votación ronda 7 (3º edición) lean los relatos y sus números aquí....gracias.

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

votación ronda 7 (3º edición) lean los relatos y sus números aquí....gracias.

Mensaje por m señor el Miér 13 Sep 2017 - 22:59

Voten por favor con el listado de relatos de esta misma página, disculpen la molestia, como siempre 3, 2, 1 y 1 punto, total voten 4 relatos.






relatos ronda 7:
01: viajes halcon

La sala estaba vacía  , solo baldosas blancas y negras , una especie de ajedrez  salvo  la baldosa central, ausente,  sustituida por una inestable tablilla de madera.
El único otro adorno era  una rácana  cuerda  colgando del techo.
En la pared  del fondo  había una ranura  tras la cual  se  vislumbraban  una buena cantidad de ojos expectantes.
A la hora anunciada   Joe  fue acompañado  por dos  funcionarios    al centro de la estancia   conminándole uno de ellos , bastante bajito ,   a  erguirse  sobre la tablilla de madera  mientras  el   otro funcionario, de mayor edad , iba anudando  la cuerda y transformándola  en un funesto collar.
Una vez  estuvo enhebrada la quijotera de Joe   el funcionario de mayor edad  saco un papel de su bolsillo y leyó su contenido a Jo.
Obviamente  no entendió  ni una sola palabra.
Solo entonces fué  cuando el funcionario bajito  propinó una  fuerte patada a la tablilla  sumergiendo  a Joe  en el infinito.







02: ¡Que viene el lobo!

La sala estaba vacía de humanidad alguna. Dos sofás de terciopelo raído, media docena de sillas pasadas de moda y dos mesitas de cristal ambarino le daban un aspecto de otra época. Tras el prístino muro de cristal, a modo de escaparate, Ursicino parecía dormir ajeno a su suerte.
Un olor a sebo rancio inundaba el aire, el mismo olor que llegaba a nuestra cocina cuando los Lebreros guisaban oveja.
Poco antes de la hora fijada para la incineración, oí unas voces airadas. Un joven discutía airadamente con un acicalado empleado de la funeraria.
-Las ovejas entran conmigo -le oí decir con rabia-, eran su única familia. 
Lo reconocí. Su madre fue una de las víctimas que señaló a Ursicino por el olor, y él, uno de los bastardos engendrados a la fuerza. Las circunstancias le habían hecho perdonar el ultraje.
-Descansa en paz, Ursicino -musité-. Fui yo. 




03: Últimas voluntades

La sala estaba vacía. Paseó la mirada, satisfecho, por el sobrio mobiliario y los platos medio vacíos. Las plañideras habían estado impecables; el párroco, perfecto entre la pesadumbre y la esperanza;  las cartas de despedida manuscritas, repartidas allí mismo con ceremonioso discurso para epatar a la concurrencia. Su padre, que había estado planeándolo en el hospital durante meses, también le pidió mascullando que fingiese tristeza: ¿acaso no eres actor?, pues hazme este único favor. Y hasta eso había obedecido.
Después junto a su tío se dirigió con las cenizas a cumplir la última parte: arrojarlas en aquel meandro del río donde el sol de otoño tarda siempre un poco más en desaparecer. No vació la urna, sin embargo. Y antes de irse pararon, hablando distraídos de otros asuntos, en la cochiquera, donde volcaron el resto de cenizas sobre el fango de excrementos.
Los cerdos hozaron indiferentes mientras ellos se alejaban. 





04: White room

La sala estaba vacía, salvo por una botella de agua con un post-it pegado que exclamaba: ¡Bebe!. Desesperada grité, golpeé la única puerta de aquella blanca habitación, herméticamente cerrada.

Amanecí de nuevo, un hornillo y una sierra yacían ahora en medio. El post-it hizo que mi cara tornara pálida: ¡Come!. Intenté aguantar, hasta que el hambre venció. Al rato, caí desmayada.

Me levanté con un torniquete. La sala seguía completamente blanca, resaltando un charco de sangre en el centro. Encima, una pistola, una pastilla y otro post-it: ¡Elige!. Probé la vía rápida, balazo en la cabeza y fin. Cañón al cuello, manos temblorosas, agujero en el techo. 
Con el agua sobrante tomé la pastilla.

Desperté en mi cama, todo había sido una horrible pesadilla. Sequé el sudor de mi frente y fui a encender la lamparilla. No pude. Un grito mudo surgió de mi garganta al ver mi brazo amputado.





05: Cosas que pasan en martes

La sala estaba vacía, al final todos los invitados habían decidido no asistir a mi boda, ni mi hermano gemelo se había dignado a aparecer. Me coloqué la corbata en el espejo del recibidor y salí a buscar a la novia al porche de la casa donde compartiríamos una vida juntos.
Cruzó el prado acompañada de sus amigas, todas vestidas de blanco, la boda temática ibicenca gustaba mucho, fue un acierto. Cuando el maestro de ceremonia le preguntó si quería pasar el resto de su vida conmigo y dijo "beeeee" respiré aliviado.




06: Difícil de digerir

La sala estaba vacía. El zumbido monocorde del extractor de humos se mezclaba con una melodía empalagosamente erótica que la estríper bailaba de forma desacompasada. Cada cierto tiempo la tragaperras escupía una cancioncilla alegre tan fuera de lugar como una polka en un funeral. Unos moribundos neones coronaban la barra: solo podía ser navidad o el infierno. 
Fingiendo alegría comenzó a hablar con una sonrisa bobalicona. Entre toda la verborrea  entendí algo acerca de una prórroga, pero ya me había vuelto sordo a las excusas. A un gesto mío, las persianas del local cayeron y él me miró como un guacharro que se ha caído del nido.  
-Mírala, ella sabe perfectamente que la vida no es una película de Hollywood. Tú se lo enseñaste muy bien.
La misma sonrisa bobalicona emergió en su rostro mientras me compadecía de los peces del golfo: no iba a ser sencillo digerir tanta estupidez.




07: Jennifer & Luís José, Fort Lauderdale Springs Hall, september 9th, 5:30 pm.

La sala estaba vacía. Las sillas dispuestas, las guirnaldas, flores, el atril. Todo en su sitio, pero ahí no había absolutamente nadie. Es verdad que llegaba pronto, con su esmoquin reluciente, preparado para el gran día. Su gran día.

“Contra viento y marea”, dijo, “Nos casaremos como sea, mi amor” Suputamadre la Jennifer, sus padres cagones y las alertas estatales. A estas horas, ya debían estar todos en Atlanta como mínimo…





08: ¡Dios, Patria, Rey!

La educación es un arma cuyo efecto depende de quién la tenga en sus manos 
y de a quién apunte.
—Iosif Stalin—


La sala estaba vacía, ni rastro de aquellos pupitres, de aquellas  sillas. La pared clareaba donde hubo una pizarra. Cables pelados colgando del techo.
Un colegio abandonado esconde fantasmas, medita Don Agustino. El aburrimiento y el rencor dejan un ectoplasma opresivo y palpable, ecos de gritos, espectros de castigos. ¡Todavía resuenan las hostias que repartí!, sonríe con un dejo nostálgico. 
Ahora los tiempos han cambiado, se lamenta. El adoctrinamiento es unívoco o no es: ¡Dios, Patria, Rey! Señalando a los enemigos del Estado, nuestro garante y protector. Catequizando el temor a Dios, infectando de culpa  sus corazones. Adiestrando, como se adiestra a los perros, el respeto al Rey.
Quien controla la Educación controla el futuro, la pedagogía es imperecedera.  Nadie duda de sus dogmas infantiles. 
Ni Dios, ni Rey, hoy hasta la Patria han cambiado, se duele Don Agustino. Y los nuevos patanes, igualmente adoctrinados, se creen libres. 
Nadie duda.





09: Mi soledad.

La sala estaba vacía sin ti, solo los recuerdos adornaban las paredes, amueblaban la estancia, impregnaban la densa atmósfera de casa cerrada.
Mi tristeza rivalizaba con la alegría de los recuerdos aún vivos y recientes que maquillaban el vacío de tu marcha. Las risas, la algarabía, las carreras y los besos de buenas noches. La alegría que todo lo inundaba, que calaba en mis adentros, que calentaba mi sangre vieja y sacaba los colores en mi cara, que dibujaba una sonrisa de primavera a mis ochenta y siete años. Tu inocencia que todo lo podía contra mi soledad. Los veranos que se marchitan en tu ausencia.




10: TARDE

La sala estaba vacía salvo por la pareja y el alcalde, que debería haberse jubilado décadas atrás y ahora leía un poema que nadie le había pedido. El novio aguantaba el deseo de mirar el reloj que llevaba en el bolsillo. La novia le agarraba la mano temblorosa. La luz que entraba por la ventana era cada vez más naranja, y en ella flotaban motas de polvo silenciosas. 

Cuando el anciano empezó a dictar la fórmula arcaica, sonaron cinco campanadas. La novia se estremeció. El novio miró la lámpara de araña que colgaba del techo para instalar un pensamiento neutro en su cabeza. 

Las palabras “…marido y mujer” casi no llegaron a sus oídos. Empezaban a oírse pasos que subían las escaleras. Por unos segundos, mientras se besaban, el tiempo se detuvo. 

Una ráfaga de disparos, un gemido del alcalde y se convirtieron en maniquíes que cayeron abrazados al suelo.




11: Fiel a sí mismo

La sala estaba vacía. Nadie había venido a ver mí obra. Tampoco me extrañó, dadas las despiadadas críticas de Esther Minio en el Papelia del sábado. Esther había sido despiadada en todos los sentidos, y el titular "Bodrio infumable con ínfulas" martilleaba en mí cabeza como la peor de las resacas. Sé que esas palabras me perseguirán durante demasiado tiempo, y que mi reputación ya está definitivamente hundida. Era de esperar. A pesar de tantos años de convivencia, de compartir el cepillo de dientes y la ropa interior, además de soportar sus neurosis, a pesar de que Esther Minio es el seudónimo con el que me gano la vida como crítico literario ( y os puedo asegurar que soy el mejor) no pude engañarme a mí mismo: mí primer monólogo es, en efecto, un bodrio infumable.





12: Déjame vivir con alegría

La sala estaba vacía pero la atmósfera dentro de ella era tan pesada que parecía estar llena, es decir: vacía de nada. Quiero decir que no había ventanas y todo era blanco, un blanco profundo que hacía que la habitación fuera esférica. 

Más tarde o más temprano aparecía un tipo, también vestido de blanco, que me daba golpes en el hombro mientras me preguntaba si estaba dentro o fuera de esa esfera. Si se pusiera en mi lugar sabría que decirme ¿Estás despierto? era hacerme elegir entre todo o nada.

Elijo nada. Después: un espejo. En su interior: mis ojos como platos en una cara pálida. Lo odio. Entonces escucho la música de una radio que suena en la habitación contigua. Lo amo. Es el tipo de cosas que te pasan cuando estás despierto. Como cuando ríes muy fuerte y lloras o como cuando sólo consigues estar cuerdo en sueños.





13: Érase una vez Améfrica

La sala estaba vacía salvo por un pequeño diapasón incrustado en el suelo. Tenía forma de icosaedro y sus paredes formaban un extraño mosaico de superficies convexas entre las que emergían afiladas pirámides. Había sido diseñada por el doctor Czajkowski, físico experto en acústica, y pionero en el uso de cámaras anecoicas para extraer confesiones a sospechosos. Ninguno aguantaba el silencio de las cámaras más de una hora. Su nueva cámara provocaba el efecto contrario: hacía entrar en resonancia cualquier onda acústica en su interior, amplificándola en cada reflexión en las paredes. Las primeras pruebas demostraron su potencial destructor hasta tal punto que el Ministerio de Defensa le cortó la financiación por los peligros que comportaba su uso. Fue entonces cuando Czajkowski, contrariado, se atrincheró en la sala y provocó el terremoto que aniquiló al cuarenta por ciento de la población mundial y dio lugar al actual continente amefricano.




14: Expuesto
La sala estaba vacía. Esperé. El anuncio no detallaba los pormenores. Una tímida pero obstinada lluvia se inició en la sala. Noté humedad en el brazo, lo palpé y noté agujeros en el traje. Extrañado bajé la vista y vi sólo jirones. Apenas me quedaba ropa. La sala se estaba anegando. El agua que me caía por la cara arrastraba mechones de pelo. Me levanté. La puerta cerrada. Grité, golpeé. Después fue la piel la que empezó a desprenderse de mi cuerpo. Fue rápido e indoloro. Los músculos tardaron un poco más en desaparecer. Finalmente fueron los huesos los que se desvanecieron mientras los órganos caían intactos al agua, viscosos, palpitantes e interconectados. 
-Ya están en acetona.
-Inyecten la silicona para la plastinación. ¿Es el último?
-Sí
-Bien avisen al Dr. Von Hagens.
Dos meses después la sala estaba llena para contemplarnos en la exposición Human Bodies. 




15: El hombre que se negó a ser infeliz.

La sala estaba vacía. Había llegado una hora antes de que empezara la reunión. Necesitaba un rato a solas para poder organizar sus ideas y pensó que escuchando un poco de música tal vez fuera capaz de concentrarse. Se puso los auriculares y le dio al play del reproductor mp3. Empezó a sonar un ritmo de bajo y batería obsesivos y enfermizos que fueron subiendo poco a poco de intensidad. Tras sumarse guitarra y voz comenzó a tararear y seguir el ritmo. Según fue avanzando la canción se fue emocionando cada vez más, hasta que acabó saltando de la silla para poder cantar y agitar los brazos de forma compulsiva. Estaba tan abstraído que no se dio cuenta que había entrado en la sala la directora general, hasta el final de la canción cuando se dio la vuelta con un salto, alzo los brazos y gritó:


“I AM BUTTERFLY!!!”



16: Victoria Granados

La sala estaba vacía otro día más. Victoria suspiró tras apilar un par de revistas y se dirigió al aseo. Comprobó que había papel, una toalla limpia, jabón... se contempló en el espejo haciendo un repaso de sus arrugas. Levaba los ojos marcados con eyeliner, lo cual resaltaba su color azulado. Tenía una mirada atractiva que revelaba energía e inteligencia. En los labios, un toque de carmín. Llevaba el pelo negro y liso cortado a lo garçon, lo que resaltaba las facciones de un rostro agraciado. Victoria contemplaba en el azogue a una mujer aún hermosa camino de los cincuenta. Había dejado atrás una familia, que rompió como quien se deshace de unas ligaduras, y la seguridad de un empleo en una multinacional, abandonado por un sueño. Su sueño.
Recorrió la sala otra vez y dejó la puerta entornada, luego de limpiar un leve trazo de polvo en el rótulo: Victoria Granados-Pitonisa




17: Pinceladas.
La sala estaba vacía y llena de recuerdos al unísono. Un cuadro de Vincent van Gogh cree recordarle lo mucho que le gustaba contemplar el pasado alzando la vista hacia las estrellas, no está segura. Otros cuadros no le dicen nada, ni siquiera las fotografías. Oídos sordos, olfato sin memoria, ojos encandilados al volver la vista hacia atrás a recuerdos y sensaciones que en conjunto forman una vida.
Un hombre mayor y de sonrisa familiar la coge de la mano. Suspira. Los suspiros le recuerdan el amor por la música. Ella le pide un viejo Lp, quizás su memoria y la enfermedad pacten tregua y pueda despedirse de aquellos a los cuales tanto ha querido a través de los años.
Suena el Canon de Pachelbel y el milagro se produce. Por última vez se gira hacía él, su marido, y le regala una sonrisa de infinita gratitud. Él suspira, sonríe.

18: Reflejo consciente

La sala estaba vacía y sombría. Sólo había una imagen mía al fondo mimetizando con sincronización perfecta mis movimientos. Me acerqué a mi doble y vi como mis ojos me miraban a través del cristal, al principio con curiosidad, luego con frustración y finalmente con determinación. Envolví la chaqueta alrededor de mi brazo concienzudamente, volví al otro extremo de la sala para tomar carrerilla y empecé a dar zancadas en rumbo de colisión. Salté utilizando el codo como ariete y al golpear conmigo mismo mi mundo se hizo añicos, me convertí en decenas, en cientos de pequeñas réplicas que caían con estrépito. Tras atravesar la sala en penumbra mi verdadero yo salió al fin a la luz.



19: Parte 5 - Sala de estar

La sala estaba vacía y Pol, en su devenir inconsciente, sentía reflejada una sensación de fracaso al mirarse al espejo. Le recordaba que todos sus pecados cometidos no habían sido perdonados y que las oportunidades prometidas no iban a llegar. Cuantas mentiras...

Todo estaba tan tranquilo y no había necesidad de remover las cosas, pero así como lo había empezado, lo iba a terminar. No dejaría el destino al lanzamiento de una moneda y a cara o cruz. Ahora volvía a ser dueño y señor. Ahora las casualidades ya no existirían. No había mucho tiempo para pensar, pronto vendrían a buscarlo y la cuestión era que no lo encontraran. 

La sala estaba vacía y seguiría vacía. Él no fue más que un visitante que vivió con más ímpetu e imaginación que otros el tour por La Casa de los Crímenes Perfectos.



20: Sasuke y los cerezos en flor.

La sala estaba vacía y la casa a medio vestir, otro camión con más muebles llegaría el jueves. Yukiko cocinaba cuando reparó en que el buen Sasuke no había reclamado su habitual ración de pescado. Se apresuró entonces hasta la puerta que, con las prisas de la mudanza, había olvidado cerrar y salió corriendo hasta el parque. La primavera había llegado. Los jardines estaban llenos de gentes celebrando el hanami. Buscó a Sasuke durante un largo rato, preguntó desesperada y entre sollozos, buscó y rebuscó pero no encontró a su gato. Al regresar a su nueva casa se sintió muy sola y desdichada. Los cerezos habían florecido y apenas los había mirado. Un desconocido se presentó por la mañana con Sasuke en brazos. La vieron buscarlo – dijo - pero acabó en mi tienda; después ha insistido en traerme hasta aquí… ¿Ha visto ya las flores de los cerezos?



21: La gran aventura de Don Genaro

La sala estaba vacía. Las cuarenta cajas de seguridad de la pequeña sucursal, aligeradas de joyas y efectivo por manos expertas. Tan sólo unas pocas escrituras y documentos personales sin valor de mercado permanecen sin abrir.
Tres horas antes de abrir al público Don Genaro circula en su vetusta Vespa, forzando con mano artrítica un acelerador que pide clemencia. Una huida reumática y traqueteante por la nacional siete, en dirección al alba. A su espalda un baúl tintineante, que entona metálicas melodías a cada socavón.
El viejo guarda de noche sabe que le alcanzarán poco después de maitines, pero ha decidido que escapar de la guardia civil es más emocionante que dejarse atrapar por  la jubilación. Y así, asustando a los vencejos y las abubillas con el petardeo de su cacharro, viaja en el tiempo hacia su olvidada y rebelde juventud, a veintisiete kilómetros por hora.

22: La academia
La sala estaba vacía. No había signos de violencia. Tampoco rastro de las alumnas ni de la profesora. Solo quedaban las barras y los enormes espejos. La policía había acudido a la academia de ballet Troussard alertada por el conserje del vetusto edificio. Había escuchado gritos y un fenomenal estrépito dentro. Pero nadie abrió ni respondió, tartamudeó. Sí; las diez muchachas habían llegado puntuales a las cinco, como siempre... no, como siempre, no; estaban más hermosas que nunca -suspiró. No; no las había visto salir. Ni a ellas ni a nadie. No, no se había movido en toda la tarde. No, no había ninguna otra salida. Los vecinos tampoco pudieron aportar mucho más. Tras registrar a fondo el local, sin éxito, la inspectora Fressange regresó a la sala. Por el rabillo del ojo vio el fugaz reflejo de un tutú agitándose en el espejo. Se giró, pero no había nadie. 


Última edición por m señor el Jue 14 Sep 2017 - 11:32, editado 1 vez
avatar
m señor

Mensajes : 12198
Fecha de inscripción : 27/02/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: votación ronda 7 (3º edición) lean los relatos y sus números aquí....gracias.

Mensaje por Stoneheart el Miér 13 Sep 2017 - 23:14

La primera vez le he dado a "submit" sin haber votado nada, sorry. Embarassed

Repartidos (o no) entre...
04: White room
11: Fiel a sí mismo
13: Érase una vez Améfrica
18: Reflejo consciente
20: Sasuke y los cerezos en flor.
21: La gran aventura de Don Genaro


avatar
Stoneheart

Mensajes : 16144
Fecha de inscripción : 10/10/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: votación ronda 7 (3º edición) lean los relatos y sus números aquí....gracias.

Mensaje por m señor el Miér 13 Sep 2017 - 23:15

Stoneheart escribió:La primera vez le he dado a "submit" sin haber votado nada, sorry. Embarassed

Repartidos (o no) entre...
04: White room
11: Fiel a sí mismo
13: Érase una vez Améfrica
18: Reflejo consciente
20: Sasuke y los cerezos en flor.
21: La gran aventura de Don Genaro


Helado

creí que había liado algo.....

mare....mare.

m
avatar
m señor

Mensajes : 12198
Fecha de inscripción : 27/02/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: votación ronda 7 (3º edición) lean los relatos y sus números aquí....gracias.

Mensaje por m señor el Miér 13 Sep 2017 - 23:26

yo he votado también ya.....
para poder decir que el nuevo microrrelatista va en cabeza.
m
avatar
m señor

Mensajes : 12198
Fecha de inscripción : 27/02/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: votación ronda 7 (3º edición) lean los relatos y sus números aquí....gracias.

Mensaje por Criminal pentatónico el Miér 13 Sep 2017 - 23:41

Genaro, Sasuke, vivir con alegría y reflejo consciente. 

El orden, mañana  Cool
avatar
Criminal pentatónico

Mensajes : 5096
Fecha de inscripción : 09/09/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: votación ronda 7 (3º edición) lean los relatos y sus números aquí....gracias.

Mensaje por Yomis el Jue 14 Sep 2017 - 2:07

Ya.
avatar
Yomis

Mensajes : 22106
Fecha de inscripción : 03/09/2008

Volver arriba Ir abajo

Re: votación ronda 7 (3º edición) lean los relatos y sus números aquí....gracias.

Mensaje por Eloy el Jue 14 Sep 2017 - 2:12

Yomis escribió:Ya.

¿Pero qué horas son estas?
avatar
Eloy

Mensajes : 54765
Fecha de inscripción : 24/03/2008

Volver arriba Ir abajo

Re: votación ronda 7 (3º edición) lean los relatos y sus números aquí....gracias.

Mensaje por Yomis el Jue 14 Sep 2017 - 2:15

Eloy escribió:
Yomis escribió:Ya.

¿Pero qué horas son estas?
Puff,fatalito de la vida.
Ni escribo ni ná  Sad.
avatar
Yomis

Mensajes : 22106
Fecha de inscripción : 03/09/2008

Volver arriba Ir abajo

Re: votación ronda 7 (3º edición) lean los relatos y sus números aquí....gracias.

Mensaje por Eloy el Jue 14 Sep 2017 - 2:17

Yomis escribió:
Eloy escribió:
Yomis escribió:Ya.

¿Pero qué horas son estas?
Puff,fatalito de la vida.
Ni escribo ni ná  Sad.


Coña échale un empujón, un par de vueltas y a mandar algo
Pit i collons hombre!!!!
avatar
Eloy

Mensajes : 54765
Fecha de inscripción : 24/03/2008

Volver arriba Ir abajo

Re: votación ronda 7 (3º edición) lean los relatos y sus números aquí....gracias.

Mensaje por Yomis el Jue 14 Sep 2017 - 2:21

Eloy escribió:
Yomis escribió:
Eloy escribió:
Yomis escribió:Ya.

¿Pero qué horas son estas?
Puff,fatalito de la vida.
Ni escribo ni ná  Sad.


Coña échale un empujón, un par de vueltas y a mandar algo
Pit i collons hombre!!!!
A ver a la próxima...y no me hables en catalan que no me entero, cómo empieze yo a hablá en andalú cerrao,me reportais.
Mala racha,sólo éso,volveré espero  Wink.
avatar
Yomis

Mensajes : 22106
Fecha de inscripción : 03/09/2008

Volver arriba Ir abajo

Re: votación ronda 7 (3º edición) lean los relatos y sus números aquí....gracias.

Mensaje por M.Karmen el Jue 14 Sep 2017 - 3:48

Listo Wink
avatar
M.Karmen

Mensajes : 804
Fecha de inscripción : 23/08/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: votación ronda 7 (3º edición) lean los relatos y sus números aquí....gracias.

Mensaje por Eric Sachs el Jue 14 Sep 2017 - 4:03

ea!
avatar
Eric Sachs

Mensajes : 45380
Fecha de inscripción : 06/03/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: votación ronda 7 (3º edición) lean los relatos y sus números aquí....gracias.

Mensaje por borogis el Jue 14 Sep 2017 - 10:39

Hecho.

he votado una boda, un funeral, una persona entrada en edad y los tres puntos para...
avatar
borogis

Mensajes : 17293
Fecha de inscripción : 17/09/2009

https://www.youtube.com/channel/UCdI_f578CHwZBFQC6kHvb9g

Volver arriba Ir abajo

Re: votación ronda 7 (3º edición) lean los relatos y sus números aquí....gracias.

Mensaje por salakov el Jue 14 Sep 2017 - 11:06

Aquí la delantera del Athletic de esta ronda...

Spoiler:
03: Últimas voluntades: relato que lo primero que hace es ubicarte —bien— y transmitirte un estado de ánimo —bien también—. Luego ya la historia, de la mano, bien llevada. El uso de verbos inusuales, cultos, lejos de los manidos usos vulgares, le da ese punch de más, ese destacar sobre el resto. He epatado. Tres puntos como tres cerdos hozando. (3)

09: Mi soledad: relato mínimo, apenas un estado de ánimo. Podría ser un poema, y eso siempre es buena señal. (2)

13: Érase una vez Améfrica: gran relato de ciencia-ficción. No puedo dejar de puntuar a quien me descubrió la palabra “anecoico”. Me la guardo para siempre, a partir de ahora la utilizaré mucho… (1)

20: Sasuke y los cerezos en flor: como un ukiyo-e, como un pasaje onírico de Kawabata, como los cerezos en flor de “Dolls”. La historia es minúscula, insignificante, pero, ¡ay!, la manera como consigue este micro trasladarte a Japón es meritoria… (1)





Y menciones honorabilísimas para:

06: Difícil de digerir: por la construcción del ambiente, muy buena. Huele a tasca.
12: Déjame vivir con alegría: Nomekiano, I guess. Está bien, pero le penaliza el abuso de frases cortas (ejem, no todo ritmo bebe de frases cortas). En todo caso, el relato es meritorio.
18: Reflejo consciente: por el tinte saramaguiano.




Y essssso.
avatar
salakov

Mensajes : 5012
Fecha de inscripción : 04/08/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: votación ronda 7 (3º edición) lean los relatos y sus números aquí....gracias.

Mensaje por m señor el Jue 14 Sep 2017 - 11:33

la administración da tres puntos al último relato por ir con menos posibilidades.
m
avatar
m señor

Mensajes : 12198
Fecha de inscripción : 27/02/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: votación ronda 7 (3º edición) lean los relatos y sus números aquí....gracias.

Mensaje por Koikila el Jue 14 Sep 2017 - 11:34

Bien hecho!!
avatar
Koikila

Mensajes : 22450
Fecha de inscripción : 29/07/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: votación ronda 7 (3º edición) lean los relatos y sus números aquí....gracias.

Mensaje por sapir el Jue 14 Sep 2017 - 11:36

Koikila escribió:Bien hecho!!

Arrow Arrow Arrow

cheers cheers cheers
avatar
sapir

Mensajes : 73032
Fecha de inscripción : 18/10/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: votación ronda 7 (3º edición) lean los relatos y sus números aquí....gracias.

Mensaje por salakov el Jue 14 Sep 2017 - 11:38

avatar
salakov

Mensajes : 5012
Fecha de inscripción : 04/08/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: votación ronda 7 (3º edición) lean los relatos y sus números aquí....gracias.

Mensaje por Stoneheart el Jue 14 Sep 2017 - 12:21

Yo dejo mis votos igual, que ya bastante me ha dolido alguno que he dejado sin puntuar, y añado una sincera mención a las bailarinas.
avatar
Stoneheart

Mensajes : 16144
Fecha de inscripción : 10/10/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: votación ronda 7 (3º edición) lean los relatos y sus números aquí....gracias.

Mensaje por Nomeko7 el Jue 14 Sep 2017 - 12:28

Buena medida. Creo firmemente en el intervencionismo.

avatar
Nomeko7

Mensajes : 11590
Fecha de inscripción : 03/11/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: votación ronda 7 (3º edición) lean los relatos y sus números aquí....gracias.

Mensaje por Stoneheart el Jue 14 Sep 2017 - 12:31

Las bailarinas de Schrodinger.
avatar
Stoneheart

Mensajes : 16144
Fecha de inscripción : 10/10/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: votación ronda 7 (3º edición) lean los relatos y sus números aquí....gracias.

Mensaje por Rhonda el Jue 14 Sep 2017 - 12:31

Mejor que la gente lo lea, ¿no? Y lo vote (o no) por convicción.
avatar
Rhonda

Mensajes : 23301
Fecha de inscripción : 24/10/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: votación ronda 7 (3º edición) lean los relatos y sus números aquí....gracias.

Mensaje por borogis el Jue 14 Sep 2017 - 12:59

Yo mantengo mis votos
avatar
borogis

Mensajes : 17293
Fecha de inscripción : 17/09/2009

https://www.youtube.com/channel/UCdI_f578CHwZBFQC6kHvb9g

Volver arriba Ir abajo

Re: votación ronda 7 (3º edición) lean los relatos y sus números aquí....gracias.

Mensaje por borogis el Jue 14 Sep 2017 - 12:59

Rhonda escribió:Mejor que la gente lo lea, ¿no? Y lo vote (o no) por convicción.

Arrow Arrow Arrow Arrow
avatar
borogis

Mensajes : 17293
Fecha de inscripción : 17/09/2009

https://www.youtube.com/channel/UCdI_f578CHwZBFQC6kHvb9g

Volver arriba Ir abajo

Re: votación ronda 7 (3º edición) lean los relatos y sus números aquí....gracias.

Mensaje por salakov el Jue 14 Sep 2017 - 13:28

Esta noche me mandáis el rosco a casa, por favor. No podré estar en la gala.

Acabo de acordarme... ¡¡¡QUE JUEGA EL ATHLETIC!!!

(txoko, txoko)
avatar
salakov

Mensajes : 5012
Fecha de inscripción : 04/08/2015

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.