RONDA 2 (IV EDICIÓN) DEL CALUROSO CONCURSO DE MICRORRELATOS. KOIKILA VENCEDORA!

Página 1 de 39. 1, 2, 3 ... 20 ... 39  Siguiente

Ir abajo

RONDA 2 (IV EDICIÓN) DEL CALUROSO CONCURSO DE MICRORRELATOS. KOIKILA VENCEDORA!

Mensaje por silver el 03.08.18 9:34




Frase: El calor era sofocante esa noche



Enlace a archivo word con los relatos de las rondas y su autoría:

https://docs.google.com/document/d/11tstAdfj1o56_211XVbQJOQDNsrWdLl8IRJ8_t7MC7Y/edit?usp=sharing
https://docs.google.com/document/d/14V6TjS-enccI08BUSG_LxqP7Jd0wM9q4uCfX6DTNfLY/edit?usp=sharing

Clasificación puntos tras RONDA 1:

Silver 29
Salakov 16
Elsa 15
Regsound 14
Rudicio 14
Darth 14
Stoneheart 12
mugu 11
Nomeko 9
Borogis 9
Crimi 8
David Z 8
Jojo 6
Ellis 6
Yomis 6
Ksmith 5
Troy Mc Clure 5
Eloy 5
Sugar 5
Neska 5
Búho Lunático 4
Eric Sachs 3
Toro 3
sapir 3
Rhonda 2
Jom 1
m 1
Quakto 1
Hank 0
CocH 0
Bofu 0

Clasificación podiums tras RONDA 1:

Silver 10
Salakov 7
Elsa 5
Regsound 3
Rudicio 3
Darth 3
Stoneheart 1


REGLAS:



  1. El juego consiste en escribir un relato inédito verdaderamente corto, inferior a 150 palabras.

  2. La primera frase de cada texto habrá de ser, obligatoriamente, la dada previamente por el campeón de la edición anterior.

  3. El tema del texto será libre, siempre y cuando tenga sentido con la primera frase predeterminada.

  4. Los relatos deberán enviarse mediante mensaje privado al administrador del hilo de cada ronda.

  5. La periodicidad del juego será semanal.

  6. Solo se podrá concursar con un texto por forero y ronda. Las segundas y sucesivas versiones, variantes y demás supondrán la descalificación en la ronda en curso.

  7. El sistema de puntuación será el siguiente: puede votar cualquier forero (si no ha participado enviando relato, deberá tener más de 50 mensajes) y puntuará a los tres textos que más le gusten, otorgando 3 puntos al que más le gustó, 2 puntos al segundo y 1 punto al tercero. No es obligatorio haber participado en el concurso para poder votar. Es obligatorio votar si se ha participado publicando un relato, quedando exento sólo por causa mayor (viaje, rapto, abducción, etc...). Si no vota su relato quedará fuera del concurso.

  8. El ganador del concurso propondrá la frase que se utilizará la semana siguiente, pudiendo ser esta frase totalmente libre, pero de una extensión no superior a 2 líneas, que sí contarán para la longitud del relato.

  9. El orden de publicación, voto y recuento de los distintos relatos será el siguiente:

    Publicación de la frase: Antes de las 23:59 h del viernes
    Escritura de los relatos: viernes a miércoles a las 22h.
    Votaciones: hasta jueves a las 22 h.
    Gala: el jueves tras las votaciones.

  10. La puntuación para la clasificación general será la siguiente: 10 puntos al ganador, 7 al segundo clasificado, 5 al tercero, 3 al cuarto y 1 punto al quinto clasificado.

  11. Si, después de la votación semanal, hubiere un empate se establecerá lo siguiente: ganador quien tenga más votaciones de foreros. Si siguiese el empate: ganador quien además
    tenga más votos de 3 puntos. Si siguiese el empate: ambos consiguen los puntos, se casan y tienen hijos gemelos.



ANEXO:


  1. La norma DON admite los empates en cualquiera de las posiciones.

  2. Los puntos también podrán repartirse, a criterio del administrador de la ronda, entre cuatro seleccionados: otorgando 3 puntos al que más le gustó, 2 puntos al segundo, 1 punto al tercero, y 1 punto extra a un cuarto.

  3. En ausencia de frase o administrador en una ronda nueva, la administración de la ronda pasaría al segundo clasificado; si el segundo clasificado tampoco respondiera de sus obligaciones, la administración de la ronda pasaría al tercer clasificado, y así sucesivamente.






RELATOS A CONCURSO:

01 - Los fantasmas y la herrumbre de Holly Springs

El calor era sofocante esa noche, pero todos fuimos al Juke Joint. Algunos días, vienen incluso forasteros a verlo. Famosos ataviados con camisas llamativas y lo suficientemente imbéciles como para llevar gafas de sol tras caer el sol. El ritual es siempre el mismo: se sienta solemnemente, afina la guitarra en un acorde abierto y con sus enormes dedos comienza el mantra de cuerdas graves alternas con el que nos hipnotiza. Sad days, lonely nights cantó en una de sus canciones. Junior sabe bien que el norte del Mississippi agoniza, que pronto no habrá más que herrumbre y fantasmas. Él mismo ha  creído escuchar a Othar Turner tocando Shimmy She Wobble en un duermevela al atardecer. Como siempre, me acerco a felicitarlo y le pregunto: — ¿Por qué no te fuiste a Chicago o Memphis? El grupo electrógeno se apaga, él sonríe y mira el cielo: —la luz ensucia el cielo.


02 - Mundo pequeño, el número Bacon y el virus de la viruela

El calor era sofocante esa noche, una canícula que empequeñecía al mundo. Mundo oscuro y noctívago, asfixiante, mundo pequeño. ¿Conocéis dicho experimento? Funciona como el número Bacon y afirma que los seres humanos estamos interconectados entre nosotros por no más de seis grados de separación. Algunos aseguran que, con el auge de redes sociales, actualmente son apenas cuatro dichos grados de separación. Estamos a cuatro interconexiones de Kevin Bacon, Monica Bellucci, un aborigen australiano o el anacoreta del Montsant. Por ello la delicadeza para con nuestros vínculos es tan importante. Si yo trato mal a quien me rodea, si arrojo mierda a diez personas, esto repercutirá en el mundo: ¡10 elevado a 9 resulta diez mil millones! En progresión geométrica, en nueve interconexiones habré encabronado a la humanidad entera. Más rápido y letal que el virus de la viruela. Yo, dios cruel, tutor del ánimo del planeta.
Da que pensar.


03 - ¿Hasta cuándo?

  El calor era sofocante esa noche. Empezó como una leve molestia que el paso de los minutos fue cebando y advirtiéndole cruelmente de lo que iba a suceder. Pronto apareció la ansiedad. El resto de la habitación no parecía percibirlo. Nadie sudaba, nadie abría una ventana y él no lo entendía. Estuvo tentado a levantarles la voz un segundo antes de darse cuenta de que sería inútil. Odiaba a todos, a los de verde, a los de blanco, a los de colores, a los que callaban y a los que hablaban, pero los demás no tardaron en dejar de importarle. Ahora sólo podía centrarse en cómo el desagradable cosquilleo de las gotas de sudor que peregrinaban lentamente por sus párpados se convertía en un escozor cada vez más insoportable a medida que bañaban sus ojos. Sus pies ulcerados comenzaron a descansar sobre charcos de cristales...
¿Hasta cuándo?


04 - Oda a la zarzaparrilla

El calor era sofocante esa noche como una  alusión a la Revolución .
Todos están en su contra y su retrato fotográfico es una de las imágenes más reproducidas del mundo.
El viento sopla fuerte, un flujo de gases a gran escala golpeando la atmósfera terrestre.
Los ataques son constantes y de una severidad tal que lo llevan incluso a quedar postrado días enteros.
Sus scrofa domestica falleció a los 39 años en Florencia, el 25 de octubre de 1647, a pocos días de haber contraído fiebre tifoidea tras estar en vela un número inusitado de horas gracias a la ingesta accidental de esta planta.


05 - Azzurro

El calor era sofocante esa noche. Era una conversación recurrente entre los que se habían quedado en la ciudad. Nadie recordaba un verano como aquel, o eso aseguraban. Los días tórridos se sucedían uno tras otro, y tampoco se encontraba alivio por la noche, así que todos los que habían podido escapar estaban ahora en los Alpes cercanos o en Rimini, como ella. Le había insistido en que fuera a visitarla a la playa, pero a él le encantaba que la ciudad, ahora silenciosa, fuera toda suya. Deambuló por las calles vacías y se encontró de repente en la estación, donde aguardaba el tren nocturno que lo llevaría hacia ella. Durante un momento sintió el impulso de subirse, como tantas otras veces, hasta que se daba cuenta de que lo que más le gustaba era echarla de menos durante esas tardes azules interminables.


06 - La noche más caliente del año

El calor era sofocante esa noche, pero la urgencia de la primera vez no atiende a otras temperaturas que aquellas que tienen la cintura por norte. Nos desnudamos como quien despelleja una anguila que todavía colea arrancándonos prendas, rompiendo sisas y disparando botones y jadeando doblé mis rodillas después de cien besos para que mi lengua trazara una línea por su escote, notando la sal de un sudor que descendía hasta un ombligo del que bajaba una fina sombra hasta el negro entre sus piernas. Me perdí en el delicioso acre de unos labios que sudaban sofocados sólo el tiempo suficiente para subir de nuevo, entrar en ellos sin pedir permiso y frotarnos pechos y vientres y muslos en un cuerpo a cuerpo ora sincopado, ora arrítmico que no era sino la caricia de una noche follándose a sí misma. La noche más húmeda y más caliente de este año.


07 - ¿Todavía no ardes?

El calor era sofocante esa noche. Sentía el sudor maratonear a través de su cuerpo. Sin embargo, el calor no le podía quitar el frío.  Ni las fraguas de Córdoba ni la humedad diabólica condal podría quitarle el gélido pesar de su existencia. Aunque caminaba entre cariño y risas de la multitud, él seguía caminando en círculos. Salir de las cuatro paredes de su casa no mejoraba. Le gustan las multitudes porque se siente rodeado. El problema es que por muy rodeado que estaba, nunca llegaba a sentir una unión. Por muchos besos que diera, ninguno le transmitía nada. Quizá la depresión, la melancolía son las enfermedades del siglo XXI. Guardadas en un bonito recipiente llamado alienación. Pero él estaba acostumbrado a esa peste. No dejaría que la peste se propagara. No dejaría que el frío congelase. Llegaría la ola de calor vital. El sofoco estaba por llegar


08 - La espera

El calor era sofocante esa noche. La quietud era total en la calle. En la radio del coche sonaba Curtis Fuller. Miró el reloj. La espera se estaba haciendo eterna. Se quitó el sombrero y se secó el sudor de la frente. Giró la manivela de la ventanilla hasta hacerla crujir. El aire no se movía. Encendió otro pitillo. Salió, se dirigió a la parte trasera, y abrió el maletero.

El calor era sofocante esa noche. Los pulmones le ardían por la falta de aire. Apenas podía moverse. Las ataduras le quemaban las muñecas. Escuchó pasos. El maletero se abrió y las farolas lo cegaron. Distinguió una silueta. Trató de tomar una bocanada, pero la cinta adhesiva se lo impidió. El maletero se volvió a cerrar. Oyó voces y dos portazos. El coche arrancó. Sintió cómo se le empapaban los pantalones. Esta vez se había metido con la gente equivocada.


09 - Truco de abuela

El calor era sofocante esa noche, había puesto el brasero, subido la calefacción de gas natural a 50 grados , había puesto unos cuantos leños en la gloria, el ventilador de aire caliente del baño, varios radiadores eléctricos por todas las habitaciones a máxima potencia.
Cuando el calor era irrespirable abrió la ventana y aunque parezca mentira, con esta ola de calor sahariana, entró fresco.


10 - Palas y bourbon

El calor era sofocante esa noche, de esos días que cuando entra el aire caliente por la nariz hasta duele. El estar cavando y bebiendo bourbon no es que ayudase a mitigar la sudoración. Cada palada era un caño de sudor recorriendo sus frentes que ya no se molestaban en secar.
Tras un rato miraron el hoyo y estimaron oportuno que era suficiente. Le pidió que lo ayudara a arrastrarlo hasta allí y una vez que lo consiguieron empezaron a enterrarlo.
- ¿Crees que alguien lo encontrará?
- No creo que haya nadie tan tonto como para adentrarse más de 300 metros en el bosque, salvo nosotros y por las circunstancias que son.
- ¿Hemos hecho lo correcto, papá?
- No sé si es lo correcto o no, pero sí sé que es lo justo por haber violado a mi hija
En los 300 metros de vuelta sólo hubo silencio


11 - Derrito del querer

El calor era sofocante esa noche en que me sudaba la polla como una anaconda digiriendo una capibara. ¡Una humedad que como para follar estábamos...! Pero tú ansiabas a Suculenta y esta se alzó luciferina y desobediente como la serpiente. Me cogiste de la mano.

Recorrí una calle transitada por mi abuelo, fallecido a los 69 años por un eczema perineal en el teleférico. Por Héctor y Áyax, peces que me dieron de niño en el Alcampo y que tres días después flotaban panza arriba en la ensalada. Por el fantasma del comunismo, las letras de la hipoteca y de Yung Beef y varias víctimas del GRAPO.

Nada funcionó: volví a correrme antes. Abrí los ojos avergonzado y entre mis piernas sólo había un enorme charco de sudor. ¡A ver con qué cara le digo a tu madre, cuando venga con las fiambreras llenas, que te tengo en el congelador!


12 - Sentido líquido

El calor era sofocante esa noche, soñaba con agua inundando su casa, saliendo del grifo, de la ducha, del lavavajillas, del fregadero, inundando todo. Soñaba estar flotando a unos palmos sobre la cama, brazos estirados boca arriba en un agua color turquesa. Él que vivía Castilla pero soñaba Mediterráneo despertó, corrió a llenar la bañera y llorando planeó el viaje que hizo humedecer más aún su mirada y pensar en cuando podría llenar su vista de azul sin necesidad de destrozar los muebles de casa; qué sin menospreciar esos campos marrones de trigo que  se veían a través del baño, eran vistas mucho más bonitas. Una vez dentro, se sintió líquido y tranquilo, pudiendo convivir con el calor sofocante hasta que el agua se mantuviera fría.


13 - Instinto de especie

El calor era sofocante esa noche del dos de enero en lo que antes era conocido como la estepa siberiana. Durante la última década, los supervivientes se habían aglutinado allí, huyendo de las crecidas oceánicas y del calor que devastaba el planeta. En la habitación contigua, mi hermana llevaba recluida cinco días ante la posibilidad de un contagio por dengue. Yo miraba por la ventana del baño presa del pánico y la impaciencia. El bochorno y el desánimo habían dejado las calles desiertas y silenciosas, solo se escuchaba el repetitivo sonido de bombas de enormes máquinas de aire acondicionado. La noticia de ayer del trágico final de la última misión de colonización del satélite titán, había sido un mazazo para todos, tocaba empezar de nuevo, a contrarreloj. A pesar de ello, y sin ningún sentido racional, deseaba incomprensiblemente que el test de embarazo que tenía entre las manos fuera positivo.


14 - fAINT

El calor era sofocante esa noche. Los vidrios crujían; las paredes ardían. Afuera la luna lloraba fuego mientras los niños corrían sobre el burbujeante asfalto. El ocaso. El final. La decadencia más absoluta. El miedo. Mis ojos iniciaron un leve descenso sobre mi desdibujado rostro, a la vez que mis piernas se convertían en carne líquida. Olvidé mi pasado, disuadí mi presente; aniquilé mi futuro. Mis órganos, mis partes, mis trocitos de alma navegaban sobre el parqué de mi elegante apartamento, fundiéndose con el mismo; y desapareciendo entre fragmentos de sugerente madera. Mis ojos, olvidados de sus propias cuencas, se cruzaron con los de mi esposa, mientras cementos, cimientos y simientes reinventaban sus inefectivas esencias. La vida volvía a ser maravillosa, pomposa, seductora, palpitantemente ardiente y efusiva. Noventa y nueve grados: lava desde la lengua de Satán; salvaje poesía del que iba a ser el último de los veranos.


15 - Periodismo en primera persona.

“El calor es sofocante esta noche. Aires acondicionados escupiendo vaho caliente en balcones y azoteas, acrecentando el sofoco en la ciudad. Ni una brizna de aire que mitigue el agobio. Por si fuera poco, nos invade la humedad. Ríos de sudor empapando sábanas, camisones y almohadas. Valencia es una sauna ahora mismo, un baño turco de cuerpos prisioneros del frío artificial, intentando dormir…”

…y soñando que estáis aquí arriba, en la sierra, con el polar abrochadito y a 15 grados, escribiendo un editorial sobre esta ola de calor. Vuestra ola de calor, so pringaos. ¿Dónde me habré dejado el whisky?...


16 - Tienen hambre y frío

El calor era sofocante esa noche en la condenada choza. Soliluna maldecía el bochorno y su inconsciencia. Se había embarcado en aquel tour solidario en el África Occidental a instancias de sus asesores, para afianzar una imagen menos frívola. La habían llevado a un poblado. ¡Los negritos estaban tan felices de verla! La saludaban efusivamente, recibían sus regalos agradecidísimos. Ella había alabado la sonrisa de los niños y los vivos colores de los vestidos; iban a lucir espectaculares en su instagram. En un subidón, había aceptado alojarse ahí. “¡Quiero vivir como ellos!”, había exclamado entusiasmada. Pero... ¿quién quería vivir hacinado en una casucha asfixiante, acribillado por los mosquitos? ¡Y sin cobertura! Estaba decidida; mañana se instalaría en el Grand Hotel de la capital. A los negritos los ayudaría mejor estando fresca. Y, a sus seguidores, teniendo wifi. ¡Aún no se habían podido poner al día de su maravilloso altruismo!


17 - @summerfunlaredo

El calor era sofocante esa noche, de modo que dejé abierta la ventana. El sonido de los tambores taladraba mi cabeza. Pum pum pum pum. No había manera de dormir, así que, aunque no era muy recomendable, decidí salir a la calle antes del amanecer. Llevé la cachava de mi suegro por si acaso. Pum pum pum pum. Tuve que usarla, varios zombies vinieron hacia mí. Movimientos torpes, ojos sin expresión... Pum pum pum pum. Destrocé el cráneo a tres o cuatro, a otros dos les partí las piernas. Llevaba varios años deseando hacer algo así. Los tambores pararon. Me metí en el único bar que estaba abierto y pedí el desayuno. Tras limpiarme la sangre de las manos con una servilleta, eché un vistazo al periódico. Noticias locales: “El Ayuntamiento no autorizará el festival de música electrónica el próximo verano.”


18 - Nos gusta la Navidad.

El calor era sofocante esa nochevieja. Algo no iba bien. El calentamiento global consiguió que nos acostumbráramos a navidades por encima de los cuarenta grados, pero lo de ese día estaba siendo algo excepcional. Había llegado un punto que me daban igual los vagabundos muertos por el golpe de calor o los ancianos ingresados por deshidratación. Era responsable del marketing de El Corte Inglés y ese año los shows de navidad tenían presupuesto adicional. Nada podía salir mal. Decenas de reuniones, cientos de preparativos y miles de inmigrantes nigerianos para que al final se le corriera la pintura negra al Baltasar caucásico de turno. Me cago en mi puta vida.

- ¡Mamá, mamá! ¡Al Rey Negro se le cae la cara!


19 - Samaritano.

El calor era sofocante esa noche. Diseccióname, me decía. De las tripas del desgraciado emanaba abundante vapor. Más tarde caminé hasta el centro de las masas. La elegí por subirse a la gran noria. Cada vez que descendía, su largo pelo ondeaba y desprendía un aroma a pubertad, cada vez que la veía pasar le guiñaba el ojo, le sonreía, media sonrisa más bien. Quizás qué pensaría, no encontré rastro alguno de maldad al degustar su cerebro, eso sí, sabía a planes de futuro, a lo cotidiano, o es lo que me contaba yo para hacer de mi cena una experiencia más agradable. Y que maravilloso es Bach. Quedé tan satisfecho aquella noche que decidí flagelarme leyendo a un tal Murakami. No sé si fue la alegría lo que me sentó fatal, o el calor, pero decidí buscar un pub de jazz para descargar mi bondad contra otro ser vivo.


20 - La entrevista

El calor era sofocante esa noche, lo que, unido a los potentes focos que iluminaban el plató, pudo ser el detonante. La entrevistada, sudorosa, se desnudó de cintura para arriba sin mediar palabra; el presentador hizo otro tanto. Ambos se miraron con una sonrisa pícara y el mano a mano oral se convirtió en digital. Se enroscaron el uno a la otra, la una al otro, totalmente desnudos. La escena se alargó entre jadeos y mordiscos húmedos hasta culminar follando ante un sinfín de miradas televisivas.
Los datos que llegaban rompían todas las barreras imaginables, nadie se atrevió a cancelar la emisión.
Al día siguiente volaban las quejas, los memes...un filón. Hay quien incluso se atrevió a teorizar sobre las posibles causas, desde un simple calentón hasta una conspiración para acabar con el fútbol televisado. El caso es que, desde entonces, todos vemos la tele con otra ilusión.


21 - El experimento

El calor era sofocante esa noche y no se esperaba tormenta. Todo estaba a punto y, a excepción de los rayos, todo estaba saliendo bien: el condensador, condensaba; el radiador, radiaba; y el fluzo, la sustancia más delicada, se había atomizado a la perfección. Era 1955 y hacía muy bueno.


22 - Noche de San Valentín

El calor era sofocante esa noche, el sonido de alarmas y sirenas servía de despertador para una ciudad que no quería dormir. El chico apretó el ritmo esquivando asaltantes de supermercados, predicadores e iluminados. Llegó a la casa a las 2 de la mañana y aporreó la puerta. El señor Muñoz abrió y vio aquel chico de 16 años con una tarjeta en la que un gatito decía "Pasaría 7 vidas contigo". Su primer impulso como padre fue cerrarle la puerta en las narices, pero luego asintió sin mediar palabra y señaló con la cabeza en dirección a la habitación de su hija. Darles unas horas de intimidad era lo único decente y justo que podía hacer por ellos.
Miró al cielo y admiró en el horizonte la enorme bola en combustión que crecía a cada hora iluminando la noche de San Valentín en que el mundo ardería.


23 - Jornada intensiva

El calor era sofocante esa noche, el aire acondicionado llevaba apagado horas, pero él seguía sentado. Sudaba tanto que su camisa era como su segunda piel. La luz del ordenador ya no le molestaba, tenía los ojos tan secos que no podía ni pestañear. No había comido desde el mediodía, pero la pila de expedientes a transcribir le llegaba aún a la altura de la cabeza y no tenía tiempo de atender al sonido ensordecedor de su estómago.

Fue el guarda nocturno quien le despertó. Tenía los labios agrietados por la falta de agua y decidió salir a la calle. Tuvo la suerte de encontrar en el parque un trozo de pizza intacto al lado de la basura. Comió en un banco, se quitó la chaqueta y se tumbó. Programó la alarma, eran las 5, podía dormir una hora antes de empezar una nueva jornada laboral.

Media hora más que ayer.


24  - Receta de sopa primigenia

El calor era sofocante esa noche en el centro del sistema, tanto que en unas horas todo el hielo se derritió y la Tierra, por un extraño efecto gravitatorio, comenzó a cabecear violentamente, como una peonza frenando, sacudiendo ciudades enteras hacia la estratosfera. Mientras, en Marte, seres microscópicos infiltrados desde sondas y robots terrestres y hasta entonces
congelados, empezaron a notar el dulce ardor reproductivo.


25 - Dejar de ser

El calor era sofocante esa noche. Ninguno de los dos podía dormir. Llamaste pero no cogí el teléfono, me limité a verlo iluminarse, mientras la televisión sonaba de fondo y esa chica y yo disolvíamos en agua caliente la heroína. Acababa de conocerla. No sé si era cierto o las ganas que tenía de que fueras tú, pero algo en su mentón me recordaba a ti. Su mirada estaba muerta, pero al menos no encontraba en ella la decepción con la que tus ojos me ahogaban. Echando el limón, recordé la última ruptura, y me juré que realmente era la última. No lo soportaba más. Toda la casa me recordaba a ti. Las fotos, los libros, el papel de las paredes, incluso su puto mentón. Agarré la jeringuilla y me clavé la aguja en la vena, para olvidar por fin la angustia de no saber quererte como tú necesitabas.


26 - La invención.

El calor era sofocante en esa noche de julio.
Temperaturas venidas del infierno recorrerían el país de norte a sur, sembrando el pánico, el insomnio y la discordia.
Maldijo su estampa. "Joder, qué calor". Pensó.
Y de pronto, como si tal cosa, Willis tuvo una brillante idea.

Lo que él no iba a saber, en ese preciso instante, es que se convertiría en una de las personas más admiradas de los últimos tiempos. Es muy posible que no pasara a los libros de historia, e incluso que nadie supiera su nombre al pensar en él. Pero todos lo recordarían al accionar el botón del mando al llegar a casa o para intentar dormir.

El honorable Willis Carrier. Inventor del aire acondicionado.

Gracias.


27 - Tennesse Williams’ dream

El calor era sofocante esa noche. Johnny se sirvió otro trago. Encendió un cigarrillo cuyo humo, denso y amarillento, por la luz de la desgastada bombilla, se contorneó sinuosamente al ritmo del viejo ventilador. Salió al porche y se apoyó en la columna. La luna se reflejaba en el estanque, rodeado éste por el sinuoso jardín. Enfrente, la gran casa colonial. Comprendió, aunque lo sabía desde el principio, que no pertenecía a ese lugar. Sin embargo aceptó el trabajo sabiendo también que no estaba exento de cierto “peligro”. Morgan era su nombre. No había ocurrido nada pero la tensión existía. Miradas lascivas, risas juveniles y pensamientos sátiros. Tuvo la certeza el día anterior. Le habían invitado a la terraza a beber limonada después del trabajo en el campo. Morgan se acercó y le quitó suavemente una espiga del pelo guiñándole un ojo cuando su mujer, Liz, entró en casa.


28 - El vuelo del dragón

El calor era sofocante esa noche sin numerar de un anteayer traspapelado. Distantes tormentas bufaban a cada lado, al este, sobre la ciudad de los hechiceros, y al oeste, por encima de las Arenas No Potables, a medida que se aproximaba a aquel pantano maldito con sus gusanos gigantes, sapos y verrugas, y la muralla de espinos que emergía de su hedionda y habitual neblina. Cabalgaba remisamente, murmurando silencios entre los dientes. Era joven por el porte, y caballero por la espada, de gnomo y medio de largo. Un manto escarlata, afianzado con doble lazo, lo protegía del polvo y de conjuros poco decorosos, pero no del bochorno. Sudaba como un repugnante villano entre el filo y la honradez, y eso le enfurecía. Azuzó a la yegua una vez más, fuerte, sin contemplaciones curriculares. La yegua ni se inmutó. Continuó con esa lentitud exasperante, como si la historia no fuera con ella.


29 - Una pequeña lluvia.

El calor era sofocante esa noche pero olía a lluvia.  La peor de las señales y el peor de los recuerdos. El estado de ánimo idóneo para una tormenta, dijiste, mientras iniciabas el camino hacia el océano.

Hasta que uno de los rayos la iluminó, no te diste cuenta de que se encontraba junto a las rocas. Estaba mojada y desnuda. Parecía que el reflejo la luz de la Luna la había transformado en una estatua hasta que se dirigió a ti usando gestos que parecían truenos. Tú la entendiste, quería que la acompañaras.

Nadie quiso reconocer tu cuerpo y tuve que ser yo el que dijera “es él” tras ver tu cadáver. No sentí miedo ni asco porque te parecías a Tom Waits en la portada de aquel disco ¿Recuerdas? Ese que tenía aquella canción que decía que una lluvia pequeña no hacía daño a nadie.


Última edición por silver el 10.08.18 7:06, editado 38 veces
avatar
silver

Mensajes : 27903
Fecha de inscripción : 26/03/2008

Volver arriba Ir abajo

Re: RONDA 2 (IV EDICIÓN) DEL CALUROSO CONCURSO DE MICRORRELATOS. KOIKILA VENCEDORA!

Mensaje por silver el 03.08.18 9:34

Estadísticas de las votaciones a  18:45:27 08.09.2018

Nº de Votantes: 25

1 relato en cabeza y le siguen de cerca 9 relatos separados por 4 puntos. Sigue todo muy repartido

Roscos: 2


Última edición por silver el 09.08.18 17:46, editado 7 veces
avatar
silver

Mensajes : 27903
Fecha de inscripción : 26/03/2008

Volver arriba Ir abajo

Re: RONDA 2 (IV EDICIÓN) DEL CALUROSO CONCURSO DE MICRORRELATOS. KOIKILA VENCEDORA!

Mensaje por silver el 03.08.18 9:35

De las dos opciones que barajaba he puesto la frase sencilla y abierta. La otra era "Los ojos de Steve Buscemi". Si vuelvo a ganar otra ronda ya sabéis la frase que os espera Twisted Evil

Espero muchos y variados relatos.
avatar
silver

Mensajes : 27903
Fecha de inscripción : 26/03/2008

Volver arriba Ir abajo

Re: RONDA 2 (IV EDICIÓN) DEL CALUROSO CONCURSO DE MICRORRELATOS. KOIKILA VENCEDORA!

Mensaje por salakov el 03.08.18 9:36

Oh, los ojos de Steve Buscemi...

Me gusta la frase elegida por abierta, ahí cabe cualquier cosa. Veremos.
avatar
salakov

Mensajes : 12051
Fecha de inscripción : 04/08/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: RONDA 2 (IV EDICIÓN) DEL CALUROSO CONCURSO DE MICRORRELATOS. KOIKILA VENCEDORA!

Mensaje por RegSound el 03.08.18 9:37

No estás en tu elemento Donny
avatar
RegSound

Mensajes : 9627
Fecha de inscripción : 06/11/2017

Volver arriba Ir abajo

Re: RONDA 2 (IV EDICIÓN) DEL CALUROSO CONCURSO DE MICRORRELATOS. KOIKILA VENCEDORA!

Mensaje por Rhonda el 03.08.18 9:39

Muy adecuado.
avatar
Rhonda

Mensajes : 27107
Fecha de inscripción : 24/10/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: RONDA 2 (IV EDICIÓN) DEL CALUROSO CONCURSO DE MICRORRELATOS. KOIKILA VENCEDORA!

Mensaje por Eric Sachs el 03.08.18 9:40

fdc

Libertad Anal

El calor era sofocante esa noche   asi que decidio meterse  unos cubitos de hielo por el culo.
Lo que no sabia  Federico  es que  su camarada bolchevique y compañero de piso  habia  puesto un poco de lsd  para gastar  una broma a sus compañeros de partido en la fiesta del jueves.
A partir de aquello  Federico no fue el mismo y aquellos  hielos  provocarian pesadillas  a varias  generaciones de españoles .


Última edición por Eric Sachs el 03.08.18 9:44, editado 2 veces
avatar
Eric Sachs

Mensajes : 49098
Fecha de inscripción : 06/03/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: RONDA 2 (IV EDICIÓN) DEL CALUROSO CONCURSO DE MICRORRELATOS. KOIKILA VENCEDORA!

Mensaje por Sugar Bug el 03.08.18 9:43

Córdoba

El calor era sofocante esa noche, así que el califa decidió quitarse los calcetines de lana debajo del nórdico.
avatar
Sugar Bug

Mensajes : 77427
Fecha de inscripción : 26/02/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: RONDA 2 (IV EDICIÓN) DEL CALUROSO CONCURSO DE MICRORRELATOS. KOIKILA VENCEDORA!

Mensaje por salakov el 03.08.18 9:44

La frase da para un relato sexual, me apetece escribir un relato sexual, a ver si me sale...
avatar
salakov

Mensajes : 12051
Fecha de inscripción : 04/08/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: RONDA 2 (IV EDICIÓN) DEL CALUROSO CONCURSO DE MICRORRELATOS. KOIKILA VENCEDORA!

Mensaje por Koikila el 03.08.18 9:45

@Eric Sachs escribió:fdc

Libertad Anal

El calor era sofocante esa noche   asi que decidio meterse  unos cubitos de hielo por el culo.
Lo que no sabia  Federico  es que  su camarada bolchevique y compañero de piso  habia  puesto un poco de lsd  para gastar  una broma a sus compañeros de partido en la fiesta del jueves.
A partir de aquello  Federico no fue el mismo y aquellos  hielos  provocarian pesadillas  a varias  generaciones de españoles .

Ah jaajajjaa Laughing Laughing Laughing
avatar
Koikila

Mensajes : 29393
Fecha de inscripción : 29/07/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: RONDA 2 (IV EDICIÓN) DEL CALUROSO CONCURSO DE MICRORRELATOS. KOIKILA VENCEDORA!

Mensaje por Stoneheart el 03.08.18 9:46

@RegSound escribió:No estás en tu elemento Donny
Eso, los Beatles. ni puta idea, tú

(Diálogo que se pierde con el doblaje, por cierto).
avatar
Stoneheart

Mensajes : 18735
Fecha de inscripción : 10/10/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: RONDA 2 (IV EDICIÓN) DEL CALUROSO CONCURSO DE MICRORRELATOS. KOIKILA VENCEDORA!

Mensaje por RegSound el 03.08.18 9:46

FdC

El calor de Steve Buscemi

El calor era sofocante esa noche, y se acentuó al mirar a los ojos a Steve Buscemi
avatar
RegSound

Mensajes : 9627
Fecha de inscripción : 06/11/2017

Volver arriba Ir abajo

Re: RONDA 2 (IV EDICIÓN) DEL CALUROSO CONCURSO DE MICRORRELATOS. KOIKILA VENCEDORA!

Mensaje por RegSound el 03.08.18 9:47

@Stoneheart escribió:
@RegSound escribió:No estás en tu elemento Donny
Eso, los Beatles. ni puta idea, tú

(Diálogo que se pierde con el doblaje, por cierto).
Porqué son unos putos nihilistas!
avatar
RegSound

Mensajes : 9627
Fecha de inscripción : 06/11/2017

Volver arriba Ir abajo

Re: RONDA 2 (IV EDICIÓN) DEL CALUROSO CONCURSO DE MICRORRELATOS. KOIKILA VENCEDORA!

Mensaje por Sugar Bug el 03.08.18 9:56

@RegSound escribió:FdC

El calor de Steve Buscemi

El calor era sofocante esa noche, y se acentuó al mirar a los ojos a Steve Buscemi

Ya estamos con los relatos eróticos!
avatar
Sugar Bug

Mensajes : 77427
Fecha de inscripción : 26/02/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: RONDA 2 (IV EDICIÓN) DEL CALUROSO CONCURSO DE MICRORRELATOS. KOIKILA VENCEDORA!

Mensaje por CocH. el 03.08.18 9:58

Me gusta la frase.
avatar
CocH.

Mensajes : 8018
Fecha de inscripción : 19/06/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: RONDA 2 (IV EDICIÓN) DEL CALUROSO CONCURSO DE MICRORRELATOS. KOIKILA VENCEDORA!

Mensaje por rudicio el 03.08.18 10:00

Buena frase Smile .
avatar
rudicio

Mensajes : 3873
Fecha de inscripción : 02/02/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: RONDA 2 (IV EDICIÓN) DEL CALUROSO CONCURSO DE MICRORRELATOS. KOIKILA VENCEDORA!

Mensaje por Hank el 03.08.18 10:05

grande, Silver... Smile
avatar
Hank

Mensajes : 60288
Fecha de inscripción : 18/08/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: RONDA 2 (IV EDICIÓN) DEL CALUROSO CONCURSO DE MICRORRELATOS. KOIKILA VENCEDORA!

Mensaje por silver el 03.08.18 10:09

me mola que os mole Noticias
avatar
silver

Mensajes : 27903
Fecha de inscripción : 26/03/2008

Volver arriba Ir abajo

Re: RONDA 2 (IV EDICIÓN) DEL CALUROSO CONCURSO DE MICRORRELATOS. KOIKILA VENCEDORA!

Mensaje por silver el 03.08.18 10:11

Este era el temazo que había inspirado la frase alternativa  Very Happy

avatar
silver

Mensajes : 27903
Fecha de inscripción : 26/03/2008

Volver arriba Ir abajo

Re: RONDA 2 (IV EDICIÓN) DEL CALUROSO CONCURSO DE MICRORRELATOS. KOIKILA VENCEDORA!

Mensaje por borogis el 03.08.18 10:14

Bien Silver, frase de rabiosa actualidad...
avatar
borogis

Mensajes : 20897
Fecha de inscripción : 17/09/2009

https://www.youtube.com/channel/UCdI_f578CHwZBFQC6kHvb9g

Volver arriba Ir abajo

Re: RONDA 2 (IV EDICIÓN) DEL CALUROSO CONCURSO DE MICRORRELATOS. KOIKILA VENCEDORA!

Mensaje por Hank el 03.08.18 10:18

@silver escribió:me mola que os mole Noticias

nos mola que te mole que nos mole... Smile
avatar
Hank

Mensajes : 60288
Fecha de inscripción : 18/08/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: RONDA 2 (IV EDICIÓN) DEL CALUROSO CONCURSO DE MICRORRELATOS. KOIKILA VENCEDORA!

Mensaje por Toro el 03.08.18 10:36

Pillo sitio para ver como os mola que mole la frase esa que mola bounce bounce bounce bounce bounce
avatar
Toro

Mensajes : 4491
Fecha de inscripción : 13/05/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: RONDA 2 (IV EDICIÓN) DEL CALUROSO CONCURSO DE MICRORRELATOS. KOIKILA VENCEDORA!

Mensaje por Sugar Bug el 03.08.18 10:50

@Toro escribió:Pillo sitio para ver como os mola que mole la frase esa que mola bounce bounce bounce bounce bounce

Esto va a ser la molicie famosa...
avatar
Sugar Bug

Mensajes : 77427
Fecha de inscripción : 26/02/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: RONDA 2 (IV EDICIÓN) DEL CALUROSO CONCURSO DE MICRORRELATOS. KOIKILA VENCEDORA!

Mensaje por sapir el 03.08.18 10:53

@Eric Sachs escribió:fdc

Libertad Anal

El calor era sofocante esa noche   asi que decidio meterse  unos cubitos de hielo por el culo.
Lo que no sabia  Federico  es que  su camarada bolchevique y compañero de piso  habia  puesto un poco de lsd  para gastar  una broma a sus compañeros de partido en la fiesta del jueves.
A partir de aquello  Federico no fue el mismo y aquellos  hielos  provocarian pesadillas  a varias  generaciones de españoles .

cheers cheers cheers cheers cheers
avatar
sapir

Mensajes : 82718
Fecha de inscripción : 18/10/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: RONDA 2 (IV EDICIÓN) DEL CALUROSO CONCURSO DE MICRORRELATOS. KOIKILA VENCEDORA!

Mensaje por sapir el 03.08.18 10:54

Me gusta la frase...

avatar
sapir

Mensajes : 82718
Fecha de inscripción : 18/10/2011

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 39. 1, 2, 3 ... 20 ... 39  Siguiente

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.