POESIA

Página 25 de 29. Precedente  1 ... 14 ... 24, 25, 26, 27, 28, 29  Siguiente

Ir abajo

Re: POESIA

Mensaje por salakov el Vie 2 Feb 2018 - 12:24

En Spoiler, mi relato galardonado con el segundo premio en el III CERTAMEN DOLORES IBÁRRURI GÓMEZ "PASIONARIA",convocado por el Museo de la Minería del País Vasco (Gallarta).

http://www.meatzaldea.eus/images/noticias/0/SARI%20BANAKETA(1)(1)(1).pdf

Para quien guste.

Spoiler:


LOS DOS HIJOS DE DOÑA PETRA

I.
» De la historia que te voy a contar, querida nieta, apenas quedan ecos en las páginas de los relatos que nadie quiere leer y en las mentes de los abuelos que nadie quiere escuchar, pero precisamente por ese motivo escucha a este anciano y su historia olvidada.
Discurría septiembre de 1896 cuando llegaron Doña Petra y su marido a La Arboleda, procedentes de Castilla La Vieja. Llegaron como tantos, a trabajar las minas de Triano. Para eso vinieron, para trabajar en el sentido más puro del verbo, sin apenas verse más que de noche. Para trabajar en jornadas de catorce horas, eternas, interminables. Para sacar en un día el sustento necesario para pasar ese día. Para trabajar en años de cansancio y hambre, de fatiga y frío, que pasaron como un suspiro, de la mina al hogar, a una cama caliente en el peor de los casos, rezando al cielo antes de acostarse para que un aguacero no estropeara el jornal del día siguiente.
En esas circunstancias, en el miserable barracón de madera que les hiciera las veces de casa, dio a luz Doña Petra a sus dos hijos. Poco después, en el Hospital de Triano, enviudaría de viruela. Pese a ser su marido atendido en persona por el mismísimo Doctor Enrique de Areilza —y te aseguro que bien ganadas tiene ese hombre cuantas calles se le quieran poner a su nombre—, nada se pudo hacer por él. Pero no trata esta historia de la viudez de Doña Petra sino de sus dos hijos.
Recién despertaba el nuevo siglo, como he dicho ya.

II.
» Y es que las cosas a veces son así, inexplicables. Créeme si te digo que muy a menudo en este mundo no hay nada más encontrado que los miembros de una familia.
Créeme, querida nieta, porque exactamente así, antagónicos, fueron los dos hijos de Doña Petra. Sin apenas sacarse un año entre sí, tan diferentes como solo pueden serlo dos hermanos. Pedro, el mayor, un niño serio, solemne, de profundos ojos negros que le hacían aparentar muchos más años de los que tenía, creció convirtiéndose en un niño astuto y robusto. Joaquín, el pequeño, en cambio, dentro de sus ojos nunca crecería. Pedro y Joaquín. Uno un hombre que fue un hombre incluso cuando le tocó ser un niño y el otro un niño que siguió siendo un niño incluso cuando le tocó convertirse en un hombre. Nada más que eso.
Pedro y Joaquín, las dos caras de una moneda, la cara y la cruz, ambas conformando una misma moneda, este relato…

III.
» Pero perdona a este viejo caduco. Ya he vuelto a caer en mis ensoñaciones, ¿a que sí? Es la edad acumulada en mi cerebro —tanta—, que triza mis recuerdos, los fragmenta, los descompone y me devuelve a cambio algo que se asemeja la realidad. Tal vez a causa de ello siempre resultan recuerdos y añoranzas benignos de tiempos que muchas veces no fueron mejores…
Doña Petra, por ejemplo, fue una mujer de las que ya no quedan, una señora cuando esa palabra aún valía su significado. Una etxekoandre que, viuda de necesidad y menesterosos como estaban, envió a sus hijos pequeños a trabajar. Hacia la humedad de una mina a cielo abierto, hacia nubes de hormigón, hacia lluvia de cemento. Codo con codo junto a rostros apergaminados, manos ebúrneas y miradas grises. Hombres. Mineros. Vagonetas y picos, canteras y sudor. Necesitaban el dinero, ¿qué otra cosa se podía hacer?
De esa manera, apenas tuvieron tiempo Pedro y Joaquín de olvidar su niñez cuando fueron enviados por Doña Petra al lavadero de la mina. Un trabajo sencillo pero que el frío y la humedad se encargaban de hacerlo de una dureza extrema. Quizá por ese motivo todas las mañanas se repetía la misma historia en el barracón que les servía de hogar. En cuanto Doña Petra despertaba a sus dos hijos, Joaquín se ponía a llorar, a berrear, que no quería ir, por favor, no, que le dolían mucho las manos, ahítas de sabañones. Tenía entonces Pedro que cogerle firmemente del brazo, arrastrarle hacia el lavadero y obligarle a trabajar.
Era sin embargo que Joaquín se escaqueaba en cuanto podía. A él no le gustaba el hierro, ni la mina, ni el lavadero de mineral. A él lo que le gustaba eran las estrellas y afirmaba que él lo que realmente quería ser era minero de estrellas. ¿Te lo puedes imaginar? ¡Minero de estrellas, como si éstas se pudieran recolectar! El bueno de Joaquín y sus ocurrencias, escapándose las noches más claras a los montes a verlas —no faltaba monte cerrado en La Arboleda para esconderse—, para luego, al regresar, recibir una buena y merecida tunda de Doña Petra, tras la cual lloraba y Pedro tenía que reconfortarle.
Una y otra vez, cíclica, orbicularmente, el final de cada fuga terminaba con Pedro intentando consolarle, abrazándole incondicionalmente, incapaz de entender qué pasaba por la mente distinta de ese hermano suyo que no asumía su naturaleza de obrero en la mina de hierro…


IV.
» Pero no cejó Joaquín en su empeño, ya lo creo que no. Su terquedad era pareja a su ahínco por conquistar el cielo. Incluso después de la muerte de Doña Petra siguió inmarcesible en su proceder, en su afán por aprehender todas y cada una de las estrellas del firmamento. Aun cuando Pedro se casó, Joaquín continuó escapándose regularmente al monte, afirmando al volver que él lo que quería ser era minero de estrellas. Día tras día, durante el resto de su vida, para que les mantuvieran a los dos en la mina, Pedro tuvo que hacer el trabajo de tres. Llegó a asumir que así sería siempre.
Pero ay, querida nieta, no fue así siempre. Lamentablemente, no lo fue...
No lo fue porque décadas después llegó aquella época en que la minería vasca dejó de ser rentable. El hierro dejó de manar como una fuente del suelo y desde La Arboleda hasta Muskiz voces hueras pregonaron su ira a lo largo de la margen minera. La tierra pareciendo recordar aún las décadas de prosperidad, nuestro pueblo gris tornó más gris. Tanto se lloró por aquel entonces que las lágrimas ahogaron las antiguas minas, inundándolas. Época de otro tipo de hambres—entenderás esto cuando seas más mayor—, fue aquel un tiempo de pasiones y ‘Pasionarias’: los años 60. Por aquel entonces, sobre los hasta entonces paisajes lunares —abruptos de dinamita, irreales de barrena— de La Arboleda volvió a crecer la vegetación y familias de mineros de varias generaciones tuvieron que dedicarse a otras tareas —con suerte en alguna fábrica de Sestao—, bregando contra un desempleo que no les abandonaría ya.
Y ahora, por favor —noto que me falta el aire—, disculpa un momento a este anciano vetusto. Me temo que estos ojos présbitas observan mejor de lejos que de cerca y aprecian más detalles en los ayeres que en los hoy.
No se me ha metido ninguna brizna en el ojo, no. Tengo suficiente edad como para permitirme el lujo de no mentir. Sí, estoy llorando, pero ahora se me pasa…

V.
» Así, querida nieta, como te iba diciendo —y confío en terminar mi narración sin volver a emocionarme—, cuentan que a finales de aquella época tan gris se podía ver aún a los ancianos que ahora eran Pedro y Joaquín caminar noctámbulos por La Arboleda, bajando hasta la otrora mina del Carmen para ver reflejarse las estrellas, todas y cada una de las estrellas del firmamento, sobre la mansa superficie de los recién bautizados como Pozo Ostión y Pozo Parcocha.
De esta manera, cuentan también que al regresar a casa Joaquín, el enamorado hasta la obsesión de la noche, rompía siempre el silencio con sus carcajadas, dando pequeños brincos, regocijado por esos lagos artificiales, por esa luz fósil, que al mismo tiempo no eran sino el antiguo lavadero de mineral anegado, las minas inundadas de su hermano.
Entonces era Pedro quien se encogía lloroso en su abrigo, melancólico, y Joaquín quien le reconfortaba.
Una y otra vez, cíclica, orbicularmente, el final de cada paseo nocturno terminaba con Joaquín intentando consolarle, abrazándole incondicional, incapaz de entender qué pasaba por la mente distinta de ese hermano suyo que no veía la belleza que emanaba del reflejo nocturno sobre aquellas balsas, su rutilante mina de estrellas…





avatar
salakov

Mensajes : 10050
Fecha de inscripción : 04/08/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: POESIA

Mensaje por salakov el Lun 5 Feb 2018 - 9:45

Lo expresa una palabra: desencanto.
Ningún dolor concreto o abandono,
más bien esa actitud que a su partida
el dolor nos contagia:
cierta desconfianza y un asombro
extraño ante la dicha.
Que en el amor no sean
las palabras tan sólo lo gastado,
pues como en un poema que pretendo feliz
y me traiciona, en él he perseguido, siempre,
algún final más digno a sus comienzos.
En la desposesión que se repite
ya lágrimas no encuentro,
una resurrección, ninguna muerte
pudiera todavía emocionarme,
pues somos la costumbre del fracaso.

Pero yo sé que habrá, de vez en cuando,
algún modesto obsequio de los días:
alcohol y noches, tangos, libros, cuerpos,
o quizá el verso hermoso que hoy me huye:
escudo ante las llamas, armas blancas
contra el devastador ejército del tiempo.


—Vicente Gallego—
avatar
salakov

Mensajes : 10050
Fecha de inscripción : 04/08/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: POESIA

Mensaje por salakov el Miér 7 Feb 2018 - 9:14



Mira a todos a tu alrededor y ve lo que hemos hecho de nosotros y de eso considerado como victoria nuestra de cada día.
No hemos amado por encima de todas las cosas.
No hemos aceptado lo que no se entiende porque no queremos pasar por tontos.
Hemos amontonado cosas y seguridades por no tenernos el uno al otro.
No tenemos ninguna alegría que no haya sido catalogada.
Hemos construido catedrales y nos hemos quedado del lado de afuera, pues las catedrales que nosotros mismos construimos tememos que sean trampas.
No nos hemos entregado a nosotros mismos, pues eso sería el comienzo de una vida larga y la tememos.
Hemos evitado caer de rodillas delante del primero de nosotros que por amor diga: tienes miedo.
Hemos organizado asociaciones y clubs sonrientes donde se sirve con o sin soda.
Hemos tratado de salvarnos, pero sin usar la palabra salvación para no avergonzarnos de ser inocentes.
No hemos usado la palabra amor para no tener que reconocer su contextura de odio, de amor, de celos y de tantos otros opuestos.
Hemos mantenido en secreto nuestra muerte para hacer posible nuestra vida.
Muchos de nosotros hacen arte por no saber cómo es la otra cosa.
Hemos disfrazado con falso amor nuestra indiferencia, sabiendo que nuestra indiferencia es angustia disfrazada.
Hemos disfrazado con el pequeño miedo el gran miedo mayor y por eso nunca hablamos de lo que realmente importa.
Hablar de lo que realmente importa es considerado una indiscreción.
No hemos adorado por tener la sensata mezquindad de acordarnos a tiempo de los falsos dioses.
No hemos sido puros e ingenuos para no reírnos de nosotros mismos y para que al fin del día podamos decir «al menos no fui tonto» y así no quedarnos perplejos antes de apagar la luz.
Hemos sonreído en público de lo que no sonreiríamos cuando nos quedásemos solos.
Hemos llamado debilidad a nuestro candor.
Nos hemos temido uno al otro, por encima de todo.
Y todo eso lo consideramos victoria nuestra de cada día.


—Clarice Lispector, Aprendizaje o El libro de los placeres —
avatar
salakov

Mensajes : 10050
Fecha de inscripción : 04/08/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: POESIA

Mensaje por salakov el Jue 8 Feb 2018 - 15:19


Diálogo

No digas que mi amor era sortija o pulsera,
mi amor era asedio,
era los rebeldes navegando hacia su muerte,
buscándola.
No digas que mi amor era luna,
eran chispas.


—Adonis—
avatar
salakov

Mensajes : 10050
Fecha de inscripción : 04/08/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: POESIA

Mensaje por salakov el Vie 9 Feb 2018 - 9:12


Vete

Mi sueño no tiene sitio
para que vivas. No hay sitio.
Todo es sueño. Te hundirías.
Vete a vivir a otra parte,
tú que estás viva. Si fueran
como hierro o como piedra
mis pensamientos, te quedarías.
Pero son fuego y son nubes,
lo que era el mundo al principio
cuando nadie en él vivía.
No puedes vivir. No hay sitio.
Mis sueños te quemarían


—Manuel Altolaguirre—
avatar
salakov

Mensajes : 10050
Fecha de inscripción : 04/08/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: POESIA

Mensaje por Perseide el Mar 13 Feb 2018 - 10:03

El otro día encontré una librería una segunda edición de Viento del Pueblo. Me vi obligado a comprarla.
avatar
Perseide

Mensajes : 13123
Fecha de inscripción : 20/11/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: POESIA

Mensaje por red_shoes el Mar 13 Feb 2018 - 10:06

salakov escribió:En Spoiler, mi relato galardonado con el segundo premio en el III CERTAMEN DOLORES IBÁRRURI GÓMEZ "PASIONARIA",convocado por el Museo de la Minería del País Vasco (Gallarta).

http://www.meatzaldea.eus/images/noticias/0/SARI%20BANAKETA(1)(1)(1).pdf

Para quien guste.

Spoiler:


LOS DOS HIJOS DE DOÑA PETRA

I.
» De la historia que te voy a contar, querida nieta, apenas quedan ecos en las páginas de los relatos que nadie quiere leer y en las mentes de los abuelos que nadie quiere escuchar, pero precisamente por ese motivo escucha a este anciano y su historia olvidada.
Discurría septiembre de 1896 cuando llegaron Doña Petra y su marido a La Arboleda, procedentes de Castilla La Vieja. Llegaron como tantos, a trabajar las minas de Triano. Para eso vinieron, para trabajar en el sentido más puro del verbo, sin apenas verse más que de noche. Para trabajar en jornadas de catorce horas, eternas, interminables. Para sacar en un día el sustento necesario para pasar ese día. Para trabajar en años de cansancio y hambre, de fatiga y frío, que pasaron como un suspiro, de la mina al hogar, a una cama caliente en el peor de los casos, rezando al cielo antes de acostarse para que un aguacero no estropeara el jornal del día siguiente.
En esas circunstancias, en el miserable barracón de madera que les hiciera las veces de casa, dio a luz Doña Petra a sus dos hijos. Poco después, en el Hospital de Triano, enviudaría de viruela. Pese a ser su marido atendido en persona por el mismísimo Doctor Enrique de Areilza —y te aseguro que bien ganadas tiene ese hombre cuantas calles se le quieran poner a su nombre—, nada se pudo hacer por él. Pero no trata esta historia de la viudez de Doña Petra sino de sus dos hijos.
Recién despertaba el nuevo siglo, como he dicho ya.

II.
» Y es que las cosas a veces son así, inexplicables. Créeme si te digo que muy a menudo en este mundo no hay nada más encontrado que los miembros de una familia.
Créeme, querida nieta, porque exactamente así, antagónicos, fueron los dos hijos de Doña Petra. Sin apenas sacarse un año entre sí, tan diferentes como solo pueden serlo dos hermanos. Pedro, el mayor, un niño serio, solemne, de profundos ojos negros que le hacían aparentar muchos más años de los que tenía, creció convirtiéndose en un niño astuto y robusto. Joaquín, el pequeño, en cambio, dentro de sus ojos nunca crecería. Pedro y Joaquín. Uno un hombre que fue un hombre incluso cuando le tocó ser un niño y el otro un niño que siguió siendo un niño incluso cuando le tocó convertirse en un hombre. Nada más que eso.
Pedro y Joaquín, las dos caras de una moneda, la cara y la cruz, ambas conformando una misma moneda, este relato…

III.
» Pero perdona a este viejo caduco. Ya he vuelto a caer en mis ensoñaciones, ¿a que sí? Es la edad acumulada en mi cerebro —tanta—, que triza mis recuerdos, los fragmenta, los descompone y me devuelve a cambio algo que se asemeja la realidad. Tal vez a causa de ello siempre resultan recuerdos y añoranzas benignos de tiempos que muchas veces no fueron mejores…
Doña Petra, por ejemplo, fue una mujer de las que ya no quedan, una señora cuando esa palabra aún valía su significado. Una etxekoandre que, viuda de necesidad y menesterosos como estaban, envió a sus hijos pequeños a trabajar. Hacia la humedad de una mina a cielo abierto, hacia nubes de hormigón, hacia lluvia de cemento. Codo con codo junto a rostros apergaminados, manos ebúrneas y miradas grises. Hombres. Mineros. Vagonetas y picos, canteras y sudor. Necesitaban el dinero, ¿qué otra cosa se podía hacer?
De esa manera, apenas tuvieron tiempo Pedro y Joaquín de olvidar su niñez cuando fueron enviados por Doña Petra al lavadero de la mina. Un trabajo sencillo pero que el frío y la humedad se encargaban de hacerlo de una dureza extrema. Quizá por ese motivo todas las mañanas se repetía la misma historia en el barracón que les servía de hogar. En cuanto Doña Petra despertaba a sus dos hijos, Joaquín se ponía a llorar, a berrear, que no quería ir, por favor, no, que le dolían mucho las manos, ahítas de sabañones. Tenía entonces Pedro que cogerle firmemente del brazo, arrastrarle hacia el lavadero y obligarle a trabajar.
Era sin embargo que Joaquín se escaqueaba en cuanto podía. A él no le gustaba el hierro, ni la mina, ni el lavadero de mineral. A él lo que le gustaba eran las estrellas y afirmaba que él lo que realmente quería ser era minero de estrellas. ¿Te lo puedes imaginar? ¡Minero de estrellas, como si éstas se pudieran recolectar! El bueno de Joaquín y sus ocurrencias, escapándose las noches más claras a los montes a verlas —no faltaba monte cerrado en La Arboleda para esconderse—, para luego, al regresar, recibir una buena y merecida tunda de Doña Petra, tras la cual lloraba y Pedro tenía que reconfortarle.
Una y otra vez, cíclica, orbicularmente, el final de cada fuga terminaba con Pedro intentando consolarle, abrazándole incondicionalmente, incapaz de entender qué pasaba por la mente distinta de ese hermano suyo que no asumía su naturaleza de obrero en la mina de hierro…


IV.
» Pero no cejó Joaquín en su empeño, ya lo creo que no. Su terquedad era pareja a su ahínco por conquistar el cielo. Incluso después de la muerte de Doña Petra siguió inmarcesible en su proceder, en su afán por aprehender todas y cada una de las estrellas del firmamento. Aun cuando Pedro se casó, Joaquín continuó escapándose regularmente al monte, afirmando al volver que él lo que quería ser era minero de estrellas. Día tras día, durante el resto de su vida, para que les mantuvieran a los dos en la mina, Pedro tuvo que hacer el trabajo de tres. Llegó a asumir que así sería siempre.
Pero ay, querida nieta, no fue así siempre. Lamentablemente, no lo fue...
No lo fue porque décadas después llegó aquella época en que la minería vasca dejó de ser rentable. El hierro dejó de manar como una fuente del suelo y desde La Arboleda hasta Muskiz voces hueras pregonaron su ira a lo largo de la margen minera. La tierra pareciendo recordar aún las décadas de prosperidad, nuestro pueblo gris tornó más gris. Tanto se lloró por aquel entonces que las lágrimas ahogaron las antiguas minas, inundándolas. Época de otro tipo de hambres—entenderás esto cuando seas más mayor—, fue aquel un tiempo de pasiones y ‘Pasionarias’: los años 60. Por aquel entonces, sobre los hasta entonces paisajes lunares —abruptos de dinamita, irreales de barrena— de La Arboleda volvió a crecer la vegetación y familias de mineros de varias generaciones tuvieron que dedicarse a otras tareas —con suerte en alguna fábrica de Sestao—, bregando contra un desempleo que no les abandonaría ya.
Y ahora, por favor —noto que me falta el aire—, disculpa un momento a este anciano vetusto. Me temo que estos ojos présbitas observan mejor de lejos que de cerca y aprecian más detalles en los ayeres que en los hoy.
No se me ha metido ninguna brizna en el ojo, no. Tengo suficiente edad como para permitirme el lujo de no mentir. Sí, estoy llorando, pero ahora se me pasa…

V.
» Así, querida nieta, como te iba diciendo —y confío en terminar mi narración sin volver a emocionarme—, cuentan que a finales de aquella época tan gris se podía ver aún a los ancianos que ahora eran Pedro y Joaquín caminar noctámbulos por La Arboleda, bajando hasta la otrora mina del Carmen para ver reflejarse las estrellas, todas y cada una de las estrellas del firmamento, sobre la mansa superficie de los recién bautizados como Pozo Ostión y Pozo Parcocha.
De esta manera, cuentan también que al regresar a casa Joaquín, el enamorado hasta la obsesión de la noche, rompía siempre el silencio con sus carcajadas, dando pequeños brincos, regocijado por esos lagos artificiales, por esa luz fósil, que al mismo tiempo no eran sino el antiguo lavadero de mineral anegado, las minas inundadas de su hermano.
Entonces era Pedro quien se encogía lloroso en su abrigo, melancólico, y Joaquín quien le reconfortaba.
Una y otra vez, cíclica, orbicularmente, el final de cada paseo nocturno terminaba con Joaquín intentando consolarle, abrazándole incondicional, incapaz de entender qué pasaba por la mente distinta de ese hermano suyo que no veía la belleza que emanaba del reflejo nocturno sobre aquellas balsas, su rutilante mina de estrellas…






cloud9 cloud9 Es maravilloso. Con tu permiso, se lo voy a pasar a mi padre. Mi familia paterna es de la zona y adoramos ese lugar desde críos.
avatar
red_shoes

Mensajes : 13320
Fecha de inscripción : 05/09/2008

Volver arriba Ir abajo

Re: POESIA

Mensaje por salakov el Mar 13 Feb 2018 - 10:54

cloud9 Eskerrik asko!
avatar
salakov

Mensajes : 10050
Fecha de inscripción : 04/08/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: POESIA

Mensaje por salakov el Mar 13 Feb 2018 - 16:38

Benditos los ignotos

“Heil den unbekannten”. Goethe, Das Göttliche.

Benditos los ignotos,
los que no tienen página
en internet, perfil
que los retrate en facebook,
ni artículo que hable
de ellos en wikipedia.
Los que no tienen blog.
Ni siquiera correo
electrónico, todo
les llega, si les llega,
con un ritmo más lento.
Tienen pocos amigos.
No exponen sus instantes.
No desgastan las cosas
ni el lenguaje. Network
para ellos es malla
que detiene la plata de los peces.
Benditos los que viven
como cuando nacieron
y pasan la mañana oyendo el olmo
que creció junto al río
sin que nadie
lo plantara.
Benditos los ignotos,
los que tienen
todavía
intimidad.

—Juan Antonio González Iglesias—
avatar
salakov

Mensajes : 10050
Fecha de inscripción : 04/08/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: POESIA

Mensaje por salakov el Miér 14 Feb 2018 - 8:50

Avenue of the Americas

Podemos elegir entre estar juntos
y hacernos mutuamente desgraciados.

O separarnos ahora y ser también
cada uno por su lado desgraciados.



—J.M. Fonollosa—
avatar
salakov

Mensajes : 10050
Fecha de inscripción : 04/08/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: POESIA

Mensaje por Hank el Miér 14 Feb 2018 - 8:59

hoy he publicado este en facebook... Smile

EL DÍA DE SAN VALENTÍN

Nada como sentir de verdad,
sin miedos, sin barreras, sin condiciones
sin esquemas, sin predisposiciones
sin cánones, sin coacciones
sin reglas, sin otro deseo que no sea el de VIVIR

El amor es sinceridad, respeto, complicidad
naturalidad, espontaneidad, entrega, libertad
no lo que nos cuentan en Hollywood
ni lo que nos dictan el día de San Valentín

El amor es rojo, palpitante, verdadero
No un dibujito bonito repleto de efectismos
Ni mucho menos una mentira repleta de temeridad

El amor es sangre, un corazón que late
El sudor en la noche caliente
El deseo de seguir viviendo por siempre...
avatar
Hank

Mensajes : 58230
Fecha de inscripción : 18/08/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: POESIA

Mensaje por salakov el Miér 14 Feb 2018 - 9:05

Hank escribió:hoy he publicado este en facebook... Smile

EL DÍA DE SAN VALENTÍN

Nada como sentir de verdad,
sin miedos, sin barreras, sin condiciones
sin esquemas, sin predisposiciones
sin cánones, sin coacciones
sin reglas, sin otro deseo que no sea el de VIVIR

El amor es sinceridad, respeto, complicidad
naturalidad, espontaneidad, entrega, libertad
no lo que nos cuentan en Hollywood
ni lo que nos dictan el día de San Valentín

El amor es rojo, palpitante, verdadero
No un dibujito bonito repleto de efectismos
Ni mucho menos una mentira repleta de temeridad

El amor es sangre, un corazón que late
El sudor en la noche caliente
El deseo de seguir viviendo por siempre...


¡Bravo! cheers
avatar
salakov

Mensajes : 10050
Fecha de inscripción : 04/08/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: POESIA

Mensaje por Hank el Miér 14 Feb 2018 - 9:06

salakov escribió:
Hank escribió:hoy he publicado este en facebook... Smile

EL DÍA DE SAN VALENTÍN

Nada como sentir de verdad,
sin miedos, sin barreras, sin condiciones
sin esquemas, sin predisposiciones
sin cánones, sin coacciones
sin reglas, sin otro deseo que no sea el de VIVIR

El amor es sinceridad, respeto, complicidad
naturalidad, espontaneidad, entrega, libertad
no lo que nos cuentan en Hollywood
ni lo que nos dictan el día de San Valentín

El amor es rojo, palpitante, verdadero
No un dibujito bonito repleto de efectismos
Ni mucho menos una mentira repleta de temeridad

El amor es sangre, un corazón que late
El sudor en la noche caliente
El deseo de seguir viviendo por siempre...


¡Bravo! cheers

gracias...

cuando regrese de Menorca te envío mi primer libro de poesía... vamos, te lo regalo... aunque te pido una cosa: 'no te fijes en la forma, please; nadie supervisó realmente ese libro, ni yo mismo... en 2006 estaba más pendiente de otras cosas...'

Smile
avatar
Hank

Mensajes : 58230
Fecha de inscripción : 18/08/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: POESIA

Mensaje por salakov el Miér 14 Feb 2018 - 9:10

Tranqui.

¡Y muchísimas gracias!
avatar
salakov

Mensajes : 10050
Fecha de inscripción : 04/08/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: POESIA

Mensaje por Hank el Miér 14 Feb 2018 - 9:47

salakov escribió:Tranqui.

¡Y muchísimas gracias!

my pleasure!!

Smile
avatar
Hank

Mensajes : 58230
Fecha de inscripción : 18/08/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: POESIA

Mensaje por salakov el Miér 14 Feb 2018 - 10:52


Sobre el amor imposible

El amor imposible
imposibilita su fin.
La inconsecuencia
es un nevero,
congela y preserva
como el hielo
y esa pierna de cordero:
dura, inatacable
lejana, incomestible.


Paradigma de amor,
el amor imposible.
Pináculo de Werther.


Sucede así: camisa blanca, setenta años,
Darío Jaramillo sube a leer al estrado
(Alhóndiga, Bilbao; 29/04/2017)
con ese desencanto tranquilo de los cuerdos,
con esa decepción resignada y ceremonial,
con esa sabiduría del que lo entiende…


¿Qué cosa entiende?
Que la esperanza puede ser
una representación de la crueldad.


.
avatar
salakov

Mensajes : 10050
Fecha de inscripción : 04/08/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: POESIA

Mensaje por thespidersfrommars el Mar 20 Feb 2018 - 8:39



Leonard Cohen - A Thousand Kisses Deep

Viniste a mí esta mañana
y me tomaste como carne
hay que ser un hombre para saber
lo bien que se siente, lo dulce
mi espejo mellizo, mi familia
te he conocido en el sueño
y quien más que tu podría llevarme
a mil besos de profundidad.

Te amé cuando te abriste
como un lirio al calor
yo soy sólo un hombre de nieve
bajo la lluvia y el granizo
que te amó con su amor congelado
con su cuerpo de segunda mano
con todo lo que es y lo que fue
a mil besos de profundidad

Sé que tuviste que mentirme
Sé que tuviste que engañar
para ubicarte alta y caliente
detrás de los velos de la mentira
nuestra porno aristocrática perfecta
tan elegante y tan barata
estoy viejo, pero aún estoy en eso
a mil besos de profundidad

Soy bueno para el amor, soy bueno para el odio
me congelo entremedio
he estado trabajando pero es muy tarde
ha sido muy tarde por años
pero tú te ves bien, te aman en la calle
si me pudiera mover ,me arrodillaría por ti
a mil besos de profundidad

El otoño se instaló en tu piel
encontró algo en mis ojos
una luz que no necesita vivir
y no necesita morir
una rima en un libro de amor
obscura y obsoleta
hasta que testificó en tiempo y sangre
a mil besos de profundidad.

Aún estoy trabajando con el vino
aún bailando “cheek to cheek”
la banda toca “Aud Lang Syne”
pero el corazón no se retirará
corro con Diz y toco con Ray
nunca tuve su “swing”
pero de vez en cuando me dejaban tocar
a mil besos de profundidad

Te amé cuando te abriste
como un lirio al calor
yo soy sólo un hombre de nieve
bajo la lluvia y el granizo
que te amó con su amor congelado
con su cuerpo de segunda mano
con todo lo que es y lo que fue
a mil besos de profundidad

Pero no necesitas escucharme ahora
y cada palabra que diga
de alguna manera juega en mi contra
a mil besos de profundidad.
avatar
thespidersfrommars

Mensajes : 2241
Fecha de inscripción : 20/10/2008

Volver arriba Ir abajo

Re: POESIA

Mensaje por salakov el Mar 20 Feb 2018 - 11:10

La conocía, muy buena.

En mi opinión, si un cantante merecía el Nobel de Literatura ese era Leonard Cohen, y no Dylan. Por cosas como esta.
avatar
salakov

Mensajes : 10050
Fecha de inscripción : 04/08/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: POESIA

Mensaje por Axlferrari el Mar 20 Feb 2018 - 18:29

salakov escribió:La conocía, muy buena.

En mi opinión, si un cantante merecía el Nobel de Literatura ese era Leonard Cohen, y no Dylan. Por cosas como esta.
Arrow Arrow

Cohen > Dylan
avatar
Axlferrari

Mensajes : 4563
Fecha de inscripción : 06/02/2016

Volver arriba Ir abajo

Re: POESIA

Mensaje por Axlferrari el Mar 20 Feb 2018 - 18:35



El collar de la paloma de Ibn Hazm de Córdoba, precioso libro del siglo XI sobre la esencia del amor.
avatar
Axlferrari

Mensajes : 4563
Fecha de inscripción : 06/02/2016

Volver arriba Ir abajo

Re: POESIA

Mensaje por salakov el Miér 21 Feb 2018 - 11:00



Si alguna vez tuviese que vender
esta casa que no es mía


Diría que tiene diez metros cuadrados de ventana
diez metros cuadrados de puro cielo azul
se mire por donde se mire
y que a uno le dan terribles ganas de coger un
destornillador,
desmontar esas ventanas,
ponerlas en el suelo y saltar
dentro de esos diez metros cuadrados de cielo azul
inoxidable.
Pero lo cierto es que ya lo dijo el poeta:
el cielo no es azul, el cielo
ni tan siquiera
es cielo.


—Harkaitz Cano—



Nirea ez den etxe hau saldu behar
banu egunen batean

Erranen nuke hamar metro koadro leiho dela / hamar metro koadro zeru urdin / donondik begiratuta ere / eta bihurkina hartu eta leiho hori hormatik kendu / eta leiho hori lurrean jarri / eta urdin herdoilezinezko hamar metro koadro zeru horietara jauzi / egiteko gogo bizia ematen diola bati. // Baina aspaldi errana utzi zuen poetak / zerua ez da urdina, ez izateagatik / zerua ez da urdina / ta ezta zeru ere.
avatar
salakov

Mensajes : 10050
Fecha de inscripción : 04/08/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: POESIA

Mensaje por salakov el Jue 22 Feb 2018 - 11:05

Axlferrari escribió:

El collar de la paloma de Ibn Hazm de Córdoba, precioso libro del siglo XI sobre la esencia del amor.



Te amo con un amor inalterable,
mientras tantos amores humanos no son más que espejismos.
Te consagro un amor puro y sin mácula:
en mis entrañas está visiblemente grabado y escrito tu cariño.
Si en mi espíritu hubiese otra cosa que tú,
la arrancaría y desgarraría con mis propias manos.
No quiero de ti otra cosa que amor;
fuera de él no te pido nada.
Si lo consigo, la Tierra entera y la Humanidad
serán para mí como motas de polvo y los habitantes del país, insectos.


—Ibn Hazm de Córdoba—


Spoiler:

Hallazgo.

¡Gracias!

hi
avatar
salakov

Mensajes : 10050
Fecha de inscripción : 04/08/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: POESIA

Mensaje por salakov el Vie 23 Feb 2018 - 13:11


Si antes me hubieran dicho:
«-Olvidarás a quien amas»,
mil veces habría jurado :
«-Eso no sucederá nunca.»
Pero ya que tras un largo desdén
fuerza es que venga el olvido,
bendito sea tu desdén,
pues que trabaja y se fatiga en curarme.
Ahora me maravillo del olvido,
como antes me maravillaba de la firmeza,
y veo ya tu amor como unas brasas
que arden, pero bajo la ceniza.


—Ibn Hazm de Córdoba—
avatar
salakov

Mensajes : 10050
Fecha de inscripción : 04/08/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: POESIA

Mensaje por salakov el Lun 26 Feb 2018 - 12:18

Quelle vie ! La vraie vie est absente. Nous ne sommes pas au monde.


¡Qué vida! La verdadera vida está ausente. No pertenecemos al mundo.


—Rimbaud—
avatar
salakov

Mensajes : 10050
Fecha de inscripción : 04/08/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: POESIA

Mensaje por salakov el Mar 27 Feb 2018 - 10:56


Lo inacabable

No tienes tú la culpa si en tus manos
mi amor se deshojó como una rosa:
Vendrá la primavera y habrá flores...
El tronco seco dará nuevas hojas.

Las lágrimas vertidas se harán perlas
de un collar nuevo; romperá la sombra
un sol precioso que dará a las venas
la savia fresca, loca y bullidora.

Tú seguirás tu ruta; yo la mía
y ambos, libertos, como mariposas
perderemos el polen de las alas
y hallaremos más polen en la flora.

Las palabras se secan como ríos
y los besos se secan como rosas,
pero por cada muerte siete vidas
buscan los labios demandando aurora.

Mas... ¿lo que fue? ¡Jamás se recupera!
¡Y toda primavera que se esboza
es un cadáver más que adquiere vida
y es un capullo más que se deshoja!


—Alfonsina Storni—
avatar
salakov

Mensajes : 10050
Fecha de inscripción : 04/08/2015

Volver arriba Ir abajo

Página 25 de 29. Precedente  1 ... 14 ... 24, 25, 26, 27, 28, 29  Siguiente

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.