Por el mismo camino...(el topic de las traineras)

Página 1 de 15. 1, 2, 3 ... 8 ... 15  Siguiente

Ir abajo

Por el mismo camino...(el topic de las traineras) Empty Por el mismo camino...(el topic de las traineras)

Mensaje por elbrujo69 el Dom 8 Ago 2010 - 19:54

Por el mismo camino...(el topic de las traineras) Resizer
elbrujo69
elbrujo69

Mensajes : 35566
Fecha de inscripción : 25/03/2008

Volver arriba Ir abajo

Por el mismo camino...(el topic de las traineras) Empty Re: Por el mismo camino...(el topic de las traineras)

Mensaje por almorvi el Dom 8 Ago 2010 - 19:56

Es un topic/mensaje en clave?
almorvi
almorvi

Mensajes : 15828
Fecha de inscripción : 28/10/2008

Volver arriba Ir abajo

Por el mismo camino...(el topic de las traineras) Empty Re: Por el mismo camino...(el topic de las traineras)

Mensaje por Sugar Bug el Dom 8 Ago 2010 - 19:57

@almorvi escribió:Es un topic/mensaje en blanco?

pues habrá ganado oxford, que va de azul claro...
Sugar Bug
Sugar Bug

Mensajes : 93689
Fecha de inscripción : 26/02/2010

Volver arriba Ir abajo

Por el mismo camino...(el topic de las traineras) Empty Re: Por el mismo camino...(el topic de las traineras)

Mensaje por elbrujo69 el Dom 8 Ago 2010 - 20:15

verde y negro, como no! Campeones de España y este año otra vez a por la bandera de la concha!

AUPA KAIKU!!!!!!!!!
elbrujo69
elbrujo69

Mensajes : 35566
Fecha de inscripción : 25/03/2008

Volver arriba Ir abajo

Por el mismo camino...(el topic de las traineras) Empty Re: Por el mismo camino...(el topic de las traineras)

Mensaje por Sugar Bug el Dom 8 Ago 2010 - 20:17

@elbrujo69 escribió:verde y negro, como no! Campeones de España y este año otra vez a por la bandera de la concha!

AUPA KAIKU!!!!!!!!!
Por el mismo camino...(el topic de las traineras) Petacas
Sugar Bug
Sugar Bug

Mensajes : 93689
Fecha de inscripción : 26/02/2010

Volver arriba Ir abajo

Por el mismo camino...(el topic de las traineras) Empty Re: Por el mismo camino...(el topic de las traineras)

Mensaje por elbrujo69 el Dom 8 Ago 2010 - 20:17

Por cierto, oxford y cambridge son unas nenazas...Lo han sido siempre
elbrujo69
elbrujo69

Mensajes : 35566
Fecha de inscripción : 25/03/2008

Volver arriba Ir abajo

Por el mismo camino...(el topic de las traineras) Empty Re: Por el mismo camino...(el topic de las traineras)

Mensaje por elbrujo69 el Dom 8 Ago 2010 - 20:17

@Sugar Bug escribió:
@elbrujo69 escribió:verde y negro, como no! Campeones de España y este año otra vez a por la bandera de la concha!

AUPA KAIKU!!!!!!!!!
Por el mismo camino...(el topic de las traineras) Petacas


jajajajja, puto cable Laughing
elbrujo69
elbrujo69

Mensajes : 35566
Fecha de inscripción : 25/03/2008

Volver arriba Ir abajo

Por el mismo camino...(el topic de las traineras) Empty Re: Por el mismo camino...(el topic de las traineras)

Mensaje por Sugar Bug el Dom 8 Ago 2010 - 20:18

@elbrujo69 escribió:Por cierto, oxford y cambridge son unas nenazas...Lo han sido siempre

Por el mismo camino...(el topic de las traineras) Triok
Sugar Bug
Sugar Bug

Mensajes : 93689
Fecha de inscripción : 26/02/2010

Volver arriba Ir abajo

Por el mismo camino...(el topic de las traineras) Empty Re: Por el mismo camino...(el topic de las traineras)

Mensaje por elbrujo69 el Dom 8 Ago 2010 - 20:21

@Sugar Bug escribió:
@elbrujo69 escribió:Por cierto, oxford y cambridge son unas nenazas...Lo han sido siempre

Por el mismo camino...(el topic de las traineras) Triok

lo reafirmo

Por el mismo camino...(el topic de las traineras) TgC_comic362
elbrujo69
elbrujo69

Mensajes : 35566
Fecha de inscripción : 25/03/2008

Volver arriba Ir abajo

Por el mismo camino...(el topic de las traineras) Empty Re: Por el mismo camino...(el topic de las traineras)

Mensaje por celtasnake el Dom 8 Ago 2010 - 20:22

@Sugar Bug escribió:
@almorvi escribió:Es un topic/mensaje en blanco?

pues habrá ganado oxford, que va de azul claro...

Pues no, este año ganó Cambridge !!!! cheers
celtasnake
celtasnake

Mensajes : 43891
Fecha de inscripción : 09/05/2008

Volver arriba Ir abajo

Por el mismo camino...(el topic de las traineras) Empty Re: Por el mismo camino...(el topic de las traineras)

Mensaje por elbrujo69 el Dom 8 Ago 2010 - 20:26

Por el mismo camino...(el topic de las traineras) Fundacion
elbrujo69
elbrujo69

Mensajes : 35566
Fecha de inscripción : 25/03/2008

Volver arriba Ir abajo

Por el mismo camino...(el topic de las traineras) Empty Re: Por el mismo camino...(el topic de las traineras)

Mensaje por Sugar Bug el Dom 8 Ago 2010 - 20:27

Morphine Child escribió:
@Sugar Bug escribió:
@almorvi escribió:Es un topic/mensaje en blanco?

pues habrá ganado oxford, que va de azul claro...

Pues no, este año ganó Cambridge !!!! cheers

Por el mismo camino...(el topic de las traineras) Dumbi
Sugar Bug
Sugar Bug

Mensajes : 93689
Fecha de inscripción : 26/02/2010

Volver arriba Ir abajo

Por el mismo camino...(el topic de las traineras) Empty Re: Por el mismo camino...(el topic de las traineras)

Mensaje por Ashra el Dom 8 Ago 2010 - 20:30

Korta >>>>>>>>>>> la vida
Ashra
Ashra

Mensajes : 15296
Fecha de inscripción : 27/06/2010

Volver arriba Ir abajo

Por el mismo camino...(el topic de las traineras) Empty Re: Por el mismo camino...(el topic de las traineras)

Mensaje por vyvyan el Dom 8 Ago 2010 - 20:36

mierda d fusiones... Ke yo soy d Arraun! No d esa mierda d Donostiarra urkizaleada... Otro año en el agujero...
vyvyan
vyvyan

Mensajes : 26212
Fecha de inscripción : 24/03/2008

Volver arriba Ir abajo

Por el mismo camino...(el topic de las traineras) Empty Re: Por el mismo camino...(el topic de las traineras)

Mensaje por elbrujo69 el Dom 8 Ago 2010 - 21:12

judas escribió:mierda d fusiones... Ke yo soy d Arraun! No d esa mierda d Donostiarra urkizaleada... Otro año en el agujero...
Laughing Laughing Laughing
elbrujo69
elbrujo69

Mensajes : 35566
Fecha de inscripción : 25/03/2008

Volver arriba Ir abajo

Por el mismo camino...(el topic de las traineras) Empty Re: Por el mismo camino...(el topic de las traineras)

Mensaje por carajillo el Lun 9 Ago 2010 - 9:21

facepalm
carajillo
carajillo

Mensajes : 10258
Fecha de inscripción : 28/03/2008

Volver arriba Ir abajo

Por el mismo camino...(el topic de las traineras) Empty Re: Por el mismo camino...(el topic de las traineras)

Mensaje por elbrujo69 el Lun 9 Ago 2010 - 9:30

@carajillo escribió: facepalm
Claro, tu como eres de secano...
elbrujo69
elbrujo69

Mensajes : 35566
Fecha de inscripción : 25/03/2008

Volver arriba Ir abajo

Por el mismo camino...(el topic de las traineras) Empty Re: Por el mismo camino...(el topic de las traineras)

Mensaje por carajillo el Mar 10 Ago 2010 - 7:03

@elbrujo69 escribió:
@carajillo escribió: facepalm
Claro, tu como eres de secano...

yo quiero que Losa me dé lo que les da a ellos, ya verás como subo los puertos Twisted Evil
carajillo
carajillo

Mensajes : 10258
Fecha de inscripción : 28/03/2008

Volver arriba Ir abajo

Por el mismo camino...(el topic de las traineras) Empty Re: Por el mismo camino...(el topic de las traineras)

Mensaje por Boohan el Mar 10 Ago 2010 - 8:06

Gora Castro!!! (por tocar los güebs)
Boohan
Boohan

Mensajes : 50686
Fecha de inscripción : 25/03/2008

Volver arriba Ir abajo

Por el mismo camino...(el topic de las traineras) Empty Re: Por el mismo camino...(el topic de las traineras)

Mensaje por o'tuerto el Miér 11 Ago 2010 - 10:42

http://blogs.elpais.com/trainera/2010/08/google-por-que-somos-de-pedrena.html#more

Decidí hacerme de Pedreña a los 20 años, acompañado de mi amigo Sergio, mientras tomaba un café con leche en la terraza de la heladería-cafetería La Italiana, a los pies del Casino de Santander. Hablábamos de traineras, bastante emocionados por un juego recién descubierto que intuíamos infinito, y Sergio y yo mirábamos a las chicas pasar, y cuando digo chicas me refiero muy exactamente a ese tipo de chicas de piel amelocotonada, movimientos ligeros, desdén genético de quince generaciones y carnes prietísimas como solo pueden verse en algunas ciudades de provincia norteñas en verano.

Trabajaba en una agencia de noticias y había cubierto un par de ruedas de prensa sobre la creación de una nueva liga de traineras. En una rutina informativa dominada por concejales de cultura, comunicados de prensa de complejidad gramatical digna de un debate teológico y confusos teletipos enviados desde pueblos de Cantabria cuya existencia desconocía, ese deporte de mar adquiría connotaciones redentoras.

“Hay que elegir equipo”. Primer requisito, que fuera trainera cántabra. Y fuimos desechando: Astillero, demasiado fácil, lo ganaba absolutamente todo y, como tal, carecía de aristas evocadoras. Quedaba Castro, pero no encontrábamos asideros emocionales consistentes. Y por último Pedreña, la más floja de las tres, pero también la más histórica y la más cercana. Presentaba algunas virtudes mayúsculas: era de la bahía de Santander, el color de la trainera era negro y las camisetas de los remeros, blancas. Pedreña evoca a la Pedreñera, apodo popular de los barcos de culo rojo, suelo verde y carcasa blanca que cruzan la bahía. Y mi amigo Caloca vivía entonces en Pedreña –ahora en Barcelona, no es lo mismo- y su abuelo, Luis Polo, pintaba cuadros de la trainera en los años 40.

Signo de los tiempos y de mis circunstancias familiares, la mitología de Pedreña la mamé en Google, no en casa. Me la he ido fabricando a una edad en la que, se supone, uno ha de conquistar cotas de escepticismo como símbolo de madurez.

Google nunca falla: encontré un rival fabuloso, Fuenterrabía (Hondarribia), un patrón legendario (Pepe Bedia), y una época lo suficientemente lejana (décadas de los 40, 50 y 60) como para transformar las traineras en una novela de postguerra o en una película de acción en blanco y negro.

Y si no, atentos a la siguiente historia: el 12 de septiembre de 1948, Pedreña y Fuenterrabía se citaron en aguas de la Concha de San Sebastián. Sestao había quedado descalificada por entrar a más de un minuto de los demás rivales en la primera jornada, mientras que la trainera de Peñacastillo (un pueblo cántabro que ahora tiene el mar a varios kilómetros de distancia, ejemplo de desarrollo sostenible) se había ido directamente a pique. Fue tal la expectación levantada por ver a los dos grandes enemigos frente a frente que la noticia llegó a oídos de los anarquistas españoles en el exilio. Hicieron lo que hubiera hecho cualquier anarquista español en el exilio: alquilar un avión, darle una capa de pintura, llenarlo de bombas y partir hacia San Sebastián con la intención de asesinar a Franco bombardeando la tribuna de autoridades.

(apunte para una idea: encargar una cartel conmemorativo del evento: aviones en el cielo, caricatura de Franco chillando en primer plano y, de fondo, las traineras cogiendo las olas provocadas por las bombas arrojadas al mar).

Lo de matar a Franco en una regata de traineras terminó por convertirse en rutina. Rubén Laso Maza 'Michelena' (uno de los remeros de Pedreña que, tras ganar la Concha en 1976, hubo de sacar la bandera escondida para huir del ayuntamiento cercado de aficionados guipuzcoanos), menciona en una entrevista otro intento de asesinato a bordo del yate Azor durante la celebración en 1968 de la Copa del Generalísimo de traineras en A Coruña.

Hasta aquí Google. La leyenda se agrandó en riguroso directo cuando acudí a ver las regatas de La Concha por primera vez en 2005. Las condiciones de la mar eran pésimas, un factor que irrita a los remeros y excita a los aficionados. Pedreña, que remaba en la primera tanda, protagonizó un largo de vuelta espectacular con Orio, adelantándose la una a la otra de forma alternativa a base de latigazos sobre las olas cantadas desde el muelle como sucesivos goles. Si tienes suerte de ver una regata así en directo, te habrás enganchado de por vida. Si ves el 90 por ciento de las demás regatas, seguramente bosteces. En este deporte, los orgasmos son escasos, pero asombrosos.

Llegó a continuación la tanda de honor, donde remaban las favoritas. El mar seguía empeorando. Más viento, más olas.

En esos casos los proeles se suelen atar al banco, no por miedo a caer al mar (que también) y ahogarse, sino para evitar dar saltos en el aire y perder la palada cuando la trainera está en lo alto de la ola. El verdadero peligro es entonces que la trainera vuelque y que el remero no sea capaz de desabrocharse el cinturón. Otra precaución que se toma cuando el mar está revuelto es llevar a bordo unas bombas de achique. Es más seguro, pero también implica más peso a bordo, luego más lentitud. En aquella ocasión Korta, que dirigía a Castro, no fue tan zorro. “Se asomó el galáctico al campo de regatas y dijo: ya se está quitando la mar, no hacen falta las bombas de achique”, dicen en las tabernas de Castro que dijo. Y Korta se comió el iceberg.

Astillero, con poca experiencia en mar abierto y Castro, con savoir faire y know how, pero sin bombas de achique, se movieron como focas en tierra, lentas y a manotazos, atrapadas por su peso en el fondo de la vaguada que se forma entre olas, incapaces de volar sobre ninguna cresta. Si habéis visto alguna vez a una gruesa avutarda levantar vuelo, sabréis a lo que me refiero. Hondarribia, por el contrario, sí supo negociar las olas y venció la tanda con superioridad, pero realizando peor tiempo que Pedreña en la primera tanda. Así que, de repente, contra todo pronóstico, Pedreña se proclamó campeona de La Concha por primera vez desde 1976.
En mitad de las celebraciones empezó a surgir una rumor entre los aficionados. Los jueces de tierra, contradiciendo a los jueces de mar (los únicos qué realmente saben qué es lo que ocurre durante toda la regata) descalificaron a Pedreña por una denuncia interpuesta por Orio, que acusaba a los cántabros de haberles abordado. Descalificar a una trainera por un choque de palas en el largo de vuelta con esas condiciones climatológicas y con los dos equipos remando fuera de sus respectivas calles, es como sacar a un jugador de fútbol tarjeta roja por mancharse la camiseta de barro en Las Gaunas de Logroño.

Así como durante muchos años la edición más vendida de El País fue el del día posterior a la muerte de Paquirri, la noticia del “robo a Pedreña” se convirtió en la página más visitada de la edición digital de El Diario Montañés (ya expliqué aquí alguna vez que al cántabro le fascina sobremanera sentirse maltratado por los vascos). Mi novia me sacó corriendo del Paseo Nuevo de Donosti para esconderme en un lejano bar donde televisaban la Formula 1 y donde comí dos pintxos temblando de ira, con los ojos fijos en boxes y la cabeza en las olas de la Concha, mientras paladeaba despacio mi Primera Gran Afrenta Histórica como aficionado de traineras. Fue una iluminación. Comprendí que aquella mañana frente al Casino había tomada la decisión acertada: las traineras son infinitas y metafísicas, y Pedreña la mejor elección.

Y comprendí además otras dos cosas: 1-hay vida más allá de Google. 2-El rival mítico ya no era Hondarribia (Fuenterrabía), el antiguo compañero de Pedreña en los atentados fallidos contra Franco. No, a partir de ahora el enemigo pasaba a ser Orio, la trainera de los despachos.

Y en pleno delirio, añadí: algún día tendré un blog de traineras en El País y me vengaré y escribiré tres veces seguidas y en negrita: Orio es la trainera de los despachos; Orio es la trainera de los despachos; Orio es la trainera de los despachos.

Et voilà.
o'tuerto
o'tuerto

Mensajes : 20550
Fecha de inscripción : 24/03/2008

Volver arriba Ir abajo

Por el mismo camino...(el topic de las traineras) Empty Re: Por el mismo camino...(el topic de las traineras)

Mensaje por elbrujo69 el Miér 11 Ago 2010 - 11:21

@o'tuerto escribió:http://blogs.elpais.com/trainera/2010/08/google-por-que-somos-de-pedrena.html#more

Decidí hacerme de Pedreña a los 20 años, acompañado de mi amigo Sergio, mientras tomaba un café con leche en la terraza de la heladería-cafetería La Italiana, a los pies del Casino de Santander. Hablábamos de traineras, bastante emocionados por un juego recién descubierto que intuíamos infinito, y Sergio y yo mirábamos a las chicas pasar, y cuando digo chicas me refiero muy exactamente a ese tipo de chicas de piel amelocotonada, movimientos ligeros, desdén genético de quince generaciones y carnes prietísimas como solo pueden verse en algunas ciudades de provincia norteñas en verano.

Trabajaba en una agencia de noticias y había cubierto un par de ruedas de prensa sobre la creación de una nueva liga de traineras. En una rutina informativa dominada por concejales de cultura, comunicados de prensa de complejidad gramatical digna de un debate teológico y confusos teletipos enviados desde pueblos de Cantabria cuya existencia desconocía, ese deporte de mar adquiría connotaciones redentoras.

“Hay que elegir equipo”. Primer requisito, que fuera trainera cántabra. Y fuimos desechando: Astillero, demasiado fácil, lo ganaba absolutamente todo y, como tal, carecía de aristas evocadoras. Quedaba Castro, pero no encontrábamos asideros emocionales consistentes. Y por último Pedreña, la más floja de las tres, pero también la más histórica y la más cercana. Presentaba algunas virtudes mayúsculas: era de la bahía de Santander, el color de la trainera era negro y las camisetas de los remeros, blancas. Pedreña evoca a la Pedreñera, apodo popular de los barcos de culo rojo, suelo verde y carcasa blanca que cruzan la bahía. Y mi amigo Caloca vivía entonces en Pedreña –ahora en Barcelona, no es lo mismo- y su abuelo, Luis Polo, pintaba cuadros de la trainera en los años 40.

Signo de los tiempos y de mis circunstancias familiares, la mitología de Pedreña la mamé en Google, no en casa. Me la he ido fabricando a una edad en la que, se supone, uno ha de conquistar cotas de escepticismo como símbolo de madurez.

Google nunca falla: encontré un rival fabuloso, Fuenterrabía (Hondarribia), un patrón legendario (Pepe Bedia), y una época lo suficientemente lejana (décadas de los 40, 50 y 60) como para transformar las traineras en una novela de postguerra o en una película de acción en blanco y negro.

Y si no, atentos a la siguiente historia: el 12 de septiembre de 1948, Pedreña y Fuenterrabía se citaron en aguas de la Concha de San Sebastián. Sestao había quedado descalificada por entrar a más de un minuto de los demás rivales en la primera jornada, mientras que la trainera de Peñacastillo (un pueblo cántabro que ahora tiene el mar a varios kilómetros de distancia, ejemplo de desarrollo sostenible) se había ido directamente a pique. Fue tal la expectación levantada por ver a los dos grandes enemigos frente a frente que la noticia llegó a oídos de los anarquistas españoles en el exilio. Hicieron lo que hubiera hecho cualquier anarquista español en el exilio: alquilar un avión, darle una capa de pintura, llenarlo de bombas y partir hacia San Sebastián con la intención de asesinar a Franco bombardeando la tribuna de autoridades.

(apunte para una idea: encargar una cartel conmemorativo del evento: aviones en el cielo, caricatura de Franco chillando en primer plano y, de fondo, las traineras cogiendo las olas provocadas por las bombas arrojadas al mar).

Lo de matar a Franco en una regata de traineras terminó por convertirse en rutina. Rubén Laso Maza 'Michelena' (uno de los remeros de Pedreña que, tras ganar la Concha en 1976, hubo de sacar la bandera escondida para huir del ayuntamiento cercado de aficionados guipuzcoanos), menciona en una entrevista otro intento de asesinato a bordo del yate Azor durante la celebración en 1968 de la Copa del Generalísimo de traineras en A Coruña.

Hasta aquí Google. La leyenda se agrandó en riguroso directo cuando acudí a ver las regatas de La Concha por primera vez en 2005. Las condiciones de la mar eran pésimas, un factor que irrita a los remeros y excita a los aficionados. Pedreña, que remaba en la primera tanda, protagonizó un largo de vuelta espectacular con Orio, adelantándose la una a la otra de forma alternativa a base de latigazos sobre las olas cantadas desde el muelle como sucesivos goles. Si tienes suerte de ver una regata así en directo, te habrás enganchado de por vida. Si ves el 90 por ciento de las demás regatas, seguramente bosteces. En este deporte, los orgasmos son escasos, pero asombrosos.

Llegó a continuación la tanda de honor, donde remaban las favoritas. El mar seguía empeorando. Más viento, más olas.

En esos casos los proeles se suelen atar al banco, no por miedo a caer al mar (que también) y ahogarse, sino para evitar dar saltos en el aire y perder la palada cuando la trainera está en lo alto de la ola. El verdadero peligro es entonces que la trainera vuelque y que el remero no sea capaz de desabrocharse el cinturón. Otra precaución que se toma cuando el mar está revuelto es llevar a bordo unas bombas de achique. Es más seguro, pero también implica más peso a bordo, luego más lentitud. En aquella ocasión Korta, que dirigía a Castro, no fue tan zorro. “Se asomó el galáctico al campo de regatas y dijo: ya se está quitando la mar, no hacen falta las bombas de achique”, dicen en las tabernas de Castro que dijo. Y Korta se comió el iceberg.

Astillero, con poca experiencia en mar abierto y Castro, con savoir faire y know how, pero sin bombas de achique, se movieron como focas en tierra, lentas y a manotazos, atrapadas por su peso en el fondo de la vaguada que se forma entre olas, incapaces de volar sobre ninguna cresta. Si habéis visto alguna vez a una gruesa avutarda levantar vuelo, sabréis a lo que me refiero. Hondarribia, por el contrario, sí supo negociar las olas y venció la tanda con superioridad, pero realizando peor tiempo que Pedreña en la primera tanda. Así que, de repente, contra todo pronóstico, Pedreña se proclamó campeona de La Concha por primera vez desde 1976.
En mitad de las celebraciones empezó a surgir una rumor entre los aficionados. Los jueces de tierra, contradiciendo a los jueces de mar (los únicos qué realmente saben qué es lo que ocurre durante toda la regata) descalificaron a Pedreña por una denuncia interpuesta por Orio, que acusaba a los cántabros de haberles abordado. Descalificar a una trainera por un choque de palas en el largo de vuelta con esas condiciones climatológicas y con los dos equipos remando fuera de sus respectivas calles, es como sacar a un jugador de fútbol tarjeta roja por mancharse la camiseta de barro en Las Gaunas de Logroño.

Así como durante muchos años la edición más vendida de El País fue el del día posterior a la muerte de Paquirri, la noticia del “robo a Pedreña” se convirtió en la página más visitada de la edición digital de El Diario Montañés (ya expliqué aquí alguna vez que al cántabro le fascina sobremanera sentirse maltratado por los vascos). Mi novia me sacó corriendo del Paseo Nuevo de Donosti para esconderme en un lejano bar donde televisaban la Formula 1 y donde comí dos pintxos temblando de ira, con los ojos fijos en boxes y la cabeza en las olas de la Concha, mientras paladeaba despacio mi Primera Gran Afrenta Histórica como aficionado de traineras. Fue una iluminación. Comprendí que aquella mañana frente al Casino había tomada la decisión acertada: las traineras son infinitas y metafísicas, y Pedreña la mejor elección.

Y comprendí además otras dos cosas: 1-hay vida más allá de Google. 2-El rival mítico ya no era Hondarribia (Fuenterrabía), el antiguo compañero de Pedreña en los atentados fallidos contra Franco. No, a partir de ahora el enemigo pasaba a ser Orio, la trainera de los despachos.

Y en pleno delirio, añadí: algún día tendré un blog de traineras en El País y me vengaré y escribiré tres veces seguidas y en negrita: Orio es la trainera de los despachos; Orio es la trainera de los despachos; Orio es la trainera de los despachos.

Et voilà.

Pues si, si k fue un robo mayusculo, las cosas como son.