Crónica de un primerizo

Ir abajo

Crónica de un primerizo Empty Crónica de un primerizo

Mensaje por Johnny Kashmir el Dom 5 Abr 2009 - 20:20

Sin palabras. No sabría describir muy bien lo que viví el jueves 2 de Abril en el Palacio de los Deportes pero lo voy a intentar.
Llegamos al palacio sobre las 8, después de entrar fuimos mi amigo y yo a la puerta para entrar a pista para que el hijo de puta del portero, al que le habían avisado que nadie más entrara en pista, con nuestras entradas generales nos mandó a grada. Gracias a mi insistencia, y a la ayuda de una encargada logramos entrar y coger un sitio en décima fila por la parte derecha del escenario para disfrutar de The answer, que salieron a eso de las 8 y 20 con un sonido malísimo y con un público poco entregado en un Palacio en el que las gradas estaban vacías en ese momento, solo la pista se había llenado por completo.
La verdad es que la gente es majísima. Charlé con todo el mundo que tenía alrededor. Hola que tal, tan jovenes al concierto, nosotros somos de la Rioja, nosotros de Utrera como la Usun Yoon, toma un traguito de cerveza, pasa eso, dame fuego... me pasé de 8 y cuarto a 9 y media charlando y charlando con todo el que tuviera alrededor. Lo que más me gustó fue ver a gente de 40 años sorprendida al ver chavales, hubo uno al lado que nada más entrar me vió a mí, un chaval de 16 años con una camiseta de AC/DC, delante mío un montón de chavales.. empezó a llorar de emoción.
Respecto al "movimiento rockero", la verdad es que ví de todo: jevis de chapas y cadenas, chicas que parecían que se habían equivocado de concierto, chavales de 16 años ansiosos, pijos, metaleros, rockeros de pro, cuarentones, cincuentones, padres con hijos.... Hasta la Infanta. Hasta Javier Bardem. Dijeron por ahí que Pilar Rubio.
Me dí la vuelta a eso de las 9 y veinte y cuando vi todo lleno detrás mío casi me da un vuelco el corazón. Estaba en el pleno apoteosis. Cada segundo de espera eran 20 latidos más de corazón y un ataque de nervios brutal.
A las 9 y media y con el corazón en un puño empezó la tormenta, el huracán, la embestida total: después del gran vídeo de introducción y las explosiones el público entero se volvió loco y el pogo fue brutal. Todo el mundo coreaba ese incipiente clásico llamado Rock N' Roll Train: simple y efectiva, acabamos en la 15º fila del shock y ya completamente sudados.