Por Joan Planes

- ¿ De las pendientes, cuáles serían tus entrevistas preferidas?

- Sería grande poder entrevistar en profundidad a Tom Cruise. En este caso me atrae más el personaje que su trabajo. Ha rodado algunas buenas películas... “Magnolia”, “Eyes Wide Shut”... Pero el personaje real supera de largo a cualquiera de los personajes que ha encarnado en la pantalla. Cuando tengo un mal día, busco en YouTube videos de Cruise abroncando a gente o perdiendo los papeles en público, y mi estado de ánimo cambia inmediatamente. La gente parece que se ha escandalizado con ese audio que se ha filtrado hace poco en el que se le escucha pegándole la bronca a todo el equipo de su nueva película, pero a mí no me ha sorprendido en absoluto, y ni siquiera me parece criticable: si un desgraciado pone en riesgo una producción multimillonaria por no llevar mascarilla en medio de una pandemia, es lógico que Cruise se vuelva loco. Pero lo que sería grande explorar aquí va mucho más allá de esas broncas en público. A mí siempre me ha intrigado mucho su rol en Cienciología. Sólo hay que escuchar lo que cuenta sobre él la actriz Leah Remini, que creció en el seno de esa secta, y un buen día no sólo decidió huir, sino que ha dedicado años de su vida a luchar contra ellos, hasta el punto de presentar un programa en el que entrevistaba a víctimas que habían logrado escapar. Todo lo que cuenta Leah sobre Cruise es muy inquietante. Y evidentemente no estoy acusando a nadie de nada, porque lo último que busco en este punto de mi vida son problemas con Cienciología, pero digamos que son... un poco herméticos, por decirlo de una manera educada, y Tom desde luego podría aclararnos muchas dudas. Supuestamente, él es la mano derecha del actual líder de la “iglesia”, David Miscavige. El poder de Tom Cruise en Cienciología, supuestamente, es tremendo, y tal vez nos podría aclarar qué ha sido de Shelly Miscavige, esposa del capo David Miscavige, que desapareció hace 13 años y nadie ha vuelto a saber de ella desde entonces. Inicialmente hubo quien creyó que fue asesinada, pero lo que mucha gente piensa hoy en día, es que Shelly se encuentra secuestrada. ¿Por quién?, bueno... no es muy difícil atar cabos, ¿no te parece? Nadie ha vuelto a ver a Shelly Miscavige con vida desde 2007... y sin embargo los de Cienciología dicen que se encuentra perfectamente. ¡Un poco sospechoso todo!”

- ¿Y Samantha Fox?. Creo que tuviste dificultades para la entrevista. Dijiste que comprarías su debut por 2 euros y que la escucharías antes que a Peter Hammill.

- Me habría gustado entrevistar a Samantha Fox hace años. Me atraen personajes como ella, y si mañana encontrase su disco “Touch Me” en vinilo por 2 euros, no lo dudes, ¡lo compraría! Pero la pillé en una etapa en la que se sentía inaccesible y no hubo manera de concertar la dichosa entrevista. Fueron varios meses de conversaciones con su novia/manager y al final no sucedió. Fue mucho más fácil entrevistar a Leif Garrett, otro gran personaje, que encima pude ver en directo en su época de mayor éxito. Editábamos una revista llamada Fans a principios de los 80′s, y organizamos un festival con Leif Garrett, Pedro Marín y Mabel, la banda de Mike Tramp, posteriormente frontman de White Lion. Por aquel entonces, Leif era el Rey del skate, y su música no me importaba una mierda, pero recuerdo que volvía locas a las chicas. Como ha sucedido con muchas estrellas pop para teens, la trayectoria posterior de Garrett ha sido realmente curiosa y fue divertido charlar con él. Le dije que le había visto en directo en 1980, y ni yo pude sentirme especialmente orgulloso al recordar eso, ni a Leif le hizo mucha gracia que lo mencionase. Fue como compartir un secreto sucio que a ninguno de los dos nos enorgullecía. En la etapa en que hablamos, Garrett había atravesado momentos muy excesivos y tenía una voz totalmente cazallosa, pero pese a todo, ¡me cantó “I Was Made For Dancing”! Muy grande. La verdad es que es un personaje muy rock’n’roll; en los 70′s se codeaba con Led Zeppelin, y en los 80′s/90′s se relacionó con muchos músicos hard rockeros de L.A. Pude preguntarle por su rivalidad con Shaun Cassidy, y constaté que el mal rollo sigue ahí. ¡Me dijo que Shaun quería robarle la gloria! Quien esté interesado en el descenso a los infiernos de Leif Garrett, debería ver el programa “Behind the Music” que le dedicaron, con momentos muy, muy chungos.

- ¿Las mejores entrevistas que has hecho en persona y porqué?.

- Buff... ¿por dónde empezamos? La lista es larguísima. Una de mis favoritas siempre será la de The Cramps en su casa, claro. No voy a contar de nuevo toda la historia, porque ya he hablado de ello muchas veces, pero fue una experiencia inolvidable. Una gran experiencia fue entrevistar a Carlos Santana en su casa de San Francisco cuando era un crío, en 1988. Mi padre y yo pasamos una mañana con él y fue una de esas vivencias importantes en mi adolescencia. Poder hablar en profundidad con Perry Farrell en París, en 1990, durante la gira de presentación de “Ritual de lo Habitual” de Jane’s Addiction, una de mis bandas favoritas de la historia, también me marcó mucho. Entrevistar a Ginger Lynn a lo largo de tres días en Barcelona y acompañarla a comprar bragas, fue algo bastante épico también. Entrevistar a Sally Kirkland y posteriormente dormir con ella en su cama en otro viaje a Los Angeles fue increíble. No me refiero a sexo, únicamente dormimos juntos tras una comida, pese a que no me conocía de nada. Era el día de mi cumpleaños, Sally rezó por mí y tras mostrarme viejas fotos suyas con De Niro, Bob Dylan y demás que tenía colgadas en sus paredes, propuso que durmiésemos juntos un rato, ¡y eso hicimos! Mis entrevistas con Liz Renay (actriz, escritora, bailarina de burlesque, pintora, ex novia del gangster Mickey Cohen) en su casa de Las Vegas siempre fueron grandes experiencias, en cada charla hablábamos de sexo, armas, cine, mafia... Me mostró trucos para ganar al blackjack en los casinos, me enseñó a disparar con una pequeña pistola que guardaba siempre bajo su almohada... Liz era alguien más grande que la vida y la echo mucho de menos. Conocer en profundidad a Raven De La Croix, una de las musas de Russ Meyer, e iniciar una amistad que ya dura 20 años, fue algo muy emotivo también... Te podría hablar del día que entrevisté en su casa a Mamie Van Doren, sex symbol icónica de los 50′s y contó incluso cómo fue violada por el malnacido de Jack Webb, protagonista de la serie “Dragnet”, las entrevistas con Sean Yseult de White Zombie con la que ya mantengo una amistad desde hace 20 años, el día que conocí a Eddie Nichols de Royal Crown Revue y me mostró sus lugares favoritos de Los Angeles: el más importante para él, un rincón bajo un puente, frente a un río, donde solía emborracharse hasta perder el sentido... O el día que conocí a David Roach de Junkyard en Los Angeles y me habló de la noche en que los Crips le destrozaron la cara al salir de un bar de Hollywood Boulevard... Las conversaciones con la mítica fotógrafa y pin-up Bunny Yeager, una persona maravillosa, a quien muchos conocen por sus fotos de Bettie Page, pero que era mucho más que “la fotógrafa de Bettie Page”, era una persona extraordinaria... Qué sé yo, podría seguir y seguir... He vivido muchas experiencias muy intensas gracias a las entrevistas. Es maravilloso cuando un encuentro con un artista no es un triste acto promocional, sino una experiencia humana. Raven, Liz o Sean me han aportado muchísimo a nivel personal, por ejemplo. Mis entrevistas con mi amigo Jose Antonio Manzano las llevaré siempre en mi corazón. Los dos disfrutábamos mucho charlando para el Popu... Podría seguir dándote nombres, pero mejor lo dejamos ahí. Son muchas vivencias... Lo que te puedo decir, es que siempre he disfrutado más los encuentros con personajes underground que con grandes estrellas. Está muy bien conocer a Slash o a Robert Plant, pero no te aporta mucho a nivel humano. Eres solo otro periodista más al que desearían no tener que atender. Yo prefiero beber cerveza por las colinas de Hollywood con Slymenstra Hymen o pelearme con Mary Woronov en su casa y terminar abrazados, borrachos, con lágrimas en los ojos en un restaurante. Esas son las cosas que recuerdo décadas después. Escuchar junto a Jeanne Carmen a un tío cantando ópera en el restaurante en el que Baretta cenó con su mujer la noche que la mató, reencontrarme con Rosie Flores a lo largo de los años... El anecdotario es largo... Te puedo decir por ejemplo que yo aprendí a comer gracias a algunos de los músicos a los que entrevisté. Poison Ivy me descubrió la cocina mexicana, ¡antes de conocerla a ella y a Lux Interior nunca había entrado en un restaurante mexicano! Ivy se puso sus gafas y me habló como una madre, mientras sugería platos. A mi lado, Lux se reía de la situación. Yo era totalmente ignorante y eso les tuvo que parecer realmente curioso. Definitivamente no estaban compartiendo mesa con una persona sofisticada... Jennifer Finch de L7 me enseñó a comer con palillos en un japonés de Los Angeles, ¡antes de conocerla nunca había probado la comida japonesa!, y gracias a ella descubrí que ahí había algo de interés... Cuando por fin consiguió enseñarme a maniobrar con los palillos, me explicó lo que era el sashimi y demás. Esas son las cosas que recuerdas con los años, no las entrevistas frías con superestrellas. Que Steven Tyler simplemente tolere tu presencia, no te va a enriquecer como persona, por muy fan que seas de Aerosmith”.

- Eres muy fan de las autobiografías de músicos. Yo también, y hace años que estamos en un paraíso en este sentido. Ver el estudio me ha traído a la memoria la sesión de fotos de Black Crowes aquí, en 1999, y con Steve Gorman...

- Soy un junkie sin remedio de los libros rockeros. Autobiografías, libros orales que repasan escenas... Mi favorito de los últimos tiempos es “Hard to Handle” de Steve Gorman, batería de The Black Crowes. Qué ironías del destino... los hermanos Robinson le dejan fuera de la reunión de la banda, y sin embargo, Steve Gorman ha terminado beneficiándose mucho más de la leyenda de los Crowes este año que los hermanos. La gira de retorno ni siquiera llegó a empezar a causa de la pandemia, y en cambio Gorman se ha hecho de oro con el libro. Y es que es una biografía espectacular, muy disfrutable tanto para quienes somos seguidores de la banda, como para los que simplemente deseen leer un gran libro de Rock. Gorman escribe muy bien, tiene mucha gracia y cuenta con dos protagonistas que casi parecen personajes de ficción. Lo de Chris y Rich Robinson daría juego para un biopic muy cómico. Para quienes hemos seguido a los Crowes desde su primer disco hasta el final, este libro es una auténtica joya. En este mismo estudio donde estamos ahora, hicimos una sesión de fotos con la banda al completo en 1999, en la gira de “By Your Side”, y recuerdo que la tensión entre ellos se podía cortar con un cuchillo, pero claro, ¡no conocíamos todos esos detalles que ahora ha desvelado Gorman! Presencié un momento de absoluto mal rollo entre Chris Robinson y Eddie Harsch cuando les recogimos en el hotel Méridien. Eddie estaba tardando en bajar al hall, y Chris gritó: “Fuck him! Qué se quede aquí!”, y justo un instante después se abrió la puerta del ascensor, y ahí estaba Eddie con su rostro habitual de no importarle nada una mierda. Ha sido muy gracioso leer ahora todo lo que cuenta Gorman sobre las tensiones entre unos y otros en el grupo. Otro de mis libros rockeros favoritos de los últimos veinte años es “My Cross To Bear” de Gregg Allman. Una absoluta maravilla”.

- El de Gregg a mí también me enloquece porque contiene mucha información y anécdotas, y es de esas autobiografías que sientes como si estuvieras con un amigo. Lo mismo sucede con Pete Townshend, Keith Richards, Tony Iommi...Desde luego no es el caso del de Steven Tyler.

- El libro de Steven Tyler es insufrible. Un egotrip continuo, de la primera hasta la última página. Steven es uno de mis frontmen favoritos de la historia. Le he admirado desde niño, desde que leía los artículos que dedicaba Jordi Tardà a Aerosmith en el Popu, pero no por eso tiene que caerme bien como persona. Fue un tipo muy genuino hasta los días de “Permanent Vacation” y “Pump”, y luego se convirtió en otra cosa. Sigue siendo imbatible sobre un escenario, pero su libro es inaguantable. ¡Es casi menos egomaníaco Gene Simmons que Steven Tyler! La autobiografía de Gene es mucho más divertida y sincera...”

- Mi libro favorito de un miembro de KISS es el de Ace Frehley.

“¡Gran libro! Aunque el mejor de todos, para mi gusto, es el de Peter Criss. Otra gran biografía rockera es “Testimony” de Robbie Robertson. Otro ególatra sin remedio, pero me gustó mucho cómo relató su trayectoria con The Band. Ahora estoy leyendo “Where’s My Guitar?” de Bernie Marsden. Whitesnake es una de las bandas de mi vida e increíblemente no se había publicado hasta ahora una buena biografía sobre ellos. Alguien debería remediar eso en el futuro, pero por lo menos aquí tenemos a Bernie hablando en profundidad de los primeros años de la banda. Y un libro que aún no se ha publicado, pero que pude leer en una copia promocional hace unos meses, es el de Matt Sorum. Muy, muy recomendable. Me recuerda un poco al de Gorman, porque tiene mucho humor, y cuenta infinidad de interioridades de The Cult, Guns N’Roses, Velvet Revolver... He leído todo lo que se ha publicado hasta ahora sobre los Guns, y sin embargo Matt aporta algunas anécdotas inéditas muy potentes. Como seguidor fanático de The Cult, he disfrutado mucho la parte en la que habla de ellos también. No existe ninguna biografía de The Cult, así que se agradece todo lo que cuenta sobre ellos. Hay historias muy cómicas de su interacción con Ian Astbury y Billy Duffy. Sólo echo de menos más anécdotas sobre Weiland. Habla de él, pero podría haberse extendido más. Aunque uno de los mejores momentos del libro es, precisamente, un encontronazo muy Spinal Tap con Weiland.

- Cambiando un poco de tema, aunque en el fondo no mucho, es bien sabido que la relación entre la revista y sus lectores no parece tener comparación posible en todo el mundo. Por Facebook realmente se nota su pasión por la revista y la música. ¿Tu también la notas?. Hay auténticas estrellas en el Correo, como El Primo Lejano de Paul Stanley y su mitomanía, La Picha de Atenodoro y Van Halen y la Historia, Rap Killer con sus pasionales cartas de cine clásico...

- Podríamos hablar durante horas de los lectores que han destacado a lo largo de los años en el Correo del Popu. El Primo Lejano de Paul Stanley es grande. Le conozco en persona, he estado incluso en su casa, y es justo lo que parece: un tío poseído por el Rock’n’Roll y el cine. Trabaja en compañías aéreas, y cuando se publica un disco de una de sus bandas favoritas, puede elegir alegremente si lo comprará en Tokyo, New York o París. La pasión de este hombre es increíble. La Picha de Atenodoro es otro devorador insaciable de cultura. También le conozco en persona y no es un caballero que pase inadvertido. Podríamos destacar muchas cosas de su trayectoria, pero me quedo por encima de todo con un bizarrísimo video en el que aparecía con túnica, pronunciando un apasionado speech en un coliseo romano. Rap Killer es el gran defensor del cine clásico en el Correo. Nos ha ilustrado durante años y años sobre actores y directores de la era dorada de Hollywood”.

- Otro tema muy polémico estos tiempos es Miley Cyrus y su supuesta afición por el Rock, con todas esas versiones de clásicos.


- No entiendo el problema con Miley Cyrus! Hablamos de ella en el Apéndice de enero. ¡Es una estrella pop!, ¡no hay más! ¡No es una amenaza para el Rock’n’Roll! Prefiero mucho antes a Miley Cyrus que cosas como Vetusta Morla o Love Of Lesbian. Los infragrupos indies españoles sí que son la escoria de la tierra. No hay nada más bajo y patético en este mundo que un grupo indie español. Lo de Miley, en cambio, me parece inofensivo. No me irrita, ni me ofende. Y en su nuevo disco simplemente ha recuperado sonidos ochenteros. Su dueto con Billy Idol habría encajado en la banda sonora de la peli de Richard Gere, “American Gigolo”. No veo el problema por ningún lado. Tiene una gran voz, es capaz de interpretar “Wildflowers” de Tom Petty sin hacer el ridículo y ahora intenta emular a Blondie. ¡Ningún problema!”.
- Para todos los rockeros ha sido trágica la muerte de Eddie Van Halen, y no eres la excepción, es conocida tu devoción por él, y por la banda. Sin embargo, a veces se olvida la extensa carrera de Sammy Hagar en solitario, o los discos de Montrose posteriores al debut.
- Van Halen es una de mis bandas favoritas de toda la vida, y no soy de los que tienen problemas con la etapa de Sammy Hagar. De hecho, yo descubrí a Van Halen y a Sammy Hagar a la vez. En casa teníamos todos los discos en solitario de Sammy y recuerdo lo que me impresionó su “Live 1980” en su día. Sin olvidar el magistral debut de Montrose, que no tiene nada que envidiar del debut de Van Halen. Por eso, cuando sustituyó a David Lee Roth en la banda, resultó un poco extraño para mí, porque llevaba muchos años siguiendo a Sammy y a Van Halen por separado. Es parecido a lo que sucedería muchos años después con Paul Rodgers y Queen. Nunca los habríamos imaginado juntos. Aunque lo de Sammy y Van Halen tuvo más sentido, y de hecho, su primer disco juntos fue una sorpresa muy agradable, y los siguientes también me parecieron grandes álbumes. Se perdió ese punto de locura y de vaudeville que aportaba Dave, pero yo no tengo ningún problema con esa etapa de la banda. El talento de Sammy, respaldado por una de las bandas más grandes de la historia y por el mejor guitarrista de todos los tiempos... Los discos siguientes de Montrose al debut me gustan,pero no se pueden comparar al primero.

- Mi guitarrista favorito es Jimmy Page, y también lo adoras.

- Pondría a Jimmy Page en mi top 5 de guitarristas, pero para mí Eddie siempre será el nº1.

- Otro tema que da para mucho es el heavy nacional 80′s. Y no solo los grandes nombres, estaban Tritón, Dama Feudal, Cráneo...

- El Heavy Metal nacional 80′s fue un movimiento maravilloso. Siempre que quedaba con Jose Antonio Manzano y un grupo de amigos, recordábamos aquella escena y las mil y una anécdotas. Jose tenían un gran sentido del humor, era un tipo muy divertido. Se reía de sí mismo sin problema, y me encantaba intercambiar con él cotilleos sobre aquellas bandas. Ya sabes, la rivalidad entre grupos, choques de egos, problemas de imagen, etc. Mis favoritos siempre fueron Banzai, Barón Rojo y Obús, pero recuerdo a muchos otros grupos con cariño. Conservo muchos de aquellos discos, otros los he perdido, pero independientemente del talento que tuviesen algunas de aquellas bandas, todas eran muy entrañables. ¡Incluso las malas bandas eran buenas! Porque tenían un encanto acojonante. Durante un corto período fue grande poder disfrutar de nuestro Whisky A Go Go barcelonés, la sala Metal que montó Gaby Alegret. Ese era nuestro templo metálico. Allí pude ver a Helix, Santa y tantos otros grupos. Mi foto favorita de Azucena se la tomó mi padre en los camerinos de la sala Metal. Me refiero a aquella imagen de Azucena sentada, armada con su látigo. Siempre era divertido acercarte a la sala Metal. Lo habitual era encontrarte allí a Gaby, Pedro Bruque, Manzano, Jimmy Reitz... Tengo muy buenos recuerdos de ese bendito lugar.

- Hablando de Azucena, Santa sacaron un tercer disco sin ella, “Templario”, y con Leonor Marchesi de cantante.

- Me gusta claro, aunque no esté Azucena. Años más tarde conocí a Leonor.

Hasta aquí la segunda pero no última parte de la entrevista.

https://www.larazon.es/cataluna/20201228/wzmke5d5qnb2dkauqrtpbpyasu.html


Última edición por Adso el Miér 27 Ene 2021 - 16:59, editado 1 vez
Adso
Adso

Mensajes : 31745
Fecha de inscripción : 03/12/2013

Volver arriba Ir abajo

NO ME JUDAS SATANAS TOUR. Entrevistas a César Martín Empty Re: NO ME JUDAS SATANAS TOUR. Entrevistas a César Martín

Mensaje por Adso Miér 27 Ene 2021 - 15:59

Entrevista a César Martín (III)

Por Joan Planes

- Hay algunos estilos de los que has hablado poco o muy poco en la revista, y más en concreto en el Correo o Apéndice.


- Espero que no me hagas hablar de ska (risas).

- No, pero en el Apéndice casi resumiste el ska en comprar un disco de The Specials.

- Hay cosas que no cambian, sigues conociendo mejor que yo lo que digo en el Correo y Apéndice (risas). Con lo de los estilos, espero que tampoco hablemos de Blur “etapa The Kinks” (más risas).

- No, no, nos olvidamos de los tipos trajeados con cuadraditos blancos y negros, y de los primeros discos de Blur mejor, y hablemos de bandas que has nombrado poco. Me vienen a la cabeza The Doobie Brothers, Chicago y Starz, por ejemplo.

- Bueno, Starz no tienen nada que ver con las otras bandas que citas. Starz eran Hard Rock americano setentero y los otros desde luego no. Fue muy interesante cuando entrevistamos a Bill Aucoin hace años y la pasión con la que nos habló de Starz. Bill fue manager de KISS en su etapa dorada, y tuvo un papel muy importante en el despegue de la banda hacia el estrellato y en su consagración. Estuvo con ellos hasta 1982, y la verdad es que Gene y Paul le deben muchísimo. Un tipo muy interesante, Aucoin. Era gay, y tanto él como su novio formaron parte de la maquinaria KISS en aquellos años, a nivel de negocios, imagen, etc. Starz fue otra de las bandas que Bill Aucoin apadrinó en los 70′s, pero no tenían el gancho necesario para triunfar, y décadas después, Bill aún lamentaba que no hubiesen conseguido vender millones de discos. A mí me gustan, aunque nunca les compararía con KISS o con Angel. Era un grupo maldito, pero álbumes suyos como “Attention Shoopers!” o “Coliseum Rock” tenían algunas buenas canciones. Según Aucoin, “Attention Shoopers!” era un disco que lo tenía todo para arrasar en los charts. Yo no lo veo así, pero me gusta. Qué trayectoria tan interesante la de Aucoin, por cierto, además de trabajar con KISS y Starz, fue manager de Piper, la primera banda de uno de mis cantantes favoritos de la historia, Billy Squier. También trabajó con Manowar en su primera época y con Billy Idol. Sobre Chicago no tengo mucho que decirte. Comencé a apreciar su música muchos años después de su mejor época. Uno de nuestros redactores, Pere J. Guitart siempre me daba el coñazo con Chicago en los 90′s. Yo estaba en una nube con Soundgarden, Jane’s Addiction, Alice In Chains y tantas otras bandas que en aquellos días estaban haciendo Historia, y Pere no paraba de agobiar con Chicago y con otros ídolos suyos como Peter Hammill. Pero un montón de años después, tengo que reconocerle que eran una buena banda. Doobie Brothers en cambio nunca me han importado nada, aunque me gustan los hits.

- Hablemos de Soft Rock: Steely Dan, 10 CC, Pilot, Jigsaw, America, Seals & Crofts...

- ¡10CC! ¡America! Buff... ¿qué quieres que te cuente yo de esas bandas? ¡No me importan nada! Es lo que en USA llaman Yacht Rock. Es música de crucero, ¡y a mí no me gustan los putos cruceros! Mi única experiencia en un crucero fue traumática. Me regalaron un viaje y me aseguraron que era un barco de lujo, ¡y que tendría una terraza en mi camarote! Nunca habría pagado por algo así, pero ya que era un regalo y aparentemente me iba a sentir como David Niven en alta mar, dije que sí. Esta era mi idea: sexo, martinis, música de Sinatra y la brisa del mar. Pero al final, la cosa fue bastante menos glamurosa de lo que había imaginado, ¡y no tuve terraza frente al mar!, me tocó una micro-ventana lamentable. Sólo duré 1 día en aquel barco. De niño lo intenté con 10CC, porque teníamos todos sus discos en casa, pero ponía su doble en directo, y aquello no se parecía en nada a “Double Live Gonzo” del amigo Nugent. Es la típica banda que quizá me guste algún día, pero por ahora no estoy ahí. Steely Dan tienen cosas interesantes, pero tampoco han significado nada en mi vida. Si hablamos de Yacht Rock, un pequeño guilty pleasure para mí es Captain & Tennille. Tengo todos sus discos en vinilo y de niño estaba enamorado de la bella Toni Tennille y me caía simpático The Captain. Su música es lo que alguna gente en USA denomina “grasa de pollo”. Es música grasosa de cojones, ñoñísima, pero tiene su punto, y las portadas son tan espectacularmente kitsch que alguien debería exhibirlas en un museo. Aunque suene raro, a mí me gustan los Carpenters, y por alguna razón les relaciono con Captain & Tennille, aunque no tengan nada que ver. Karen Carpenter me parece una de las mejores cantantes de todos los tiempos. Amo a Karen Carpenter, tío. Su historia es tan triste y tenía tantísimo talento... Es imposible grabar algo más dramático y melancólico que su canción “Superstar”. Me gusta esa mierda, no puedo evitarlo. Es mi lado “sensitive”. Y ya que los cito, recomiendo a cualquiera que lea esta entrevista que eche un vistazo al cortometraje “Superstar: The Karen Carpenter Story” de Todd Haynes. Es tan increíblemente bizarro... ¡Es la historia de Karen Carpenter rodada con marionetas! Acojonante. Si tuviese un club, proyectaría ese cortometraje a todas horas. Serviría cocktails y pondría esa película. Es una de las cosas más bizarras que se han rodado jamás. Hace ya muchos años que estoy obsesionado con ese film. La combinación de marionetas + Carpenters es hipnótica”.

- De pop 70 y 80, te pregunto por Dalbello.

- ¡Dalbello! Nadie me ha preguntado jamás por ella. Como ya te imaginarás, mi vida no gira alrededor de Dalbello, pero sus hits 70′s/80′s tenían encanto. Yo tengo cariño por muchas estrellas pop ochenteras... Missing Persons, Berlin, Divinyls... Missing Persons tenían una gran front-woman, Dale Bozzio. Y ahí estaba uno de los mejores baterías de los 80′s, Terry Bozzio, y un gran guitarrista como Warren Cuccurullo, que por cierto terminó rodando porno. ¡Existe incluso un dildo Warren Cuccurullo que se vende en los sex shops de todo el mundo! Me gusta la actuación de Missing Persons en el US Festival ’83. Cuando se habla de ese festival, siempre se recuerda el día dedicado al Hard Rock que contó con Van Halen como cabezas de cartel, pero los otros dos días también fueron memorables. Tocaron The Clash, Missing Persons, Stray Cats, Little Steven, Bowie, Stevie Nicks, Divinyls, Berlin, INXS... Gran cartel... Es imposible pensar en los 80′s y no recordar a todas aquellas estrellas pop... Chrissy Amphlett de Divinyls, Dale de Missing Persons, Terri Nunn de Berlin... A mí me parecen entrañables incluso Nena, aunque en su día les odié. Si todas esas bandas hubiesen sido más ochenteras, ¡se habrían desintegrado! El show de Missing Persons en el US Festival es la quintaesencia del pop 80′s... El look de Dale Bozzio, la guitarra de Cuccurullo, esos teclados letales... Y el momento en el que Dale toma una Polaroid del público, ¡no podría haber sido más 80′s! ¡Una Polaroid!... Muy grande. Un amigo mío estuvo en ese festival y fue su mejor experiencia musical de la década, aunque nunca me habló de Missing Persons, claro, sólo recordaba lo grande que fue ver a Van Halen en el mejor momento de su carrera”.

- Hablemos ahora del Sonido Canterbury: Caravan, Incredible String Band, Fairport Convention, Pentangle...

- ¿El sonido Canterbury? Dios mío... ¡Del sonido Canterbury ya no se acuerdan ni en Canterbury!... No hay mucho que decir de aquello. Era una plastada de dimensiones cósmicas. A Robert Plant siempre le gustaron Fairport Convention, así que si sirvieron para inspirar, de alguna manera, a Robert y a Jimmy Page para componer temas para Led Zeppelin, supongo que de algo sirvieron... Los gustos musicales de Page y Plant siempre fueron curiosos... Recuerdo que les gustaba mucho Roy Harper... Teníamos algunos discos de este hombre en casa, y probé con él porque Robert y Jimmy siempre le citaban en las entrevistas... y en fin... me pareció un coñazo monumental... Cuando pienso en Harper, me acuerdo de aquel cortometraje atómico titulado “Bambi Meets Godzilla”, en el que aparecía Bambi comiendo tranquilamente en el campo y de pronto era aplastado por una de las patas de Godzilla. Al ver a Harper cantando sus cancioncillas folk, echas de menos a Godzilla... Por lo demás, te puedo decir que grupos como Pentangle o Caravan me quitan las ganas de vivir”.

- Nos vamos de Canterbury a Alemania. De ahí viene el Krautrock, con bandas como Can, Neu, Amon Duul...

- Madre mía... Un cuestionario hecho a mi medida... ¡El Kraut Rock! A ver, entre la plastada de Canterbury y el Kraut Rock, me quedo con los germanos, pero únicamente porque los músicos de esas bandas Kraut eran tipos muy inquietantes, todos ellos parecían serial killers en potencia... Aquí la conexión freaky es Johnny Rotten. En los tiempos de los Sex Pistols, Rotten escuchaba a todas esas bandas Kraut. Tengo vinilos de todos ellos... Can, Amon Duul, Neu, y los escucho una vez cada veinte años. Muy fan de algunas de sus portadas... La banda alemana que más me gusta de los 70′s, aparte de Scorpions, es Kraftwerk. Tengo todos sus discos y me fascinan desde niño. Ralf y Florian eran dos sujetos muy interesantes en los 70′s y 80′s. Me gusta mucho su música, pero yo de crío estaba fascinado también con su imagen, con el uso de los robots... Es increíble aquella actuación en la tele italiana, en la que la banda toca para los robots. Interpretan “The Robots” y ahí están los protagonistas de la canción, ¡en primera fila! La primera etapa de Kraftwerk, cuando eran más experimentales, no me gusta nada, pero tan pronto como tiraron las flautas a la basura y lo basaron todo en los teclados, la cosa se puso mucho más interesante. Yo veo a Ralf y Florian como los Gene Simmons y Paul Stanley de la música tecnológica germana de los 70′s. Me habría gustado conocerles y visitar su mítico estudio. Por suerte llegué a verles una vez en directo”.

- Me gustan mucho, pero de ellos me falta su disco “Tour de France”.

-Pues esta noche desafía el toque de queda y consigue un “dealer” que te lo venda.
- Seguimos viajando, ahora a Andalucía y grupos como Triana, Smash, Guadalquivir, Medina Azahara...
- ¡Rock andaluz! No tengo absolutamente nada que decir sobre esto. ¡No me importa una mierda el Rock andaluz!... Conocí a Medina Azahara en los 80′s, y eran buenos tíos, pero yo no soy su público. Les vi una vez en directo... buenos músicos, pero a mí me gustaban Iron Maiden y Motörhead... Y en cuanto a los otros... lo mismo, buenos grupos, supongo, pero nunca he tenido ningún disco de ninguno de ellos, ni sé gran cosa de su música. No soy tan ecléctico... Se me ocurren cosas más excitantes antes que escuchar Rock andaluz, como meterme un boli en un ojo por ejemplo, pero hey, ¡todo mi respeto para ellos!”

- Otra parada en el viaje musical sería en el desierto con el blues tuareg: Tinariwen, Bombino, Songhoy Blues...

- Blues tuareg... La leche... Cuando pienso en música del desierto, no pienso en el tal Bombino, ¡pienso en Kyuss, no en tíos con turbantes!... Tinariwen es el único grupo que realmente he escuchado de ese rollo y me parecen buenos. No recuerdo si llegamos a entrevistarlos para el Popu, pero si no sucedió, seguramente estuvimos a punto de hacerlo. Me gusta la imagen de esos tipos y su puesta en escena. Tienen un gran directo. No es lo mío, pero son buenos”.

- No sé el motivo, pero estaba pensando en algunos de tus comentarios sobre Foo Fighters...

- Foo Fighters... Qué pereza hablar de estos tíos (risas) Les hemos dedicado la portada alguna vez, porque gustan a muchos lectores del Popu, y seguiremos cubriendo lo que hagan en el futuro, pero desde luego no es mi tipo de banda. Me gustó su primer disco y tengo un buen recuerdo del concierto que hicieron en Reading Festival presentando ese álbum... Lo demás no es para mí. Una amiga de un colega mío les definió perfectamente: dijo al salir de un concierto suyo, que se sintió como si le hubiesen golpeado en la cara con una polla flácida. ¡Qué gran definición! La mejor banda de la que ha formado parte Dave Grohl, aparte de Nirvana, es Crisis of Conformity, no Foo Fighters... “Fistfight in the Parking Lot”, eso sí que es un himno... Si no has visto ese sketch de Saturday Night Live, deberías remediarlo hoy mismo... Grohl, Ashton Kutcher, Bill Hader y Fred Armisen rockeando en una boda en plan Punk Old School. Enorme”.

En la próxima entrega de la entrevista, revisaremos estilos más del agrado de César.

https://www.larazon.es/cataluna/20201231/cxes434hnnevhc5to4ctgliyyu.html


Última edición por Adso el Miér 27 Ene 2021 - 16:58, editado 1 vez
Adso
Adso

Mensajes : 31745
Fecha de inscripción : 03/12/2013

Volver arriba Ir abajo

NO ME JUDAS SATANAS TOUR. Entrevistas a César Martín Empty Re: NO ME JUDAS SATANAS TOUR. Entrevistas a César Martín

Mensaje por Adso Miér 27 Ene 2021 - 16:06

Entrevista a César Martín (IV)

Por Joan Planes

-Hace años hiciste en el Apéndice una lista de tus bandas favoritas que por primera vez llegó a las 10. Creo que las dos primeras son Led Zeppelin y Rolling Stones. ¿Sigue siendo así?. ¿Puedes escoger una?


- A ver, el de las listas eres tú, no yo... Tú eres el hombre-listas (risas). Yo en cambio no me paso el día numerando a los grupos que me gustan o me disgustan. Yo no podría situar a The Stooges por encima o por debajo de Van Halen. Para mí, cada uno de los grupos que le han dado un vuelco a mi vida, son igual de importantes. Cuando escucho a Led Zeppelin, me parecen el mejor grupo de todos los tiempos. ¡Pero me sucede lo mismo con los Stones, Van Halen, Stooges, AC/DC, Skynyrd...! Led Zeppelin y The Rolling Stones fueron las dos primeras bandas a las que amé, después de Elvis, y a día de hoy siguen siendo mis dos grupos favoritos de la historia. Descubrí a Led Zeppelin cuando aún existían y justo cuando me estaba metiendo a fondo en su música, ¡se separaron! Esa fue una de mis primeras grandes decepciones rockeras. La banda más gigantesca, más majestuosa de todos los tiempos de pronto no existía. Hicieron una pequeña gira en 1980, murió John Bonham y todo se acabó. Increíble. Durante los siguientes dos años, esperé con ansias cualquier noticia que la prensa difundiese sobre Robert Plant, Jimmy Page y John Paul Jones. Piensa que en aquellos momentos nadie imaginaba que la historia de Zeppelin realmente hubiese llegado a su fin. Tenía sentido imaginar que seguirían con otro batería, aunque Bonzo fuese insustituible. El Popu informó puntualmente sobre cada nueva noticia relacionada con Zeppelin. Recuerdo la reseña de un concierto de Heart en la que el redactor contaba que Robert Plant estaba entre el público y había disfrutado escuchando a las hermanas Wilson interpretando algún tema de Zeppelin, como “Rock and Roll”. Eso era oro para cualquier fanático de Zeppelin. ¡Robert estaba vivo y aún le interesaba el Rock’n’Roll! Es raro pensar ahora en lo jóvenes que eran Robert, Jimmy y Jones cuando se acabó Zeppelin. ¡A mí me parecían muy mayores! Me acuerdo también de la banda sonora que grabó Jimmy para la peli “Death Wish II” de Charles Bronson, que precisamente volví a ver el otro día. Ese fue un retorno extraño. Y su aparición en el festival benéfico A.R.M.S. Concert fue otro momento muy raro. De pronto, vimos a Jimmy Page en baja forma. No sé si lo recordarás, pero se editó en video. Tocó muy mal en ese concierto, pero es lógico, porque luego supimos que no se había acercado a una guitarra en dos años. En fin, podría pasarme horas y horas hablándote de Led Zeppelin. Les venero. La oportunidad de verles en directo en su segunda reunión, en el festival de Atlantic Records en NYC, en 1988, fue una de las grandes experiencias de mi vida. Algo que nadie me podrá arrebatar jamás. La cuestión es que... me cuesta mucho encontrar el momento para escuchar a Zeppelin, tío, porque su música significa demasiado para mí. ¡No puedo poner “Kashmir” y fregar los platos! Tampoco friego los platos cuando escucho a The Rolling Stones, pero encajan mejor en mi rutina diaria. Un día escucho un pirata del 69 o del 72, otro pongo “Undercover” o “Some Girls”, otro pierdo la cabeza con “Exile On Main Street”... Están siempre, siempre presentes. Nadie, exceptuando a Zeppelin, se puede acercar a ellos ni de lejos. Mick Jagger es el mejor frontman de todos los tiempos, después de Elvis. Keith Richards es el Rock’n’Roll personificado... Aprovecho esto para recordar a Sergi de la compañía Virgin Records, un viejo amigo que murió hace años, y que compartía mi pasión por los Stones. Esto es lo grande del Rock and Roll: te une para siempre con amigos del alma. Coincidí con él en un show de los Stones en alguna parte, creo que fue en Gijón, con The Black Crowes de teloneros. Esa pudo ser fácilmente la mejor noche de Rock’n’Roll de mi vida... Stones y Black Crowes, ¿cómo puedes mejorar algo así? ¡Sí que puedes si sumas a Bob Dylan al cartel, como pasó en otra fecha de ese tour!, ¡Stones, Dylan y Black Crowes!, ¡pero no me quejo!, ¡aquello fue increíble! Y no fue mi mejor noche de Rock and Roll, porque he tenido la inmensa suerte de vivir otras de un nivel similar, pero es inevitable recordar aquello ahora y emocionarme. Sergi trabajaba en la industria, pero era un puto fan como yo y viajó a Gijón con la carpeta de “Talk is Cheap” bajo el brazo para que se lo firmase Keith... Qué bien lo pasamos ese día... Sergi se quitó la vida años después, y a día de hoy aún no entiendo por qué lo hizo, era un gran tipo... Lo que te quiero transmitir aquí es que esto son los Stones para mí... es Sergi emocionado como un niño con su vinilo de “Talk Is Cheap”, es el añorado Jordi Tardà escribiendo sobre ellos en el Popu, o mis padres cubriendo sus shows y contándome anécdotas, como el día que coincidieron con Mick Jagger borracho en un ascensor, cuando se alojaron en la misma planta en la que estaban los Stones en un hotel de Madrid en 1982... Esto no es sólo música, es la Vida... Porque al fin y al cabo, la música es Vida. El Rock’n’Roll es Vida. Nunca jamás habrá otra banda como los Stones, y me preocupa que nunca vuelva a verlos en directo por culpa de esta pandemia...”

- La tercera es más polémica en 2020, Aerosmith, Han pasado muchas cosas con ellos este siglo, casi todo negativo. ¿Te gustan igual?

- Por Dios, ¿tú que crees? En los 80′s esa banda era mía. Así lo sentía yo, y así los sentían muchos otros fans repartidos por la esfera terrestre. Viví todo el drama de Aerosmith día a día. La marcha de Joe Perry, la marcha de Brad Whitford, la incorporación de Jimmy Crespo y Rick Dufay... La emocionante edición de “Rock in a Hard Place”... ¿Los Stones podrían haber seguido sin Keith Richards? ¡No! ¡Pero Aerosmith siguieron sin Joe Perry! ¡Qué gran disco fue “Rock in a Hard Place”! Y a pesar de ello, todos los fans queríamos una reunión de la formación original. Seguí las noticias sobre la grabación de “Done With Mirrors” con el alma en un puño. Se hablaba de ellos en el Popu y en revistas americanas que compraba como Circus o Hit Parader. Y de pronto, el disco era una realidad... pero algo no terminó de funcionar... Buen álbum, pero mucho menos explosivo que “Rock in a Hard Place”, y al cabo de poco tiempo nos enteramos de que la banda al completo ingresa en rehabilitación y el tour se suspende... Y el resto de la historia, cualquiera la recuerda... El emocionante retorno con “Permanent Vacation” y “Pump”... Es una de las bandas de mi vida. Nunca fueron respetados por los críticos musicales españoles de otras revistas. ¡Al diablo con todos ellos! Es cómico que alguien a quien supuestamente le gusta el Rock sea contemporáneo de una banda absolutamente esencial e irrepetible como Aerosmith y no muestre respeto por ellos. En el Popu, evidentemente, siempre se les consideró como lo que son, una de las bandas definitivas de la historia del Rock. Y el Popu fue la única revista de este país que cubrió cada una de sus giras, desde los shows de los 70′s que fotografiaron y reseñaron mis padres y Daniel D’Almeida, hasta las giras americanas que cubrió Maria Miller para nuestra revista. Conservamos las fotos de todos esos tours en nuestro archivo y es emocionante volver a verlas cada cierto tiempo. Si hablamos de su trayectoria a lo largo de los últimos veinte años, el balance sobre todo a nivel discográfico es negativo, aunque siguen teniendo un gran directo. Pero eso no cambia nada, siempre serán uno de los grupos más importantes de la historia del Rock. Lo que intento decir aquí es que durante una época, esa banda fue mía y de cada seguidor que les veneró... y eso cambió en los 90, cuando triunfaron en todas partes y su sonido se volvió tan comercial. Los Aerosmith actuales ya no considero que sean “míos”, pero los de los 70′s y 80′s siempre serán uno de mis grupos. El último disco de ellos que realmente me gustó fue “Nine Lives”. Lo que han publicado después no va conmigo”.

- Los siguientes eran Guns N’Roses y Jane’s Addiction. Tengo la sensación de que ahora Jane’s Addiction no estarían tan arriba.

- Es lo que te decía antes... El puesto en esta lista no es importante. En los últimos veinte años tal vez he escuchado menos a Jane’s que en los 80′s y los 90′s, pero sigue siendo una referencia extraordinariamente importante para mí. No voy a hablar ahora cincuenta minutos sobre Jane’s o no terminaríamos nunca, pero podría hacerlo si quisieses. Me atrajo esta banda antes incluso de escucharles, si es que eso tiene sentido... Me enteré de su existencia en la primavera de 1987, en un viaje a Los Angeles, un año antes de que publicasen “Nothing’s Shocking”, y enseguida supe que esa banda era para mí. Y lo mismo puedo decir de Guns N’Roses. Te podría hablar de ellos durante dos semanas seguidas. Fue emocionante vivir, día a día, la escalada hacia el estrellato de una de las bandas más grandes de todos los tiempos. Aún escucho sus viejos piratas de vez en cuando, o pincho en vinilo “Appetite For Destruction”, “Lies” y “Use Your Illusion”, y los sigo disfrutando igual que el primer día. Hay algo mágico en dejar caer la aguja sobre “Appetite” a día de hoy, pese a la sobreexpsoción brutal que ha sufrido su música... Muchos amigos míos ya no soportan ese disco, les agobian esas canciones porque han sonado miles de veces en todas partes. Pero yo no me siento así. Escuchar ese álbum en vinilo de principio a fin, sigue siendo un ritual importante para mí. El Popu dio a conocer a Jane’s Addiction y a Guns N’Roses en España un buen puñado de años antes de que el resto de medios reconociesen su existencia, y eso me enorgullece.

- The Stooges están ahí.

- No hay nada más Rock’n’Roll y más dañino que los Stooges. En mi mundo, siempre serán tan grandes como los Beatles o los Stones. Yo aún encuentro detalles que había pasado por alto en miles de escuchas anteriores de “Fun House”. Para mí los Stooges son como uno de sus ídolos, John Coltrane. Su música es un viaje, sus discos son una experiencia, no grababan simplemente canciones, lo que hacían era llevarte a otro mundo. Era un viaje chungo de ácido sin necesidad de tomar drogas. Y lo sigue siendo a día de hoy. Tuve la inmensa suerte de crecer con “Fun House”. ¡Ese disco formaba parte de la colección familiar! Nos lo envió la compañía discográfica cuando se editó. Me podía pasar horas mirando la foto interior de la doble carpeta. Iggy Pop, Dave Alexander y los hermanos Asheton tumbados en aquella alfombra... La cruz de hierro que cuelga del cuello de Ron Asheton, las gafas negras sesentas de Scott Asheton y sobre todo, la mirada diabólica de Iggy, sus pantalones rotos... Descubrir esto cuando eres un niño lo cambia todo, como la primera vez que ves “Taxi Driver”. Pasar de “Vicky El Vikingo” a esto... pues imagínate... sin una transición de por medio... sin tiempo para madurar un poco... En mi casa teníamos una habitación con miles de discos y yo pasaba horas allí escuchando locuras como “Fun House” con unos enormes auriculares setenteros. Esa fue mi verdadera escuela, eso fue lo que yo estudié. Por eso te digo que lo de los números en esta lista no tiene sentido. Si sólo pudiese quedarme con un disco de toda la historia de la música, “Fun House” podría ser perfectamente EL DISCO. Y enlazando con lo de antes, ¿alguien me ve a contar que en 2020 se ha grabado algo más rompedor que “Fun House”? Es que la pregunta parece directamente un chiste, y no lo es, es una pregunta legítima: ¡debería haber alguien capaz de grabar ahora algo que compitiese con un disco que se publicó en 1970! ¡Pues no! No sucede. Y no vivo de recuerdos, sigo esperando un nuevo “Fun House”, que quizá llegue algún día. Quizá los músicos que creen ese futuro “Fun House” tengan ahora 8 años y aún nos toque esperar un poco más”.

- Otros indiscutibles, también en mi mundo, Alice Cooper Group.

“Otro héroe de la niñez. Su presencia en las páginas de Popular 1 se mantiene desde 1973 hasta la actualidad, y eso es grande. Entre los primeros discos de Rock que captaron mi atención recuerdo “Love It To Death”, “School’s Out”, “Killer”, “Billion Dollar Babies”, “From the Inside”, “Goes to Hell”, “Welcome to My Nightmare”, “Lace and Whiskey”... Esos fueron mis inicios en el Rock’n’Roll, y no se me ocurre mejor manera de empezar en esto que con Alice y otros iconos de los que estamos hablando aquí como Zeppelin, Elvis, Stones o Iggy Pop. Tuve mucha suerte. Teníamos toda la discografía al completo de Alice y es curioso pensar ahora que yo descubrí a la vez al Alice Cooper Group de “Love It To Death” y al Alice decadente de “The Alice Cooper Show”... Y lo digo con cariño, porque yo amo todos sus discos, pero imagino que quien compró en el año de su edición “Killer” o “Billion Dollar Babies”, debió horrorizarse al ver a Alice a finales de los 70′s compartiendo escenario con gallinas gigantes armadas con metralletas! Pero cuando escuché por primera vez su directo “The Alice Cooper Show”, yo era un niño, así que no tuve ningún problema con él. Recuerdo que me gustaba jugar con la preciosa carpeta de “From the Inside”... De nuevo, podría hablarte de Alice durante semanas. Le vi en directo en USA en los 80′s cuando regresó con “Constrictor”, le he entrevistado muchas veces... El encuentro con un rockstar que recuerdo con más cariño en los últimos dos o tres años fue precisamente mi última entrevista con él. Vino también Bertha y nos tomamos una foto juntos los tres al final como habíamos hecho la última vez que le entrevistamos años atrás... Los encuentros con Alice son siempre muy entrañables. Siempre está de buen humor, siempre te responde encantado a todo lo que le preguntas... Para un mitómano como yo, esas experiencias son muy especiales. Podría hablarte durante semanas sobre Alice sin repetirme, su carrera es tan extraordinaria y es un tipo tan curioso... No hay nadie como él. Esa última entrevista es un buen ejemplo de lo peculiar que es Alice: ¡tuve que madrugar para entrevistarle!, ¡nos tocó levantarnos a las 8 de la mañana! Alice no tiene problema en hacer entrevistas a primera hora, justo después de desayunar. Fue chocante reunirnos con él a esas horas y verle lleno de energía y entusiasmo, ¡y dispuesto a hablar de Groucho Marx o de lo que hiciese falta! En fin, mejor lo dejamos aquí o esto se va a alargar mucho... Sólo una cosa más: es divertido recordar el consejo que le dio un día Sylvain Sylvain a Paul Stanley, cuando KISS empezaban su carrera. Es una anécdota que nos contó Sylvain una tarde que pasó en la redacción del Popu: le dijo a Paul Stanley en su primera gira, que habría gente que le confundiría con Alice Cooper, y le pedirían un autógrafo. Según Sylvain, cuando firmas tu primer autógrafo de Alice Cooper, es que por fin estás en el show-business, porque Alice es tan grande como Elvis. Y un día, Paul se encontró a Syl y le dijo emocionado: “¡Ya he firmado mi primer autógrafo de Alice Cooper!”.

-Estos seguro que siguen en la lista, y a lo mejor suben, KISS.

- Lo de KISS no es un grupo, es una obsesión, es una enfermedad, yo estoy enfermo de KISS, y eso lo saben, y lo sufren, algunos amigos míos que no soportan a KISS, pero me tienen que aguantar a mí. Podrían ocupar el primer lugar de mi lista fácilmente. Les descubrí con “Unmasked” en el año de su edición y mi pasión por todo lo relacionado con ellos se mantiene igual a día de hoy. No le pongo pegas a sus actuales giras y discos. A mí KISS me hacen feliz y no quiero que se retiren jamás. Cuando era un crío, una vez puse en las paredes de mi clase un poster de KISS que salió en el Popu ¡y los profesores me obligaron a quitarlo porque varios niños dijeron que les daba miedo! Esa es una de las grandes cosas del Rock cuando eres niño: que repele y asusta a los que no son como tú, y eso es atractivo. Yo no podía rebelarme contra mis padres, ¡era imposible!, tenía los padres más cool de la Tierra, pero sí que podía tocarles los cojones a los profesores y a mis compañeros de clase”.

-También parece que Van Halen te gustan más ahora, y si es así coincidimos.
-¿Me gustan más ahora? ¡Eso es imposible! Siempre ha sido uno de mis grupos más admirados. Te puedo decir lo mismo que con KISS. Mi obsesión con Van Halen es enfermiza. En 2020 les he escuchado más que nunca... Ha sido un año tan terrible, que he necesitado triplicar mis dosis habituales de Van Halen para equilibrar. Pasé todo el verano escuchando su discografía al completo... Y precisamente el día que murió Eddie, yo acababa de escuchar “1984” por la mañana... Eso fue jodido”.

-Pusiste a Sex Pistols, y un poquito me extrañó...no sé el motivo, aunque los adoro, claro.

- Quizá no los incluiría ahora en mi lista de 10 bandas, pero sí que estarían entre mis 20 favoritas. Los Pistols lo cambiaron todo en su día y a mí me impresionaron mucho. Fue muy grande ver en una doble sesión en un cine barcelonés que ya no existe, las películas “The Song Remains The Same” de Led Zeppelin y “The Great Rock’n’Roll Swindle” de los Pistols. Teóricamente los Pistols vinieron al mundo para acabar con superbandas como Zeppelin, pero yo amaba a ambos grupos por igual... Hace poco, precisamente, estaba escuchando una vieja entrevista que le hizo Steve Jones a Robert Plant... ¡Ironías del destino! Una charla super amigable, en la que Steve se mostró totalmente respetuoso. Al fin y al cabo, Steve Jones era fan de Journey en los 70′s!!! Era un Sex Pistol y estaba contra el mundo, pero en la intimidad escuchaba a Journey. Eso es muy cachondo. Robert recordó un encuentro incómodo con Johnny Rotten a finales de los 70′s y lo gilipollas que le pareció, ¡y a Steve por supuesto le encantó la anécdota! También recordó que él y Jimmy Page fueron en alguna ocasión a ver a los Damned en directo. Damned era la banda punk favorita de Robert Plant y Jimmy Page”.

- La lista era de 10, pero pusiste a AC/DC como si fueran el 11. Diría que también han subido.

- AC/DC para mí son igual de grandes que KISS o Van Halen, así que de nuevo no tiene mucho sentido numerarlos. He estado obsesionado con esa banda toda mi vida, y mi pasión por ellos no sólo no decrece con el tiempo, ¡sino que incluso se acentúa! La vida es un poco mejor gracias a discos como “Highway to Hell”, “Powerage”, “Back in Black”, “High Voltage”, “Let There Be Rock”, etc.” También me gustan mucho los últimos discos, “Power Up” también, me recuerda a “Stiff Upper Lip”.

-Ahora vamos a ampliar la lista...

- Thin Lizzy.

-¿Por qué Thin Lizzy?

- Sí, claro, Thin Lizzy siempre están presentes para mí. Es algo muy personal. Por suerte, no escuchamos su música en anuncios televisivos, ni son conocidos por las masas hoy en día. Cuando pinchas uno de sus discos clásicos, es una experiencia íntima. Son como Rory Gallagher: algo no apto para las masas de mediocres. Siempre me gustó mucho esa mezcla de melancolía y agresividad de Phil Lynott. Su música me ayudó mucho en algunas etapas jodidas de mi vida”.

-A ver si acierto los q irían siguientes... Motörhead?
- Sucede lo mismo que con Lizzy. Motörhead han estado presentes en mi vida desde sus primeras apariciones en el Popu en los 70′s. Conservo todos mis viejos vinilos intactos y disfruto también las reediciones. Yo era el único que escuchaba Rock en mi colegio, y una vez un chaval me dijo: “Motörhead son ruido, ¿no?”. ¡Ese era el nivel!”.

- ¿Lynyrd Skynyrd?

- Skynyrd son esenciales. Me irrita que algunos amigos míos de la escena punk americana se burlen de ellos, porque les consideran unos rednecks paletos. Lynyrd Skynyrd eran capaces de ponérselo difícil sobre un escenario a los mismísimos Rolling Stones, como de hecho sucedió cuando compartieron cartel, ¡así que de rednecks paletos nada! Esta es una de esas bandas de las que me gusta coleccionar anécdotas; cualquier detalle de sus primeros años me fascina. Cada cierto tiempo, escucho de golpe todos sus discos de los 70′s y es una experiencia maravillosa, pero lo que recupero más a menudo es su majestuosa caja recopilatoria, que incluía algunas rarezas. También soy muy repetitivo con su doble Lp en directo; lo necesito a menudo”.

-¿Black Sabbath?

- Otros que no son un grupo, son una puta obsesión. A mí me fascinan por igual Sabbath con Ozzy que con Dio. Incluso me gusta mucho “Seventh Star” con Glenn Hughes y “Born Again” con Ian Gillan. Y es una lástima que no llegasen a grabar un álbum con Ray Gillen, que formó parte de la banda en una gira. Ray Gillen podría haber hecho grandes cosas con Sabbath. Aún escucho sus discos con Badlands todo el tiempo”.

-¿The Who?

- ¡Claro que incluiría a The Who! Su importancia en la historia es igual a la de los Stones o Zeppelin. Además, es otro grupo totalmente ligado a la trayectoria del Popu. Mis padres les cubrieron en directo cuando aún estaba vivo Keith Moon, cubrieron también sus primeras giras con Kenney Jones, les entrevistaron en sus mejores años... En las conversaciones en casa, era una de las bandas de las que más hablaban mis padres. De ellos y de Pink Floyd, Queen, Bad Company, Stones, Zeppelin, Bowie, Lou Reed... Y claro, yo era una esponja. No perdía detalle de lo que decían mis padres y de lo que contaban los redactores de la revista cuando tenía oportunidad de agobiarles. The Who están en lo más alto, son la Realeza del Rock.

Otras bandas de tu vida son Queen, UFO, Rainbow, Deep Purple, Grateful Dead, Allman Brothers, Judas Priest, Whitesnake, Cheap Trick...


- Sí, claro, todos ellos están presentes en mi vida constantemente...Rainbow y Deep Purple me parecen igual de esenciales.

- ¿ y Pink Floyd?

- Pink Floyd también, pero no les escucho nunca. Porque Pink Floyd no es una banda, es un estado de ánimo, y me inquieta poner uno de sus discos, porque automáticamente el día cambia por completo para mí, y no necesariamente para mejor... Su música es tan poderosa, que puede joderme el día, aunque sea una de mis bandas favoritas desde siempre. Yo no puedo escuchar un tema como “Dogs” de “Animals” y seguir adelante con mi vida como si tal cosa... Es imposible. Mi estado de ánimo cambia y suceden cosas... Uno de mis conciertos favoritos de los últimos diez años fue el último de Roger Waters en Barcelona. Ya le había visto varias veces en el pasado, pero de nuevo me impresionó mucho. Fue interesante ver en el plazo de poco tiempo, en el mismo recinto, a Metallica y a Roger Waters... Metallica ofrecieron un fantástico concierto, pero supo a nada comparado con lo de Waters... Es increíble que un sola nota, unos segundos de una canción de Floyd, te sitúen inmediatamente en otro plano mental. Pocas bandas han conseguido algo así. Les amo y me joden el día. Esa es mi extraña relación con Pink Floyd. Eso sucede también con The Beatles. Curiosamente, ¡John, Paul, George y Ringo no eran nadie en mi casa de pequeño! Floyd y Zeppelin eran gigantescos, pero Beatles no. Y con los años han terminado convirtiéndose en una de mis bandas favoritas también. Es otro de esos grupos de los que podríamos hablar durante semanas. Para mucha gente es EL GRUPO, y lo entiendo. A mí me fascina todo lo relacionado con ellos. Siempre estoy leyendo libros sobre sus canciones, sus vidas... Todo en ellos es interesante: antes, durante y después. Me emocionó ver ese segmento del programa de James Corden en el que Paul McCartney regresaba a Liverpool y sorprendía a los lugareños con un concierto en un bar. Y yo detesto a James Corden, él y Jimmy Fallon son la versión americana de Pablo Motos... Pero hay que admitir que eso fue increíble. El entusiasmo de Paul, todo lo que contó, las reacciones de la gente y ese inesperado show tan emocionante...De Paul me gusta mucho su manera de ser en los últimos años, y también sus discos, claro.

- ¿ Y dentro del Punk Rock?. Aparte de Sex Pistols, habrá otras bandas, podrían ser Ramones y New York Dolls.

- Entre mis bandas de siempre están todos ellos, por supuesto. La fiebre Ramoniana se me ha disparado más que nunca en los últimos veinte años, porque les echo mucho de menos. A veces hago con los Ramones lo mismo que con Lynyrd Skynyrd: escucho todos sus discos en orden durante un día entero, ¡y desde luego ese es un gran día! Los podría poner ahora entre los diez primeros, y amo todos sus discos. Dolls son otra obsesión... Fue tan increíble verles en la sala Sidecar de Barcelona cuando se reunieron... Estuve aplastado contra las vallas en primera fila, delante de Sami Yaffa, durante todo el concierto. Aquello fue pura histeria, la gente estaba desatada, enloquecida, esa podría haber sido la mejor noche de nuestras vidas... ¡y quizá lo fue! Conozco a Sami desde hace años, le considero un amigo, pero esa noche Sami era un NY Doll y estaba en trance... no sé cómo explicártelo... ahí estaba mi amigo, pero le veía como un gigante del Rock, que al fin y al cabo es lo que es, claro... Estaba en trance, no era el Sami cachondo habitual que bromea todo el rato... Estaba en su rol de NY Doll, en donde encajaba igual de bien que en Hanoi Rocks. Fue una noche memorable. Johansen, Sylvain... ¡Los NY Dolls en un club con una capacidad para doscientas personas! Al salir, me tropecé con Quim Blanco, uno de los responsables de Sidecar, que fue quien hizo posible eso y le agradecí una noche para el recuerdo. Quim, que por desgracia nos dejó hace unos años, estaba feliz, sonriendo como un niño. Tuvo un mérito increíble que los NY Dolls tocasen en Sidecar. Y bueno, de Johnny Thunders qué te voy a contar... Otro de mis ídolos... En una época siempre podías contar con ese siguiente concierto de Johnny que estaba a la vuelta de la esquina... y de pronto un triste día nos dejó. He conocido a tantos imitadores de Johnny Thunders, tantos tristes aspirantes a emularle... Pero sólo hubo un Johnny Thunders. Era totalmente genuíno. Otra banda que no has citado y que siempre está presente en mi vida es The Cramps. Siempre estoy en contacto con fans de Ivy y Lux de todo el mundo con quienes comparto mi admiración por ellos. Cualquier nueva foto que aparece, cualquier anécdota inédita, son pequeños regalitos del cielo. Ese es otro grupo que podría estar en el nº1 de mi lista fácilmente”.

- Los reyes del P-Funk, Parliament Funkadelic.

“George Clinton es Dios y toda su discografía de los 70′s con Parliament y Funkadelic me vuelve loco. Tuve suerte de encontrar todos esos discos en vinilo en los 80′s a precios razonables, y no he dejado de escucharlos desde entonces. Algunos rockeros prefieren los discos de Funkadelic, porque tenían un sonido más Rock, pero a mí me gustan ambos por igual... De hecho, yo pienso en ellos como Parliament/Funkadelic, sin distinciones... Siempre les vi como los KISS negros, sin que tengan nada que ver con KISS... pero les relaciono porque estaban en el mismo sello, Casablanca Records y le daban la misma importancia a la imagen y a la puesta en escena. Qué especial era ese sello, por cierto... Un buen amigo mío, Sugar Kane, frontman de Lipstick, comparte mi pasión por Casablanca Records, ¡y se hizo su propia camiseta de Casablanca! Algún día tendré que robarle esa camiseta. Neil Bogart, capo de Casablanca Records, era un absoluto rockstar, y tenía muy buen gusto para la música, hizo grandes a KISS, Parliament, Village People, Angel, Donna Summer... ¡acojonante! El personaje que interpreta Bobby Cannavale en la serie “Vinyl”, me recuerda mucho a Neil Bogart. Gran serie, por cierto. La verdad es que los discos de Parliament/Funkadelic nunca pierden su encanto. Una vez coincidí con George Clinton en un hotel de New York, en los 90′s, y fue surrealista poder intercambiar unas palabras con él. Uno de mis conciertos favoritos de los 90′s fue uno de Clinton en la sala Razzmatazz de Barcelona. ¡Menuda locura de noche!”.

- Y finalmente, he pensado en Cheap Trick y Rush.

“Cheap Trick... tremendos... Robin Zander es uno de mis cantantes favoritos de todos los tiempos. Si tuviese una emisora de radio, pondría a Cheap Trick a todas horas. Me parece la música perfecta para la radio. Y lo de Rush no es de este mundo... Escuchar a Rush es como ir a la iglesia... Así les veo yo... Poner sus discos es como una ceremonia eclesiástica que requiere respeto y plena atención. No puedo creer que el mismo año hayamos perdido al mejor batería y al mejor guitarrista de la Historia... Neil Peart y Eddie Van Halen, tío... y Maluma sigue vivo... No tiene sentido.

https://www.larazon.es/cataluna/20210105/pil2xxjocbdjzatbzbp5orppfa.html


Última edición por Adso el Miér 27 Ene 2021 - 16:58, editado 1 vez
Adso
Adso

Mensajes : 31745
Fecha de inscripción : 03/12/2013

Volver arriba Ir abajo

NO ME JUDAS SATANAS TOUR. Entrevistas a César Martín Empty Re: NO ME JUDAS SATANAS TOUR. Entrevistas a César Martín

Mensaje por atila Miér 27 Ene 2021 - 16:11

Esta parte:

- Y finalmente, he pensado en Cheap Trick y Rush.

“Cheap Trick... tremendos... Robin Zander es uno de mis cantantes favoritos de todos los tiempos. Si tuviese una emisora de radio, pondría a Cheap Trick a todas horas. Me parece la música perfecta para la radio.


Ayer pensé que, si me quedase encerrado en un ascensor 48 horas, si tuviese que elegir el hilo musical, serían Cheap Trick.
atila
atila

Mensajes : 29746
Fecha de inscripción : 20/07/2008

Volver arriba Ir abajo

NO ME JUDAS SATANAS TOUR. Entrevistas a César Martín Empty Re: NO ME JUDAS SATANAS TOUR. Entrevistas a César Martín

Mensaje por Adso Miér 27 Ene 2021 - 16:12

Entrevista a César Martín (V)

Por Joan Planes

- El AOR (Adult Oriented Rock) es uno de tus géneros favoritos, y también de bastantes lectores, pero casi siempre citas a los superclásicos, como Boston, Foreigner, Journey, Angel, Heart, Triumph...últimamente también de REO Speedwagon y Styx. Pero en los 80 había otras bandas del género, como Honeymoon Suite, Dakota, Virginia Wolf, Balance, Aviator...


- No me interesa ninguno de esos grupos. En los 80′s yo odiaba cosas como Honeymoon Suite o Virginia Wolf. Sé que hay muchos seguidores de esos grupos, pero es su problema, a mí me parecen una mierda.

- ¡Honeymoon Suite suenan como los clásicos, de sonido!

- Cuando escucho AOR, siempre recurro a los clásicos... Boston, Journey, Foreigner... Incluso REO Speedwagon me gustan bastante más que Honeymoon Suite. La banda AOR que recupero más a menudo es Foreigner. Discos como “4”, “Head Games” o “Double Vision” no envejecen jamás. Por puro milagro, llegué a ver a Foreigner con Lou Gramm en 1988. Lou aún no había caído enfermo y estaba en plenitud de facultades. Fue en el festival que organizó Atlantic Records en el Madison Square Garden para celebrar su 40 aniversario. El cartel tiraba de espaldas: Led Zeppelin, Foreigner, Yes, Blues Brothers, Bee Gees, The Coasters, Ben E. King, Crosby Stills & Nash, Lavern Baker, Robert Plant, Wilson Pickett, Rufus Thomas... Ver a todos ellos fue un regalo del cielo. Foreigner hicieron un concierto breve, pero explosivo. Para mí, que crecí escuchando temas como “Hot Blooded” y “Juke Box Hero”, aquello fue la hostia. Es increíble lo infravalorado que está Lou Gramm como cantante, a mí siempre me pareció una de las grandes voces del Rock”.

- Otro estilo que también te gusta mucho, y que tiene ilustres “secundarios” es el acero británico, la New Wave of British Heavy Metal. Además de los Reyes, hay bandas como Demon, Praying Mantis, Rock Goddess, Angel Witch, Diamond Head...

- La NWOBHM pude vivirla en tiempo real. Descubrí a todas aquellas bandas con sus respectivos debuts y fue un movimiento que tuvo una importancia capital para quienes nos criamos escuchando Heavy Metal y Hard Rock. El Popu cubrió a todas esas bandas desde el principio. Recuerdo perfectamente cuando se publicó el primer disco de Iron Maiden, el primero de Saxon, el primero de Def Leppard. Yo debía tener 10 u 11 años cuando empecé a escuchar a todas esas bandas, y recuerdo que el Heavy Metal británico tenía un atractivo tremendo para cualquier crío heavy de la época. Nos fascinaba todo lo relacionado con esas bandas: ese sonido tan británico de Saxon y Maiden, la estética, incluso el lugar de origen de esos grupos tenía un atractivo enorme en la distancia... Eran bandas que venían de la calle, era evidente que había autenticidad ahí, no eran un producto de una multinacional... y la imagen no podía ser más poderosa... llevaban chupas de cuero y cinturones de balas o de tachuelas, ¡incluso el logo de cada grupo era increíble! Yo dibujaba en mi carpeta del colegio los logos de Saxon, Maiden, Leppard, Motörhead, Judas Priest... Y cada vez que caía en tus manos un nuevo disco de esas bandas, era una experiencia intensa. Los que se editaron en España no tuve que comprarlos, porque las compañías enviaban al Popu varias copias de cada vinilo que publicaban. Era la época en que la industria discográfica nadaba en la abundancia, y fácilmente podían llegar cuatro o cinco copias de “Piece of Mind” o de “Wheels of Steel” a la redacción. Otros muchos me los tuve que comprar, como los dos primeros de Ozzy, el primero de Leppard, etc., pero por lo general, la redacción del Popu era como la noche de Reyes cada semana del año. Llegaba constantemente material promocional. Eso sigue sucediendo hoy en día, pero tenía más encanto recibir vinilos que CD’s. Lo que ya resultaba más complicado era conseguir material de grupos que no contaban con el apoyo de una multinacional, como Demon, Praying Mantis y demás. Una de mis favoritas de ese movimiento siempre fue Tygers of Pan Tang. Sus tres primeros álbumes me parecen esenciales. “Wild Cat”, “Spellbound” y “Crazy Nights” no han perdido ni pizca de frescura con los años”.

- En los años anteriores, estaba el aspecto más kitsch de finales de los 60′s y sobre todo de los 70′s, con bandas como Bay City Rollers y The Monkees, y artistas como Leif Garrett o Shawn Cassidy.

- No tengo ningún problema con Bay City Rollers, aunque a muchos rockeros les puedan parecer horribles. Es Bubblegum Pop setentero con estética pseudo glammy y hits hechos a medida para trastornar a millones de adolescentes. ¡Ojalá la música pop comercial de 2021 fuese Bay City Rollers en lugar de toda esa basura de trap y reggaeton! En los 70′s, mis padres compraban cada mes la revista alemana Pop, donde salían los Bay City Rollers todo el tiempo. Compartían páginas con KISS, Abba, Sweet, John Travolta, Bee Gees, Gary Glitter, Starsky & Hutch, Farrah Fawcett, Olivia Newton-John, Leif Garrett, Slade, Freddie Mercury, Peter Frampton, Village People e incluso Sex Pistols! Gracias a revistas como esa, yo siempre relacioné a los Bay City Rollers con todos esos iconos 70′s. Recuerdo que uno de los miembros de los Bay City Rollers, Woody, salía a menudo en las portadas de la revista Pop, ¡aunque en España nadie supiese quién era! “Saturday Night” es un hit 70′s muy entrañable, y aún lo canta la gente en los karaokes de medio mundo. Tengo amigos en USA, como Jim Wilson de Mother Superior, que crecieron con los Rollers y aún les admiran décadas después. Jim ha llegado a conocer en persona a alguno de sus miembros, ¡y te lo cuenta casi como si hubiese conocido a un Beatle! Muchos años después de su buena época, me compré algunos discos de los Rollers en vinilo, sólo porque me recuerdan los 70′s. Yo colecciono ese tipo de mierda: discos de Leif Garrett, Travolta, David Cassidy, Shaun Cassidy, Village People o la ex-Angel de Charlie, Cheryl Ladd... Mi siguiente compra debería ser el doble en directo de Village People, “Live and Sleazy”, ¡que ya vale lo que te piden por él solo por su delirante doble carpeta! No puede competir con “Live and Dangerours” de Thin Lizzy, pero difícilmente podría ser más entrañable. Ahí está su himno gay dedicado al departamento de policía, “Hot Cop”, ¡con sirenas incluidas! Village People no querían matar polis como Body Count, ¡querían follarlos! Relacionando ideas locas, puedo imaginar a Vito Spatafore de “Los Soprano” bailando esta mierda en la disco con su atuendo de cuero negro. Sobre The Monkees sólo tengo cosas buenas que decir. De nuevo, ojalá The Monkees fuese el pop comercial de 2021 en lugar de Rosalia y toda esa puta mierda. En realidad, The Monkees eran una banda de Rock, pero inicialmente fueron concebidos como un producto para el público teen. No formaron parte de mi niñez, porque su gran época fue la segunda mitad de los 60′s, pero muchos de mis colegas americanos crecieron cantando sus canciones, y en parte gracias a ellos terminé apreciando su música. Su historia es increíble. Los fichó un canal de TV como grupo “fake” para un programa, ¡y terminaron convirtiéndose en un grupo real! Una amiga mía americana, que es mucho más joven que yo, hasta antes de la pandemia tenía por costumbre viajar cada año ¡en un crucero de fans de The Monkees! La primera vez que me lo dijo, me reí, porque me pareció cachondo, ¡y se cabreó! Para ella, The Monkees no son ninguna broma. Para mí tampoco, pero me hizo gracia que una chica de veintipico años fuese tan fan de The Monkees hoy en día. La verdad es que tienen una buena discografía. ¡Y no hay que olvidar su película “Head”! Un clásico de la cultura pop. ¡Jack Nicholson fue uno de los productores del film y hasta había algún cameo de Frank Zappa! Micky Dolenz de los Monkees fue además miembro del club de bebedores hardcore de Alice Cooper, Hollywood Vampires, junto a John Lennon, Harry Nilsson y Keith Moon. ¡Se podrían contar muchas anécdotas de esos tíos! Un libro que se publicó hace poco y que antes o después compraré es “The Monkees, Head and the 60′s”. Tiene muy buena pinta.

. Dentro del Prog Rock, aparte de los superclásicos, podemos citar a Barclay James Harvest, Premiata Marconi, Camel, Gong, Family...

- Ya estamos otra vez con las preguntas plastas... ¡Barclay James Harvest! La última vez que alguien me habló de ese grupo, yo debía tener 7 años. ¡Al lado de Barclay James Harvest, Supertramp son G.G. Allin, tío! De crío, yo me guiaba mucho por las portadas de los discos, y la verdad es que los tipos de Barclay tenían algunas buenas portadas, pero luego su música era un puto horror. Pseudo progresivo sacarinoso para gente con horchata en las venas. No puedo entender que una persona joven escuche esto... De verdad que no. A mí esta música me pone de mala hostia. La prueba de fuego para mí fue un concierto de estos tíos que dieron una vez en la tele. Quién sabe, igual en vivo serían potentes... ¡pues no! Qué frontman más ahostiable, por Dios. Gong no tienen nada que ver con Barclay. Es música de drogas, y yo no tomo drogas, así que nunca he sido admirador de Daevid Allen, pero igual cualquier día me vuelvo loco y me compro toda su discografía, ¡todo es posible! Por ahora, Gong no me importan nada. Y si algún Gong-head lee esto, ¡qué los disfrute!, cada uno tiene sus gustos. ¿Por quién más me preguntabas?... Camel... De nuevo, no es lo mío ni lo será nunca. Buen grupo, pero la vida es corta y yo prefiero escuchar a los Misfits.

- Otro estilo que te apasiona es el Rock Sureño, que no solo es Lynyrd Skynyrd o Allman Brothers. También están Molly Hatchet, Outlaws, Little Feat, Atlanta Rhythm Section...y los propios Lynyrd de este siglo.

-Todas ellas son grandes bandas. Uno de los grandes dobles Lp’s en directo de los 70′s es “Bring It Back Alive” de The Outlaws. Conservo mi vieja copia de 1978. En la edición en España de EMI Odeon creyeron conveniente poner el subtítulo en castellano “De regreso y en vivo”. Los típicos detalles cómicos de las ediciones españolas... Como pasó con “Love It To Death” de Alice Cooper, en el que directamente se cepillaron el título en inglés y pusieron: “Quiérelo hasta la muerte”. Yo tengo sólo esas ediciones en vinilo, nunca los compré de nuevo y cada vez que los pongo, me hace gracia leer eso. The Outlaws es una de las bandas esenciales del Rock sureño. Hughie Thomasson, que falleció hace años, era un músico increíble. Molly Hatchet me gustan un poco menos, pero siempre me parecieron una buena banda. Descubrí a Molly Hatchet a la vez que a Lynyrd Skynyrd, y claro, los pobres Hatchet salieron perdiendo, pero tienen buenos discos. Atlanta Rhythm Section es otro grupo muy especial. Hace poco me compré su caja de CD’s “The Polydor Years”, que recopila 8 discos de sus mejores años. Se echan en falta sus dos primeros Lp’s, que también son buenísimos, pero por lo demás es una caja fantástica, si tan sólo quieres tener esos discos en un mismo pack. No incluye extras, pero a mí me gustan este tipo de recopilatorios aunque ya tenga los discos. Me compré también la caja de Angel, aunque ya tenía todos sus discos en vinilo. Sucede lo mismo: no tiene nada extra, pero es barata y me gusta tener todo recopilado en un pack, aunque ya tenga todos los vinilos y viejas ediciones en CD. Entre los grandes directos de los 70′s, yo incluiría “Are You Ready!” de Atlanta Rhythm Section. Escuchando ese disco, te sientes como si estuvieras en uno de aquellos míticos festivales 70′s que se celebraban en verano en USA. Little Feat eran enormes... ¡Lowell George!, ¡otro músico genial!... Discos como “Dixie Chicken” o “Sailin’ Shoes”... qué maravilla... Nunca fue una banda destinada a triunfar a lo grande en todo el mundo, pero han influido a montones de grupos, desde Van Halen hasta Blackberry Smoke o The Black Crowes... “Waiting for Columbus” es otro de esos directos imprescindibles... Quien tenga alergia a las “jam bands”, quizá tenga problemas con Little Feat y con ese disco en concreto, pero a mí me gusta todo en ellos; su faceta más “jam” y sus temas más directos. Por supuesto hay un mundo de diferencia entre Molly Hatchet y Little Feat, son escenas totalmente distintas. Cuando pienso en Rock sureño, no lo relaciono con Little Feat. Lo suyo era un rollo más New Orleans, entre otras muchas cosas... Soul, Blues, rollo pantanoso... Increíbles músicos”.

https://www.larazon.es/cataluna/20210109/rjs465t37jd3nlprg5a5cobaua.html


Última edición por Adso el Miér 27 Ene 2021 - 16:58, editado 1 vez
Adso
Adso

Mensajes : 31745
Fecha de inscripción : 03/12/2013

Volver arriba Ir abajo

NO ME JUDAS SATANAS TOUR. Entrevistas a César Martín Empty Re: NO ME JUDAS SATANAS TOUR. Entrevistas a César Martín

Mensaje por Adso Miér 27 Ene 2021 - 16:19

Entrevista a César Martín (VI)

Por Joan Planes

-Me parece que hablar de tus cantantes o solistas preferidos es más difícil que de grupos, porque a veces la frontera es muy difusa. Hay ejemplos que supongo que estarían entre tus favoritos. Desde hace ya bastantes años se te ve más hechizado que nunca con David Bowie, con Spiders From Mars y sin ellos.


- Yo estoy hechizado con David Bowie desde que le vi de pequeño por primera vez en las páginas del Popu. Me hipnotizaban aquellas fotos suyas de la época de “Ziggy Stardust”, “Aladdin Sane” y “Diamond Dogs” que salían en la revista en los 70′s... Me pasaba igual que a Mickey Rourke, que en ocasiones ha comentado que en los 70′s le parecía que Bowie era un personaje de Marte. Es uno de los pocos cantantes que yo situaría al nivel de Elvis y Frank Sinatra. Lo tenía absolutamente todo. Aún no he querido escuchar “Blackstar”. Lo tengo y conozco los singles, pero no puedo afrontar una escucha de ese álbum, porque no he aceptado su muerte. ¡Es que es inaceptable! Artistas como Bowie, Prince o Tom Petty siguen vivos para mí”.

-Otro ejemplo de la frontera difusa serían otros de tus favoritos The Jimi Hendrix Experience. Hace muchos años hablabas más de ellos, ¿te has distanciado?

- Pero hombre... ¿cómo me voy a distanciar de Jimi Hendrix? Escuchar sus viejos discos sigue siendo un privilegio. Y me pasa igual que con Elvis, Dylan, Beatles, Stones... me interesa cualquier anécdota, cualquier detalle de sus grabaciones. Hace poco publicamos en el Popu una entrevista muy interesante con el mítico productor Eddie Kramer, que trabajó con Hendrix en obras maestras como “Are You Experienced”, “Axis: Bold As Love” o “Electric Ladyland”. Todavía es impactante hacer sonar esos álbumes a día de hoy. Y es uno de esos casos raros en que no me importa que sigan explotando su leyenda con nuevos lanzamientos. Me gustan mucho algunos de sus discos póstumos.

-Neil Young & Crazy Horse creo que sin duda están arriba del todo.

- Por supuesto. Una de las mejores bandas de la Historia. Y lo de Neil es algo tremendo... Tantísimos años sin perder la inspiración... Sigue siendo una alegría cada vez que publica un nuevo álbum. De los diez últimos años, los discos suyos que recupero más a menudo son “Psychedelic Pill” y “Americana”. Otra de esas noches para el recuerdo fue su actuación en Barcelona con Crazy Horse en 1987. Ese concierto simplemente no habría podido ser más apabullante. Salimos todos flotando del Palacio de los Deportes”.

-También están en la lista de favoritos de solistas con banda de acompañamiento Tom Petty & The Heartbreakers.


“El mismo caso de Neil Young. Tanto en solitario como con los Heartbreakers, es maravilloso escuchar a Tom Petty. Menuda carrera... La música de Petty está presente en mi vida constantemente... Un día es “Damn the Torpedoes”, otro es “Full Moon Fever” o “Into the Great Wide Open”... otro es “Wildflowers” o “She’s the One”... o “The Last DJ”... o “Hypnotic Eye”... Cuánto talento... Me alegro mucho de que Mike Campbell haya logrado superar su pérdida y esté de regreso con su nueva banda The Dirty Knobs. Su álbum de debut es uno de mis favoritos de los últimos meses”.

-Y por supuesto Bob Dylan & The Band. También pienso que has ido valorando más la carrera de Dylan con los años, y además está su increíble legado desde “Oh Mercy”.

- Yo valoro a Bob Dylan ahora igual que cuando tenía 8 años... Es junto a The Beatles el mejor compositor de todos los tiempos. Curiosamente, me he encontrado a muchos detractores de Dylan a lo largo de los años... Rockeros que no consiguen entrar en su música, les parece aburrido, se meten con su voz... y siempre pierdo los papeles cuando oigo estas cosas. ¡Hay que defender a Bobby en cada reunión social en donde se ponga en entredicho su talento!, ¡hay que defender su honor! Pronto volveré a leer el libro oral “Behind the Shades”. Repasa su carrera y es un placer escuchar todos sus discos mientras lees sobre cada etapa de su trayectoria. Ahora estoy escuchando de nuevo su programa de radio. ¡Quién nos iba a decir que encima sería el mejor DJ del mundo! Su programa es adictivo. No sé cómo debe estar llevando la pandemia. Alguien como él, que necesitaba girar sin descanso, tiene que estar muy agobiado. Ha retomado su programa de radio para matar el tiempo, pero no creo que eso sea suficiente para él”.

-Entiendo que en el cómputo general, los favoritos son Elvis y Frank Sinatra, pero también añadirías a muchos héroes de los años 50. Yo me decantaría por Jerry Lee, Eddie Cochran, Gene Vincent, Buddy Holly y tengo una fijación con Ricky Nelson.

-Esa es la base de todo. Por eso en una ocasión dediqué el No Me Judas durante cinco meses seguidos al Rock de los 50′s. A los que citas, hay que añadir a Chuck Berry, Little Richard, Bo Diddley, Fats Domino, Carl Perkins y muchos otros. Con esos tipos nunca es suficiente... yo siempre estoy buscando discos raros de ellos, nuevas ediciones, etc. Por suerte, la obsesión con los 50′s te puede durar toda la vida. Tengo muchos libros sobre ellos, y me gusta leer las mismas historias una y otra vez, y conocer nuevas anécdotas o datos curiosos. Tengo libros también centrados sólo en canciones de esa era, conciertos, sellos discográficos, etc. Con el Rock 50′s nunca es suficiente, siempre necesitas más”.

-En la lista abundaría por supuesto el soul, con James Brown, Aretha, Sam Cooke, Otis Redding, Marvin Gaye, no¿, pero, que opinas además de Donny Hathaway, por ejemplo?

- El Soul de los 60′s y los 70′s es otra obsesión para mí. Me pasa igual que con el Rock 50′s, me tiro la vida entera buscando discos raros, nuevas ediciones de los clásicos, libros sobre cada una de esas leyendas... y luego no tengo tiempo para disfrutar todo eso, pero sé que está ahí y que puedo recurrir a ello cuando quiera... De Donny Hathaway no tengo mucho que decirte. Conozco sus discos y me parecen muy buenos, pero no crecí con su música. Yo crecí con James Brown, Aretha, Marvin Gaye, Curtis Mayfield, Diana Ross, Otis Redding, Temptations, Martha and the Vandellas, Tammi Terrell, Sam Cooke, Stevie Wonder... Esos fueron mis héroes. A Donny Hathaway le descubrí mucho después. Pero era increíble, desde luego. Es que la música negra de aquella era fue algo de otro mundo... Fíjate en un caso tan extraño como el de Mary Queenie Lyons... Cuando ya crees que lo sabes todo sobre el Soul, lo cual es imposible evidentemente, cae en tus manos esa locura de disco... “Soul Fever” de Mary Queenie Lyons... y se convierte en otro de tus favoritos de todos los tiempos”.

-Es difícil decir, cuales serían tus favoritos después de los citados, pero probaremos. ¿Janis Joplin?

- Es el mismo caso de Hendrix. Una trayectoria muy corta y sin embargo seguimos hablando de ella más de cincuenta años después, porque fue la más grande. Hace poco se ha publicado otra biografía dedicada a Janis, y supongo que la leeré. Me conozco toda su vida de memoria, ¡pero quizá aporte alguna anécdota inédita!”

-Juraría que Tom Waits seguro.
- Tom Waits... ¿qué quieres que te cuente de semejante coloso en dos minutos? Soy muy repetitivo con Waits, siempre estoy recuperando sus discos. Su discografía es impecable, desde el primero hasta el último, “Bad As Me”, que parece que pasó un poco inadvertido en su momento. Y luego tenemos todo lo demás... sus conciertos, su sentido del humor, sus entrevistas, su faceta de actor... Se echa mucho de menos un nuevo disco de Tom Waits. Ya han pasado 10 años desde el último”.

- Creo que compartes mi fijación con John Mellencamp y John Hiatt. ¿También estarían por ahí?

- ¿Tú que crees? He pasado más de 30 años escribiendo sobre esos dos caballeros. En el libro del No Me Judas tienes un capítulo dedicado a Mellencamp. Y John Hiatt ha estado presente en el Popu desde los 80′s. Hiatt se convirtió en uno de mis artistas favoritos en 1987, con la edición de “Bring the Family” y no ha publicado un mal disco desde entonces. Fue una maravillosa rareza poder verle en esa gira, cuando tocó en la sala Zeleste de Barcelona. Posteriormente le he podido ver algunas veces más, en Los Angeles, Madrid, Barcelona... y siempre he disfrutado mucho sus shows. Tanto Hiatt como Mellencamp, por suerte, se mantienen en muy buena forma en la actualidad”.

- De Punk Rock, está Johnny Thunders en solitario, y por supuesto, Iggy Pop. Pero, que te parece David Johansen al margen de New York Dolls? Nos sorprendió con su disco de blues.

- El disco blues de David Johansen es bueno, pero su trayectoria en solitario palidece totalmente si la comparamos con la de Johnny Thunders o Iggy Pop. A Johansen le prefiero como frontman de los NY Dolls. Por otra parte, uno de mis problemas con él es que ha tratado muy mal a Sylvain Sylvain, y eso es bastante imperdonable. Johansen no me parece un buen tipo, nunca tuvo la honestidad y la cercanía de Sylvain. Parece que Scorsese está preparando un documental sobre él... Será interesante, pero habría sido mucho mejor un film sobre los Dolls”.

- Seguir con tus favoritos, pero diremos nombres, que no tienen que estar necesariamente en la lista. Te digo Ted Nugent, al margen de la dichosa política, que a mí no me influye a nivel musical.

- Ted Nugent es auténtica escoria como persona. Le detesto como individuo. Es mala gente. Me hacen gracia los seguidores españoles de Nugent que se creen que son rednecks como él, y no se dan cuenta de que para Nugent los españoles somos simplemente seres inferiores, porque es un absoluto racista. Esos seguidores españoles del Nugent actual, desde luego no serían bien recibidos en el rancho de The Nuge. Pero por encima de todo está la música, y sus discos de los 70′s los tengo en un pedestal, por supuesto. Me da igual su ideología cada vez que pongo “Double Live Gonzo” a 11. Yo iba a la escuela con una carpeta forrada con fotos de Ted Nugent, así que su música siempre ha sido muy importante para mí, pero no por ello me tiene que caer bien. Es lo mismo que pasa con Gary Glitter: siempre amaré sus discos, aunque sea una basura como persona”.

- ¿Stevie Ray Vaughan?.

- Nuestro Hendrix de los 80′s. ¡Qué suerte tuvimos de ser contemporáneos de Stevie Ray Vaughan! Su discografía es perfecta y entre mis directos favoritos de la historia, incluiría su “Live Alive”. Yo aún le escucho todo el tiempo”.

-Unos seguros supongo que son Ozzy y Dio en solitario.

- No veo ninguna diferencia entre ambos. Son igual de esenciales. Pude seguir sus carreras en solitario desde el primer disco y les vi por primera vez en algunos de sus mejores tours... A Dio en la gira de “The Last in Line” y a Ozzy en las giras de “Bark at the Moon” y “The Ultimate Sin”... Aún conservo las camisetas de esos tours. Se las podría vender a alguna de esas supermodelos que compran ahora T-shirts heavies vintage en las tiendas de Beverly Hills... pero no lo haré, mejor que paguen 300 dólares por ellas en la boutique de su barrio. ¡Quién nos iba a decir en los 80′s que alguna vez veríamos a tipas super fashion luciendo camisetas viejas de Accept y Dio!”

-Rory Gallagher.

“De nuevo: esencial, único, irrepetible. Tengo a menudo pequeños arrebatos con Rory y escucho cinco o seis discos suyos de un tirón. Me gusta mucho todo lo que grabó, con Taste y en solitario. Fue la clase de músico que jamás traicionó sus principios, nunca dio un paso en falso. Pude verle dos veces en directo y en ambas ocasiones estuvo extraordinario”.

-Kris Kristofferson seguro que sí, en mi lista seguro.

“Otro de mis grandes héroes. La primera vez que le vi en directo fue en Los Angeles en 1987, compartiendo cartel con Willie Nelson. Todos sus discos son muy buenos, incluidos los más recientes, pero el que yo necesito escuchar más a menudo es el primero, “Kristofferson”... ¡Menudo debut! Ahí estaban “Sunday Morning Comin’ Down”, “Me and Bobby McGee”, “Best of All Possible Worlds”, “For the Good Times”, “To Beat the Devil”... ¡Ese disco es demasiado bueno, tío! ¡Un disco no puede ser tan bueno! ¡Es exagerado! Yo es que le admiro a todos los niveles... Como músico, como actor, como persona... ¿Te acuerdas cuando salió en defensa de Sinéad O’Connor en aquel concierto de homenaje a Bob Dylan en el Madison Square Garden, en los 90′s, cuando el público la abucheó? Me encantó ese detalle de Kristofferson. Ahí tenías a todos esos americanos ofendidos porque consideraron que Sinéad le había faltado al respeto a su bandera o por el asunto de la foto del Papa, y Kris salió en su defensa. Algo así es el reflejo perfecto de quién ha sido siempre Kris Kristofferson. Un individuo con su propia identidad que nunca se ha acercado al sol que más calienta. Como el propio Dylan. Esa es la clase de gente que resulta inspiradora en esta vida”.

-Una curiosidad es, por ejemplo, Elton John en los 70′s. Se sabe que lo respetas, pero nunca te has pronunciado sobre si prefieres “Captain Magic”, “Honky Chateau”, “Goodbye Yellow Brick Road”, “Tumbleweed Connection”...

- Nunca estuvo entre mis favoritos, pero le considero un músico y compositor con un talento descomunal. Y me gustan todos sus discos, incluyendo los más comerciales de los 80′s. Aunque claro, prefiero los clásicos de su mejor época como “Goodbye Yellow Brick Road” o “Captain Fantastic...”. Antes o después supongo que leeré su autobiografía. Me encantó su última aparición en el programa de Howard Stern, que puedes ver en video, en YouTube. Es brutal cuando recuerda a Leon Russell y toca un fragmento de uno de sus temas ahí mismo, ¡en medio de la entrevista! El talento de Elton es enorme.

-Otros sobre los que no te has pronunciado nunca son Billy Joel, Paul Simon en solitario, Dan Fogelberg, JD Souther, Carly Simon, Joni Mitchell, Linda Ronstadt, Joe Cocker, Rita Coolidge...

-Billy Joel no me importa una mierda. Si vuelvo a escuchar una sola vez más en mi vida “Piano Man”, o me mato yo o mato al que tenga al lado. Me cago en “Piano Man”, tío... Paul Simon es un gran compositor, pero su carrera me da igual... Me gustan sus clásicos de Simon & Garfunkel y poco más. De Linda Ronstadt me gustaron sus primeros discos, pero cuando empezó con el rollo de las rancheras me perdió como fan. Con Joni Mitchell lo he estado intentando desde que era un niño, y nada, por ahora no ha habido ningún progreso. Rita Coolidge me parece un gran cantante, pero sus discos me aburren. La vi una vez en directo, cuando vino a España en aquella gira de Marlboro con Brenda Lee, Jerry Lee Lewis y Bellamy Brothers. Fue en ese concierto cuando Jerry Lee se cabreó con el público y se largó del escenario, y el público lanzó una lluvia de botellas y latas. Por culpa de Jerry Lee se cancelaría el último concierto previsto de los pobres Bellamy Brothers. Fue mejor el show que hizo Jerry Lee unos años después en la sala Zeleste... de hecho, ¡lo de esa noche fue increíble! El Killer estaba muy motivado y lo dio todo. Joe Cocker me parece un coloso, por supuesto... “Mad Dogs & Englishmen” es otro de esos discos clásicos que no debería faltar en la colección de ningún rockero. Carly Simon es uno de mis amores platónicos desde niño. Increíble mujer. Todos sus discos son buenos y su canción “You’re So Vain” es una de mis favoritas de la historia. Me gusta mucho la versión de ese tema que grabaron Faster Pussycat. La conexión Carly Simon/Faster Pussycat es espectacularmente freaky”.

-También son muy importantes en tu vida Willy Deville, Chris Isaak, Nina Hagen, Emmylou Harris...

- Sí. Tendríamos que reivindicar a Willy DeVille más a menudo. Es un caso parecido al de Johnny Thunders. Nos habíamos acostumbrado a verle en cada gira y de pronto le perdimos... Mi concierto favorito de él fue uno que dio en un pequeño bar en New York, en 1988. Aquella fue una de esas noches en las que te das cuenta de que estás en el lugar y en el momento perfectos. No había ni cien personas allí, porque era un bar minúsculo con un micro-escenario, y Willy basó su set en clásicos de Blues y Soul, además de algunos de sus mejores temas. Ya por aquel entonces era una leyenda en vida. Amo todos sus discos. Chris Isaak es otro de los grandes. La primera vez que apareció en el Popu fue cuando visitó nuestra redacción en su primera visita promocional a España y mi padre le hizo una sesión de fotos. Acababa de publicar su primer disco. Aquellas fotos son increíbles. Un Chris Isaak super joven posando como Elvis... “Forever Blue” siempre será uno de mis discos favoritos, y toda su discografía es fantástica. Además, ofrece siempre unos directos arrolladores. Nadie hoy en día puede lucir un traje de espejos con su elegancia y savoir faire. De Nina Hagen soy admirador desde que vi su mítica película “Cha Cha”, en la que también salían Lene Lovich y Herman Brood. Estudié piano durante nueve años, y cuando me cansaba de tocar piezas clásicas, hacía versiones chunguísimas de Nina Hagen y de Black Sabbath. Tengo todos los discos de Nina y aún me parece un ser del espacio exterior. Fue la hostia verla en directo con Lene Lovich en Barcelona en los 80′s. ¡Nina y Lene deberían haber formado pareja artística! Si tienes un mal día, ponte su video de “Don’t Kill the Animals” y tu estado de ánimo cambiará en un instante. ¡Qué locura de mujeres! ¡Maravillosas! Lene Lovich también está entre mis cantantes favoritas. Y Emmylou Harris es una Diosa del Country Rock... Menuda carrera... Su etapa con Gram Parsons, su increíble trayectoria en solitario... ¡Mucho respeto y admiración por Emmylou!”.

- Volvamos a los grupos favoritos...Grand Funk Railroad?

- Tienes un capítulo del libro del No Me Judas dedicado a Grand Funk. En una época llegaron a ser la banda más grande de USA. Yo aún les escucho todo el tiempo”.

-Hay otras que me intrigan, y no sé si estarían tan arriba. The Faces?

“Esenciales, por supuesto. Si tuviese que explicarle a alguien lo que es el Rock’n’Roll, simplemente le pondría un disco de los Faces”.

-Bad Company y Free?

“Hay muchos puristas que admiran a Free y sin embargo hablan mal de Bad Company. Acuérdate de cuando Kurt Cobain se metía con Pearl Jam comparándoles despectivamente con Bad Company... Tonterías. Me parecen igual de esenciales Free y Bad Co, aunque a mí me gustan un poco más Bad Company. En una época escuché sus discos “Bad Company” y “Run With the Pack” hasta quemarlos. No me malinterpretes, ¡también amo a Free!... Su legendario disco en directo es magistral, y Paul Kossoff es un guitarrista que debería ser más reivindicado. Y de Paul Rodgers qué te voy a contar... Uno de los mejores vocalistas que he escuchado en mi vida. Y a diferencia de muchos otros cantantes de su generación, mantiene su voz intacta con el paso de los años. Fue gracioso ver hace años a los tipos de Buckcherry totalmente intimidados en presencia de Paul Rodgers en el programa de Eddie Trunk, That Metal Show. Buckcherry es una buena banda, pero quedaron empequeñecidos al lado de un gigante como Rodgers”.

-The Doors?

“Intocables. Únicos. Irrepetibles. Formaron parte de la banda sonora de mi niñez y adolescencia. Sus discos siguen estando a un nivel superior... nadie sonó nunca antes como The Doors, ni ha sonado como ellos después

-Sly & The Family Stone?

-La primera vez que tuve conocimiento de quién era Sly Stone fue gracias a un reportaje que se publicó en el Popu de su boda en el Madison Square Garden. ¡Sólo Sly Stone podía celebrar su boda en el Madison Square Garden! Debió ser en un Popu del 73 o el 74, que evidentemente no leí en el año de su edición, sino algunos años después. Pero cuando finalmente fui consciente de su grandeza, fue al verle en el film de Woodstock... Qué locura de concierto... Sly me parece tan esencial como James Brown. Discos suyos como “Stand!”, “Fresh” o “There’s a Riot Goin’ On” han estado en constante rotación en mi tocadiscos durante décadas. ¡Nunca me canso de Sly & The Family Stone! Prince le debía muchísimo a Sly”.

-Hanoi Rocks?

“Otra de las bandas de mi vida, claro. Lo tenían absolutamente todo. Las canciones, el sonido, la imagen, la actitud... y unos directos aplastantes. Recuerdo cuando una vez estaba viendo en casa el video en directo “All Those Wasted Years” y mi abuela me dijo: “¡La chica que canta es muy guapa!”. Podría hablarte de Hanoi Rocks durante semanas... No ha habido otra banda igual”.

-Y qué tal... ZZ Top, T. Rex, Nazareth, Beach Boys y The Band!...

“Todos maravillosos, por supuesto. Esta entrevista se parece a las listas de grupos que me hacía yo de pequeño. Me apuntaba los nombres de Nazareth, T. Rex, Beach Boys y tantos otros, y luego les preguntaba a los redactores del Popu cuáles eran sus mejores discos... Y si había suerte, Jordi Tardà me dejaba algunos videos de Ian Hunter, Rainbow o quien fuese, y me hacía feliz. De esas bandas que citas tengo sus discografías completas en vinilo. Me pasé los 80′s completando las discografías de todos ellos. Porque en cada caso, no era suficiente ni en broma con sus álbumes más famosos. De T. Rex hay que tener por fuerza “Tanx”, “The Slider” y “Electric Warrior”, pero es que a mí me encantan todos los demás también... “Futuristic Dragon”, “Zinc Alloy...”, etc...Y lo mismo me pasa con todos los que citas. The Band... buff, qué grandeza de grupo... Adoro a The Band... Me enamoré de su música con la película “The Last Waltz”, aunque en mi casa ya teníamos todos sus discos desde que era un crío... Sólo tienes que ver un film como “The Last Waltz” para caer rendido ante The Band. Esa podría ser fácilmente la mejor película de Rock de todos los tiempos. No sólo por ese concierto histórico, sino por las entrevistas... Rick Danko, Levon Helm, Richard Manuel... vaya músicos y vaya tipos... Cuánto talento en un solo grupo...”

https://www.larazon.es/cataluna/20210115/z7zf44mlxzgltjujhy3aknqqxa.html


Última edición por Adso el Miér 27 Ene 2021 - 16:57, editado 1 vez
Adso
Adso

Mensajes : 31745
Fecha de inscripción : 03/12/2013

Volver arriba Ir abajo

NO ME JUDAS SATANAS TOUR. Entrevistas a César Martín Empty Re: NO ME JUDAS SATANAS TOUR. Entrevistas a César Martín

Mensaje por Adso Miér 27 Ene 2021 - 16:26

Entrevista a César Martín (VII)

Por Joan Planes

Digamos que es la última parte musical porque tanto la revista, como la sección y por supuesto el libro comprenden mucho, mucho más que Rock y música en general. Para César, los redactores y los lectores John Belushi está arriba del todo del pedestal rockero junto a Johnny Rotten, y lo mismo sucede con Tallulah Bankhead, que comparte espacio sin problemas con New York Dolls en el infinito imaginario de Popular 1.

El éxito del libro está sobrepasando las expectativas y se han tenido que reeditar más ejemplares, para unos lectores muy fieles y apasionados (adjetivo clave para la revista y sus seguidores), que en ocasiones compran varios ejemplares, o lo encargan desde México o Argentina. Las palabras de César siempre ayudan mucho a comprender aún más la mejor “Rock’n’roll magazine” del mundo.

- Un movimiento que q te ha marcado es el Glam setentero. ¿Podrías escoger tus discos favoritos del género? Y aparte de los superclásicos, como Bowie, T. Rex, Sweet, Slade... hay Glam más desconocido. Q opinas de la música de Jobriath, Wizzard, Jo Jo Gunne, los australianos Skyhooks?

- Mi álbum favorito del Glam Rock británico es “The Rise and Fall of Ziggy Stardust and the Spiders From Mars” de David Bowie y The Spiders From Mars. Es una obra perfecta que sigue siendo fascinante después de todos estos años. De T. Rex me quedaría con “Electric Warrior”, pero son prácticamente igual de buenos “Tanx” y “The Slider”. Con Sweet no tengo duda: “Desolation Boulevard” me parece su obra maestra. De Slade es imprescindible su directo “Slade Alive!”, y el disco ideal para que alguien se introduzca en su música es su recopilatorio de 1973, “Sladest”. Hoy en día, Sweet y Slade son bandas totalmente olvidadas, pero tuvieron una importancia capital en su día. Y son grupos muy ligados al Popu, por lo menos en los años 1973-75. De Gary Glitter me quedaría con sus dos primeros discos, “Glitter” y “Touch Me”. Es muy triste que Glitter haya destruido su vida de una manera tan terrible, porque fue una figura muy querida por muchos de nosotros en una época. Tuve oportunidad de verle una vez en directo en Londres, en 1986, y fue una de esas veladas mágicas que no olvidas jamás. El nombre de Gary Glitter era sinónimo de fiesta, era un personaje que parecía salido de un cómic, y sus singles me parecían irresistibles. En fin... la suya ha terminado siendo una historia muy sórdida. De las estrellas de Glam más Serie B que citas, me quedo con Wizzard y Jobriath. Recuerdo que de pequeño me llamaba mucho la atención la imagen de Roy Wood. ¡Extraño personaje! “Wizzard Brew” es un buen disco, totalmente perdido en el tiempo. No vamos a compararlo con Bolan o Bowie, pero tenía mucho encanto. Jobriath es un personaje que siempre me ha fascinado. Cuando vi la espectacular película “Hedwig & The Angry Inch” hace años, el personaje de Hedwig me recordó mucho a Jobriath. Su primer álbum, “Jobriath”, es un clásico de culto imprescindible. También me gusta mucho su segundo disco, “Creatures of the Street”. Jobriath podría haber reinado por todo lo alto, pero estaba destinado a terminar siendo un artista maldito, y por desgracia, olvidado. Yo siempre le reivindicaré, habría merecido disfrutar de una gran carrera. Jo Jo Gunne y Skyhooks son buenas bandas, pero nunca significaron gran cosa en mi vida. Un grupo al que le tengo un cariño especial es Mud. ¡Imposible imaginar una banda más hortera que esa!, pero eran adorables. A cualquiera que tenga un mal día, le recomendaría que viese su actuación en Top Of The Pops interpretando su hit “Tiger Feet”. Los bailarines delirantes, el guitarrista con bolas de Navidad a modo de pendientes... Amo esa canción y la puesta en escena de la banda. Eran pura diversión. Les Gray es probablemente el frontman más feo y horterón de todos los tiempos, pero yo siempre que le veo dándolo todo en escena, me alegra el día”.

-Es conocida tu afición por grupos 80′s con cantante que sea mujer. Hemos hablado de Berlin, Divinyls y Missing Persons, pero q te parece además la música de The Motels, Eurythmics, Siouxsie & The Banshees?

- The Motels era un grupo muy especial. Buenos hits ochenteros y una frontwoman espectacularmente carismática. Martha Davis salía a menudo en el Popu a principios de los 80′s y a mí me parecía una diosa. Eurythmics era un gran grupo de pop ochentero. Esta era la música comercial que sonaba en las fiestas de críos cuando yo era un adolescente. Siempre me gustaron sus hits, y Annie Lennox tenía un magnetismo especial. Lo que no habría podido imaginar en aquella época era que alguien como Dave Stewart terminaría colaborando con tantísimas leyendas... Mick Jagger, Ringo Starr, Stevie Nicks, Aretha Franklin, Nina Hagen... En cuanto a Siouxsie & The Banshees, me parecen una buena banda también, y Siouxsie por supuesto es un icono del Punk Rock.

-Antes has dicho q prefieres mucho antes Bay City Rollers que el reggaeton. Seguro que te pasa lo mismo con Spandau Ballet y otros guilty pleasures de la época. ¿Cuales serían?. Y una banda de calidad indudable, Duran Duran, te siguen gustando sus discos 80′s?

- ¡Spandau Ballet! No, hombre, no, no me hagas hablar de Spandau Ballet. Ahora que ya no tenemos que escuchar el “Gold” de mierda en cada emisora de radio, mejor nos olvidamos de ellos, ¿no? Lo mejor de Spandau Ballet es que siempre eran masacrados en el Correo del Popu en los 80′s, como evidentemente merecían. Lo de Duran Duran no tiene nada que ver. Siempre me parecieron un gran grupo. Incluso fui a uno de sus conciertos en los 80′s y tenían un muy buen directo. Es curioso recordar ahora que Duran Duran estuvieron en la redacción del Popu a principios de su carrera, con sesión de fotos incluida a cargo de Martin Frías. No podría pensar en los años 80 sin recordar a Duran Duran. Son una referencia ochentera tan maravillosa como David Hasselhoff o Mr. T. Hace poco volví a escuchar su disco de versiones “Thank You”, que publicaron en los 90′s. Siempre me gustó mucho ese álbum”.

- También estaba en esa época un revival rockabilly muy muy interesante. Ya has hablado antes de The Cramps, pero estaban, aunque diferentes, Stray Cats, Dave Edmunds y Rockpile, Robert Gordon...grabaron muy buena música.

-Muy grandes todos ellos. Mis favoritos eran Stray Cats. Yo no descubrí el Rock 50′s con ellos, mucho antes de empezar a escucharles ya me volvían loco Elvis, Jerry Lee, Little Richard, Chuck Berry y toda la pandilla, pero fue increíble que pusiesen de moda el Rock 50′s en la era de la MTV, y que captasen la atención de toda una nueva generación. Ya sé que hay puristas Rockabilly que consideran que Stray Cats hacían pop, pero es su problema, tenían un talento acojonante. Su discografía al completo me parece esencial, y también hicieron grandes cosas por separado. Tengo un gran recuerdo de la primera etapa de la Brian Setzer Orchestra, aunque Brian copiase descaradamente a otra de mis bandas favoritas, Royal Crown Revue. Ese es un secreto a voces y es algo que incluso he hablado con Eddie Nichols de R.C.R., pero da igual, esos primeros discos de Brian con su orquesta son maravillosos”.

- Son muy diferentes entre sí, pero te siguen gustando bandas australianas de esos años como INXS, Midnight Oil y Cold Chisel? Alguna otra que destaques?

- Cold Chisel y Midnight Oil eran buenos, pero a mí me gustaban especialmente INXS. “Kick” me parece un disco perfecto que no envejece jamás. Rock australiano de los 80′s... hombre, lo primero que me viene a la mente es Birthday Party y Nick Cave & The Bad Seeds, claro. Aquellos primeros discos de Cave con los Bad Seeds son muy buenos. Su carrera entera es muy interesante, aunque sus últimos álbumes son tan dramáticos, que no encuentro nunca el momento para escucharlos. The Saints es otra buena banda australiana a reivindicar”.

-Podemos hablar de los años 90, muy fructíferos, que vivimos con pasión día a día. Como ves ahora esos años? Algo que te disguste por ejemplo?

- Los 90 empezaron muy bien y terminaron fatal. La lista de bandas que hicieron Historia a principios de esa década es enorme, y sin embargo a partir de 1997 la cosa cayó en picado. Claro que puedo recordar grandes discos publicados en 1997, 98 y 99, pero ya no fue lo mismo... Teníamos la puta mierda del Nu Metal, los grupos genéricos de Pop Grunge de tercera, etc.”

-Hablemos de grupos destacables de la década, pero que están mucho más olvidados que Nirvana. Sponge, te siguen gustando sus 3 discos? Eran especiales y elegantes, y sacaron más discos.

- Sí, una banda muy elegante que ya nadie parece recordar. No formaban parte de ningún movimiento y eso tal vez actuó en su contra, porque los medios no sabían cómo etiquetarlos, pero grabaron muy buenos discos.

-Se echa mucho de menos a Paw, su música y un retorno...

- Paw era muy especiales. Yo aún escucho “Dragline” y “Death to Traitors” de vez en cuando, y su tema “Jessie” es una de mis canciones favoritas de aquella era. Les vi una vez en directo en la carpa pequeña de Reading Festival y estuvieron increíbles”.

- También a Eleven. ¿Que te parece su música, y Natasha?

“Otro grupo maldito que habría merecido mejor suerte. Eran bastante inclasificables y, aunque fueron teloneros de grandes bandas, no lograron un mínimo de éxito. Hace poco hemos entrevistado para el Popu a Alain Johannes, un tipo con mucho talento. La pérdida de Natasha fue muy triste.

-Nunca has opinado sobre Truly, y su disco “Fast Stories... From Kid Coma” es muy potente.

- Buena banda también. Ese disco es muy diferente de todo lo que se publicó en la época. Es una lástima que no lograsen atraer al público que se volvió loco con bandas como Soundgarden o Nirvana. Supongo que su sonido era demasiado underground, y aunque contasen con un ex miembro de Soundgarden, nunca consiguieron captar la atención del público grunge. Su líder, Robert Roth es uno de los tipos más cercanos y entrañables de aquella escena. Siempre que me he comunicado con él, ha sido muy amable y cercano, y es alguien que se nota que por encima de todo ama la música”.

-Eran muy especiales también Thelonious Monster.

“Otra rareza. Provenían de la escena alternativa de Los Angeles de finales de los 80′s. Aparecieron al mismo tiempo que Jane’s Addiction, Fishbone y Red Hot Chili Peppers, pero no tenían el potencial comercial de esos grupos. Bob Forrest es un frontman carismático, pero quizá era demasiado arty para triunfar... Fishbone nunca llegaron a ser tan gigantescos a nivel comercial como Jane’s o los Peppers, pero hicieron giras mundiales importantes y aparecieron mucho en la MTV, mientras que Thelonious nunca dejaron de ser una pequeña banda de culto. Me gusta especialmente su disco del 92, “Beautiful Mess”, en el que colaboraba Tom Waits”.

-¿Te gusta toda la saga Jellyfish, es decir la banda, Imperial Drag, The Moog Cookbook, TV Eyes, Roger Joseph Manning y Jason Falkner en solitario?

-¡Por Dios, sí! Jellyfish eran absolutamente increíbles. Una de las mejores bandas de los 90′s. Y todo lo que hicieron sus miembros después me parece una delicia. Roger Joseph Manning Jr. sigue siendo uno de los mejores músicos del mundo a día de hoy. Lástima que tenga que girar con Beck y no pueda centrarse en su carrera en solitario, pero es lo que hay. Vivir de la música a día de hoy es complicado, ya sabes... Es como lo que pasó con Damon Fox... Duele en el alma que no pudiese seguir adelante con su banda Bigelf y tenga que ganarse la vida girando con The Cult... Amo a The Cult, pero Damon Fox tiene talento y carisma de líder, no debería ser un músico a sueldo para nadie. Poco antes de que se uniese a The Cult, estuve varios meses intentando que Damon nos diese una entrevista en profundidad para dedicarle la portada a Bigelf, y me extrañaba que tardase semanas en responder cada mensaje, y siempre con evasivas... hasta que se anunció que era el nuevo teclista de The Cult, y entonces lo entendí todo. Me quedé con las ganas de dedicarle la portada del Popu a Bigelf... Quién sabe, ¡quizá algún día! Qué banda más maravillosa... Todo lo que grabaron me encanta, pero el que recupero más a menudo es su álbum “Cheat the Gallows”

-Hablaste y hablas muy bien de Blues Traveler, pero también opinas lo mismo ahora de Widespread Panic y Phish, de ese movimiento del H.O.R.D.E. Festival, las jam bands...

- Lo de las jams bands en los 90′s fue un movimiento muy especial. No es exactamente mi rollo, pero disfruté mucho de todas esas bandas en una época... Phish, Blues Traveler, Widespread Panic... Sigue habiendo una escena importante de jam bands hoy en día, pero fue un movimiento más influyente en los 90′s... recuerda que incluso pudimos ver varias noches a Phish en la sala Zeleste o en Dr. Music Festival. Todo el mundo les comparaba con The Grateful Dead, y a mí me parece que no hay comparación posible entre ambos grupos, porque lo de Grateful Dead es algo totalmente único e irrepetible. El público de Phish, además, era mucho más pijo que los deadheads. Pero sus directos eran tremendos, y como ya sabes siguen en activo después de todos estos años. Es una gran banda, y Trey Anastasio es otro de esos músicos superdotados que pueden tocar cualquier cosa. A Widespread Panic hace muchos años que no los escucho, pero en los 90′s los tenía bastante presentes. Me gustaba su directo “Light Fuse Get Away”. Y lo de Blues Traveler es francamente curioso... John Popper tenía aura de leyenda en la primera época de la banda. Recuerdo que cuando le entrevistamos en Dr. Music Festival, le trajeron en camioneta, en un silla de ruedas, y parecía una escena de Woodstock. Pero un buen día adelgazó y el carisma se fue a tomar por culo! Gracias a que adelgazó, ahora está vivo, claro, pero aunque parezca una chorrada, dejó de ser un frontman bigger than life. Hay que recordar que, gracias en parte al magnetismo de Popper, el grupo se hizo bastante grande en USA. Era habitual que se mencionase a John Popper en la prensa como personaje carismático, no sólo por su música. Llegó a ser muy popular. Recuerdo cosas curiosas, como uno de los tíos de Green Day burlándose de Popper en las entrevistas, por su look con el chaleco de las armónicas y demás. En poco tiempo se convirtió en una estrella pop, lo cual fue raro, teniendo en cuenta el tipo de música que tocaban Blues Traveler. Tuvimos suerte de verles en Dr. Music Festival cuando aún estaban en su mejor momento. Y sigue siendo maravilloso recuperar sus primeros discos. Mi favorito es “Four”, una verdadera exquisitez para paladares finos. Canciones como “Run-Around” y “Look Around” están entre mis favoritas de los 90′s. Lo que hacen hoy en día me parece muy digno, siguen siendo una buena banda, pero yo les prefiero en aquellos años”.
-Nu Metal. Ahora mismo, ¿que salvas del género? Creo que tampoco es cuestión de denostarlo todo. Los tres primeros de Korn son potentes, para mí los primeros Deftones también, System Of A Down, Coal Chamber... puedes salvar a más bandas?
- Como te decía antes, como movimiento el Nu Metal me parece una mierda. Detesto con toda mi alma a Limp Bizkit: su sonido asqueroso, lo que representaban... Eran lo más alejado que puedo imaginar de lo que para mí ha sido siempre el Rock’n’Roll. Música para “frat boys” chungos. El tipo de gente que le daría una paliza a Shannon Hoon si se lo encontrasen por la calle. Después de unos años tan maravillosos para el Rock, años que nos dieron artistas del calibre de Shannon, Chris Cornell, Kurt Cobain, Jeff Buckley, Eddie Vedder, Trent Reznor, Layne Staley, Weiland y tantos otros, apareció este nuevo movimiento dirigido a garrulos, lo que en América llaman “wiggas”, o sea, niñatos blancos imitando patéticamente a los gangstas negros... La culminación de todo aquello fue la tercera edición de Woodstock, que se llenó de fans de Limp Bizkit y Kid Rock, y acabó con incendios y violaciones. Un puto asco. El polo opuesto de lo que había sido por ejemplo Lollapalooza en sus primeras ediciones. Y pese a lo dicho, me gustan los primeros discos de Korn, me pareció divertido el debut de Coal Chamber, y nunca me interesaron Deftones, pero supongo que tenían calidad y siguen siendo una banda digna. Fue divertido entrevistar a Jonathan Davis en Holanda... Era la gira de su segundo disco y Davis estaba totalmente trastornado, lo cual siempre da juego en una entrevista. Dijo cosas ahí que ahora serían impublicables. Me pareció un tipo interesante en persona, y era un gran frontman. El mismo día, en ese festival, vimos a Korn y a Marilyn Manson, que también estaban en su mejor momento, y fueron dos grandes shows. A día de hoy, Korn aún me parecen una buena banda, no sé si les viste en el tributo a Alice In Chains... la verdad es que hicieron una versión impecable de “Would?”. Así que las cosas no son blancas o negras. Puedo detestar con toda mi alma el Nu Metal como movimiento, y sin embargo disfrutar los primeros discos de Korn. En cuanto a System of a Down, yo no les considero Nu Metal. Supongo que se les puede relacionar con eso, pero para mí son diferentes. Nunca me marcaron nada, pero es una buena banda y “Toxicity” me parece un álbum potente... Temas como “Chop Suey!”, “Aerials” o “Toxicity” ya son clásicos del Metal moderno. “Mezmerize” también tenía algún tema muy bueno como “B.Y.O.B.”, otro clásico. Es incomprensible que estos tíos no hayan conseguido grabar un nuevo disco desde... ¿cuándo?... ¿hace 15 o 16 años? Tiene que haber auténtico odio entre los miembros de esa banda, porque en los últimos 16 años podrían haber ganado una fortuna y sin embargo no hay manera de que hagan nada nuevo. Supongo que no ayuda el hecho de tener un batería que es un retrasado mental devoto de Trump.

-El Nu Metal... Junto con el Neo Swing, de la misma época, podrían ser los últimos movimientos destacados, aunque sin la misma relevancia sin duda que el Rock 50′s, el Glam, Hard Rock 80′s y Grunge...Porque han desaparecido este tipo de movimientos en el Rock?

- El Neo-Swing fue un movimiento fantástico. Royal Crown Revue, Squirrel Nut Zippers, The Brian Setzer Orchestra, Big Bad Voodoo Daddy, Katharine Whalen, Lavay Smith and Her Red Hot Skillet Lickers... Fantásticas bandas y artistas que cubrimos durante años. Es gracioso, porque a veces se nos ha criticado por apoyar a esos grupos. Hubo más de un retrasado que debió creerse que el Neo-Swing fue un invento de Popular 1, por lo visto algunos consideraban que ese movimiento fue un hype que nos sacamos nosotros de la manga... ¡Bendita ignorancia! Como ha pasado con tantos otros movimientos, el Neo-Swing se hizo grande, sobre todo en USA, en los 90′s y nosotros lo cubrimos en profundidad, porque nos gustaba lo que hacían todas esas bandas. Pero con el paso de los años, la industria tomó otro rumbo y las carreras de algunos de esos grupos se vinieron abajo. Otros siguieron adelante, pero en condiciones precarias. Así que si, por ejemplo, dejamos de cubrir a Royal Crown Revue, ¡fue simplemente porque Royal Crown Revue no siguieron haciendo música! Y lo mismo podemos decir de la mayoría de grupos que lideraron el Neo-Swing. Pero algunos de ellos eran extraordinarios y merecían toda nuestra atención. ¿O acaso le vamos a poner pegas a la espectacular trayectoria de Squirrel Nut Zippers? ¿Realmente alguien tiene problemas con un músico de la talla de Jimbo Mathus? Tanto lo que hizo Jimbo con Squirrel Nut Zippers como su trayectoria en solitario es una maravilla. Y por suerte, los Zippers vuelven a estar en activo desde hace unos años. Pero fíjate en alguien como Lavay Smith: ni siquiera ha vuelto a grabar nada desde 2009, porque supongo que ni merece la pena para ella, teniendo en cuenta cómo está la industria. Pude entrevistarla hace muchos años y era todo pasión. Siempre se ha rodeado de músicos excepcionales, pero se limitan a tocar en directo cuando pueden. Quien quiera probar con su música, que escuche hoy mismo su maravilloso segundo álbum “Everybody’s Talkin’ ‘bout Miss Thing”. Los tres discos que grabó son muy buenos, pero ese me gusta especialmente. Yo sigo amando discos como “The Dirty Boogie” y “Guitar Slinger” de The Brian Setzer Orchestra, “The Contender” y “Walk On Fire” de Royal Crown Revue, “Hot” y “Perennial Favorites” de Squirrel Nut Zippers, “Katharine Whalen’s Jazz Squad” de Katharine Whalen, etc”.

-El problema en este siglo es q es dificilísimo la continuidad de bandas y artistas. En este sentido, es grande poder contar con gente en tan buena forma continua como Scott H. Biram, Chris Stapleton, Luke Winslow King, los últimos discos de Ted Russell Kamp y Ryan Bingham...que sientes por todos ellos?. Y, en este sentido, Orville Peck promete mucho, Marcus King...

- Todos los que citas están entre mis favoritos... He seguido a Scott H. Biram desde el principio y a mí este tío ya me parece legendario. Supongo que nunca saldrá de esa micro-escena de clubs, ni falta que hace, la mayoría de artistas mainstream que triunfan ahora no están capacitados ni para limpiarle las botas al bueno de Biram. ¡No son nadie a su lado! Admiro mucho además la perseverancia y constancia de este tipo, no debe ser nada fácil hacer giras interminables totalmente en solitario. Su nuevo disco, “Fever Dreams”, ¡es una vez más brutal! Qué grandísimo músico y qué poco se le valora... El caso de Chris Stapleton es muy distinto. Ha tenido muchísimo éxito y lo merece, desde luego. Su nuevo álbum, “Starting Over” me ha encantado, como todos los anteriores. Y es una maravilla también su colaboración en uno de los temas del disco de debut de The Dirty Knobs, el nuevo grupo de Mike Campbell. Luke Winslow-King es otro pura sangre, un músico “high class” con un talento extraordinario. Una trayectoria impecable hasta ahora. Ted Russell Kamp es amigo mío desde hace ya un buen puñado de años, y me alegra que se encuentre en un momento artístico tan interesante. Su nuevo disco “Down in the Den”, me parece uno de los grandes álbumes de 2020. Para alguna gente, Ted quizá solo sea uno de los músicos de Shooter Jennings, pero yo creo que su trayectoria en solitario no tiene nada que envidiar de la de Shooter. ¿Quién más...? Ryan Bingham... Otro de los grandes de la música americana actual de raíces, otro tipo sobradísimo de talento. Orville Peck ha sido una sorpresa muy curiosa. La primera vez que vi una foto suya con la máscara y leí que era gay “flamboyant” fan de Dolly Parton, pensé que la cosa no pasaría del “gimmick” de la máscara y del rollo kitschy de cowboy gay, ¡pero su disco “Pony” es buenísimo! Parece un cruce entre Chris Isaak y Roy Orbison. Es un tipo con una carrera muy prometedora por delante. Y Marcus King es otro gran talento. “El Dorado” tiene fantásticas canciones, y sus anteriores discos también. La verdad es que no podemos quejarnos, es un gran momento para la música americana de raíces”.

- Buenos grupos de este siglo con buena discografía de más de 3 discos parece q hay poquísimos. Para mí siguen destacando ahora mismo Ghost, The Baboon Show, Greta Van Fleet y Amyl & The Sniffers. Ya están llegando lejos todos ellos.

- Todos ellos están entre lo mejor del Rock actual. Pero no son los únicos con carreras muy sólidas. Ahí están por ejemplo King Gizzard & The Lizard Wizard, que son un torrente de creatividad constante. Lo de esa banda es flipante, componen y graban a todas horas... ¡Acaban de publicar un disco y por lo visto ya tienen previstos tres lanzamientos más! Y hay otras bandas actuales con más de tres discos recomendables.

-Otro pequeño movimiento, pero con muy buena música, sería una especie de neoglam festivo, con Foxy Shazam, The Struts y The Lemon Twigs, no te parece?

- Supongo que sí, aunque a mí no me interesen especialmente. No me gustan Foxy Shazam ni The Lemon Twigs. Seguro que si les viese en directo, pasaría un buen rato, pero su música me deja totalmente frío. Tienen buen gusto a la hora de elegir sus influencias, y eso ya es algo en estos tiempos lamentables de trap y reggaeton, pero no son para mí. The Struts me gustan más, pero prefiero mucho antes a las otras bandas que hemos citado... King Gizzard, Amyl & The Sniffers, Ghost, Greta Van Fleet, Baboon Show... Cada disco de The Struts que he escuchado, me ha gustado, pero sin embargo lo he olvidado al minuto siguiente, mientras que por ejemplo pongo el debut de The Dirty Knobs, y tarareo sus canciones el resto de la semana”.

-En este siglo sí que encontramos quizá un movimiento destacado, aunque casi no hay. Hablo del denominado Sludge Metal. Me parece un estilo fresco y, en parte, novedoso. Te gusta Baroness, pero también los últimos discos, más calmados? Me parecen muy buenos. Y otras bandas como Torche y Kylesa? Aunque no tengan mucho que ver, me parecen hipnóticos Royal Thunder.

- El Sludge Metal es una gran escena con la que no me identifico demasiado, pero claro que me gustan Baroness, Torche y Kylesa! Son buenos grupos. No siento por ellos lo que sentía en los 90′s por Soundgarden o Alice In Chains, pero me parecen buenos. Del Metal actual destacan especialmente Mastodon. Cuando les hemos dedicado la portada del Popu, ha tenido todo el sentido del mundo. Royal Thunder no tienen nada que ver con esos grupos, su sonido es más clásico y me gustan mucho. MIny Parsons tiene un carisma enorme.

-El Sludge puede atraer a la gente joven, me refiero a adolescentes y como mucho de veintipico, pero es muy difícil que se encierren en un garaje a tocar Rock’n’roll. No saben ni lo que es un disco, un solo de guitarra, la portada de un álbum... solo escuchan temas en mp3 sin saber casi nada del artista y prácticamente nunca es Rock.

- Sí, así es el mundo ahora, pero no esperes que yo me pase el día quejándome y recordando tiempos mejores. Mi visión de esto es totalmente egoísta: tuvimos la suerte de crecer en una época absolutamente mágica, y me quedo con eso. Yo descubrí a todas mis bandas favoritas de la manera que considero correcta, a través de sus vinilos. Hoy en día la gente joven en su gran mayoría tienen otros intereses, están colgando videos en TikTok, insultándose en redes sociales, perdiendo el tiempo con video-juegos o lo que sea, y lo siento por ellos, pero no es mi problema. Evidentemente estoy generalizando. Yo mismo conozco a gente muy joven que compra vinilos, libros y revistas, y están descubriendo con quince años a Led Zeppelin o a los Stones, pero la gran masa prefiere TikTok. Mira, el otro día estuve viendo un rato varios episodios de la sección “What’s in My Bag?” que graba la tienda de discos Amoeba, y fue esperanzador ver a Jeff Tweedy compartiendo su pasión musical con sus dos hijos, que evidentemente son muy jóvenes. Padre e hijos comprando vinilos, recomendándose discos y grupos entre ellos... Y encima con muy buen gusto musical. Cuando ves algo así, te das cuenta de que no todo está perdido.

https://www.larazon.es/cataluna/20210125/qn7msefafffa3k37ky6akwqyiq.html


Última edición por Adso el Miér 27 Ene 2021 - 16:57, editado 1 vez
Adso
Adso

Mensajes : 31745
Fecha de inscripción : 03/12/2013

Volver arriba Ir abajo

NO ME JUDAS SATANAS TOUR. Entrevistas a César Martín Empty Re: NO ME JUDAS SATANAS TOUR. Entrevistas a César Martín

Mensaje por Adso Miér 27 Ene 2021 - 16:31

NO ME JUDAS SATANAS TOUR. Entrevistas a César Martín Cesar-viendo-a-Moto%CC%88rhead-con-13-an%CC%83os.-Ahi%CC%81-empezo%CC%81-todo

Entrevista a César Martín, director de Popular 1 (I): ‘De niño me pasaba el día en el videoclub y cuando se suponía que cerraban la escuela yo entraba en la mía: la redacción del Popular 1’


Por Jordi Tárrega

Todo aquél que se haya sumergido en las páginas de la revista decana de rock en España, y en Europa, sabe que desde hace lustros todo gravita alrededor de su director, el enigmático César Martín. Un tipo al que no le gusta aparecer en fotos ni mucho menos dar entrevistas. Pero bien le conocemos los que somos asiduos a esta publicación mensual que va más allá de lo que es el rock o la música por sus escritos sinceros en los que se nos muestra tal como es.

Supuse que César no me iba a conceder la entrevista, pero me equivoqué. Ya que tuve oportunidad, le pedí una entrevista en persona y en el estudio de la mítica revista, y así fue. Me senté en las mismas butacas que se habían sentado Slayer, Motörhead y tantos otros. La charla se alargó hasta el toque de queda, pero el tema principal era el nuevo (y primer) libro de César Martín: No me Judas Satanás Vol.1, algo que sus fans le iban pidiendo desde mediados de los 90 pues es un recopilatorio de los textos de una sección que va desde lo bizarro a la biografía musical, pasando por freaks y leyendas del cine. Si algo bueno nos ha traído la pandemia ha sido que ha despertado en él y en su equipo la vena editorial.

He optado por hacer varios capítulos de la extensa charla y este primero lo dedicamos al libro de No Me Judas Satanás Vol1.: el perturbador regalo perfecto que hay que tener estas navidades.

Os recordamos que el libro SÓLO se puede adquirir escribiendo a este mail: popular1book@gmail.com donde el propio César os atenderá. Ni en tiendas ni en digital…

Gracias César ante todo… Supongo que sabes que todo fan del Popular 1 desearía estar aquí: Hacer unas cervezas contigo y charlar. Es un privilegio para todo lector que lleva años comprando el Popu…

A ver… tal y como lo planteas es como si yo fuera una estrella de rock y no es el caso… Si ellos lo quisieran sería porque hay una relación muy estrecha con los lectores de toda la vida. Yo empecé a escribir en el año 84 y con la sección del Correo comencé dos años después. Recibo cartas de lectores desde finales de los 80 y gracias a ello tengo una relación muy estrecha con lectores de la revista que no conozco en persona. A otros los he ido conociendo con los años, por lo cual es como una familia. Es algo especial y tiene ese punto de que, más allá de cómo escribo, es como si estuviéramos charlando en un bar. No hay pretensión alguna, ni soy un literato frustrado pues cuando empecé a escribir era casi un iletrado. Mis maestros fueron Thin Lizzy o Motörhead por lo que no hay pretensión de ser un “pope” de la prensa ni tampoco me había llegado a plantear nunca el escribir, surgió de manera casual. Así que por esa carencia total de pretensiones y mi manera natural de escribir, ha surgido una relación muy estrecha con los lectores, especialmente en el Correo de la revista. Muchos de ellos han terminado siendo redactores y otros han terminado siendo amigos. Una cosa muy curiosa es cuando me encuentro a un lector y hablamos por primera vez. Quizá él lleva 30 años comprando la revista, así que es casi como si nos conociéramos de toda la vida, aunque en realidad no nos hayamos visto nunca en persona hasta ese momento. Hay los mismos gustos e inquietudes pues el Popu no es solo música: vamos desde el cine de serie B hasta el cine clásico, desde Muhammad Ali hasta Houdini.

A mi lo que me fascinó de esta revista fue abrirla y encontrarte cosas que no tienen nada que ver con la música, como por ejemplo el cine. A su manera quedan conectadas con la revista pues termina siendo material que te gusta, te atrae o te sorprende por el hecho de no conocerlo. Aparte de eso, también destacaría el nivel de la gente que escribe en el Popu y el hecho que lo hacen con pasión.

La pasión es clave. Siempre que entra un nuevo redactor en el Popu lo hace por la pasión con que escribe. Esa es una de las motivaciones esenciales para darle la bienvenida a alguien. Si uno quiere imponer su criterio o es frío como el hielo… no va a encajar en esta revista. Hay muchos críticos ahí fuera con ganas de sentenciar y juzgar. La pasión del fan es lo más importante para nosotros.

No sueles dar entrevistas y tampoco te muestras en fotos. Yo mismo sería incapaz de reconocerte en un concierto. Otros directores como Mariskal o Rafa Basa sí que les gusta aparecer en los medios, es otro estilo al tuyo…

Yo escribo, y ya está. No me interesa absolutamente nada más. Ni dar entrevistas, ni ir a fiestas de la industria, ni que me paguen viajes. A mí me gusta escribir, y en estos días parece que sea una rareza que únicamente te guste escribir. También me gusta conocer a los artistas a los que admiro, pero para nada me apetece ser protagonista. Aunque mis textos, evidentemente tengan ese punto de protagonismo, pues si viajo al extranjero y vivo aventuras, hay que escribirlo en primera persona. Pero luego no me interesa aparecer en la foto.

Cuando el Popular 1 se funda en los 70, Martín Frías y Bertha (tus padres) sí aparecían mucho en las fotos. Entiendo que eran otros tiempos.

Sí, eran otros tiempos, pero añado que son mis padres, y por mucho que lo sean somos diferentes. Yo tengo otro estilo. Yo crecí dentro del Popu y ellos lo crearon, por lo que es diferente. Piensa que en los 70 tenía mucho sentido si estaban con Lemmy, Roger Waters o con Phil Lynott, que luego se tomasen una foto con ellos en un momento en el que no existía Internet. La prueba gráfica era algo especial, entraba dentro del pack. Son estilos diferentes y no es mejor una cosa que la otra. Estilos diferentes, sí, pero los mismos valores. Ellos me inculcaron el amor por la música y la cultura, y se lo debo todo. Cuando yo nací, ellos ya se dedicaban a fotografiar y entrevistar a artistas; todos sus amigos formaban parte del mundo del entretenimiento. Mi madre era modelo y actriz, además de periodista, y mi padre era el autor de la mayor parte de portadas de discos de la época en España, además de publicar en prensa, antes incluso de crear Popular 1. Un día estaban con Julio Iglesias, Los Bravos o Sara Montiel, y al día siguiente estaban con Wilson Pickett, Alvin Stardust, Queen o Golden Earring. Yo crecí en ese mundo. Por nuestra casa pasaban constantemente músicos, modelos, periodistas, fotógrafos y toda clase de personajes inusuales y pintorescos. En nuestro salón, donde yo jugaba con mis Madelman, se hacían las sesiones de fotos y las entrevistas. De hecho, la primera redacción del Popu estaba situada en nuestra propia casa, porque no había dinero para alquilar oficinas. Y con tres o cuatro años, yo ni siquiera cuestionaba qué hacía toda aquella gente allí, claro, pensaba que eran amigos de la familia. Y algunos realmente lo eran, como Miguel Ríos, Nico, Salvador Domínguez, Mike Kennedy, Serrat, Teddy Bautista… Todos ellos fueron una extensión de mi familia cuando era niño. Miguel Ríos a veces dormía en casa y jugaba conmigo, Nico pasaba temporadas en casa y se pinchaba en mi presencia mientras yo dormía, a pesar de que mi madre le pedía que no lo hiciera… Nico tenía un hijo de mi edad y yo le recordaba a él. En ocasiones tocaba “The End” con su teclado Harmonium e invocaba al espíritu de Jim Morrison en nuestro salón. A causa de esa conexión con tantos músicos, llegué a aparecer en portada de un single de Los Canarios, cuando era un bebé. En la foto, salía en brazos de Teddy Bautista, rodeado por toda la banda. También protagonicé fotonovelas infantiles cuando tenía tres años, que por supuesto aún conservo.

Has hecho la primera entrega del No Me Judas Satanás y un poco no creo que deba agradecértelo, sino que tengo que pegarte la bronca (risas). ¿Hemos necesitado una pandemia para que sacaras este libro? Esto es así…

(Risas) Sí, unas pocas décadas de espera… La pandemia sí que me ha dado más tiempo, pero no ha sido el factor definitivo. Yo he usado este libro como vehículo para no volverme loco. Todos nos hemos quedado atrapados en casa, entre cuatro paredes, y mi casa es bastante agobiante pues está llena de fetiches por todos lados. Vinilos, libros, películas, juguetes, listines telefónicos de Las Vegas que caducaron en 1996, esqueletos a tamaño natural, regalos extraños de lectores, cintas VHS, pelis porno en Super 8, cómics, montañas de Popus… Supuestamente, la clase de material ideal para encerrarte en casa en medio de un ataque biológico. Pero cuando realmente sucede eso, los muñecos de Silver Surfer y los discos de Tiny Tim que tanto amas empiezan a provocarte pesadillas… De repente en nuestro mundo no hay nada que hacer. No hay conciertos, no hay vida social y luego tenemos el bombardeo constante del horror: muertes, enfermedad… Al ser hipocondríaco puedes imaginarte que es la peor pesadilla que uno puede sufrir. Convivía con un enemigo invisible que podía estar en el pomo de la puerta o en cualquier supermercado.

A mí la realidad no me interesa y en mi mundo lo que importa son Kiss y Spiderman… Cuando no tienes interés alguno por la realidad y te llega una sobredosis de ella, pues todo se hace inaguantable. Todo sigue igual meses después, pero gracias al libro me mantengo ocupado. Vivo en una nube desde que salió y voy liado con mil cosas derivadas de ello que me impiden pensar en la pandemia.

Todo empezó cuando colgué fotos antiguas del Popu en marzo. Me dediqué a rebuscar en los archivos de la revista. Es uno de mis pequeños hobbies, ya desde niño, me encanta mirar los rollos de diapositivas antiguas. Allí hay hileras de diapositivas sin cortar con fotos en directo de Led Zeppelin, Queen, Frank Zappa… Es un privilegio y es algo muy especial tener esto. Es algo que me gusta hacer cada X años, el rememorar aquellas giras míticas. Casualmente colgué un par y la gente empezó a escribir. Surgió esa dinámica: colgar fotos e interactuar con los lectores. Ellos mismos aportaban cosas, contaban sus experiencias en persona con grupos como los Stones o con Dogs D’Amour. Gracias a eso me agobié bastante menos durante los meses de encierro. Ya que el fin del mundo estaba a la vuelta de la esquina, por lo menos podíamos charlar un poco de rock ‘n’ roll hasta que llegase el final.

Luego empecé a releer antiguos Popus con sus secciones y allí estaban los No Me Judas, lo que me llevó a pensar que debía empezar con el dichoso libro que me piden desde los años 90… y el punto de inflexión llegó cuando un lector me dijo por mail: “César… empieza a no quedar tiempo”. “Pues quizá tenga razón este pendejo”, me dije (Risas). Empecé, y la verdad es que fue muy divertido. Aunque resultó complicado leer cosas antiguas que escribía cuando era un niñato arrogante y estúpido. Era un metalhead quinceañero… ¡es lo que hay! (risas). Pero es divertido, piensa que cuando uno es totalmente ignorante, no lo sabe, y gracias a ello sigue insistiendo hasta encontrar su camino. El caso es que conecté con otros quinceañeros de la época. Eran tiempos en los que el heavy metal y el hard rock en España estaban en su punto más álgido. Íbamos a nuestro templo, que era el Palacio de los Deportes de Barcelona a ver a Saxon, Iron Maiden y a todas aquellas grandes bandas. Había muchos críos que acababan de introducirse en ese mundo, y claro, conectaron mucho más conmigo que con otros redactores más veteranos que estaban mucho más capacitados que yo para escribir, pero eran de otra generación. Pero como ya imaginarás, es incómodo para mí leer esos viejos textos ahora. Para hacerlo, necesitaría tener a mí psicoanalista a mi lado.

Hay ejemplos de esa época bastante definitorios. En España lo que hacían Slade y The Sweet era definido como gay rock.

Sí, el problema era de España. Lo que fuera era glam rock aquí se relacionaba con el rollo gay. Todo va cambiando.

Si cuando le dices a alguien que en el libro hay biografías de estrellas del rock, de artistas de cine, sexo con mujeres amputadas, sexo con delfines, con coches, automutilaciones… La gente puede pensar que es un producto enfermo para enfermos, y hasta cierto punto es así. Pero para un lector del Popu eso es lo normal, especialmente le gusta el correo y los No me Judas.

Exacto, es la lectura perfecta para una reunión familiar navideña (risas). Cómo trepanarte tú mismo, cómo masturbarte contra un Volkswagen atado a una cadena, cómo intimar con un delfín. Es la mezcla de todo lo que le da un atractivo especial a esta sección. El viejo Hollywood de los años 30 y 40, escapistas como Houdini, satanistas como Crowley, bandas legendarias como Grand Funk Railroad. Esa mezcla extraña que le intentas explicar a alguien que no conoce esta revista y no entiende nada. Esto mismo me ha pasado en este estudio muchas veces con bandas extranjeras que no conocen la revista, y cuando les hemos mostrado el Popu, no pueden entender qué hace Joan Crawford en estas páginas. Para mí tiene todo el sentido del mundo: ¡no hay nada más rock ‘n’ roll que Joan Crawford! Pero no es nada habitual, ni siquiera en Estados Unidos.

Yo soy un fan de la prensa extranjera de toda la vida. Fui un gran consumidor de Spin, Rolling Stone, Creem, Rock & Folk y de muchas otras, pero lo nuestro es bastante inusual. Aquí se habla de gente que se quiere amputar una pierna para sentirse realizada a nivel sexual, colgarse de un árbol con pinzas en el pecho, de los excesos de Errol Flynn, de Montgomery Clift y sus demonios internos. En el Popu esto ha estado siempre presente y es algo natural. Ya en los 70 hubo, por ejemplo, una portada de Rocky Horror Picture Show. Se hablaba de cine y mi padrino, de hecho, que se llamaba César también (me llamo así por él), trabajaba en Hollywood. Es quién cubrió el estreno de Rocky Horror Picture Show en Los Angeles. Es algo que siempre ha estado presente, pero se acentuó conmigo ya que nunca he concebido el rock ‘n’ roll como algo exclusivamente musical. Ante todo, es un tema de actitud ante la vida. Houdini es tan rock ‘n’ roll como Lemmy.

No serías bueno en la escuela, pero de entrada te diré… en castellano deberías de tener buenas notas por cómo escribes, en inglés también porque lo dominas ampliamente y música me has dicho que tocabas el piano…

¡Para nada! Yo intentaba no ir a la escuela, no me interesaba. Yo me pasaba el día en la redacción de Popular 1. Bueno, en realidad no todo el día, pues gran parte de él lo pasaba en un videoclub. Me tiraba el día leyendo sinopsis de películas como “El ataque de los tomates asesinos” y “Holocausto caníbal”. Cuando se suponía que terminaba la escuela yo iba a la mía, a la escuela del rock ‘n’ roll: la redacción del Popu. La escuela no tenía nada para mí. Solo las clases de piano, que me parecían un agobio entonces, pero ahora tengo un buen recuerdo de ellas. Al fin y al cabo era música, y gracias a esas clases, ahora tengo un piano. También supongo que tuve mala suerte con los profesores que me tocaron, todos unos quemados, acabados, que odiaban su vida, odiaban al mundo y a sus alumnos. Mi profesor de literatura me dijo que nunca haría nada en la vida…

¡Yo soy profesor de instituto! (risas)

(Risas) ¿Ah sí? Hay de todo en el mundo, pero piensa que en esa época los profesores nos pegaban cada semana. Recuerdo momentazos como el día en que un profesor pegó a toda una clase de 30 chavales. Nos fue derribando de un bofetón, uno a uno, hasta llegar al último pupitre. Y no pasó nada, nadie se quejó, ni siquiera se lo comenté a mis padres porque yo creía que eso era lo normal, aunque con los años me enteré de que en otros colegios no pegaban. Y a pesar de ello, no crecí siendo un niño torturado en absoluto, sino todo lo contrario, crecí intentando divertirme todo el tiempo. El colegio nunca fue un sitio que me motivase para nada y mis notas eran horrendas. De hecho, me expulsaron de los dos colegios por los que pasé, por no asistir a las clases y por falsificar las notas con absoluta desgana; ni siquiera me importaba que me pillasen, no me importaba nada. Cada cierto tiempo, el director de cada escuela pedía una reunión con mis padres, para intentar solucionar el problema conmigo, hasta que en ambos colegios perdieron la paciencia y me echaron.  La escuela nunca significó nada para mí.

¿Cómo está yendo la cosa a nivel de ventas? Has optado por el Do It Yourself en toda regla, un Juan Palomo en España.

Sí, como se ha comentado en este último número del Popu esto es una operación totalmente punk rock. Esto es entre los lectores y yo: no hay ningún intermediario ni quiero que lo haya. Llevo toda la vida en el mundo de la edición y sé cómo funciona esto. Este libro es lo más underground y fanzinero que puedas imaginar y no tengo interés alguno en que esté en una librería ni que lo lea nadie más allá de Popular 1. Si lo descubre otra gente, fantástico, pero ya te digo: me da absolutamente igual.

Ha sido una explosión que nos ha pillado totalmente por sorpresa y tenemos a un montón de lectores cabreados porque todavía no les ha llegado. No somos Amazon y no te llegará en dos horas, pero nos estamos poniendo al día. Y no volverá a sucedernos con el segundo volumen, porque estaremos preparados. Ha costado puesto que no esperábamos tantísimos pedidos en tan poco tiempo. La primera edición se termino enseguida y tuvimos que encargar otra a toda hostia, que también se ha terminado y hemos tenido que encargar una nueva, que nos llegó hace unos días. Mejor no podría haber funcionado. Constantemente lo piden, lo piden, lo piden y no sé por qué lo piden. ¿Por qué la gente quiere leer sobre amputadas sexy y sobre Crowley haciendo cosas feas? (risas). Hay pedidos de seis ejemplares, hay esposas que se lo compran a sus maridos, padres a sus hijos (algo que es bastante perturbador), una vecina a quien ni siquiera conozco, me lo acaba de comprar porque vio mi entrevista en El Periódico, y seguro que cuando lo lea, se asegurará de no cruzarse conmigo en la escalera… Quienes se lo compran a sus hijos, tendrán que ocultar ciertas cosas, pero me parece bien. Luego hay los pedidos en el extranjero, lo cual me parece surrealista: México, Argentina, Chile, Canadá, Estados Unidos, Australia, Europa… No entiendo nada, ¡pero me parece genial! Estoy encantado.

Oye, a ver si van a creer que esto es una estrategia de marketing y te lo van a copiar…

¡Que hagan lo que quieran, esto es totalmente real! Suponía que iría bien pero que sería algo gradual, durante varios meses. Nos explotó en la cara a la primera semana, pero no me quejo, es fantástico. Ha sido lo único bueno que me ha pasado este año. Un año de mierda. Y esto sigue, es un viaje y estoy en medio de un viaje estoy ahora mismo. Cada día pasan cosas. El caso es que al no haber intermediarios me tienen que escribir a mí, y claro, me cuentan cosas.

¡Has creado un monstruo!

Totalmente. Gente que nunca me ha escrito una carta ahora me cuenta historias de su relación con el Popu y con el No me Judas. Hay lectores que no se habían comunicado conmigo desde el 86 o el 89 y ahora me escriben de nuevo, y lo estoy disfrutando. Casi se puede escribir un libro sobre el propio libro por todo lo que ha generado. Es flipante…

Pero en la portada pone: Volumen 1. Habrá una segunda parte…

Sí, esa es la idea, pero yo trabajo a base de explosiones, por lo cual no hay planificación ni orden de ninguna clase. Estoy trabajando en el volumen 2, pero no hay nada preparado. No hay ni fechas, es algo más natural. Molaría que para abril o mayo estuviese listo el segundo volumen. Entrarán muchos No me Judas antiguos, pero también unos cuantos nuevos. Estoy en ello. Ha sido bonito publicar el primero y ver la reacción para escuchar lo que la gente quiere. En el primero te encuentras a toda la gente que siempre quise que estuviera allí: Errol Flynn, Crowley, Monty Clift, Joan Crawford, Bette Davis, Traci Lords… son los personajes que siempre quise tener en ese primer volumen. Yo lo veo como una fiesta en la que quisiera que estuviesen todos. Me los imagino a todos en un local como éste interactuando entre ellos, una gran fiesta con Divine, Lenny Bruce, Fakir Musafar, Sinatra, Hank Williams, Burt Lancaster, Mishima, Lon Chaney, Mark Farner, Crowley y demás… Esto es lo que yo quería.

Para el segundo volumen estoy siendo más receptivo. Habrá algunos que tenía muy claro que irían en el segundo volumen, pero intentaré que estén también algunos de los No me Judas más populares.

Claro, es juntar los Greatest Hits, es como un disco recopilatorio…

Sí, es como un disco. Cuando hice el orden tenía clarísimo que empezaría con Errol Flynn y seguiría con Lenny Bruce. Como un disco: no puedes empezar el IV de Led Zeppelin con “Stairway to Heaven”. El tracklisting estaba más o menos claro. De cara al segundo me veo más flexible en esto del orden y me parece muy interesante no saber todavía quién aparecerá. Esa es la magia: nada está planificado de antemano. Howard Hughes estará en el segundo volumen pues estuvo a punto de entrar en el primero. No quedaba espacio a pesar de que son 400 páginas. Es denso, largo e intenso. También estarán Frances Farmer y Guns N’ Roses. También Scorsese, De Niro, Cary Grant, pero luego hay muchos otros que pueden tener cabida y aún no he decidido.

https://www.scienceofnoise.net/cesar-martin-director-de-popular-1-de-nino-me-pasaba-el-dia-en-el-videoclub-y-cuando-se-suponia-que-cerraban-la-escuela-yo-entraba-en-la-mia-la-redaccion-del-popular-1/?fbclid=IwAR38ozcsz3b4yaCUotPR_4Wc4B2EHsZ5HtpBOfSOBJlwQd39RdmWjkr6y6o


Última edición por Adso el Miér 27 Ene 2021 - 16:55, editado 1 vez
Adso
Adso

Mensajes : 31745
Fecha de inscripción : 03/12/2013

Volver arriba Ir abajo

NO ME JUDAS SATANAS TOUR. Entrevistas a César Martín Empty Re: NO ME JUDAS SATANAS TOUR. Entrevistas a César Martín

Mensaje por Adso Miér 27 Ene 2021 - 16:36

NO ME JUDAS SATANAS TOUR. Entrevistas a César Martín 133659753_3517033211685532_1611935775151987831_n

Entrevista a César Martín (II), director de Popular 1: “Me envían cartas, también vello púbico, compresas ensangrentadas o cráneos de perro. La relación entre los lectores y yo es muy especial”

Por Jordi Tárrega

La charla con César continuó. Fuimos sintiéndonos cada vez más cómodos y hubo un momento en el que el guion que llevaba preparado perdió todo sentido. Era algo que me imaginaba que podía suceder. El siguiente punto era hablar en profundidad de la revista, pero para ello hay que empezar por donde empiezan los lectores del Popular 1: Por el Correo y el Apéndice, por el final.

Desde 1984 César Martín mantiene una relación epistolar con sus lectores, que le mandan todo tipo de cartas, algunas con regalos de dudoso gusto, pero que encajan perfectamente con el contenido de revista que es. Metallica, Van Halen comparten páginas con estrellas del rock, con la bailarina más pequeña del mundo, un reportaje sobre el hombre-pedos o asesinos en serie. Claro, luego pasa lo que pasa…

Has citado a la actriz Frances Farmer, y ya te digo que es uno de los No Me Judas que más me marcó en su día. La historia de Farmer me parece absolutamente espeluznante. De ser una rutilante estrella de Hollywood a terminar violada en un sanatorio mental.

Frances Farmer es uno de mis iconos desde que yo era un niño. Mi madre, Bertha, ya escribió sobre ella en su sección MQM. El No Me Judas, de hecho, fue inicialmente como una prolongación de su sección. Escribía sobre rock ‘n’ roll y sobre cine, y Frances era y es un icono olvidado.

Nirvana titularon un tema “Frances Farmer Will Have Her Revenge on Seattle” y él y Courtney Love le pusieron a su hija el nombre de Frances en honor a la actriz.

Sí, seguro que Kurt estuvo muy marcado por Frances Farmer, pero todos la deberíamos tener como una referencia importante. Hoy en día todo queda olvidado y enterrado. Cuando surgió esta curiosa conexión entre Cobain y Frances Farmer me encantó. Ojalá un personaje como ella estuviera más presente, quizá no en los canales generalistas horrendos que tenemos en este país, pero sí en la cultura general. Deberían proliferar más tributos musicales o libros. Yo tengo muchos iconos que están olvidados hasta el punto de que parece que los haya soñado. Parecen producto de mi fantasía, pero son reales.

Tampoco me esperaba de Cobain que versionara a Leadbelly con “Where Did You Sleep Last Night” en el final del Unplugged de Nirvana…

Pues tiene todo el sentido del mundo. En la época pudo sorprender, pero Kurt Cobain es América profunda y esa canción encaja perfectamente con él. Yo siempre he tenido claro que dejando al margen el paso del tiempo, hay una conexión clara entre Leadbelly y Kurt Cobain. Si hubieran coincidido en la Tierra, hubieran podido grabar juntos sin problema alguno. Si pensamos en Joan Crawford y en Burt Lancaster, parece que hablemos de algo prehistórico que poco tiene que ver con lo actual, pero para mí no existen estas divisiones. Me parecen tan actuales ahora como en su día. Por ponerte un ejemplo: Marlon Brando es mucho más actual que muchos actores de hoy. Su actitud es más rebelde, más rock ‘n’ roll e inconformista que la de muchos de los actores actuales. Así que… ¿por qué no podríamos imaginar a Leadbelly y Kurt grabando juntos? Tiene todo el sentido del mundo.

Tenía un guion para seguir… pero ya suponía que nos lo íbamos a saltar completamente (risas). Vamos a hablar del Popular 1 si te parece. El Popu se diferencia completamente de todas las revistas que hay ahí fuera (las que aguantan). Un ejemplo de la diferencia es que hace nada había una entrevista con Metallica, pero muere Eddie Van Halen y Metallica no son portada. No hay ninguna revista que tenga entrevista con Metallica, sea para portada y lo cambie.

Eddie-Van-Halen: no hay nada más que decir. Cuando murió Eddie para mí fue como si se hubiera abierto el suelo, en mi mundo está al mismo nivel que Elvis. Fue un shock, pero no había duda al respecto. Odio hacer este tipo de homenajes, porque soy fan y cuando mueren los ídolos es muy triste tener que planificar una retrospectiva, pero hay que hacerlo. No me gusta nada el proceso… es como cuando murieron Lemmy, Bowie o Tom Petty. A diferencia de tantos medios mainstream que ya tienen los obituarios preparados años antes, a mí me gustaría creer que no morirá nadie nunca más y que todos nuestros héroes seguirán allí, pero eso no es muy realista, claro. La semana que murió Eddie Van Halen fue muy jodida. Primero encaja que ha muerto alguien como él y luego a preparar el homenaje. Toca hacerlo… Metallica siempre es una gran portada, pero no era el momento.

Yo soy de los que compra el Popu y le gusta leerlo en el lavabo (risas). Siempre miro las publicidades por eso de estar en el mundillo de la prensa, pero luego voy directamente al final, al Correo, y es algo que hacemos la mayoría de lectores. Es la única revista que se empieza por detrás. Eso es un éxito por tu parte.

Tiene sentido. Al final los lectores son tan protagonistas de la revista como los propios músicos que entrevistamos, lo cual es totalmente inusual. Son ocho páginas entre el Correo y el Apéndice. Realmente quieres leer lo que te cuentan muchos lectores, todos tienen mucho que aportar. Desde los que cuentan historias bizarras a los que comentan conciertos o discos. Si algo tiene de bueno esto es que tenemos unos lectores muy interesantes. Hay gente muy culta ahí…

¡Y escriben muy bien! ¿No retocas nada?

¡Nada! Piensa que entre los lectores hay profesores de literatura, médicos, científicos, jugadores de póker profesionales, hay de todo. Es gente que lee mucho, que conoce mucho de cine… y de música. Es más, muchos de ellos son músicos o cineastas, otros son periodistas. Puede llegar a ser tan interesante el Correo de los lectores como los contenidos de ese mes en la revista.

¿Y siempre es en el formato carta?

Sí, seguimos recibiendo muchas cartas por correo. A papel y boli, y a veces te dibujan el logo de Van Halen. Eso es un bonus extra fantástico. ¡El logo de Van Halen siempre me alegra el día! Aunque, lógicamente, también llegan muchas cartas por e-mail. El formato realmente da igual, lo que importa es el contenido.

Dejarlo en ocho páginas está bien, aunque habrá quien crea que podríais ampliarlo. Lo que me parece sumamente interesante es que todo ello sea muy random, pues no sabes a lo que vas a tener que responder. Habrá temas y personajes de los que hará décadas que no hablabas. Nunca sabes a lo que te vas a tener que enfrentar…

Nunca lo sabes, aparte de que te cuentan historias loquísimas, pero a la vez es muy estimulante. Si no existiese todo eso, sería muy aburrido para mí darle forma a cada número. Es una gran motivación lo de las cartas… Piensa que desde el año 1984 he estado recibiendo cartas, cada mes del año, cada semana del año… Y existe también el hate mail, lo equivalente a los trolls de Internet. Con 15 años ya recibía cartas, antes incluso de ocuparme de la sección. Los haters te detestan y te ponen a parir, luego están los que te aman. Pero lo verdaderamente importante son las relaciones que estableces con los lectores. Un hater siempre es divertido, siempre se agradece, pero a la larga lo que te motiva es tener colegas en la distancia.

Te pueden contar como son las cosas en África, en plan: existe un grupo de rock aquí e hicieron una jam y pude vivirlo. Estas historias suceden constantemente, y te permite viajar con los lectores. Es una cosa muy inusual el recibir cartas cada semana de tu vida. Es algo muy friki. Piensa que cuando era un crío, si un mes no recibía tantas cartas como el mes anterior, ¡me hundía! (Risas) Era un golpe a mi autoestima. Ahora ya no me afecta a ese nivel, pero me sigue gustando mucho. Ayer, por ejemplo, recibí una carta de un lector de Donosti que solía escribir a finales de los 80 y que era un personaje destacado en el Correo cuando yo me empecé a ocupar de esto. Sigue siendo lector del Popu después de décadas sin comunicarse, por lo que es algo muy especial. Queda todo entre los lectores y yo… y es una relación inusual y difícil de explicar. ¿Cómo le explicas a alguien que llevas décadas recibiendo cartas de gente a la que no conoces? ¿Y que te cuentan todo tipo de intimidades, en algunos casos espectacularmente incómodas? Piensa que ciertas cartas jamás las publico ni las comento, si los lectores me lo piden. Es algo especial. Y luego están los obsequios extraños, y algunos los conservo. Otros no por ser deliciosamente asquerosos. Todavía guardo el cráneo de un perro que me envió un lector. Lo mejor de todo fue que abrí ese paquete con el cráneo en presencia de Lori Barbero, la baterista de Babes in Toyland, que estaba pasando una semana en mi casa. Estábamos hablando y tomando cervezas, y de pronto llegó esta caja enorme. Me imaginé que sería algo bizarro y me alegró desenvolverlo con Lori delante. A ella le chocó mucho ver la cabeza del perro. Ese lector se encontró el cadáver de un perro en un camino perdido y pensó en mí. Es una historia tierna. Lo llevó a su casa, lo despellejó, lo limpió y desinfectó, ¡y me envió la cabeza!

Todo un detalle que se agradece…

¡Tuvo ese detalle! Llegó la cabeza y por ahí está. (risas).

Es que si te lo envía con los ojos pudriéndose no habría sido lo mismo.

Exacto, se preocupó de que el regalo fuera agradable.  Otro lector me envió la cabeza real de un cerdo en formol que nunca llegué a abrir. Me enteré de lo que era posteriormente, cuando el tipo se explicó. Era una especie de obra artística extraña. Cada cabeza de cerdo era temática. La mía estaba dedicada a JFK, y tenía un par de balas en la sien. Otra cabeza estaba dedicada a Marilyn Monroe y la acompañó con pastillas. El día que llegó, hacía sol, yo ya estaba preparado para pasar unas horas en la playa escuchando hard rock, imaginé que sería un regalo psycho y lo tiré a un container. Hubo una época en la que llegaban este tipo de regalos bizarros todo el tiempo, como vello púbico, compresas ensangrentadas, potes de orina y cosas por el estilo. La primera vez que llegó una compresa ensangrentada por correo, fue algo especial. La colgué en la pared de la redacción, junto a los posters de Elvis y Guns N’Roses. Pero a Bertha no le hizo gracia y la tiró a la basura horas después. A día de hoy siguen llegando regalos de este estilo de vez en cuando. También recibo regalos más convencionales, pero que aprecio mucho. Un lector me acaba de enviar un libro que ha escrito sobre Andrew Dice Clay. Ese ha sido un bonito obsequio. Descubrió a Dice leyendo el Popu y ahora se ha cerrado el ciclo con el libro. También recibo de vez en cuando pelis del Hollywood clásico. Los lectores conocen mis gustos y me envían films de Bogart o de Gene Kelly. Hay épocas más tranquilas y épocas más complicadas, y eso se puede apreciar por lo regalos recibidos.

Pues este 2020 fácil no es…

Este 2020 es un horror, ya no necesito a lectores psicópatas, el año en sí ya lo es. Agradezco que los lectores no añadan más momentos perturbadores. Hemos hablado de momentos graciosos, pero también ha habido lectores obsesivos muy trastornados, por lo que no todo es divertido, aunque… todo es interesante. He vivido todos estos años como si se tratase de un experimento entre los lectores y yo. Hay quien cree que me he aburguesado porque ya no hablo de asesinos en serie o de snuff movies. Es muy cómico pensar en la visión distorsionada que tiene de ti gente que ni te conoce, ni te conocerá nunca. A mí me siguen interesando los mismos temas que cuando tenía 13, 15 o 18 años. Pero hay veces que no me apetece conectar con el sector más psycho de los lectores, y otras veces sí. Puedo volver a escribir cualquier día sobre Ed Gein. Es algo que va por épocas. Pero como te decía, no conozco ninguna revista en la que la relación con los lectores sea tan intensa.

A este nivel lo dudo. Yo ahora pienso en que Mariano Muniesa intentó comentar las cartas de los lectores en Rock Hard a principios del 2000 (creo que era esa publicación) pero no funcionó.

¿Por qué no intentarlo? No tiene que ser algo exclusivo del Popu.

Pero no es lo mismo… era más en plan que la gente insultaba a Pantera porque el Reinventing the Steel no le molaba, y claro, se reducía a hacer de moderador. Luego hubo una sección de Correo que la tengo en un pedestal: la sección Tú mismo de la Heavy Rock, ¡e iba detrás del póster!

¡Eso era fantástico! Puro Arte. Bueno, en el Popu durante una época el Apéndice también estaba detrás del poster y era algo muy curioso. ¡Leerlo requería un esfuerzo! Tenías que sacarlo y desplegarlo. La sección de Heavy Rock era muy divertida: “Soy un tronco de 14 leños, vivo en mi cueva y busco una piba a la que le mole Venom, Judas, Motör, Slayer, Metallica, Saxon, Anthrax, Exodus, Testament, Mercyful, Dio, Ozzy…”. ¡Así hasta 70 bandas de un tirón! ¡Muy fan! Y no sé si lo sabes, pero Heavy Rock empezó editándola Popular 1, era una revista que publicábamos nosotros. En los primeros Heavy Rock salía el logo de Popular 1, luego con los años se independizó. Durante los primeros años fue la hermana pequeña del Popu. Utilizaban muchas fotos de nuestro archivo y redactores de nuestra revista escribían en Heavy Rock, aunque siempre lo llevó Mariskal Romero. Esa primera etapa me gustó mucho porque era la línea del Popu, pero centrado únicamente en heavy metal. Luego se convirtió en otra cosa, pero sigue siendo muy entrañable, evidentemente. Mucho mejor Heavy Rock que cualquier mierda de revista indie.

Y ya que estamos… ¿Le ves futuro a las revistas en formato físico?

¡Por supuesto! Le veo futuro a todo lo que es físico.

A ver, Heavy Rock ahora es La Heavy, Kerrang desapareció, Metal Hammer hay dos versiones y están en los juzgados… Y te puedo asegurar que todos mienten cuando les preguntas sobre números vendidos, yo he estado en muchas revistas trabajando y puedo hacerme una idea de la cantidad de ejemplares que venden. Y continuaré con lo físico siempre, pero no sé hasta que punto es viable. Lo que sí tengo claro es que el Popu va a aguantar…

Por supuesto, hay gente que siempre va a querer leer una revista física. Es como lo que sucede con los libros: yo no puedo leer un libro en una pantalla. Yo quiero un libro y una revista en papel, y un disco en vinilo o en CD. Acariciarlo, mirar la portada… Al fin y al cabo, con la revista pasa lo mismo que con la música: la música no es solo lo que suena, es el vinilo, leer los créditos, la carpeta, la portada, las letras… Al fin y al cabo, un álbum es una obra de arte. No hay nada más grande que el día que algo como Physical Graffiti de Led Zeppelin cae en tus manos, y tienes ocho años. Hacer sonar esos vinilos por primera vez, mientras jugueteas con esa increíble portada, te marca de por vida. ¿Sería igual la experiencia en formato mp3?  ¡Creo que no! Una revista es lo mismo: es algo físico, hay que tenerla en las manos. Ambas opciones pueden cohabitar o coexistir, pero dudo que lo digital pueda matar a lo físico jamás.

Por ejemplo: ahora hay un boom de casettes. Accept sacan sus discos en este formato y me dijo Wolf Hoffman que eso no es una decisión suya, que es de la discográfica…

Es un tema fetichista: quieres tener ese objeto en tu casa. ¡A mí me encantan los casettes! Y el vinilo ya sabes que funciona muy bien a día de hoy, aunque sea demasiado caro en muchas ocasiones.

Yo soy generación CD, pero más por cuestión de espacio.

A mí me gusta mucho el CD, pero con el vinilo no hay ni punto de comparación. Esa aguja entrando en contacto con los surcos… Lo digital lo metes en un aparato… ¡y no sabes ni cómo funciona eso! El vinilo es algo totalmente artesanal… y si se raya, pues te aguantas, todos hemos pasado por ello. No hay punto de comparación por mucho que me guste el CD. Los vinilos son como seres vivos, el tiempo les castiga, pero sigues queriéndolos como el primer día. Nunca apreciarás el paso del tiempo en un triste archivo de mp3, porque un archivo de mp3 no es nada.

Llegados a este punto tengo una de las preguntas más importantes de esta tarde: ¿tienes otra cerveza?

Claro.

https://www.scienceofnoise.net/entrevista-a-cesar-martin-ii-director-de-popular-1-me-envian-cartas-tambien-vello-pubico-compresas-ensangrentadas-o-craneos-de-perro-la-relacion-entre-los-lectores-y-yo-es-muy-especial/


Última edición por Adso el Miér 27 Ene 2021 - 16:56, editado 1 vez
Adso
Adso

Mensajes : 31745
Fecha de inscripción : 03/12/2013

Volver arriba Ir abajo

NO ME JUDAS SATANAS TOUR. Entrevistas a César Martín Empty Re: NO ME JUDAS SATANAS TOUR. Entrevistas a César Martín

Mensaje por Adso Miér 27 Ene 2021 - 16:36

NO ME JUDAS SATANAS TOUR. Entrevistas a César Martín 133659753_3517033211685532_1611935775151987831_n

Entrevista a César Martín (II), director de Popular 1: “Me envían cartas, también vello púbico, compresas ensangrentadas o cráneos de perro. La relación entre los lectores y yo es muy especial”

La charla con César continuó. Fuimos sintiéndonos cada vez más cómodos y hubo un momento en el que el guion que llevaba preparado perdió todo sentido. Era algo que me imaginaba que podía suceder. El siguiente punto era hablar en profundidad de la revista, pero para ello hay que empezar por donde empiezan los lectores del Popular 1: Por el Correo y el Apéndice, por el final.

Desde 1984 César Martín mantiene una relación epistolar con sus lectores, que le mandan todo tipo de cartas, algunas con regalos de dudoso gusto, pero que encajan perfectamente con el contenido de revista que es. Metallica, Van Halen comparten páginas con estrellas del rock, con la bailarina más pequeña del mundo, un reportaje sobre el hombre-pedos o asesinos en serie. Claro, luego pasa lo que pasa…

Has citado a la actriz Frances Farmer, y ya te digo que es uno de los No Me Judas que más me marcó en su día. La historia de Farmer me parece absolutamente espeluznante. De ser una rutilante estrella de Hollywood a terminar violada en un sanatorio mental.

Frances Farmer es uno de mis iconos desde que yo era un niño. Mi madre, Bertha, ya escribió sobre ella en su sección MQM. El No Me Judas, de hecho, fue inicialmente como una prolongación de su sección. Escribía sobre rock ‘n’ roll y sobre cine, y Frances era y es un icono olvidado.

Nirvana titularon un tema “Frances Farmer Will Have Her Revenge on Seattle” y él y Courtney Love le pusieron a su hija el nombre de Frances en honor a la actriz.

Sí, seguro que Kurt estuvo muy marcado por Frances Farmer, pero todos la deberíamos tener como una referencia importante. Hoy en día todo queda olvidado y enterrado. Cuando surgió esta curiosa conexión entre Cobain y Frances Farmer me encantó. Ojalá un personaje como ella estuviera más presente, quizá no en los canales generalistas horrendos que tenemos en este país, pero sí en la cultura general. Deberían proliferar más tributos musicales o libros. Yo tengo muchos iconos que están olvidados hasta el punto de que parece que los haya soñado. Parecen producto de mi fantasía, pero son reales.

Tampoco me esperaba de Cobain que versionara a Leadbelly con “Where Did You Sleep Last Night” en el final del Unplugged de Nirvana…

Pues tiene todo el sentido del mundo. En la época pudo sorprender, pero Kurt Cobain es América profunda y esa canción encaja perfectamente con él. Yo siempre he tenido claro que dejando al margen el paso del tiempo, hay una conexión clara entre Leadbelly y Kurt Cobain. Si hubieran coincidido en la Tierra, hubieran podido grabar juntos sin problema alguno. Si pensamos en Joan Crawford y en Burt Lancaster, parece que hablemos de algo prehistórico que poco tiene que ver con lo actual, pero para mí no existen estas divisiones. Me parecen tan actuales ahora como en su día. Por ponerte un ejemplo: Marlon Brando es mucho más actual que muchos actores de hoy. Su actitud es más rebelde, más rock ‘n’ roll e inconformista que la de muchos de los actores actuales. Así que… ¿por qué no podríamos imaginar a Leadbelly y Kurt grabando juntos? Tiene todo el sentido del mundo.

Tenía un guion para seguir… pero ya suponía que nos lo íbamos a saltar completamente (risas). Vamos a hablar del Popular 1 si te parece. El Popu se diferencia completamente de todas las revistas que hay ahí fuera (las que aguantan). Un ejemplo de la diferencia es que hace nada había una entrevista con Metallica, pero muere Eddie Van Halen y Metallica no son portada. No hay ninguna revista que tenga entrevista con Metallica, sea para portada y lo cambie.

Eddie-Van-Halen: no hay nada más que decir. Cuando murió Eddie para mí fue como si se hubiera abierto el suelo, en mi mundo está al mismo nivel que Elvis. Fue un shock, pero no había duda al respecto. Odio hacer este tipo de homenajes, porque soy fan y cuando mueren los ídolos es muy triste tener que planificar una retrospectiva, pero hay que hacerlo. No me gusta nada el proceso… es como cuando murieron Lemmy, Bowie o Tom Petty. A diferencia de tantos medios mainstream que ya tienen los obituarios preparados años antes, a mí me gustaría creer que no morirá nadie nunca más y que todos nuestros héroes seguirán allí, pero eso no es muy realista, claro. La semana que murió Eddie Van Halen fue muy jodida. Primero encaja que ha muerto alguien como él y luego a preparar el homenaje. Toca hacerlo… Metallica siempre es una gran portada, pero no era el momento.

Yo soy de los que compra el Popu y le gusta leerlo en el lavabo (risas). Siempre miro las publicidades por eso de estar en el mundillo de la prensa, pero luego voy directamente al final, al Correo, y es algo que hacemos la mayoría de lectores. Es la única revista que se empieza por detrás. Eso es un éxito por tu parte.

Tiene sentido. Al final los lectores son tan protagonistas de la revista como los propios músicos que entrevistamos, lo cual es totalmente inusual. Son ocho páginas entre el Correo y el Apéndice. Realmente quieres leer lo que te cuentan muchos lectores, todos tienen mucho que aportar. Desde los que cuentan historias bizarras a los que comentan conciertos o discos. Si algo tiene de bueno esto es que tenemos unos lectores muy interesantes. Hay gente muy culta ahí…

¡Y escriben muy bien! ¿No retocas nada?

¡Nada! Piensa que entre los lectores hay profesores de literatura, médicos, científicos, jugadores de póker profesionales, hay de todo. Es gente que lee mucho, que conoce mucho de cine… y de música. Es más, muchos de ellos son músicos o cineastas, otros son periodistas. Puede llegar a ser tan interesante el Correo de los lectores como los contenidos de ese mes en la revista.

¿Y siempre es en el formato carta?

Sí, seguimos recibiendo muchas cartas por correo. A papel y boli, y a veces te dibujan el logo de Van Halen. Eso es un bonus extra fantástico. ¡El logo de Van Halen siempre me alegra el día! Aunque, lógicamente, también llegan muchas cartas por e-mail. El formato realmente da igual, lo que importa es el contenido.

Dejarlo en ocho páginas está bien, aunque habrá quien crea que podríais ampliarlo. Lo que me parece sumamente interesante es que todo ello sea muy random, pues no sabes a lo que vas a tener que responder. Habrá temas y personajes de los que hará décadas que no hablabas. Nunca sabes a lo que te vas a tener que enfrentar…

Nunca lo sabes, aparte de que te cuentan historias loquísimas, pero a la vez es muy estimulante. Si no existiese todo eso, sería muy aburrido para mí darle forma a cada número. Es una gran motivación lo de las cartas… Piensa que desde el año 1984 he estado recibiendo cartas, cada mes del año, cada semana del año… Y existe también el hate mail, lo equivalente a los trolls de Internet. Con 15 años ya recibía cartas, antes incluso de ocuparme de la sección. Los haters te detestan y te ponen a parir, luego están los que te aman. Pero lo verdaderamente importante son las relaciones que estableces con los lectores. Un hater siempre es divertido, siempre se agradece, pero a la larga lo que te motiva es tener colegas en la distancia.

Te pueden contar como son las cosas en África, en plan: existe un grupo de rock aquí e hicieron una jam y pude vivirlo. Estas historias suceden constantemente, y te permite viajar con los lectores. Es una cosa muy inusual el recibir cartas cada semana de tu vida. Es algo muy friki. Piensa que cuando era un crío, si un mes no recibía tantas cartas como el mes anterior, ¡me hundía! (Risas) Era un golpe a mi autoestima. Ahora ya no me afecta a ese nivel, pero me sigue gustando mucho. Ayer, por ejemplo, recibí una carta de un lector de Donosti que solía escribir a finales de los 80 y que era un personaje destacado en el Correo cuando yo me empecé a ocupar de esto. Sigue siendo lector del Popu después de décadas sin comunicarse, por lo que es algo muy especial. Queda todo entre los lectores y yo… y es una relación inusual y difícil de explicar. ¿Cómo le explicas a alguien que llevas décadas recibiendo cartas de gente a la que no conoces? ¿Y que te cuentan todo tipo de intimidades, en algunos casos espectacularmente incómodas? Piensa que ciertas cartas jamás las publico ni las comento, si los lectores me lo piden. Es algo especial. Y luego están los obsequios extraños, y algunos los conservo. Otros no por ser deliciosamente asquerosos. Todavía guardo el cráneo de un perro que me envió un lector. Lo mejor de todo fue que abrí ese paquete con el cráneo en presencia de Lori Barbero, la baterista de Babes in Toyland, que estaba pasando una semana en mi casa. Estábamos hablando y tomando cervezas, y de pronto llegó esta caja enorme. Me imaginé que sería algo bizarro y me alegró desenvolverlo con Lori delante. A ella le chocó mucho ver la cabeza del perro. Ese lector se encontró el cadáver de un perro en un camino perdido y pensó en mí. Es una historia tierna. Lo llevó a su casa, lo despellejó, lo limpió y desinfectó, ¡y me envió la cabeza!

Todo un detalle que se agradece…

¡Tuvo ese detalle! Llegó la cabeza y por ahí está. (risas).

Es que si te lo envía con los ojos pudriéndose no habría sido lo mismo.

Exacto, se preocupó de que el regalo fuera agradable.  Otro lector me envió la cabeza real de un cerdo en formol que nunca llegué a abrir. Me enteré de lo que era posteriormente, cuando el tipo se explicó. Era una especie de obra artística extraña. Cada cabeza de cerdo era temática. La mía estaba dedicada a JFK, y tenía un par de balas en la sien. Otra cabeza estaba dedicada a Marilyn Monroe y la acompañó con pastillas. El día que llegó, hacía sol, yo ya estaba preparado para pasar unas horas en la playa escuchando hard rock, imaginé que sería un regalo psycho y lo tiré a un container. Hubo una época en la que llegaban este tipo de regalos bizarros todo el tiempo, como vello púbico, compresas ensangrentadas, potes de orina y cosas por el estilo. La primera vez que llegó una compresa ensangrentada por correo, fue algo especial. La colgué en la pared de la redacción, junto a los posters de Elvis y Guns N’Roses. Pero a Bertha no le hizo gracia y la tiró a la basura horas después. A día de hoy siguen llegando regalos de este estilo de vez en cuando. También recibo regalos más convencionales, pero que aprecio mucho. Un lector me acaba de enviar un libro que ha escrito sobre Andrew Dice Clay. Ese ha sido un bonito obsequio. Descubrió a Dice leyendo el Popu y ahora se ha cerrado el ciclo con el libro. También recibo de vez en cuando pelis del Hollywood clásico. Los lectores conocen mis gustos y me envían films de Bogart o de Gene Kelly. Hay épocas más tranquilas y épocas más complicadas, y eso se puede apreciar por lo regalos recibidos.

Pues este 2020 fácil no es…

Este 2020 es un horror, ya no necesito a lectores psicópatas, el año en sí ya lo es. Agradezco que los lectores no añadan más momentos perturbadores. Hemos hablado de momentos graciosos, pero también ha habido lectores obsesivos muy trastornados, por lo que no todo es divertido, aunque… todo es interesante. He vivido todos estos años como si se tratase de un experimento entre los lectores y yo. Hay quien cree que me he aburguesado porque ya no hablo de asesinos en serie o de snuff movies. Es muy cómico pensar en la visión distorsionada que tiene de ti gente que ni te conoce, ni te conocerá nunca. A mí me siguen interesando los mismos temas que cuando tenía 13, 15 o 18 años. Pero hay veces que no me apetece conectar con el sector más psycho de los lectores, y otras veces sí. Puedo volver a escribir cualquier día sobre Ed Gein. Es algo que va por épocas. Pero como te decía, no conozco ninguna revista en la que la relación con los lectores sea tan intensa.

A este nivel lo dudo. Yo ahora pienso en que Mariano Muniesa intentó comentar las cartas de los lectores en Rock Hard a principios del 2000 (creo que era esa publicación) pero no funcionó.

¿Por qué no intentarlo? No tiene que ser algo exclusivo del Popu.

Pero no es lo mismo… era más en plan que la gente insultaba a Pantera porque el Reinventing the Steel no le molaba, y claro, se reducía a hacer de moderador. Luego hubo una sección de Correo que la tengo en un pedestal: la sección Tú mismo de la Heavy Rock, ¡e iba detrás del póster!

¡Eso era fantástico! Puro Arte. Bueno, en el Popu durante una época el Apéndice también estaba detrás del poster y era algo muy curioso. ¡Leerlo requería un esfuerzo! Tenías que sacarlo y desplegarlo. La sección de Heavy Rock era muy divertida: “Soy un tronco de 14 leños, vivo en mi cueva y busco una piba a la que le mole Venom, Judas, Motör, Slayer, Metallica, Saxon, Anthrax, Exodus, Testament, Mercyful, Dio, Ozzy…”. ¡Así hasta 70 bandas de un tirón! ¡Muy fan! Y no sé si lo sabes, pero Heavy Rock empezó editándola Popular 1, era una revista que publicábamos nosotros. En los primeros Heavy Rock salía el logo de Popular 1, luego con los años se independizó. Durante los primeros años fue la hermana pequeña del Popu. Utilizaban muchas fotos de nuestro archivo y redactores de nuestra revista escribían en Heavy Rock, aunque siempre lo llevó Mariskal Romero. Esa primera etapa me gustó mucho porque era la línea del Popu, pero centrado únicamente en heavy metal. Luego se convirtió en otra cosa, pero sigue siendo muy entrañable, evidentemente. Mucho mejor Heavy Rock que cualquier mierda de revista indie.

Y ya que estamos… ¿Le ves futuro a las revistas en formato físico?

¡Por supuesto! Le veo futuro a todo lo que es físico.

A ver, Heavy Rock ahora es La Heavy, Kerrang desapareció, Metal Hammer hay dos versiones y están en los juzgados… Y te puedo asegurar que todos mienten cuando les preguntas sobre números vendidos, yo he estado en muchas revistas trabajando y puedo hacerme una idea de la cantidad de ejemplares que venden. Y continuaré con lo físico siempre, pero no sé hasta que punto es viable. Lo que sí tengo claro es que el Popu va a aguantar…

Por supuesto, hay gente que siempre va a querer leer una revista física. Es como lo que sucede con los libros: yo no puedo leer un libro en una pantalla. Yo quiero un libro y una revista en papel, y un disco en vinilo o en CD. Acariciarlo, mirar la portada… Al fin y al cabo, con la revista pasa lo mismo que con la música: la música no es solo lo que suena, es el vinilo, leer los créditos, la carpeta, la portada, las letras… Al fin y al cabo, un álbum es una obra de arte. No hay nada más grande que el día que algo como Physical Graffiti de Led Zeppelin cae en tus manos, y tienes ocho años. Hacer sonar esos vinilos por primera vez, mientras jugueteas con esa increíble portada, te marca de por vida. ¿Sería igual la experiencia en formato mp3?  ¡Creo que no! Una revista es lo mismo: es algo físico, hay que tenerla en las manos. Ambas opciones pueden cohabitar o coexistir, pero dudo que lo digital pueda matar a lo físico jamás.

Por ejemplo: ahora hay un boom de casettes. Accept sacan sus discos en este formato y me dijo Wolf Hoffman que eso no es una decisión suya, que es de la discográfica…

Es un tema fetichista: quieres tener ese objeto en tu casa. ¡A mí me encantan los casettes! Y el vinilo ya sabes que funciona muy bien a día de hoy, aunque sea demasiado caro en muchas ocasiones.

Yo soy generación CD, pero más por cuestión de espacio.

A mí me gusta mucho el CD, pero con el vinilo no hay ni punto de comparación. Esa aguja entrando en contacto con los surcos… Lo digital lo metes en un aparato… ¡y no sabes ni cómo funciona eso! El vinilo es algo totalmente artesanal… y si se raya, pues te aguantas, todos hemos pasado por ello. No hay punto de comparación por mucho que me guste el CD. Los vinilos son como seres vivos, el tiempo les castiga, pero sigues queriéndolos como el primer día. Nunca apreciarás el paso del tiempo en un triste archivo de mp3, porque un archivo de mp3 no es nada.

Llegados a este punto tengo una de las preguntas más importantes de esta tarde: ¿tienes otra cerveza?

Claro.

https://www.scienceofnoise.net/entrevista-a-cesar-martin-ii-director-de-popular-1-me-envian-cartas-tambien-vello-pubico-compresas-ensangrentadas-o-craneos-de-perro-la-relacion-entre-los-lectores-y-yo-es-muy-especial/
Adso
Adso

Mensajes : 31745
Fecha de inscripción : 03/12/2013

Volver arriba Ir abajo

NO ME JUDAS SATANAS TOUR. Entrevistas a César Martín Empty Re: NO ME JUDAS SATANAS TOUR. Entrevistas a César Martín

Mensaje por Adso Miér 27 Ene 2021 - 16:46

NO ME JUDAS SATANAS TOUR. Entrevistas a César Martín Cesar-en-Joshua-Tree.-1997

César Martín: «Amo el puto ‘No Me Judas’, y me encanta que exista ahora en formato libro»

Por Carlos Molina

Se ha hecho esperar pero, como todo lo bueno en esta vida, ha merecido mucho la pena. César Martín, responsable de la imprescindible revista Popular 1 (que bien le viene eso de Popular en la cabecera, no en vano se trata de un magazine que trasciende la música para abarcar muchos campos artísticos, quizás una de las razones de su éxito) ha aprovechado estos meses de pandemia para, por fin, publicar de manera autoeditada y fanzinera el atractivo ‘No me Judas’, compendio de historias, vidas y anécdotas de figuras fundamentales de la vida pop que está haciendo las delicias de miles de fans del Popu… y más allá. Es un lujo charlar con una enciclopedia cultural humana como es César que, además, se explaya en sus respuestas hasta dar a cada entrevista un relumbrón de lujo. La pena es que cuando termina la charla uno se queda con ganas de más. Repetiremos, si se deja, en cuanto saque el segundo volumen de este título.

César, lo primero es lo primero, ¿qué tal te encuentras? ¿Has sido el EXITAZO, así, con mayúsculas, del ‘No me Judas…’ el espaldarazo que necesitabas para cerrar el lamentable 2020 con una sonrisa?

Sí, desde luego, 2020 ha sido una montaña rusa de dramas y acontecimientos inesperados para todo el mundo, y no esperaba terminar el año con una experiencia feliz. No estaba previsto que yo publicase ningún libro en 2020, así que esto ha sido tan sorprendente para mí como para los lectores. Pero de pronto me vi atrapado en mi casa, rodeado de muñecos, libros, vinilos y calabazas gigantes de Halloween, y en lugar de desesperarme, preferí ser productivo. Siempre quise publicar este libro, pero nunca encontraba el momento. Y de pronto, no sólo se interrumpió la vida social para todos nosotros, ¡sino que encima estaba prohibido salir de casa! Nos vimos forzados a enfrentarnos a un arresto domiciliario en toda regla, como le pasó muchas veces a uno de mis mejores amigos, que era cleptómano y cada cierto tiempo daba con sus huesos en la celda de algún país extranjero o se le prohibía salir de su casa. Pero tú, yo y millones de personas más nos vimos privados de nuestra libertad por otro motivo, por culpa de un “dirty little virus”, como canta Iggy Pop en su nueva canción pandémica. Mi amigo aguantó mejor que nosotros sus detenciones porque sabía que había sido travieso, pero a nosotros simplemente nos cayó un virus encima. Yo afronté los primeros días del confinamiento de la manera correcta, viendo la serie “Tiger King”… como otros tantos millones de desgraciados repartidos por el mundo entero. Pero claro, la capacidad de entretenimiento de Joe Exotic tenía sus limitaciones, y cuando la serie llegó a su fin, tuve que replantearme mi situación. Joe Exotic ya no estaba allí y nos quedaba una larga travesía por el desierto, que aún no ha terminado, así que opté por meterme por fin de lleno en el libro y sacarlo adelante. Y la respuesta ha sido absolutamente desbordante. No estábamos preparados para ese volumen de pedidos y algunos lectores han tenido que esperar mucho para recibir su ejemplar, así que aprovecho esta entrevista para pedirles disculpas. Como ya sabrás, el libro sólo se puede comprar escribiendo a la dirección popular1book@gmail.com. Así es como deseaba hacerlo, sin ningún intermediario de por medio. No quería a nadie entre los lectores y yo. Como ya he dicho en otras entrevistas, esto es una operación totalmente punk rock, sin editoriales de por medio, ni librerías. El lector y yo, eso es todo. Es un libro totalmente fanzinero, y no se puede obtener por los cauces normales. Lo que no esperaba era semejante avalancha de pedidos. Pero como ya habrá comprobado cualquier lector que lo comprase, ha habido comunicación todo el tiempo. Siempre contestamos los e-mails en el plazo de unas pocas horas. Algunos libros han tardado en llegar a su destino, pero de cara al segundo volumen estaremos mucho más preparados. Uno de los problemas que tuvimos fue que el libro se agotó varias veces, pero con el segundo volumen haremos un tiraje mucho mayor de entrada. De hecho, acaba de llegar una nueva remesa enorme de ejemplares del primer volumen, porque se sigue vendiendo a diario. Yo pensaba que sólo un porcentaje discreto de lectores lo comprarían… No sé, tío, quizá sea un problema de autoestima, tendré que discutir esto con mi psicoanalista… Pero desde luego no imaginaba que tantos lectores y ex lectores querrían su ejemplar del “No Me Judas”, ni anticipé que habría tantísimos pedidos del extranjero… Y a estas alturas, el libro ya está en USA, Canada, la Patagonia, Mexico, Chile, Perú, Singapur, gran parte de Europa… Es todo muy loco. Tenemos lectores incluso en Australia, pero no hemos podido enviar el libro allí a causa de las restricciones del Covid. Por fortuna, la mayoría de lectores que han tardado en recibirlo, han entendido la situación. Y a quienes han estallado en cólera, les hemos explicado lo sucedido y les ha llegado lo antes posible. Muchos pedidos son regalos, y lo compran esposas para sus maridos, madres para sus hijos… y claro, esperan la eficiencia de Amazon, lo cual es comprensible. Pero a estas alturas ya está todo controlado. Han sido meses intensos, pero muy excitantes también, porque muchos lectores que nunca se habían comunicado conmigo, han aprovechado para contarme por primera vez su experiencia con la revista y con el No Me Judas. También he reconectado con lectores con los que no hablaba desde… 1986, 1999… o lo que sea, y eso ha sido grande.

Antes de entrar de lleno con el libro en sí, leí en una entrevista reciente que eras aprensivo, no sé si hipocondríaco, confeso… algo que tenemos en común. Yo intento combatirlo desde una vertiente humorística, vamos, que busco sobrellevarlo bromeando acerca de ello. Imagino, pues, que si estos meses han sido ya duros para cualquiera, para ti, como para mí, lo han sido un poquito más… ¿cómo has hecho para combatir la desesperanza y el miedo, especialmente en marzo, cuando estalló toda esta pesadilla?

Bueno, esto ha sido un shock monumental para todo el mundo, pero sí, inevitablemente los hipocondríacos lo hemos llevado un poco peor. Aunque yo soy un tipo esencialmente positivo y feliz, y tengo de mi parte a Van Halen y a Mötley Crüe, que no suelen fallarme nunca… Si las cosas se ponen feas, pongo “Too Fast For Love” y me siento un poco mejor… Tengo el respaldo de Silver Surfer, Billy Wilder y David Lee Roth… Con ellos a mi lado, es más fácil sobrellevar los dramas de la vida. Sé que este comentario les parecerá “friki” a algunos, ¿y sabes por qué? ¡porque no tienen a Silver Surfer, Billy Wilder y David Lee Roth de su parte!, y siento una total empatía por ellos, de verdad que me sabe mal por ellos… Mi frutero tampoco tiene el respaldo de Silver Surfer, Billy Wilder y David Lee Roth, porque ni siquiera sabe quienes son, pero en cambio el que me vende las alubias en su pequeña tienda del barrio, sí que cuenta con el apoyo de sus héroes personales. En su caso, uno de sus mayores iconos es Frank Zappa, y siempre me habla de él cuando me prepara las alubias, con una cola de ancianas detrás, que me temo que no han escuchado un disco de Frank Zappa en su vida. Así que mi frutero está jodido y quizá habrá llevado este trance peor que el caballero que me vende las alubias, tú o yo. La cultura es una gran válvula de escape en momentos así. Y en mi caso, es una bendición que la antena ni siquiera esté conectada a mi tele. Me he saltado alegremente toda la campaña del Terror orquestada por esa puta mierda de canales-basura. Su influencia en mi vida ha sido nula, amigo, y gracias a ello mi calidad de vida ha sido un poco mejor en 2020. Lo canta David Hasselhoff en su versión del tema “Open Your Eyes” de Lords of the New Church: apaga la tele, ignora las mentiras… Con un video enorme de The Hoff rodeado de televisores, por cierto. Y no soy negacionista en absoluto, que quede claro, ni discuto en público sobre este asunto, pero por Dios, un poco de sentido común…

Para la cultura este ha sido un año desastroso. Por cultura hablo de un amplio campo, y en el sector musical de bandas, sellos, agencias de comunicación, locales de conciertos, de ensayo, técnicos, medios de comunicación… Para El Popu, sin embargo, 2020 se ha mostrado como un año, por si cabía alguna duda, de absoluta entrega por parte de vuestros lectores, que han demandado que la cabecera, aunque fuera en digital, siguiera apareciendo mes a mes y que han aprovechado ese parón en papel y en kiosko para, redes sociales mediante, mostrar su pasión por una publicación que va a alcanzar sus cincuenta años de vida, lo que es una auténtica pasada…

Tenemos los lectores más fieles del mundo. Como ya he comentado alguna vez, contamos con el apoyo de hordas de lectores que aman la revista con toda su alma. No pudimos publicar el número de abril de 2020, a causa de la pandemia, pero yo estuve en contacto con los lectores a diario a través de las redes sociales, colgando continuamente viejas fotos de nuestro archivo y charlando con ellos. Todos estábamos en lo mismo, en una situación de mierda, pero ayudó un poco poder charlar de Rock’n’Roll. El número de mayo sólo estuvo disponible en formato digital, pero en junio regresamos por fin a los kioskos. Otras revistas, como Q Magazine, no han logrado sobrevivir a la pandemia. Nosotros, por fortuna, seguimos aquí. Apreciamos mucho el apoyo de todos esos lectores. Muchos de ellos son amigos en la distancia. Piensa que tenemos lectores que han estado comprando el Popu desde… ¡1973! Y otros lo descubrieron hace un par de años, pero lo importante es que tanto los lectores más veteranos como los que lo han descubierto más recientemente, valoran lo que representa Popular 1. El público más hostil son las novias de lectores que tienen que aguantar su fanatismo durante décadas. Me ha sucedido muchas veces: se acerca un lector en un concierto y me felicita por la revista, pero seguidamente su novia me dice, con una sonrisa en los labios: “¡Estoy hasta el coño de ti y de tu revista!”, ¡y lo entiendo!, algunos seguidores del Popu son muy obsesivos. También tenemos muchas lectoras, obviamente, pero la situación que te comento sólo me ha sucedido con novias de lectores, no con novios de lectoras. Podría recordar muchas anécdotas… Novias que se acercan y, cuando su pareja no escucha, me dicen: “¡Le voy a tirar a la basura todos los putos Popus!”. Pero en el fondo me gustaría creer que también tienen un cierto cariño por la revista.

Imagino que tienes, tenéis, que estar muy orgullosos de la fidelidad y entrega de los lectores de la revista. ¿Cómo definirías al seguidor del Popu?

Tenemos todo tipo de lectores, pero supongo que uno de los nexos de unión es su eclecticismo. En nuestra revista se habla de Rock clásico, Heavy Metal, Jazz, Punk, Hip Hop, pelis de Serie B, Pop, Soul, cine negro, Rock alternativo, etc. Aunque en ocasiones nos llevamos alguna que otra sorpresa, como la polémica que ha provocado nuestro número de enero, por el reportaje de portada dedicado a los mejores discos de la historia del Hip Hop, que ha indignado al sector de lectores más clásicos. Me cuesta entender esto por dos motivos: por un lado llevamos más de 30 años escribiendo sobre Hip Hop, concretamente desde los días en que Run-DMC y L.L. Cool J triunfaban en las listas de éxitos, así que es un poco absurdo que de repente algunos se lleven las manos a la cabeza por ver en el Popu a Public Enemy o Beastie Boys, cuando ambos aparecieron en nuestras portadas en el pasado. Y por otra parte, ¡es sólo un reportaje en un número lleno de artículos de Rock! Pero es lo que hay. Lo único que realmente importa aquí es que artistas como Ice Cube, Dr. Dre, Public Enemy y tantos otros, han hecho Historia, y nos apetecía recordar sus mejores obras, simplemente porque lo merecen. Pero así es el Popu: quien no entiende qué carajo pinta Pinhead de “Hellraiser” en nuestra portada, al mes siguiente se encuentra con Eddie Van Halen y se reconcilia con nosotros… o no. También hubo más de un lector que no entendió nuestras portadas dedicadas a The Baboon Show, Behemoth y Amyl & The Sniffers. Lo que está claro es que no somos una revista previsible en ese sentido. Nadie esperaba la mayor parte de nuestras portadas de 2020 y eso es bueno.  

No me odies por no entrar aún al libro en sí, porque aunque aquí hemos venido a hablar de tu libro -guiño a Umbral-, también descubrí en una de tus entrevistas recientes tu amor por los superhéroes, y para servidor, gran fan también de ellos y que anda metido actualmente, por ejemplo, en un grupo de facebook de lectores de la editorial Forum, querría conocer cuáles son tus personajes y obras favoritas, ese Top X que recomendarías a cualquiera que desee entrar de lleno en el noveno arte superheroico. El último libro que ha caído en mis manos es, precisamente, ‘Frank Miller: Honor y Furia’, que realiza un acercamiento a la obra, y personalidad, de este autor. Un autor, por cierto, con un espíritu muy rock´n´roll. ¿está Miller dentro de tu elenco de guionistas y dibujantes favoritos?

Yo fui un consumidor compulsivo de comic en mi niñez y adolescencia, pero llegó un momento en que tuve que dejarlo a un lado para volcarme por completo en la música, el cine y la literatura, simplemente porque el día no da más de sí. Compraba cada mes Creepy, 1984 (posteriormente Zona 84), Cimoc, Metal Hurlant y El Víbora… y comics de Marvel, DC y EC… Han pasado décadas desde entonces y no he seguido el mundo del comic, pero conservo muchos comics y tomos recopilatorios de mis favoritos, y compro viejos números ocasionalmente. A mí me gustan sobre todo los superhéroes de Marvel y DC. Mi favorito es Silver Surfer. Tengo mi casa llena de figuras Silver Surfer y conservo todos sus comics. Fue grande ver aquella vieja peli de Richard Gere titulada “Breathless”, aquí creo que la titularon “Vivir sin aliento”, en la que encarnaba a un personaje muy cool que leía comics de Silver Surfer. Al ver aquello, la complicidad fue instantánea, ¡había más seguidores de Silver Surfer en el mundo! Entre mis favoritos están The Avengers, Fantastic Four, The X-Men, Batman… Adoro a Spiderman desde niño, siempre me fascinó el Capitán América, me gustan mucho los viejos comics de Batman de distintas épocas… Y las historietas terroríficas de DC, como “Tales From the Crypt”, me vuelven loco. Pero no soy un erudito del comic en absoluto. Frank Miller es esencial, por supuesto, pero no he seguido toda su carrera. Hace poco perdimos a Richard Corben, por cierto, que era uno de mis dibujantes preferidos en mi etapa de teenager.

Y ahora sí, hablemos del libro. Es una deuda pendiente que tenías para los lectores del Popu, y me da que para ti también. Ha costado ponerlo en marcha (¡lustros!) pero, oye, una vez te has puesto a la obra ha sido todo muy rápido, porque ¿cuánto tiempo has consumido entre dar la última forma a los textos y proceder a la maquetación e impresión del ‘No me judas…’?

Han sido unos pocos meses. Cuando yo me meto a fondo en algo, es como si estuviese poseído… Casi ni duermo hasta que lo termino, así que pude sacarlo adelante en unos pocos meses y me gusta mucho cómo ha quedado.  Mientras le fui dando forma al libro, no tuve que pensar en la pandemia, así que fue una buena terapia. Estoy muy satisfecho con el resultado. Quería que captase el espíritu underground de la sección y creo que está en su punto.  Incluso he podido añadir algún detalle personal importante para mí, como esa sucesión de imágenes de Sam Alexander arrancándose el rostro. El No Me Judas debe tener ese factor incómodo. Está muy bien recordar las grandes películas de Bette Davis o los discos inolvidables de Roy Orbison, pero inevitablemente después te encontrarás a una mujer trepanándose o a un fulano colgado con ganchos de un árbol. Y un detalle importante, un bonus extra a tener en cuenta, los gramos que pesa: 666. Pruébalo cuando quieras con cualquier báscula. ¡Evidentemente el “No Me Judas, Satanás!!!” no podía tener otro peso!

Repasando las RRSS, si por los lectores del Popu fuera, el libro hubiera tornado en una enciclopedia de cientos de páginas, ya que hay infinidad de ‘No me Judas…’ especiales para cada uno de ellos. A la hora de conformar este primer volumen, ¿qué te llevó a apostar por estos protagonistas?

Desde que empecé a plantearme la posibilidad de publicar un libro del No Me Judas hace muchos años, tuve claro que una serie de personajes deberían estar ahí… Errol Flynn, Lenny Bruce, Houdini, Frank Sinatra, Joan Crawford, Bette Davis, Traci Lords, Aleister Crowley, Divine, John Waters, Hank Williams, Montgomery Clift, John Mellencamp, Lon Chaney Sr… Para mí, todos ellos son la esencia de esa extraña sección… Imagínate si me siento aferrado a algunos de ellos, que les he dedicado el No Me Judas en un par de ocasiones con un montón de años de diferencia entre una y otra, ¡porque les echaba de menos! Eso sucedió con Errol y con Lenny Bruce, por ejemplo. Me quedé con ganas de incluir también a Howard Hughes, Frances Farmer, Steve McQueen, Cary Grant, Guns N’Roses, Tod Browning… Pero todos ellos aparecerán en el segundo volumen. Y de hecho, es bueno que haya sido así, porque de ese modo el segundo libro será tan potente como el primero. Howard Hughes es un personaje tan fascinante como Errol Flynn, y Cary Grant no tiene nada que envidiar de Montgomery Clift. Ahora me pillas justo en el momento en el que estoy intentando decidir qué textos inéditos escribiré para el segundo volumen, y el abanico de posibilidades es tan amplio, que es algo realmente excitante. Me encanta escribir, tío… Cuando estoy solo de noche con mis ideas en la cabeza y ningún tipo de limitación, me siento feliz. Siempre me ha gustado mucho escribir en el Popu, y la experiencia con el primer volumen del No Me Judas ha sido tan satisfactoria, que va a ser increíble preparar el segundo, y añadir cosas nuevas. Aunque te cueste creerlo, yo disfruto esto tanto como los fans de la sección. Amo el puto No Me Judas, y me encanta que exista ahora en formato libro.

Mencionaba antes lo del primer volumen porque, para nuestra alegría, habrá en un tiempo una segunda parte… ¿y quizás más?

Por ahora sólo está previsto el segundo volumen. Yo vivo el presente. No me importa ni el pasado ni el futuro. Vivo el día a día. Y mi proyecto ahora es el segundo volumen del No Me Judas. Claro que podría haber un tercer volumen algún día, pero por ahora no me lo planteo, más que nada porque tengo otros libros en mente al margen del No Me Judas.

Imagino que bastante stress tienes ahora para dar respuesta y salida a todos los pedidos como para ponerte una fecha fija para comenzar a gestar esa segunda parte, pero… ¿será durante este mismo 2021?

¡Sí, por supuesto! Estará disponible en unos pocos meses.

Idem con esta pregunta. Creo que el ‘No me Judas…’ termina por completar un sueño que tenías por cumplir, pero lo cierto es que, por todos los textos que te he leído, creo que tu firma asociada a un título ya sería sinónimo de obra interesante. En ese sentido, ¿existe la posibilidad de, en unos años, y también quizás como autoedición, hagas un libro con un enfoque diferente (recopilando entrevistas, anécdotas, etc, especiales, quizás similar al muy atractivo también ‘Todo en el Nombre del Rock´n´Roll’ de Fernando Tanxencias)?

El libro que tengo en mente desde hace más de diez años es una recopilación de mis entrevistas con mujeres incónicas del mundo del entertainment. No es ni mucho menos un proyecto que vaya a interesar a tanta gente como los libros del No Me Judas, y me da exactamente igual, es algo que tengo que hacer para mí. Tengo alrededor de 50 entrevistas con mujeres fascinantes y deseo recopilar las mejores, y escribir nuevos textos sobre cada una de ellas. Algunas ni siquiera están ya en este mundo y llegaron a ser muy buenas amigas mías, otras siguen siendo amigas en la actualidad, también hubo casos en que la experiencia se limitó a un solo encuentro, pero no pude publicar la charla al completo… Es algo muy personal que me hará feliz. Ahí estarán Ginger Lynn, Marilyn Chambers, Brenda Lee, Sean Yseult, Liz Renay, Cynthia Plaster Caster, Vanessa del Rio, Mink Stole, Mary Woronov, Sally Kirkland, Kitten Natividad, Pamela Des Barres, Wanda Jackson, Mamie Van Doren, Jeanne Carmen, Elvira, Bunny Yeager, Seka, Caroline Munro, Nina Hartley, Dixie Evans… Hay tantas anécdotas que contar, tantas conexiones curiosas, tantas fotos inéditas… Ya tengo el título y la espectacular foto de portada, pero quizá tarde dos años en ver la luz. No tengo prisa. Será un libro muy respetuoso, nada de cotilleos chungos. Es mi homenaje a todas ellas. Y antes es muy posible que publique el libro dedicado al Correo del Popu, que ya he empezado a preparar y que va a ser una absoluta locura. Incluiré nuevas entrevistas con lectores, además de sus cartas y mis contestaciones. Ese es un proyecto que me encanta, porque amo esa sección también. Ha sido, y sigue siendo, una parte muy importante de mi vida.

Aprovecho que te tengo aquí para como consumidor voraz de libros, pelis, etc, pedirte alguna recomendación de lectura o visionado para este comienzo de año, aunque  no sea novedad, sino de hace tiempo. Yo he flipado con el libro de Steve Gorman sobre las tribulaciones de los Black Crowes. ¿Has podido leerlo?

¡Claro que leí el libro de Steve Gorman! ¡Me encantó! Es uno de mis libros de Rock favoritos de los últimos años.  The Black Crowes es una de las bandas de mi vida y Gorman ha hecho un gran trabajo. Evidentemente los hermanos Robinson daban muchísimo juego para un libro, pero fíjate en el caso de Bruce Dickinson, por ejemplo: su libro podría haber sido espectacular, y sin embargo desaprovechó totalmente la oportunidad, omitiendo detalles sobre su vida personal, y dejándonos muy a medias con la parte dedicada a sus primeros años al frente de Iron Maiden. Me gustó, pero ni mucho menos lo disfruté tanto como el de Gorman. ¿Recomendaciones para leer?, a ver, esto es siempre algo muy personal. A mí por ejemplo me gustan mucho los libros bélicos, pero en 2020 decidí apartarme de ellos, porque la realidad que nos estaba tocando vivir empezaba a parecerse demasiado a una guerra, así que no necesitaba pensar encima en la caída de Berlín y en Adolf maniobrando desde su búnker. Ahora vuelve a apetecerme leer sobre contiendas bélicas, y quizá retome en los próximos meses un par de libros de Antony Beevor que tengo a medias: “Stalingrad” y “Ardenas 1944. La última apuesta de Hitler”. A mí ese tipo de mierda me pone mucho. Aguanto incluso detalles tediosos como el modelo del tanque de turno y cosas similares. Es algo que siempre me atrajo. De niño coleccionaba parafernalia militar de la 2ª Guerra Mundial y de Vietnam, y siempre me gustó leer sobre ello. La guerra es horrible, evidentemente, y no fantaseo con ella, pero me interesa la Historia e indagar en períodos muy oscuros que no quedan tan lejanos en el tiempo. También me gustaría retomar un libro que me regalaron unos buenos amigos hace años, titulado “KL: Historia de los campos de concentración nazis”. Es acojonantemente denso y deprimente, y lo tuve que dejar a medias porque me estaba agobiando, pero empieza a apetecerme volver a él. ¿Qué más?… Tengo pendiente la biografía oficial de KISS, “Nothin’ To Lose”, dedicada a sus primeros años, y aunque ya me conozco toda su historia en profundidad, siempre me gusta que me cuenten más anécdotas sobre ellos. Y podría seguir y seguir citándote títulos, porque devoro libros todo el tiempo… Espero leer pronto también una biografía que compré hace poco de Whitney Houston que ha escrito su novia y que es totalmente respetuosa, quizá me decida a leer por fin la biografía de Bowie, “Starman” de Paul Trynca que compré hace un montón de años… Hace tiempo leí otro libro sobre Bowie que me encantó: “A Life” de Dylan Jones, una biografía oral muy completa. Y si hablamos de cine, la verdad es que desde que hicimos aquel Popu dedicado a Halloween en octubre de 2019, vivo un continuo revival de pelis de terror… “Hellraiser”, “Viernes 13”, “Elm Street”, “Basket Case”, “Demons”, “Posesión infernal”, “Re-Animator”, “Halloween”, “La matanza de Texas”, “Maniac Cop”, “Las colinas tienen ojos”… ¡no consigo salir de ahí! También veo mucho cine clásico de los años 30 y 40, como he hecho siempre. Este año me he propuesto recuperar los viejos musicales de Gene Kelly y Fred Astaire, para rebajar un poco el dramatismo que estamos viviendo. Y rastreo constantemente la programación de Netflix y HBO… Hay muy buena mierda ahí… El otro día volví a ver el último especial de comedia de Ricky Gervais y me encantó… Es un tipo tan brillante… Otra cosa pendiente es la última temporada de “Twin Peaks”. No la vi en su momento y acabo de comprar el pack, pero no sé cuándo diablos encontraré el momento de ponerme con ella, porque evidentemente no puedes enfrentarte a una obra como esa con prisas. Quiero degustarla con mucha calma. Adoro a David Lynch.  

Y en estos meses tan duros me ha servido de gran ayuda revisionar Senfield… ¿qué te parece esta serie, o te pareció en su momento? ¿En qué libros, y pelis, te has apoyado tú estos meses de pandemia para ‘respirar’?

Nunca fui un gran seguidor de la serie “Senfield”. Me gusta, recuerdo con cariño algunos capítulos, pero no está entre mis favoritas. Curiosamente prefiero mucho antes su actual programa “Comedians in Cars Getting Coffee”, y me hará muy feliz cuando grabe nuevos episodios, porque ya me los sé todos de memoria. Recurro a ella a menudo, cuando tengo veinte minutos libres en un viaje en tren o lo que sea. La he visto docenas de veces. Me gusta mucho el humor de Senfield en persona y su pasión por la comedia, pero no disfruto tanto la serie “Senfield” ni sus actuaciones de stand up comedy… Es algo curioso. El humor de sus shows es demasiado “clean” para mi gusto, pero en persona es un ególatra engreído maravilloso, un puto rockstar con toneladas de actitud, y eso me encanta. En estos tiempos tan insufribles con la obsesión por lo políticamente correcto, se agradece que un tío diga lo que le salga de la polla sin temor a las consecuencias. Senfield está de vuelta de todo. Es de los que piensan que se puede bromear con todo: la muerte, la enfermedad, lo que sea. Yo no lo veo necesariamente así, tengo mis temas tabú, pero me gusta alguien como él. La verdad es que a mí la comedia me fascina tanto como la música, el cine o la literatura. Combino alegremente a Slayer con Louis CK, y a Ghost con Bill Burr o con Conan O’Brien. Y Jerry Senfield está ahí.

https://weborpheo.com/cesar-martin-amo-el-puto-no-me-judas-y-me-encanta-que-exista-ahora-en-formato-libro/?fbclid=IwAR2QNYtoAER7Ya9RA4JA8OC0mWfLqvQbaa9Nu-HUlO-Dd8wEHv8wmWLN3lw


Última edición por Adso el Miér 27 Ene 2021 - 16:54, editado 1 vez
Adso
Adso

Mensajes : 31745
Fecha de inscripción : 03/12/2013

Volver arriba Ir abajo

NO ME JUDAS SATANAS TOUR. Entrevistas a César Martín Empty Re: NO ME JUDAS SATANAS TOUR. Entrevistas a César Martín

Mensaje por Sutter Cane Miér 27 Ene 2021 - 16:54

cheers
Sutter Cane
Sutter Cane

Mensajes : 12224
Fecha de inscripción : 24/12/2009

Volver arriba Ir abajo

NO ME JUDAS SATANAS TOUR. Entrevistas a César Martín Empty Re: NO ME JUDAS SATANAS TOUR. Entrevistas a César Martín

Mensaje por Sugerio Miér 27 Ene 2021 - 17:00

El tocho supremo.

Enhorabuena.

Ahora todos a citarlo... Laughing

_________________
NO ME JUDAS SATANAS TOUR. Entrevistas a César Martín Sillyw10

Wenn ist das Nunstück git und Slotermeyer? Ja! Beiherhund das Oder die Flipperwaldt gersput!

NO ME JUDAS SATANAS TOUR. Entrevistas a César Martín Lobo-1

NO ME JUDAS SATANAS TOUR. Entrevistas a César Martín Shoegz

the_saturday_boy escribió:Subtítulos no encotré pero bueno, creo que es muda



http://elparadigmadelsillonorejudo.wordpress.com/
Sugerio
Sugerio
Moderador

Mensajes : 38151
Fecha de inscripción : 24/03/2008

Volver arriba Ir abajo

NO ME JUDAS SATANAS TOUR. Entrevistas a César Martín Empty Re: NO ME JUDAS SATANAS TOUR. Entrevistas a César Martín

Mensaje por DumDumBoy Miér 27 Ene 2021 - 18:37

Brutal Adso!! Muchas gracias cheers
DumDumBoy
DumDumBoy

Mensajes : 13123
Fecha de inscripción : 09/06/2008

Volver arriba Ir abajo

NO ME JUDAS SATANAS TOUR. Entrevistas a César Martín Empty Re: NO ME JUDAS SATANAS TOUR. Entrevistas a César Martín

Mensaje por atabal Miér 27 Ene 2021 - 18:39

Me viene guay, porque había leído algunas entregas pero no todas y me daba pereza ponerme a buscarlas.

¡Gracias!
atabal
atabal

Mensajes : 14607
Fecha de inscripción : 04/07/2008

Volver arriba Ir abajo

NO ME JUDAS SATANAS TOUR. Entrevistas a César Martín Empty Re: NO ME JUDAS SATANAS TOUR. Entrevistas a César Martín

Mensaje por Spirit 76 Miér 27 Ene 2021 - 18:41

Han salido ahora más fotos suyas que en 30 años.
Spirit 76
Spirit 76

Mensajes : 3315
Fecha de inscripción : 26/06/2008

Volver arriba Ir abajo

NO ME JUDAS SATANAS TOUR. Entrevistas a César Martín Empty Re: NO ME JUDAS SATANAS TOUR. Entrevistas a César Martín

Mensaje por modes garcia Miér 27 Ene 2021 - 20:59

Un excelente repaso, sin duda.

NO ME JUDAS SATANAS TOUR. Entrevistas a César Martín Lz10
modes garcia
modes garcia

Mensajes : 36698
Fecha de inscripción : 23/05/2008

Volver arriba Ir abajo

NO ME JUDAS SATANAS TOUR. Entrevistas a César Martín Empty Re: NO ME JUDAS SATANAS TOUR. Entrevistas a César Martín

Mensaje por dementpraecox Jue 28 Ene 2021 - 14:52

atabal escribió:Me viene guay, porque había leído algunas entregas pero no todas y me daba pereza ponerme a buscarlas.

¡Gracias!

Exactamente igual.
Muchas gracias!!! cheers
dementpraecox
dementpraecox

Mensajes : 348
Fecha de inscripción : 15/06/2012

Volver arriba Ir abajo

NO ME JUDAS SATANAS TOUR. Entrevistas a César Martín Empty Re: NO ME JUDAS SATANAS TOUR. Entrevistas a César Martín

Mensaje por bigsubi Jue 28 Ene 2021 - 14:53

...fenomenal Adso !!!... bounce
bigsubi
bigsubi

Mensajes : 6486
Fecha de inscripción : 11/08/2009

Volver arriba Ir abajo

NO ME JUDAS SATANAS TOUR. Entrevistas a César Martín Empty Re: NO ME JUDAS SATANAS TOUR. Entrevistas a César Martín

Mensaje por Starsailor Jue 28 Ene 2021 - 15:16

Spirit 76 escribió:Han salido ahora más fotos suyas que en 30 años.

Cierto, años sin saber qué aspecto podría tener y ahí lo tienes ahora Laughing Que hable igual que como se expresa en la revista es cojonudo.

Igual que me despollo cuando suelta alguna de éstas

Billy Joel no me importa una mierda. Si vuelvo a escuchar una sola vez más en mi vida “Piano Man”, o me mato yo o mato al que tenga al lado. Me cago en “Piano Man”, tío...

Laughing Laughing Laughing Laughing Laughing Laughing
Starsailor
Starsailor

Mensajes : 5236
Fecha de inscripción : 19/07/2008

Volver arriba Ir abajo

NO ME JUDAS SATANAS TOUR. Entrevistas a César Martín Empty Re: NO ME JUDAS SATANAS TOUR. Entrevistas a César Martín

Mensaje por Fogerty79 Jue 28 Ene 2021 - 15:26

Con César no sabes ni que pensar.A veces parece un friki patético con un montón de complejos y otras un tio con el que te pasarías horas hablando sin aburrirte o yéndote de fiesta hasta el amanecer.Supongo que todos tenemos algo de eso.
Fogerty79
Fogerty79

Mensajes : 1588
Fecha de inscripción : 06/06/2016

Volver arriba Ir abajo

NO ME JUDAS SATANAS TOUR. Entrevistas a César Martín Empty Re: NO ME JUDAS SATANAS TOUR. Entrevistas a César Martín

Mensaje por Adso Jue 28 Ene 2021 - 15:34

Conversación tiene para aburrir, desde luego.

Ahora que se ha dado cuenta de la repercusión de sus libros, esperemos que no pare.
Adso
Adso

Mensajes : 31745
Fecha de inscripción : 03/12/2013

Volver arriba Ir abajo

NO ME JUDAS SATANAS TOUR. Entrevistas a César Martín Empty Re: NO ME JUDAS SATANAS TOUR. Entrevistas a César Martín

Mensaje por Cachalote Jue 28 Ene 2021 - 16:01

Tampoco hace falta que se convierta en Antonio Gala, que ya lo que dice en la entrevista de que el libro es barato por la cultura debe ser barata... telita
Cachalote
Cachalote

Mensajes : 1346
Fecha de inscripción : 29/05/2015

Volver arriba Ir abajo

NO ME JUDAS SATANAS TOUR. Entrevistas a César Martín Empty Re: NO ME JUDAS SATANAS TOUR. Entrevistas a César Martín

Mensaje por Adso Jue 28 Ene 2021 - 16:14

Cachalote escribió:Tampoco hace falta que se convierta en Antonio Gala, que ya lo que dice en la entrevista de que el libro es barato por la cultura debe ser barata...  telita

Imagina una editorial sacando el NO ME JUDAS con papel de alto gramaje, fotografías en color, tapa dura y que costara 35 euros. Pues se agradece la edición sencilla, la verdad.
Adso
Adso

Mensajes : 31745
Fecha de inscripción : 03/12/2013

Volver arriba Ir abajo

NO ME JUDAS SATANAS TOUR. Entrevistas a César Martín Empty Re: NO ME JUDAS SATANAS TOUR. Entrevistas a César Martín

Mensaje por Enric67 Jue 28 Ene 2021 - 16:27

Fogerty79 escribió:Con César no sabes ni que pensar.A veces parece un friki patético con un montón de complejos y otras un tio con el que te pasarías horas hablando sin aburrirte o yéndote de fiesta hasta el amanecer.Supongo que todos tenemos algo de eso.

Esa segunda sensación sólo la he tenido en esta entrevista.
En las otras, siempre ha habido momentos de colleja, de forero novato, de jevi panzón con pantalones ajustados que se nutre de RockFM.
Y no lo digo por sus conocimientos sobre música, sino por la forma de expresarlos.
Enric67
Enric67

Mensajes : 29932
Fecha de inscripción : 23/12/2012

Volver arriba Ir abajo

NO ME JUDAS SATANAS TOUR. Entrevistas a César Martín Empty Re: NO ME JUDAS SATANAS TOUR. Entrevistas a César Martín

Mensaje por Cachalote Jue 28 Ene 2021 - 16:30

Adso escribió:
Cachalote escribió:Tampoco hace falta que se convierta en Antonio Gala, que ya lo que dice en la entrevista de que el libro es barato por la cultura debe ser barata...  telita

Imagina una editorial sacando el NO ME JUDAS con papel de alto gramaje, fotografías en color, tapa dura y que costara 35 euros. Pues se agradece la edición sencilla, la verdad.

En serio que no me quejo del precio, créeme, pero el libro tiene un precio normal, no especialmente barato. Cualquier bestseller anda entre los 18 y los 23, aprox, y aquí se supone que no existe intermediario de ningún tipo. Pero en todo caso no me refería a eso, lo aclaro por tu comentario; me refería a la apreciación que hace César sobre la cultura, al hablar de su libro, no se...me ha sonado como que no pegaba ni con cola, un comentario demasiado mainstream para estar refiriéndonos al NMJ.
Cachalote
Cachalote

Mensajes : 1346
Fecha de inscripción : 29/05/2015

Volver arriba Ir abajo

NO ME JUDAS SATANAS TOUR. Entrevistas a César Martín Empty Re: NO ME JUDAS SATANAS TOUR. Entrevistas a César Martín

Mensaje por Spirit 76 Miér 3 Feb 2021 - 18:40

Spirit 76
Spirit 76

Mensajes : 3315
Fecha de inscripción : 26/06/2008

Volver arriba Ir abajo

NO ME JUDAS SATANAS TOUR. Entrevistas a César Martín Empty Re: NO ME JUDAS SATANAS TOUR. Entrevistas a César Martín

Mensaje por Adso Miér 3 Feb 2021 - 19:27

NO ME JUDAS SATANAS TOUR. Entrevistas a César Martín Cesar-Martin-entrevistando-a-Harry-Perry-en-Venice-Beach-L.A1-768x1024

ENTREVISTA A CÉSAR MARTÍN en NOCHE DE ROCK

"La única influencia que puedo citar a la hora de escribir son mis padres."

Recuerdo que El Popu llegó a mi vida cuando me encontraba bastante anquilosado musicalmente hablando. Descubrí la revista y ya no hubo vuelta atrás, puedo decir bien alto que Popular 1 me liberó de la quema, me puso a un nivel más elevado, terminó de darme el empujón que me salvó de morir amargado en un sucio y triste lugar. El magazine fue mi escuela particular en los duros inviernos de Hellville (Santoña) y mi inspiración en sus soleados y tóxicos veranos. (Todavía no tengo palabras suficientes para agradecer a la revista el haberme descubierto a Jane’s Addiction)

Llevo leyendo asiduamente la revista Popular 1 desde el año 1995. Durante todo ese tiempo y, gracias a la citada revista, he tenido la suerte de descubrir un mundo maravilloso muchas veces desconocido por el gran público. Crecí en una localidad marinera del norte de España rodeado por un ambiente rudo, duro y tedioso, un lugar en el que se trataba a los forasteros con suma dureza y crueldad. Si querías sobrevivir debías de aprender a utilizar los puños, poseer una gran fortaleza psicológica y conseguir crearte tu propio submundo y tu propia cosmovisión. Comencé a crear mi propio universo visitando asiduamente el videoclub, leyendo a Stephen King y escuchando punk rock y metal. Bandas de la talla Eskorbuto, Barricada, Metallica, Los Suaves, La Polla Records, AC/DC y Pantera consiguieron que me pusiese a salvo del insufrible tedio del norte.

Una de las cosas que más me impactaron de la revista fue la sección No Me Judas, Satanás. Descubrir cada nuevo capítulo de esa sección se convirtió en un emocionante ritual. Me sentaba con una cerveza y devoraba cada nueva entrega. En la citada sección podía ocurrir cualquier cosa. Podías encontrar secretos ocultos sobre actores legendarios, anécdotas descacharrantes sobre músicos en plena gira, literatura maldita, e incluso anécdotas bizarras sobre individuos normales y corrientes. Además, lo que marcaba la diferencia con cualquier otra publicación, era que aquellas anécdotas estaban escritas desde un punto de vista cercano, casi íntimo. Aquellas historias fueron relatadas como si su autor te las estuviese contando mientras te tomabas una cerveza en su compañía.

Gracias a estas pequeñas diferencias, El Popu se convirtió en mi oasis particular y en el de mucha gente. Era algo muy nuestro, casi un secreto del que no nos gustaba hablar porque podía llegar a perder ese grado de autenticidad. ¿Y quién estaba detrás del No Me Judas, del Popu, y de su dirección y gestión? Pues César Martin, el hijo de la gran pareja formada por Bertha y Martín Frías, los fundadores del citado magazine, los primeros en atreverse a lanzar una revista sobre rock en la España post franquista. Casi nada ¿no?

Hace unos meses se lanzó el primer volumen recopilatorio sobre la sección No Me Judas, Satanás y los fans ya estamos esperando la segunda entrega. Su lanzamiento se ha llevado a cabo sin demasiada publicidad ni bombos de ningún tipo, el rumor de su existencia fue corriendo de boca en boca como si de un artículo legendario para unos pocos se tratase (sólo se puede adquirir escribiendo a la dirección: popular1book@gmail.com). Nuestro fetiche sigue siendo muy nuestro, solo para fans, algo que nos enorgullece.

1- Hola César, ¿ya tienes pensada la selección de personajes y anécdotas para la segunda entrega de No Me Judas, Satanás?

“¡Por supuesto que no! (Risas) Hay varios decididos, pero son probablemente solo una tercera parte del libro. A mí no me gusta planificar nada con demasiado tiempo de antelación. Un amigo mío lleva alrededor de quince años intentando que entienda que el concepto de “carpeta de previsiones” es una buena idea, ¡pero sigue sin convencerme! Si planificase con mucho tiempo de antelación, esto se parecería demasiado a un trabajo, ¡y eso no suena nada bien! Por ahora, tengo claro que en el segundo volumen no pueden faltar Howard Hughes, Frances Farmer, Guns N’Roses, Steve McQueen, Allman Brothers, DeNiro/Scorsese, Cary Grant, Tod Browning/Freaks… pero aún estoy dándole forma al libro y construyéndolo poco a poco. Es mucho más excitante hacerlo con calma y sorprenderte a ti mismo con decisiones inesperadas. Ahora estoy releyendo textos antiguos, escribiendo textos nuevos y disfrutando el proceso. Entre el agobio interminable de esta maldita pandemia y el clima hostil, es el momento perfecto para poner un vinilo de The Boswell Sisters, aislarte del mundo y perderte en montañas de viejos No Me Judas”.

2- Vamos a profundizar un poco en el primer volumen recopilatorio de la sección No Me Judas, Satanás. Me fascina tu tremendo grado de acceso a la información más especial, rebuscada y difícil de encontrar. Recordemos que en su momento escribiste artículos realmente interesantes, antes incluso de la era internet. ¿Puedes desvelarnos el secreto? ¿Cómo llegaste a conseguir, por ejemplo, información y anécdotas sobre la vida íntima de Errol Flynn, Bette Davis y Joan Crawford?

“Yo soy un consumidor insaciable de cultura. Es una de las cosas que le dan sentido a mi vida. Cuando empecé a dedicarles No Me Judas temáticos a mis héroes personales, ya llevaba toda mi corta vida leyendo libros, viendo documentales, películas, explorando revistas antiguas, preguntando a la gente, buscando material raro en cada viaje que hacía… Era muy joven, pero tuve la suerte de nacer dentro del Popu y desde niño tuve acceso a todo tipo de publicaciones, discos, películas… Una habitación de nuestra antigua casa estaba dedicada por completo a la música… Teníamos miles de discos… pero en esa habitación había además una estantería absolutamente majestuosa, increíble, un altar, un lugar de peregrinación… era la estantería de las revistas guarras… Penthouse, Playboy, Hustler, Oui… y evidentemente, lo que más atraía a un niño de ocho años de todas aquellas publicaciones tan maravillosas, eran las damas ligeras de ropa, pero… ¡además incluían artículos! ¡y eran muy buenos artículos! Reportajes sobre… ¡Marlon Brando!, ¡Howard Hughes!… Me refiero obviamente a la versión americana de esas publicaciones. Así que después de admirar la extraordinaria belleza de todas aquellas mujeres que ni siquiera me parecía que pudiesen pertenecer a este mundo… ¡me leía también los artículos! Ya sé que lo de que la gente compraba el Playboy y el Penthouse por los artículos es un chiste malo, pero te aseguro que yo me los leía, porque tenían un punto fascinante. Has de tener en cuenta que yo pasé toda mi etapa escolar repitiendo cursos, escapándome del colegio, etc, así que tenía todo el tiempo del mundo para ver revistas guarras y porno en Super 8, pero también para leer sobre Brando o Jagger, escuchar a Elvis, etc. Es sólo un ejemplo de cómo empezó mi pasión por la información… los datos que verdaderamente importaban… ¡Con quién se acostaba Jimmy Page!, ¡cómo se rodó “La ventana indiscreta”! ¡qué sucedió en Altamont!… Y así pasé un buen puñado de años… leyendo, escuchando, preguntando… En cada viaje compré documentales extraños en VHS, libros de segunda mano, revistas vintage… y me aseguré de no olvidar infinidad de anécdotas, como el día en que Errol Flynn alzó en brazos a mi tía abuela Mari en el Hotel Gran Via de Barcelona, o los encuentros de mis padres con Robert Graves, Dali y H.R. Giger, o lo que me contaba Chris Welch sobre sus giras con Led Zeppelin… ¿qué sucedía en el avión de Led Zeppelin? ¡Chris Welch lo sabía!, y de pronto, gracias a él, ¡yo lo sabía también! Cualquier dato jugoso, quedaba almacenado para siempre en mi cerebro… cualquier cosa que dijese Balbín en el fascinante programa “La Clave”, cualquier anécdota que contase Russ Meyer en una entrevista… Así que, como verás, las fuentes de información son muchísimas. En realidad sólo hay una fuente de información: la vida en sí misma y todo lo que vas aprendiendo año tras año. Yo nunca jugué a video-juegos, más allá de aquel juego con dos palitos y una pelota cibernética, que hacía un ruido hipnótico al impactar con cada uno de ellos… y el tiempo que podría haber perdido con ese tipo de juegos, lo empleé en ver films y documentales, leer, escuchar… Y no quiero parecer pretencioso en absoluto, porque jamás lo he sido… Para mí la cultura es pura diversión. Seguro que los video-juegos también tenían su punto, pero me alegro de haberme volcado en otras cosas que a la larga han enriquecido tantísimo mi vida”.

3- Me partió el corazón descubrir la historia personal de Joan Crawford, me vino a la mente la famosa frase de Nietzsche: “Si usted lucha contra monstruos debe de tener cuidado de no convertirse en uno”. Una historia absolutamente triste y desoladora.

“Buff… ¡una vida complicada! Joan Crawford fue una criatura hecha a medida para la inhumana maquinaria del Hollywood clásico. Empezó rodando porno y acostándose con cualquiera, para intentar introducirse en el negocio… fue la Reina del “casting couch”… supongo que conoces la expresión. Todo en el Hollywood dorado giraba alrededor del sexo, y aunque algunas actrices como su rival Bette Davis se saltaron el “casting couch” y no tuvieron que acostarse con nadie para triunfar, muchas otras tuvieron que aceptar lo inaceptable, incluso después de tener éxito. Recuerda la anécdota de Marilyn Monroe, cuando le dijo a un amigo, tras firmar su primer contrato con Fox, que por fin se habían terminado los días de chupar pollas para ella… y su amigo replicó: “No, cariño, eso justo acaba de empezar”. Pues Joan tuvo que pasar por todo aquello… además de someterse a cirugías estéticas, aceptar la disciplina inquebrantable de los estudios, etc. Y si a eso le sumamos su personalidad obsesiva compulsiva, el maltrato a sus hijos, la obsesión enfermiza por el éxito y la soledad más terrible en sus últimos años, me temo que no fue una persona feliz precisamente. ¡Pero tampoco lo fueron Marilyn Monroe, Lana Turner o Elizabeth Taylor! Aunque el caso de Joan es especial por muchos motivos. Yo la veo como la estrella de cine por excelencia. Joan Crawford fue la personificación del Hollywood clásico. Una esclava en toda regla de la gran maquinaria hollywoodense. Bette Davis, por ejemplo, intentó en la medida de lo posible llevar un estilo de vida, digamos, normal, humano… Podía dar una vuelta por la calle sin maquillaje y con bambas. ¡Joan jamás hizo eso! Todo para ella era un espectáculo. Lo que le daba sentido a su día a día era la siguiente entrevista, la siguiente sesión de fotos, las interminables firmas de autógrafos en soledad en el salón de su casa… A mí eso me fascina, tío. Mantener ese estado mental durante toda una vida es algo increíble. Por eso me encanta escribir sobre ella. Y además es una de mis actrices favoritas, claro”.

4- También me pilló por sorpresa descubrir la vida oculta de Frank Sinatra, fue una decepción y a la vez un subidón descubrir que el cantante favorito de mi madre había sido un tipo tan rock and roll y a la vez una persona sin escrúpulos.

“¡Otra vida complicada! Sí, quien no sabe nada de su vida, es fácil que le vea sólo como un famoso cantante y actor, y poco más. Pero como ya sabes, Frank tenía muchos demonios personales, y estuvo envuelto en asuntos feos a causa de sus conexiones con la Mafia. Es evidente que tenía un don divino para la música y el espectáculo. Como se dice a veces, podría haberte cantado el listín telefónico y te habría conmovido. Su faceta artística ya es fascinante de por sí: cómo grababa cada disco, cómo interpretaba cada canción, lo excepcional que era como intérprete en directo… Fue uno de los mayores talentos de la Historia de la música y lo que hacía no admite etiquetas de ningún tipo… Es el mismo caso de Elvis Presley, Miles Davis o Aretha Franklin… Gente que nació con un don divino. De modo que si su vida personal hubiese sido aburrida, estaríamos hablando igualmente de un tipo fascinante a nivel artístico. Pero es que encima fue un individuo totalmente inusual, único, y cualquier anécdota relacionada con él tiene interés. Hollywood, Mafia, excesos, egomanía, depresión, explosiones de euforia, una vida sentimental espectacularmente accidentada… En definitiva, un personaje hecho a medida para el No Me Judas”.

5- Eso sí, le leí a mi madre unas cuantas anécdotas y no se quiso creer una sola palabra jajaja.

“Ya lo imagino. Sucede lo mismo con Errol Flynn. Cuando escribí el primer NMJ dedicado a Errol, a más de uno le chocó ciertos datos, pero sólo hay que contrastar la información para comprobar que es real. De hecho, estamos hablando de textos escritos hace décadas, y desde entonces han salido a la luz muchos más trapos sucios. También hubo quien se escandalizó cuando escribí sobre la vida personal de Cary Grant. No podían creer que fuese bisexual, pero hoy en día hay más información incluso sobre sus relaciones sentimentales con otros actores, como Randolph Scott. A mí me atraen los personajes que parecen salidos de una novela, vidas que son una montaña rusa en toda regla, y desde luego con Frank Sinatra y Errol Flynn nunca te aburres. Pasan los años y sigues descubriendo aspectos interesantes de sus vidas. Y no hablo solo de lo más llamativo, el sexo, la violencia y demás, sino literalmente de cualquier cosa curiosa o inusual. En el caso de Frank, me atrae cualquier detalle estrictamente musical, porque evidentemente era un cantante inigualable. Y si hablamos de Errol, era un tipo muy peculiar, y me interesa cualquier detalle de su vida personal”.

6- Este primer volumen consta de casi cuatrocientas páginas en las que podemos encontrar anécdotas sobre Errol Flynn, Lenny Bruce, Hank Williams, Houdini, Sinatra, Crowley y muchos otros. Con todos he disfrutado como un niño. Pero lo que realmente me voló la cabeza fueron los artículos titulados “Historias de Autoasfixia, Amputadas y Sexo con Delfines” y “The King of Filth”, este último sobre la vida del director de cine John Waters. En mi vida he visto de todo, pero esas historias superan mis vivencias con creces…

“El NMJ de autoasfixia, amputadas y sexo con delfines es uno de los grandes favoritos de los lectores. La gente me sigue hablando de ese texto décadas después de su publicación. Siempre me interesaron ese tipo de asuntos escabrosos y ha sido divertido escribir sobre ello en muchas ocasiones a lo largo de estos años. El asunto de la apotemnofilia es especialmente fascinante. Personas que necesitan amputarse un brazo o una pierna para sentirse realizados sexualmente… Recuerdo que cuando se publicó ese NMJ, coincidí con un rapper negro en Bélgica, la clase de individuo que estaba en pose de la mañana a la noche, como si hubiese nacido en Compton… pero el pobre diablo era un belga de clase media, y esa pose de duro resultaba cómica. Yo acababa de escribir sobre el asunto de la apotemnofilia y le hablé de ello. Su rostro de confusión fue muy gracioso, pese a ser un tío tan duro ¡se escandalizó! Es un tema divertido para comentar en reuniones familiares o en una cita romántica… (Risas) Fue muy interesante escribir sobre apotemnofilia, autoasfixia, zoofilia, trepanaciones… ¡el ser humano es increíble! Escarbas un poco en la superficie y encuentras cosas sorprendentes. La culminación de mis exploraciones subterráneas llegó hace veintipico años, cuando empecé a viajar a menudo a Los Angeles y conocí lugares tan inquietantes como The Museum of Death, Amok o Mondo Video A Go Go… Les caí bien a los personajes que dirigían esos extraños lugares y me mostraron sus joyas… cuadros originales del serial killer John Wayne Gacy o cosas más chungas aún, como la mano amputada de un individuo que guardaba el dueño del Museo de la Muerte en su trastienda. La tenía dentro de un recipiente con formol y me la mostró con excitación, aunque le irritaba que el propietario de la mano aún estuviese vivo y a causa de ello no pudiese exhibirla en público. Poco tiempo después, la policía de Los Angeles cerró el museo, ¡supongo que porque estaba dando mal nombre a la ciudad! Menudo sitio… Mostraban videos de accidentes y muertes de la mañana a la noche… Podías sentarte allí y pasar un rato contemplando auténticas atrocidades… Imagínate qué tipo de clientela tenían… Yo mismo fui cliente también, no lo voy a negar. Compré videos horribles en esos lugares… Eran, digamos, “cintas sorpresa”, que comprabas a ciegas… Luego, al llegar a España, las introducía en el magnetoscopio y encontraba cosas terribles… Suicidios, acróbatas cayendo al vacío desde edificios, perros despedazando personas… Nunca sabías lo que te llevabas, y en ocasiones incluían material muy interesante, como viejos rituales de Fakir Musafar o el film de Amanda Feilding trepanándose… Pero a esa gente les excitaba por igual un viejo film de Musafar que alguien siendo agredido por un perro… Muy mal rollo. Después de todos esos encuentros perturbadores en viajes, decidí alejarme un poco de la oscuridad, y en lugar de obsesionarme con muertes por autoasfixia y gente amputándose una pierna en la vía del tren, preferí ver más a menudo viejos musicales de Fred Astaire y Gene Kelly. Pero ese tipo de asuntos me interesarán siempre, y volveré a escribir sobre ello. En cuanto a lo que comentas de John Waters y Divine, es algo muy diferente… Amo el mundo de Waters y su corte de personajes maravillosos… Es algo divertido, trashy, loco, y cualquiera de sus películas me alegra el día. Muchos años después de escribir ese NMJ, pude conocer a dos de las grandes musas de Waters. Una de ellas es la adorable Mink Stole. La entrevisté en su casa, y fue increíble repasar toda su trayectoria con ella. Es una de las entrevistas más divertidas que recuerdo; no dejamos de reír durante todo el día. Me contó infinidad de historias de sus años con John Waters, y después la convencí para que se viniese conmigo y con Kitten Natividad a tomar cocktails! Fue muy especial reunir a la musa de Russ Meyer y a la musa de John Waters. Ya se conocían, de hecho coincidieron en un film que odiaban, y a Mink le encantó reencontrarse con su antigua amiga. Fuimos a casa de Kitten y nos llevó a un bar mexicano de su barrio, donde bebimos más alcohol de la cuenta, como debe ser. Kitten no paraba de gritar: “I love COCKtails!!!”, acentuando especialmente lo de “COCK”… La otra estrella de Waters que conocí en esos años, fue la inigualable Liz Renay, que terminaría siendo una amiga muy querida a la que ahora echo mucho de menos. Cuando incluí este NMJ de John Waters en el libro, me hizo gracia pensar en lo chocante que fue conocer, años después, a Mink Stole y a Liz Renay. Te aseguro que cuando lo escribí, jamás habría soñado que terminaría relacionándome con esas mujeres tan icónicas”.

7- Como ya he comentado anteriormente, utilizas una forma de escribir muy natural y cercana, casi parece una conversación con un viejo amigo. Una conversación de esas que te enganchan y no te sueltan. ¿Te inspiras en algún escritor o escritores para desarrollar esta fórmula o es tu forma natural de expresarte a través de las letras?

“No estoy influenciado por nadie, al margen de mi familia, porque de hecho cuando yo empecé a escribir era casi iletrado. No crecí leyendo poesía ni nada de eso… Leía el Popu y revistas extranjeras, pero no me marcó ningún periodista ni escritor famoso… Las únicas influencias que puedo citar son mis padres, porque me formé leyendo sus reportajes. Mi caso es raro. Yo casi ni fui al colegio, me pasaba el día entero en el video-club leyendo sinopsis de películas, y rastreaba tiendas de discos constantemente… ¡Esa era mi vida! Y de hecho, yo empecé a escribir por culpa de Dio y Ozzy… Mis padres me invitaron a verles en un festival en París, si me encargaba de escribir un especial entero del evento, y por supuesto dije que sí, porque amaba a Dio y a Ozzy con locura, pero antes de eso ni siquiera me había planteado escribir… ¡ni se me pasó por la cabeza! Yo era un crío y ni siquiera tenía sentido para mí pensar que pudiese escribir en la misma revista en la que firmaban textos mis padres o redactores como Jordi Tardà, Ramón Porta, Chris Welch o Herve Muller… Yo solo era un fan de la música y el cine, y no tenían ninguna aspiración cultural. Mis profesores me dijeron que yo no haría nada de provecho en la vida, y me quedé exactamente igual, ¡de hecho estaba de acuerdo con ellos! No tenía aspiraciones de ningún tipo, yo solo quería volver a casa cada día para ver “Regreso al planeta de los simios”, “El ataque de los tomates asesinos”, “Caligula” o lo que tuviese en mi cabeza en ese momento. La cuota mensual del video-club me permitía alquilar 6 películas cada día, ¡y eso era justo lo que hacía! No tenía tiempo de verlas enteras, pero intentaba por lo menos ver una o dos, y algunas secuencias del resto. Súmale a eso los discos y la lectura del Popu, y sinceramente, a mis 15 añitos, no podía pedirle más a la vida! Pero esa oportunidad de ver a Ozzy y a Dio, lo cambiaría todo para mí”.

NO ME JUDAS SATANAS TOUR. Entrevistas a César Martín Cesar-Bertha-y-Martin-Frias.-19691

8- Siempre he imaginado que creciste al más puro estilo Marlon Richards, viajando de aquí para allá con tus padres, conociendo gente interesante, descubriendo cosas fantásticas… ¿Fue así? ¿Tuviese una infancia atípica, o te educaste como el resto de los niños de tu edad?

“¡Tuve una infancia totalmente atípica! Nuestra vida familiar daría para una película bastante potente. De hecho, cuando vi el film de Cameron Crowe, “Almost Famous” (“Casi famosos”), me gustó, pero me hizo gracia pensar que yo viví cosas mucho más intensas de niño y adolescente que el protagonista de ese film. Puede sonar arrogante, pero no lo digo en ese tono ni mucho menos, es lo que pienso realmente. Imagina: una revista de Rock’n’Roll en la España franquista, la redacción situada en nuestra propia casa, el desfile constante de músicos, modelos preciosas, periodistas y personajes pintorescos de todo tipo… Músicos y periodistas jugando conmigo en casa cuando yo tenía tres o cuatro añitos… los conciertos, las entrevistas, los viajes… drogas por todas partes que a mí por fortuna nunca me interesaron, la oportunidad de conocer el mundo del Rock desde niño en camerinos de conciertos y festivales… la violencia de los conciertos de la época, la adoración que los lectores sentían por mi madre y cómo se dirigían a ella en los shows… la Harley Davidson de mi padre en unos años en que era imposible ver una moto así en España… Son tantísimos recuerdos… Estar rodeado de Rock’n’Roll de la mañana a la noche me marcó para siempre”.

9- Me consta que llevas toda tu vida en contacto con la música, el cine y la literatura. Pero, ¿qué tipo de arte despertó tu pasión inicial? ¿Cine, música o literatura?

“El cine fue mi primer amor. Mucho antes de interesarme por la música de Hendrix o los Stones, mis grandes héroes fueron Steve McQueen, John Wayne, Paul Newman, Marilyn Monroe, Marlon Brando, James Cagney, Charlton Heston, Humphrey Bogart, James Dean, Richard Burton, Jack Lemmon… Crecí fascinado con el cine clásico, que en aquella época podías ver cada semana en nuestros canales televisivos. Qué ironía que los 2 canales que teníamos en los 70’s ofreciesen una programación mucho más recomendable que todos esos canales-basura actuales. En la TV de aquella época había mucha calidad: westerns acojonantes de John Ford después de comer, films magistrales en el programa “La Clave”, pelis de terror de madrugada… Me crié con el mejor cine, con películas como “La diligencia”, “Al Este del Edén”, “Un tranvía llamado deseo” o “El planeta de los simios”, y con montones de series maravillosas… “Baretta”, “Starsky y Hutch”, “Los hombres de Harrelson”, “Colombo”, “Los ángeles de Charlie”… El Rock estaba por todas partes en mi casa, lógicamente, pero no mostré verdadero interés por ello hasta que cumplí 7 u 8 años. Y ese, obviamente, fue un punto sin retorno. A partir de ese momento, combinaría todo el tiempo cine y música. La literatura llegó mucho más tarde”.

10- ¿Puedes nombrarme tu disco favorito, tu libro preferido y tu película de cabecera?

“Buff… Es bastante imposible responder a eso… ¡Me gustan demasiadas cosas!… “Physical Graffiti” podría ser perfectamente mi álbum favorito de la historia… Led Zeppelin era mi banda preferida de niño, y siguen estando en lo más alto del ranking para mí… Así que ya llevo gran parte de mi vida escuchando ese álbum. De niño me perdía en esas canciones, cada vez que pinchaba esos vinilos, aquello era un viaje a otros mundos… ¡y me fascinaba su carpeta! “Highway to Hell” de AC/DC también podría ser mi álbum favorito… ¡sigo escuchándolo todo el tiempo!, ¡nunca envejece! Mi película favorita de niño era “El planeta de los simios”. Y sigo estando obsesionado con ese film, así que podría estar en el primer puesto del ranking… pero… “El Padrino” también me ha fascinado durante gran parte de mi vida… Nunca es suficiente para mí con ese film (me refiero a las dos primeras partes, evidentemente). Cualquier anécdota sobre su rodaje es un tesoro para mí. En cuanto a los libros… buff… de nuevo es bastante imposible quedarse con uno solo… Yo siempre regreso a la novela negra… adoro a Raymond Chandler y a Dashiell Hammett… Siempre estoy releyendo novelas como “El Halcón Maltés”, “El sueño eterno”… Me gusta leerlas en inglés y disfrutar el estilo y la brillantez de esos escritores, sus expresiones… En novelas como las citadas, o “The Last Goodbye” de Chandler, hay tantos fragmentos absolutamente increíbles… Esa manera de relatar tan maravillosa… Leo mucho, así que me costaría quedarme con un solo libro… “Lolita” de Nabokov podría ser el elegido. Amo esa novela. “A sangre fría” de Capote también está entre mis favoritas de siempre. “1984” de Orwell es un libro que he leído y releído muchísimas veces… “La naranja mecánica” de Anthony Burgess me parece una obra magistral… Hace años dejé escapar una reedición lujosa que era una absoluta maravilla y aún me estoy arrepintiendo. Entre mis favoritos están también Bukowski, Kerouac, F. Scott Fitzgerald, Ray Bradbury, Aldous Huxley, John Fante, Harper Lee, John Steinbeck… Me encanta leer libros de Fitzgerald e imaginar esa época: los años 20 que molaban, no los que estamos viviendo ahora, con las flappers, los excesos y el Jazz… Me gusta mucho el estilo tan elegante de Fitzgerald. También podría citarte muchas autobiografías que me acompañan siempre… de Miles Davis, Errol Flynn, Marlon Brando, Charles Chaplin, Tallulah Bankhead… Pero sí, “Lolita” de Nabokov podría ser mi novela favorita, por lo menos hoy, aunque mañana podría elegir “1984” de Orwell, “On the Road” de Kerouac, “Matar a un ruiseñor” de Harper Lee, “Ask the Dust” de John Fante…”

11- Durante muchos años has tenido la suerte de dirigir Anti-Karaoke en la Sala Sidecar de Barcelona. Me consta que siempre se monta un buen pifostio dentro y fuera del escenario (estuve allí con Alberto Diaz, redactor de Popular 1). ¿Recuerdas alguna fiesta realmente salvaje? ¿Algo digno de incluir en la sección No Me Judas?

“Las historias de Anti-Karaoke dan para un libro… que nunca escribiré, pero desde luego hay material de sobras. Fueron muchos años y muchísimas aventuras, no sólo en Sidecar, sino en todas partes… Llegamos a cerrar una de las noches de Download en Madrid hace un par de años para miles de personas, lo cual fue muy loco. He estado haciendo ese show durante 15 años, así que hay infinidad de historias. Más que recordar una fiesta realmente salvaje, me costaría pensar en una sola noche de Anti-Karaoke que no fuese una absoluta locura. Amo ese show y a todos los amigos que he podido conocer gracias a tantas veladas épicas. Es algo que se echa mucho en falta en estos tristes tiempos de pandemia. Siempre fue un show con una actitud muy punk rock, y lo que hacía grande a Anti-Karaoke es justo lo que se considera más peligroso en estos momentos: la proximidad, el nulo distanciamiento social… Eran noches muy largas en las que pasaba de todo… Más de tres horas en una nube de euforia… Es divertido para mí recordar ahora tantos momentos… Toda una sala volviéndose loca con “Killing in the Name”, el escenario lleno de gente, un volumen atronador, y de pronto se me acercaba un habitual del show con un corte enorme en la frente, sangrando y feliz… Acababa de estrellarse contra el escenario, pero tenía una sonrisa de oreja a oreja y me decía: “¡Esto es increíble, tío!”. Qué te voy a contar… vivimos de todo en ese show, y lo echo mucho de menos”.

12- En las últimas semanas hemos tenido la mala suerte de presenciar cómo nos dejaban muchos de los más grandes músicos de todos los tiempos. De Boni de Barricada a Sylvain Sylvain de New York Dolls o incluso el productor Phil Spector. Un panorama desolador.

¿Crees que algún día el rock and roll volverá a reinar por todo lo alto o por el contrario quedará reducido a un disco de versiones de Miley Cyrus?

“¡El Rock’n’Roll nunca ha dejado de reinar! Que ahora no tengamos a unos nuevos Guns N’Roses o a unos nuevos Van Halen vendiendo millones de discos, no significa que el Rock’n’Roll no siga reinando. Mientras podamos ver en un pequeño club a Amyl & The Sniffers o a The Baboon Show dándolo todo, el Rock seguirá estando muy vivo. Las ventas millonarias y los productos que encumbran los medios mainstream no significan nada… The Stooges no vendían millones de discos y era imposible encontrar algo más Rock’n’Roll que ellos en su día. Deja a las masas que pierdan el tiempo con Dua Lipa y Lady Gaga, el Rock’n’Roll no necesita del apoyo de grandes multinacionales ni de medios generalistas para seguir reinando. Siempre, siempre habrá teenagers que escuchen un disco de Johnny Thunders por primera vez y quieran emularlo. Es imposible que muera el Rock’n’Roll. Eso no sucederá nunca”.

13- He leído que eres una persona muy social y festiva, te encanta tomar unos tragos y escuchar a Mötley Crüe. ¿Cómo estás llevando esta maldita pandemia? ¿Has conseguido adaptarte a sus particularidades?

“Obviamente, eso ha cambiado por completo. Soy muy sociable, pero también muy hipocondríaco, y yo sí que creo que el maldito virus existe, así que 2020 no ha sido un año nada social para mí, por eso precisamente estamos hablando ahora del libro del No Me Judas. Sin embargo, no he llevado una vida al estilo Howard Hughes en los últimos meses. Tengo amigos que ni siquiera salen de su casa desde que esto empezó. Yo pasé el verano en la playa bebiendo alcohol, escuchando a Van Halen y colisionando con olas, como he hecho siempre. Simplemente me relaciono menos, y echo mucho en falta las noches sin final… Nunca me he drogado, pero me gusta el alcohol y la buena compañía, me gusta hablar de De Niro y los Stones hasta que sale el sol… y eso no existe ahora en mi vida, ni en la de casi nadie, supongo. Hay quien dice que el mejor período para vivir terminó en 2019, y ya nada será igual a partir de ahora. Sitúan ese período en el que la vida fue realmente buena, entre los años 50 y 2019. Ojalá se equivoquen. Pero si esto es el final, yo me despido por todo lo alto, porque uno de los últimos temas que tuve oportunidad de escuchar en directo fue “Norwegian Reggaeton” de Nanowar of Steel y Charly Glamour… Si no lo conoces, ponte el video hoy mismo y tararea con ellos “voy a profanar la tumba al ritmo de la rumba”… Ese fue mi último concierto: Gigatron/Nanowar of Steel. El penúltimo que vi fue más accidentado: Testament/Exodus/Death Angel… Una grandiosa noche de Heavy Metal que me hizo muy feliz, pero que sin embargo podría haber acabado muy mal, porque aquello fue un auténtico campo de minas… el coronavirus campaba a sus anchas por la sala… ¡miembros de las tres bandas terminaron cayendo enfermos y el batería de Death Angel, Will Carroll, casi se muere! Esa fue una temporada muy inquietante… Nanowar Of Steel recuerdo que empezaban sus conciertos anunciando: “¡Venimos de Italia a traeros el coronavirus!”. Nos cruzamos con los miembros de esa banda en los camerinos, lo cual no fue muy buena idea. Pero en fin, es lo que nos ha tocado vivir, y tendremos que seguir rockeando a pesar de todo!”.

14- Hace muy poco tuvimos el disgusto de presenciar como una gran multitud asaltaba el Capitolio de los Estados Unidos pidiendo que se invistiese de nuevo a Donald Trump como presidente de los Estados Unidos. Llevo años percibiendo una gran regresión al fascismo más rancio en muchos países del mundo (España incluida). ¿Puedes darnos una opinión al respecto?

“Nunca hablo de política en público. Lo mío es el Rock’n’Roll. Nadie necesita saber lo que opino yo sobre estos asuntos. En cuanto a lo sucedido en el Capitolio, simplemente creo que fue un fin de temporada por todo lo alto. El “reality show” del amigo Donnie Trump no podría haber terminado de otra forma. Ver a todos esos rednecks hillbillies asaltando el Capitolio era el sueño húmedo de Trump y finalmente sucedió. La verdad es que todo lo que pasó ese día fue flipante. Trump no protegió el Capitolio porque la intención era que sucediese justo lo que pasó, y tardó dos horas y pico en enviar refuerzos. Podríamos hablar durante horas sobre este tema, porque he seguido el auge y caída de Trump desde el mismo instante en que se presentó a la presidencia. Pero lo dejaremos aquí. Sólo te diré que estoy disfrutando especialmente cada detención de los golpistas. Es muy cómico que todos ellos documentasen minuto a minuto su asalto al Capitolio con retransmisiones en directo por Facebook e Instagram. ¡Ahí ves el nivelazo de esa gente! ¡Le han ahorrado un montón de trabajo al FBI!”

15- Después del asalto al Capitolio pudimos leer como Tommy Lee de Mötley Crüe y muchos otros se pronunciaban en contra de los acontecimientos. ¿Qué crees que hubiese opinado Lenny Bruce al respecto?

“Lenny se habría descojonado de lo sucedido, por supuesto. Es que esto ni siquiera tiene nada que ver con la política. Los que asaltaron el Capitolio son la prueba más clara de lo perjudicial que es el apareamiento entre hermanos y primos. El incesto no es bueno, tío, y es una de las prácticas más populares en los estados en los que reinaba Trump. ¿Gente interesante para un documental?, ¡sin duda!, pero hombre, ¡no hay que dejar que tomen control del Capitolio!; no es buena idea. El de los cuernos que logró sus dos minutos de fama era un redneck fake que ahora se queja porque en la cárcel no le dan comida orgánica, pero aquello estaba lleno de personajes que parecían salidos de la película “Gummo”; grandioso film, por cierto. Es difícil elegir un favorito, pero yo probablemente me quedaría con el cagón que asaltó el Capitolio con la tarjeta de su empresa colgando del cuello y posó para las cámaras. Menudo Einstein…”

16- A lo largo de tu vida has tenido la suerte de conocer a un montón de personalidades del mundo de la música, el cine, etc. ¿Cuál ha sido tu encuentro más alucinante?

“Probablemente Ginger Lynn. Para mí fue como si hubiese conocido a Marilyn Monroe en los años 50. Fue en 1999, cuando Ginger regresó al porno con la película “Torn”. Pasamos tres días con ella y la verdad es que fue una experiencia flipante. ¡La entrevista duró literalmente tres días! Grabé conversaciones en taxis, hoteles, restaurantes… Y hubo oportunidad también de charlar “off the record” sobre los mil y un temas. Una persona increíblemente cercana y divertida. La mañana que la acompañé a comprar bragas fue totalmente surrealista. Quería encontrar un “g-string” de stripper, para un número erótico que haría ese día, pero sólo dimos con una tienda de ropa interior rancia… sólo había bragas para damas temerosas de Dios, nada de guarradas, y a Ginger le encantó igualmente. Le di mi opinión de absoluto ignorante sobre lencería femenina, ¡y Ginger me tomó la palabra! Se llevó unas bragas de señora mayor. Esa entrevista terminaría siendo muy importante para mí, porque gracias a esa experiencia me di cuenta de que esa clase de encuentro me motivaba bastante más que una típica entrevista con un rockstar. Y no lo digo porque Ginger fuese una mujer preciosa, sino porque realmente me pareció una persona mucho más interesante que la mayoría de músicos que había entrevistado hasta entonces. Desde luego, me lo pasé mucho mejor charlando con Ginger Lynn que con Marilyn Manson, y en los siguientes años cumplí muchos de mis objetivos, entrevistas que ahora recuerdo con mucho cariño con Marilyn Chambers, Sally Kirkland, Raven De La Croix, Jeanne Carmen, Mamie Van Doren, Brenda Lee, Wanda Jackson, Bunny Yeager y un largo etcétera”.

17- ¿Tienes alguna espina clavada? ¿Algún músico o actor a que te hubiese gustado entrevistar o conocer?

“Sí, desde luego. Hay unas cuantas. En un viaje a Los Angeles, Eddie Nichols de Royal Crown Revue me preguntó cuál era mi entrevista soñada, y cuando cité a Mickey Rourke, Eddie se sorprendió y me dijo que podía arreglarlo fácilmente si le daba tres o cuatro días. Al final no sucedió porque mi vuelo salía dos días después. Habría sido grande conocer a Mickey en esa época; aún faltaban un puñado de años para su retorno con “The Wrestler” y era accesible si tenías los contactos adecuados. Otra entrevista que perdí, pero en este caso por imbécil, fue con Vampira. Estuve tratando con un intermediario y Vampira estaba dispuesta a hacerlo… por dinero. Jamás he pagado por entrevistar a nadie y no quise empezar ese día. Pero me equivoqué. Vampira… bueno, Maila Nurmi, que es su nombre real, era ya muy mayor y necesitaba el dinero. Yo era un niñato y no supe entender la situación. Otra gran pérdida fue Russ Meyer. Estuve a punto de visitarle en su casa, su manager me dijo que era posible, pero Russ estaba ya muy enfermo y no quise agobiarle. En ese caso probablemente hice lo correcto. A Tura Satana también estuve a un paso de entrevistarla, y me hacía una ilusión enorme, pero Tura vivía lejos de Los Angeles y no llegamos a conseguir cuadrar las agendas. Lógicamente, yo no podía plantarme en L.A. cada vez que una actriz o un músico tenían tiempo libre, y no llegamos a conocernos. Estuve a punto también de entrevistar a Hugh Hefner en la Playboy Mansion. Fue, creo recordar, en 2002. Por aquel entonces, como te decía antes, yo había entablado una buena amistad con la actriz Liz Renay. Nos convertimos en colegas, aunque Liz tuviese más de 80 años. La visité varias veces en su casa de Las Vegas y hablamos cada mes por teléfono durante años. Solía llamar a Liz sólo para ver cómo estaba, porque era una persona maravillosa y realmente sentía mucho afecto por ella. Vivía sola, aunque tenía novios eventuales, y sus vecinos eran unos mierdas gangstas latinos… La verdad es que me preocupaba siempre su seguridad, me preocupaba que se encontrase bien, y nos tirábamos horas hablando de cualquier chorrada… sexo, armas, juego, cine… Liz era íntima amiga de Sylvester Stallone, su hermano Frank y su madre Jackie. Un día que estaba en su casa me preguntó justo lo mismo que Eddie Nichols: ¿a quién te gustaría entrevistar y no has podido hacerlo hasta ahora? Y no tuve ni que pensarlo dos segundos… ¡Hugh Hefner! A Liz le chocó la respuesta, porque conocía a Hefner de toda la vida y visitaba varias veces cada año la Playboy Mansion, y me propuso acudir como su pareja, en una doble cita con Sylvester Stallone y su mujer!!! El delirio. Evidentemente le dije que contase conmigo, pero nunca llegó a suceder. Yo no podía plantarme en Los Angeles en el instante en que Liz pudiese arreglar una cita con Hefner y Stallone. Pero desde luego habría sido algo surrealista. Sylvester Stallone conoció a Liz cuando él no era nadie. Quedó con ella en el mítico Brown Derby de Los Angeles para mostrarle un guión que había escrito titulado “Rocky” y que a nadie parecía interesarle… Imagínate… Y Liz fue tan cool con él, que Sly siempre mantuvo la amistad a lo largo de las décadas. Aunque Liz tenía más relación con su hermano Frank, que le parecía más guapo y decía que era un gran cantante… en eso yo no estaba muy de acuerdo… Cuando conocí a The Cramps e intenté organizar un encuentro con Liz para que colaborase en uno de sus discos, Liz se empeñó en que les hablase a Lux Interior y a Poison Ivy de Frank Stallone… A ella le parecía totalmente viable una colaboración entre Frank Stallone y The Cramps!!!… En fin, es una larga historia, pero el caso es que no habría estado nada mal ir a la mansión Playboy en compañía de Liz Renay y Sylvester Stallone a conocer a Hugh Hefner! Ese tipo de vivencias se supone que no le pueden suceder a un tipo como yo, pero mi experiencia en la vida me ha demostrado que cualquier cosa es posible”.

Muchas gracias César.

Entrevista por Nacho García Álvarez


https://www.nochederock.com/entrevista-a-cesar-martin-popular-1/
Adso
Adso

Mensajes : 31745
Fecha de inscripción : 03/12/2013

Volver arriba Ir abajo

NO ME JUDAS SATANAS TOUR. Entrevistas a César Martín Empty Re: NO ME JUDAS SATANAS TOUR. Entrevistas a César Martín

Mensaje por Josep Sáb 6 Feb 2021 - 10:30

"Por ahora, tengo claro que en el segundo volumen no pueden faltar Howard Hughes, Frances Farmer, Guns N’Roses, Steve McQueen, Allman Brothers, DeNiro/Scorsese, Cary Grant, Tod Browning/Freaks…"

Buenas elecciones. Yo espero que haya incluso un tercer volumen de No Me Judas. A ver si incluye inéditos de Mike Tyson, Wendy Williams, Mickey Rourke... Hay mucho donde rascar para nuevos NMJ.

Y releyendo antiguos NMJ, pues los de Talula, Rod Serling, David Lee Roth, Saturday Night Live, Dean Martin, Letterman, G.G. Allin, Elvis, Tintín, El Planeta de los Simios, alguno de asesinos múltiples... Hay mucho material ahí.

Por cierto, no recuerdo si tiene alguno de Forrest Ackerman. Podría ser cojonudo también. Y de artistas como Andrew Wood o Bianca Butthole.
Josep
Josep

Mensajes : 201
Fecha de inscripción : 29/09/2020

Volver arriba Ir abajo

NO ME JUDAS SATANAS TOUR. Entrevistas a César Martín Empty Re: NO ME JUDAS SATANAS TOUR. Entrevistas a César Martín

Mensaje por Adso Mar 9 Mar 2021 - 12:46

En el nuevo número de ROCK BOTTOM MAGAZINE Javier Sanabria entrevista a César Martín.

NO ME JUDAS SATANAS TOUR. Entrevistas a César Martín 158451000_3813299168784524_4444583875665745358_o.jpg?_nc_cat=109&ccb=1-3&_nc_sid=730e14&_nc_ohc=-YY8n0I-JuMAX_Bjkww&_nc_ht=scontent.fsvq1-2

Para leerla sólo tenéis que descargarla gratis AQUÍ  y os lleváis de regalo entrevistas a Therapy?, Belako o Paco Pérez Bryan!!!!
Adso
Adso

Mensajes : 31745
Fecha de inscripción : 03/12/2013

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.